Seguir

martes, 11 de noviembre de 2014

¿Quieres conectarte con tu Yo Superior? Por Antonio Cerdan

¿Quieren conectarse con tu Yo Superior? 

Lo primero que tienen que hacer es buscar el silencio, calmar todas sus energías, todos sus pensamientos, porque es la Luz de un ángel que se acerca. 

¿Quieres ser un hombre nuevo? 

¿Quieres ser un Ser de la 4ª dimensión? 

¿Quieres ser un Ser Superior? 

¿Quién debe guiar tus actos? 

¿Tú o tu Yo Superior? 

¿Cuantas veces te sientas a meditar, en silencio, y pides que tu Yo Superior te muestre el amor en tu corazón? 

En vez de juzgar, y pensar que este ha actuado de tal o cual forma, busca el amor en el Corazón del otro… 

Busca… ¿El otro quiso actuar con Amor? 

El otro ¿Quiso hacerte daño, o quiso hacer daño a otros? 

El otro, ¿Qué quiso? 

Sus actos, te afectan ¿en qué? 

¿Está herida tu dignidad?, ¿tu máscara, tu personalidad?...porque el Yo Superior nunca se hiere… 

¿Qué es lo que está herido en ti? 

Se sincero contigo mismo. 

¿Quieres ser Amor? Primero tienes que ser compasivo con los otros. 

¿Eres capaz? Si no eres capaz, pide que el Amor de la Gran Madre, del Espíritu Santo, de los Serafines, de los Querubines, te iluminen, que iluminen tu Corazón. 

Cuando entras en los tubos de Luz, busca el Amor Puro, busca en el Silencio cuál es tu lección, en estos momentos, en tu vida. Busca como avanzar, quizá aquello que está haciéndote sufrir, quizás aquello que más te duele es porque es en lo que tienes que crecer… 

¿Quieres ser un Ser Superior? 

O ¿Quieres vivir siempre en el sufrimiento, en la herida, en la decepción? 

¡No hay nadie que te decepcione, no hay nadie que pueda herirte! 

A la Luz pura no la hiere nadie…a la máscara de la personalidad, si. 

Pero si tu máscara es una máscara…Tú tienes que empezar a buscar tu Amor Puro, y no estarás preocupado por lo que hacen o dejan de hacer los demás, estarás solo preocupado por actuar con el Amor más Puro. 

A lo mejor una cosa que para ti es un error, para otro no es error, y quizás una cosa que, para ti es lo más correcto, a lo mejor no es lo más correcto…porque las cosas, hay que ver que es lo que generan en el Corazón del otro. 

Fíjense bien, cuando un niño está haciendo un montón de tonterías, para que entiendan, hay veces que hay que ponerle límites y hay veces que hay que dejarlo. 

¡Que difícil es saber si, ahora, es el momento de ponerle límites, o es el momento de dejarlo, de tener paciencia! 

Esa es una gran prueba que tiene el padre con el hijo, ¿Cuál es el momento, cuando está el niño que no para, cual es el momento de ponerme firme, cuando es el momento de aguanto, espero y lo dejo que siga con sus tonterías 

Sucede igual en tu corazón, ante cualquier experiencia que te venga, de cualquier persona ¿Cómo actúas? ¿Actúas firme? O dices, no, esta es una experiencia que tengo que dejar, porque esa persona, como ese niño, necesita, en este momento, saltar, necesita jugar. 

Tú, ¿Cómo quieres actuar? 

¿Quieres ser un Maestro, un Sabio? 

O ¿Quieres ser un mero ser mundano, que reacciona con dolor, siempre? ¿Quieres ser un Ser Superior que actúa con el Corazón y mira con Sabiduría y con Amor? 

Una persona que solamente está mirando en cómo es lo que él quiere, para que lo quiere, y todo el mundo tiene que hacer las cosas como yo creo que es correcto, porque es lo correcto y porque así es lo justo…Justicia no existe en el mundo físico, por mucho que los seres humanos se maten por la Justicia. 
 
No existe Justicia sin Amor. 

¿Quieren vivir la Justicia más grande? 

Vivan el amor más Puro. 

Ahh, Dios es injusto… ¿Porqué estas experiencias tan dolorosas, en este momento de mi vida? ¿Por qué este cuerpo, porqué este tartamudeo…? ¿Por qué estoy, en este momento, en esta dificultad…? ¡Qué injusto es Dios! 

No, hermano. Tú has elegido esa lección. 

Si Dios quiere que muchas cosas sucedan, es porque es un momento de cambios. 

Un momento de cambio significa crecer, no estar haciendo lo mismo de siempre, lo mismo de antes, con mi marido, con mi mujer, con mis hijos, con mis amigos…Un momento de cambio, en que yo tengo que hacer algo diferente a lo que he hecho siempre. 

Cuando, en mis experiencias, las cosas se repiten, se repiten para que reflexionen desde un Amor más Puro, y liberen a los otros y les den la oportunidad de vivir un Amor más Puro, y multiplicar su energía a todos los seres humanos. 

¡Nosotros vivimos de acuerdo al qué dirán! Porque los demás, ¿Que va a pasar, qué van a decir? 

Porque la Sociedad les exige que sean así y así… ¡Pero no están creando Luz! 

Yo cumplía con todos los mandamientos, pero… ¿Amaste? 

Ahh, yo cumplí con mi mujer, porque todo lo que ella esperaba de mí lo he cumplido, pero, ¿era un Amor Puro? o, ¿era apego? ¿De qué sirve cumplir, si no hay Amor Puro?. 

Y, si hay Amor Puro, no hay que cumplir nada. Porque uno ve el amor en el corazón de otra persona. Y, si uno no es capaz de ver Amor en el corazón del otro, que comience por buscar el Amor en su corazón, y deje al otro que viva sus experiencias. 

Fraternidad: una parte de mi mismo la entrego al otro. Una parte de mí mismo comparto con el otro. Compartir con el otro no es solamente compartir con mi compañero/a, eso no es compartir, eso es ayudarse a crecer. 

Acoge al otro en tu corazón, en tu mitad, y encontrarás la verdadera fraternidad. 

El Amor Verdadero es el de dos personas que caminan juntas y se ayudan a crecer, en cada momento, en cada dificultad, en cada dolor. Oye, mira, ¿te puedo ayudar? Porque dos personas que se aman de verdad, no son las que siempre están sufriendo con sus heridas, son los que se ayudan a curárselas, en vez de crearse nuevas heridas. Pero claro, una herida siempre me la crea el otro, el daño siempre me lo hace el otro, el miedo siempre es cosa del otro…El otro, puede ser que pueda generar miedos, pero a lo mejor tu miedo es mucho más grande que el del otro. 

A cuantas más personas puedas recibir de corazón, y no veas tanto lo que te separa, lo que te molesta, lo que te hace daño, a cuantas más personas puedas abrir tu corazón y acogerlos en tu otra mitad, transcendiendo las apariencias y las circunstancias, y viendo en él la Luz, más fraternal serás. 

Fraternidad es compartir la mitad de todo lo que tienes. Hasta la mitad de tu cuerpo con el otro. Porque hay veces que, a lo mejor, es así. La mitad de tu energía con el otro, no te pido toda, la mitad. 

¡Que sabia es la persona que, cuando pasa por una circunstancia difícil, antes de tomar una decisión absurda, una decisión de la personalidad, busca silencio! 

Para uno entrar en el silencio, tiene que vaciar su mente. Y si no le es fácil, pues comienza a escribir todo lo que le viene, hasta que su mente se tranquiliza, y no piensa, lo escribe y no le da vueltas…hasta que su mente se tranquilice. Y, cuando su mente se tranquiliza, busca, en su interior, el Amor Puro y la Luz. Para poder encontrar el Amor Puro, tienes que conectarte con tu Yo Superior, tienes que buscar el vacío, el silencio. 

Sean sabios. 

En los momentos difíciles, con experiencias difíciles, no se precipiten nunca, no dejen que el dolor y los sentimientos se desborden y los arrastren, vayan a buscar el Amor y la comprensión en su Corazón. 

Escriban. 

¿Qué es lo que mi Yo Superior quiere que haga aquí, en esta experiencia? Que es diferente que lo que el yo de la personalidad quiere hacer. 

Mira, y se autentico contigo mismo, mira y se verdadero. Porque la Verdad no está en las palabras, está en la energía que llevan tus palabras. ¿Son palabras que buscan iluminar? ¿Son palabras que buscan ampliar el Amor? ¿Son palabras que buscan multiplicar el Amor? ¿La Compasión? O ¿Son palabras que hunden en el dolor y la confusión, en el sufrimiento? 

Ahí está la Libertad. 

Ahí está la gran Libertad y no existe Libertad sino vives en el Amor. No te engañes. 

No existe libertad si no es en la Luz, no te engañes. 

“El Corazón de la Tierra te llama ya…” 

Antonio

http://shekinahmerkaba.ning.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario