Seguidores

Seguir

sábado, 9 de junio de 2018

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV – 5.06.2018




Queridos hermanos y hermanas, los saluda Omraam Mikhaël Aïvanhov. Les doy como siempre todas mis bendiciones y todo mi amor. Hoy vengo como representante de la Fraternidad de Luz y Amor, como Comandante de los Ancianos y del Cónclave de los Melquisedec.

Estoy muy contento de estar de nuevo entre ustedes, eh, después de mi primera intervención aquí en el Corazón del Fuego Blanco hará ahora unos tres meses. Después de mí, como han visto, han pasado la Madre Divina y Una Estrella aportándoles el Femenino Sagrado y restaurando el lado femenino izquierdo del cuerpo, el de la Hija del Agua, allá donde reciben el Agua del Espíritu y el Canal Marial por donde cae el Agua Lustral, el Agua Divina. También han tenido la visita del Padre Pío y del Arcángel Mikhaël, los dos aportándoles el componente de Fuego, el componente Crístico y obviamente Mikhaélico eh, con el fin de obrar en el lado derecho del Hijo del Fuego. Para que la rectitud del Arcángel Mikhaël, la rectitud del Masculino Sagrado se instale en ustedes de la misma manera que la receptividad, la expansión y la dilatación inmensa se produzca en el lado de la Hija del Agua.

Así establecemos y estableceremos de manera más contundente y estable el Andrógino Primordial que les hace vibrar la nariz, que les hace burbujitas en la nariz. Bueno, así es como salimos de toda dualidad, ilusión y proyección. Encontrando el Andrógino entramos directamente a las esferas del Espíritu y verán que ya no serán una mitad, un masculino o femenino inmerso en la dualidad, sino que de golpe se verán enteros, como un niño pequeño recién nacido, pleno y brotando como una Fuente de Amor en la que los dos principios se van alimentando, se aman y crean la alquimia del Fuego Divino, del Espíritu de Verdad que, entonces sí puede hacer su descenso.

Y bueno, todo esto para que vean el trabajo que hemos ido haciendo durante estas intervenciones. Hoy también les anuncio que durante este mes tendremos la visita de Orionis, quien fue Bença Douno, Peter Deunov mi amado maestro. Vendrá a darles unos elementos que me parecen bastante importantes y a traerles, por lo que me han hecho saber, un nuevo Pacto de Luz que se establece entre la Fuente: el Padre Celestial y la Madre Divina junto con la Tierra. ¡La amada Gaia cómo está de contenta!

Así pues tendrán la visita de Orionis durante este mes de junio.

Bueno, permitan unos instantes de recogimiento y respiremos un poco todo lo que ha ido bajando estas semanas… Entremos al Corazón de Fuego, entremos a la dilatación del pecho fusionando con la Paz, con el Júbilo del Espíritu… Vamos, acojamos unos instantes.

Como les decía, durante estas semanas hemos estado preparando lo que es una nueva fase de trabajo, un nuevo escalón podemos decir de la labor que hemos estado haciendo entre unos y otros aquí en la Tierra. Durante estos últimos años ustedes han integrado poco a poco las nuevas frecuencias que han estado llegando, los rayos gamma, ultravioleta… que han ido fecundando la Tierra y activando el Cuerpo de Fuego, el Cuerpo Solar que se ha reconstruido aquí mismo, envolviendo vuestro cuerpo físico. Así pues, durante estos años se ha hecho una labor de recepción del Cuerpo de Fuego, del Cuerpo Solar y a la vez de depuración, de limpieza, eh, de todo el contenido del alma y la personalidad, de estas aguas estancadas. Hoy podemos decir que prácticamente están desnudos, despojados de la vieja personalidad, de las viejas botas de vino como dijo el Cristo. Ahora la bota de vino ya está bien lista para llenarla con el Nuevo Vino, el Vino del Espíritu y la Libertad Divina.

Por lo tanto, como les estaba diciendo, ahora que las botas de vino se están llenando del Vino Celestial, del Vino del Cristo, es el momento de que se den en totalidad a la Tierra y a la humanidad, en definitiva, que irradien y rieguen con el Amor Divino a todo el que encuentran en vuestro entorno, a todos los hermanos y hermanas. Esta es la nueva etapa. Hasta ahora se ha hecho un trabajo más o menos individual, en pequeños o grandes grupos, pero ahora todos los que han hecho el paso inicial, los que han abierto las puertas (para algunos de ustedes ya hace 30, 20 o 10 años), es pues el momento de dejar las puertas bien abiertas, bien regadas y llenas de flores para que las siguientes oleadas de hermanos y hermanas puedan pasar con facilidad. Esto es ahora mismo y seguirá durante los próximos meses puesto que hay varias olas de hermanos que ahora están listos para hacer el paso que no pudieron dar hace 5 o 10 años atrás, cuando ustedes empezaban a abrir las puertas.

Recuerden el círculo de Melquisedec, el que tiene los tres círculos concéntricos. Tenemos el círculo central, la Fuente, toda la Fraternidad que está haciendo de conducto, haciendo de canal para la energía que viene a la Tierra. Este sería el punto inicial: las Estrellas, los Ancianos, los Arcángeles, toda la Fraternidad y la Federación. Entonces les hacemos llegar el paquete de Luz al segundo círculo, que son todos los que han hecho la avanzada planetaria, han abierto las puertas y están canalizando lo que les hacemos llegar proveniente del Sol Central. Ahora que han integrado el Cuerpo de Gloria, que está bien activo, en marcha y sus funciones están en acción, actúen en la Luz renunciando totalmente a las pequeñeces que todavía les quedan entre manos. Ofrezcan esta Agua Pura a todos los hermanos que están ahora preparados para hacer muy pronto el paso; este sería el tercer círculo.

Para que vean que ya no estamos donde estábamos hace unos años y ahora toca de verdad ser auténticos, ser reales, ser el Amor del Cristo, darse incondicionalmente. Pienso que el querido Orionis les dará algunos detalles en relación a este tema.

IMAGEN AL FINAL DEL MENSAJE

Bueno, hagamos otro pequeño momento de reposo, de recepción del Cuerpo de Eternidad. Recuerden, bajando por la Cabeza, el Corazón y el Sacro, para ser los canales puros de todo lo que ahora circula del Cielo a la Tierra, de la Tierra al Cielo. Abran bien el canal central, los 3 Fuegos: Cabeza, Corazón y Sacro...

Así ustedes son los Pilares de Luz, así abren todas las Puertas del Cielo y de la Tierra. A fin de que todo lo que tiene que pasar de la Tierra al Cielo y del Cielo a la Tierra sea hecho con la facilidad más grande. De esta manera vuestra escalera de 7 sellos también será más fácilmente perforada.
Cuando permitan dejar circular bien toda la fuerza del Cielo y de la Tierra, arriba y abajo, abajo y arriba, el Punto del Corazón se establecerá naturalmente y entonces ustedes serán el centro, estarán en el centro, centro de estabilidad. Como les decía: “yo soy estable, hijo de estable…!” Recuerden esta afirmación de la estabilidad. Ahora que hay la gran fiesta de los elementos, donde todo pende de un hilo para la personalidad, sean la Roca del Cristo, la estabilidad que ya han establecido muchos de ustedes.

Como ven nosotros seguimos aquí, más activos que nunca, si podemos decir. Tan activos como los elementos, como las frecuencias, las vibraciones que están encendiendo la Tierra con el Fuego, el Agua y el Aire que todo lo están limpiando. Así pues, el silencio que nos puede dar algún canal u otro no significa que no estemos presentes, y esto lo saben bien muchos de ustedes que están directamente en comunión con la Fraternidad y con los Melquisedec.

Eh, saben de sobra que ahora llegan los momentos de la obra de teatro donde las últimas piezas se tienen que poner en marcha. Y les hablo tanto de las escenas de teatro que quieren hacer pasar los malotes eh, como los que harán las Fuerzas de la Luz. La Logia Negra intentará aumentar al máximo el caos, el control y el miedo… ¡y ya lo han hecho! Si ustedes se fijan, durante estos últimos 10 o 15 años el trabajo de la Logia Negra ha sido impresionante, como ha cerrado tantas puertas a través de una presión emocional y mental bestial, eh. Están jugando bien sus cartas y lo saben hacer. Pero también durante este final de fiesta las Fuerzas de la Luz Unitaria deben jugar su papel y deben materializar la llegada de la Luz. Así que no piensen que todo es estar en el sofá y desaparecer, eh? Eso lo pueden hacer siempre.
Ahora mismo está la Ascensión y la Liberación de la Tierra y algunos de ustedes serán llamados a dar un paso adelante para realizar ciertas funciones, ciertos papeles en total libertad, en total donación al Espíritu Crístico, sin que eso signifique ningún retroceso, sino al contrario: una trascendencia total de la personalidad por el Amor y el cumplimiento de la Voluntad del Padre. Haciéndolos salir de la falsa humildad, aquella que les ha hecho negar públicamente el potencial de Luz, que les ha hecho disminuir la afirmación de la Luz que son para beneficiar una personalidad ilusoria, para mantener una normalidad, eh. Tengan en cuenta que muchas veces piensan lo contrario, piensan que la humildad es no afirmar la presencia del Padre, piensan que serán orgullosos si lo afirman… ¡Más orgullosa es la personalidad! Que cree ser la única que domina la situación y que quiere mantener su comodidad, quiere mantener su placer. Aquí está la falsa humildad que se esconde detrás del ego de comodidad. En cambio, el que es la Luz y afirma la Luz será juzgado como orgulloso, como vanidoso quizá, pero realmente está dando voz al Padre Celestial, a las Fuerzas de la Luz y no a sí mismo. Esto lo deben tener bien claro.

Queridos hermanos y hermanas hacemos un tercer momento de acogida, un ratito más del Fuego de Vida Eterna que quema y quemará ahora que el Templo, que la Jerusalém y las 12 Puertas están vivas en ustedes…

¡Qué Júbilo hermanos y hermanas! Han sido unos años de trabajo donde algunos han podido vivir experiencias, han ido al Sol, han conectado con los Linajes, han vivido la disolución en el Absoluto… También han pasado algunos momentos más duros de eliminación, de la noche oscura del alma. ¡No pasa nada! No pasa nada porque este proceso ya lo hemos cumplido. Y este segundo círculo dará Luz al tercer círculo, como ahora está de moda decir por aquí: se ampliarán las bases. Y en eso estamos, eh, una vez han hecho las reconexiones posibles y por haber con el Cielo, con la Luz y las Altas Frecuencias, ahora todo eso se concreta y materializa en la Fiesta de la Ascensión.

Ustedes lo saben y lo viven, ahora que el Cuerpo de Fuego está con ustedes, que no dependen de nada exterior. No es necesario que dependan de ningún horario, no es necesario que dependan de ningún maestro que les hable desde el exterior, no dependan todavía de más conocimientos. Puesto que nada les hace falta, todo ha estado y siempre está dentro de ustedes. En cambio, a todo lo que quieran jugar, jueguen con el Corazón, desde adentro del corazón, sabiendo que ya lo son todo. Y así descubrirán si realmente se dejan seducir todavía por el exterior o son ustedes los que dan la Verdad y la Vida del Espíritu a la proyección de la matriz, eh. Y eso es precisamente de lo que les hablé la otra vez: a-maya. A-maya está formada por “a-“, prefijo que significa lo inverso o lo contrario y “maya”, que se refiere entre otras acepciones a la ilusión, a la matriz que está falsificada.
Por lo tanto a-maya es el momento donde gracias a la integración del Cuerpo de Luz, del Cuerpo de Gloria, ustedes disuelven la ilusión de la matriz por vuestra presencia en el Espíritu de Verdad y contagian la Luz allá donde están: en vuestra casa, en el pueblo, en la ciudad y allá por donde pasan. Así convierten maya en a-maya; antes era más bien al contrario, como saben. Llegábamos aquí y todos estábamos influenciados por la dualidad, por los conflictos, por los miedos y las dudas; por lo tanto podemos decir que maya afectaba el alma y el Espíritu. ¡Ahora no! ¡Ahora hay suficiente Luz, suficiente Amor, el reconocimiento es tan inmediato! Que ahora todo eso se convierte en un tsunami de Amor que ustedes hacen salir del Centro del Centro del Corazón. ¡Eso es a-maya!

¡Quién lo iba a decir, eh! ¡Ya estamos aquí en ese punto, sí señor! Y por mucho que les parezca que afuera al exterior, en la sociedad, todo sigue más o menos igual o que todo va peor: cada vez más robots, más miedos, más controles, más falsas moralidades que se han creado durante estos años; en realidad hay un porcentaje notable, grande, de hermanos y hermanas que están configurando la Conciencia Crística de la Tierra; permitiendo la participación de todos nosotros, de la Madre Divina en esta obra conjunta de los 3 círculos que contagiarán a todos los hermanos que ahora están listos para hacer muy pronto los pasos y atravesar las puertas que ustedes han abierto.

Muy bien, ¡no voy a darles más la lata ya les he dado suficientes elementos! Así que lo dejaremos aquí por hoy. Nos veremos muy pronto, espero que sí, pero antes tendremos la visita, una visita más solemne; saben que yo aprovecho para ser un poco más cercano y bromista con ustedes, eh? Así que el Maestro Bença Deunov, Orionis el Gran Melquisedec les vendrá a dar este nuevo Pacto de Luz que él mismo les explicará.

Hermanos y hermanas vayan en Paz, vayan con todo el Amor que brota ahora de vuestro Corazón como una Fuente que los llena; no tendrán nunca más sed, ni los que están a su alrededor tampoco. Esta es la Fuente de vida Eterna que todos son y que han revelado.
Así que ahora a compartir eh, para todavía complicarlo algo más ¡a “a-mayizar” podríamos decir! Reciban todo mi Amor, todas mis bendiciones así como las del Cónclave de los Ancianos y de la Fraternidad de Luz y Amor. ¡Hasta pronto!



Transmitido por Silah Pere Sicart
https://www.cordelfocblanc.net/omraam-mikhael-aivanhov-5-06…
Traducido por Amparo Iribas


Revisado por Silah Pere Sicart


miércoles, 6 de junio de 2018

Mensaje Mensual La Conexión Hilarión© por M. Swetlishoff (Junio 2018)



Amados,

¡Vengo en las alas del amor! Los efectos transformadores de las energías cada vez mayores que inundan nuestro planeta son difíciles de soportar para muchas personas. Sin embargo, es algo que no se puede evitar y todos en el planeta tienen que pasar por el proceso. Los observamos desde los reinos superiores y estamos muy orgullosos de cada uno de ustedes, ya que sabemos que es difícil durante estos tiempos de gran cambio y caos. Están ocurriendo tantos cambios que incluso los que no están despiertos están empezando a ver una imagen más amplia: que algo trascendental ocurre en el mundo en el que viven.

Todas las fuerzas de la naturaleza están limpiando cada parte del mundo. La Madre Naturaleza y todos sus elementales están trabajando para limpiar, sanar y restaurar la pureza y la integridad del planeta en el que TODO vive. Le corresponde a cada uno de los Trabajadores de la Luz comenzar a implementar las invocaciones diarias para unirse en unidad con los elementales del aire, fuego, agua, tierra y los elementos cósmicos. Esto es muy importante y deben estar incluidos. 

Esto ayudará a calmar las energías; puede que no lo haga de forma instantánea, pero les ayudará a saber que la humanidad sí reconoce su aporte y su importante contribución al bienestar de este planeta y sus habitantes. Los habitantes invisibles del planeta Tierra también deben ser incluidos y reconocidos como parte de la Unidad de Todo lo que Es. También ayuda a reconocer que de igual forma se incluyen los reinos animales, las criaturas del mar, las aves, los insectos, la vida vegetal, la vida mineral y la vida subatómica. Todos estos reinos abarcan la totalidad de su planeta y Todo lo que Es.

Los aspectos más elevados de su ser están incorporando lentamente su ser físico. Esto es evidente por la sensación de la expansión justo encima de su área del plexo solar: esta es el área de su estrella central donde su alma se ancla en su cuerpo físico. Es importante reconocer este sentimiento de expansión y dar gracias y gratitud y cumplir la promesa de hacer todo lo que pueda personalmente para alinearse con los aspectos más elevados de su ser, su Ser Divino, para que la integración tenga lugar con gracia y facilidad. Comiencen a reconocer esta conexión que está ocurriendo en todo lo que hacen.

Incorporen su aspecto superior cuando pronuncien sus decretos cada día. Visualicen un vórtice de luz de diamante que viene a través de su voz, su boca, mientras pronuncian sus decretos. Esto aumentará su poder y efectividad. Usen este poder solo para el mayor bien de todos a medida que decreten. Esto fomentará un efecto más poderoso en los demás, por lo que se debe tener precaución. El mal uso del poder no funcionará para el beneficio de nadie.

Todo lo que ustedes, Trabajadores de la Luz, hagan desde este momento, debe ser siempre con la intención de que sea para el mayor bien de todos. Es importante darse cuenta en este momento que, a través de sus disciplinas a lo largo de los muchos años de ser un Trabajador de la Luz, se han convertido en seres muy poderosos y se están conectando con los aspectos más elevados y otros aspectos de tu ser que son aún más poderosos. Este es uno de los beneficios de todos los ejercicios y disciplinas que han estado realizando. Sabiendo esto y abrazando esto, pueden ser cada vez más poderosos en todo lo que hacen cada día. Es una elección que cada uno hace.

Recuerden que no están solos! A medida que hayan ganado en poder, también han ganado legiones de Luz: seres angelicales que trabajan con ustedes mientras avanzan en sus vidas diarias. Siempre sean amables consigo mismos y con los demás porque esto es muy necesario en estos tiempos.

Hasta el próximo mes…
YO SOY HILARION

Sugerencia para llamar a los elementales, etc.
Energías del Este - Aire – únanse a nosotros - ayúdennos este día.
Energías del Sur - Fuego - únanse a nosotros - ayúdennos este día.
Energías del Oeste - Agua - únanse a nosotros - ayúdennos este día.
Energías del Norte - Tierra - únanse a nosotros - ayúdanos este día.
Invocamos las energías de los elementos, las piedras y los cristales, las plantas y los árboles, y todo lo que camina, gatea, vuela, nada y todo lo que "es" de y está en la Tierra para unirse a nosotros cuando __________.

© Marlene Swetlishoff / Tsu'tama.
Todos los derechos están reservados a la autora / escribana y a la página web www.therainbowscribe.com. Para copiar y traducir este artículo se requiere la aprobación de los propietarios del sitio web y que los traductores sean autorizados por la Escribana.

Está prohibida la realización por parte de terceros de videos relacionados a estas canalizaciones en cualquier idioma.

Traducido por Esther Abreu

lunes, 4 de junio de 2018

MADRE DIVINA - RITUAL DEL DESPERTAR 5 (LA LEY DEL RITMO) 22 de Mayo de 2018





 Desde el centro, el centro secreto, la rueda que gira, mi  voz se eleva, despertando en cada cuerpo, despertando en cada sombra, despertando en cada imagen de luz moviente el don, la ley, el supremo principio.

Desde la rueda del sacro, el sagrado recinto, el recinto secreto, donde el flujo de la vida se transforma en fuerza y ​​poder, esta vez elevándose, animando el cuerpo, la sombra y la imagen de la Luz moviente. En este recinto mi voz resuena. En este recinto, yo soy en ustedes. Bendiciones y paz en sus corazones, hijas e hijos de la ley del ritmo.

En este día nuestros espíritus, un solo Espíritu, celebran el Ritual del Despertar. Este es el despertar de tu atención hacia la vida planetaria. Este es el despertar de tu conciencia hacia una vida universal. Este es el despertar de la Tierra misma a su dimensión más amplia de existencia. Este es el despertar de la visión, el despertar de la pureza, es el despertar de la trascendencia.

La ley del ritmo se manifiesta seguida a ley de la acción recta, como la  expresión propia de la imagen de luz moviente. Para comprender la ley del ritmo, se necesita entender que toda imagen percibida es en su naturaleza luz moviente. Al comprender el pulsar de la luz se comprende la ley del ritmo.

La ley del ritmo está en la base misma de experiencia, porque la ley del ritmo no es una ley extra - extraordinaria o externa a la experiencia universal, a la experiencia de la conciencia, y sí intrínseca a esa experiencia. Una vez que la base misma de esta experiencia carece de cualquier sustancialidad, de cualquier existencia propia e independiente, por consiguiente toda experiencia es por naturaleza impermanente.  La base de experiencia es impermanencia, es movimiento, luego la ley del ritmo se manifiesta como la armonía presente en él.
Hijos e hijas, la base de toda la experiencia en el espacio imperturbable, una paz suprema del Ser. Así como pueden percibir que la base de todos los fenómenos físicamente visibles es el espacio imperturbable, un espacio que no puede ser perturbado por nada que lo ocupe, un espacio que jamás es manchado por nada que en él exista, un espacio que permanece incondicionado a despecho de todas las cosas que surgen y en él se disipen.

Así también la base de toda experiencia es la mente pura e incondicionada, originalmente perfecta, luminosidad inconmensurable. La base de toda experiencia en el espacio puro de la mente, en este espacio puro de la mente la experiencia surge como el baile de la luz. Luz que es el propio resplandor, el brillo propio intrínseco e inseparable de este espacio.
Es necesario meditar y contemplar la naturaleza, para entonces  reposicionar la esencia, la visión y la percepción. Desde el momento en que la ley de la gracia es reconocida, activada y experimentada, llevando así a la entrega profunda, lo que entonces corrige vuestra acción en el mundo, desde el momento de reconocimiento de la gracia, la ley del ritmo comienza a ser percibida. La ley del ritmo que antes era experimentada como conflicto o combate, es reconocida  como fluidez y armonía. El resurgimiento del movimiento, duración y la disipación de todos los fenómenos, seres o situaciones obedecen a un impulso y un ritmo propio, ritmo que está en la medida de la interdependencia entre todos los elementos de la experiencia.
Comprender la ley del ritmo es comprender el carácter pasajero de toda experiencia. Pero al comprender la ley del ritmo, la experiencia recobra el sentido de lo sagrado. Que cada experiencia es pasajera, que hay en ella expresión de lo sagrado y de lo incognoscible en su base. Que en cada experiencia, al ser pasajera es posible vislumbrar en ella un reflejo de la Divinidad Misteriosa de la cual toda la experiencia surge y en la cual toda experiencia se resuelve.
Comprender la ley del ritmo, activarla y aplicarla en sus vidas mundanas y materiales es abrir espacio para relajar el apego a las convencionalismos, es abrir espacio para la relajación al apego, a verdades personales, condicionantes y limitantes de la experiencia y aceptar que todo lo que está, está ahí, para modificarse. Hay siempre espacio para lo nuevo, siempre hay espacio para acomodar otro elemento, espacio para la integración y para la correcta expresión de la vida.

A través de la entrega, la acción resta y pura se manifiesta en la expresión material y mundana. Esta acción recta y pura obedece a la ley del ritmo en su expresión. Hay momentos en que la acción es interna y otros en que la acción es externa. La acción interna y la acción externa cumplen un arco de expresión, partiendo del centro, yendo hasta la periferia y luego retornando al centro. Así todos los fenómenos surgen de su base y retornan a ella. La base es siempre paz, el suelo siempre es firme. El espacio es ese suelo, firme porque no puede ser otra cosa que sí mismo, indescriptible, completamente incondicionado, porque siempre es amplio, nunca obstruido.

Así, desde esta perspectiva todos los fenómenos son comprendidos en su correcta y exacta relación de interdependencia. Lo sagrado de esta interdependencia surge dando sentido a la experiencia por más caótica que pueda parecer a tus sentidos fragmentados y limitados.

Yo los invito, en esta oportunidad, en este ritual del despertar, a activar en ustedes, en su conciencia, en su experiencia, la ley del ritmo, no solamente como la expresión de la armonización y de la fluidez en su organismo y en su mundo, sino como una herramienta de corrección, de rectificación de su percepción distorsionada e ignorante. La ley del ritmo no debe ser activada solo como una modulación de la energía que apunta a alterar la experiencia. La ley del ritmo debe ser comprendida como un principio subyacente a la experiencia.

Cada una de las leyes siendo dinamizadas en cada uno de estos rituales del despertar, viene a su conciencia como una herramienta de ayuda y trabajo externos, pero especialmente como herramientas de la dinamización de su proceso interior. En cada una de estas enseñanzas y en cada una de las joyas que de mi corazón se transmiten a su corazón, hay allí la posibilidad y la potencialidad de reconocer el principio inseparable de la mente pura y perfecta. En la vastedad del no-concepto, la realidad es testimoniada en su inseparabilidad de la Gran Perfección primordial.
Yo los invito a mirar hacia dentro y luego cerrar toda visión fenoménica y experimentar el silencio profundo del Ser. En este silencio, fuente de todas las cualidades puras de la mente, la propia experiencia se percibe en su carácter puro también. Pero la ley del ritmo está ahí también como una herramienta para ser aplicada en su mundo, en su experiencia mundana, como forma de aportar la cura que mi corazón aspira a ver procesándose en ustedes, como la curación que mi espíritu ve a ustedes ejecutando en  su propio mundo. 

Sírvanse de estas virtudes, sírvanse de estas herramientas y procesen la transformación del mundo que ustedes aspiran a ver en sus vidas.

Yo les dejo mis bendiciones, y los envuelvo en mi manto. ¡Queden en paz! Sean la paz que es el ritmo, el luir de toda la Vida.

Mensaje canalizado por Shylton Dias. Transcripción hecha por colaboradores del Portal Aranduh - portalaranduh.blogspot.co
Traducción: H. N.

miércoles, 23 de mayo de 2018

El Círculo Llaves de la Alquimia Ascensional (La Alquimia del Agua) 16 de Mayo de 2018


  



Saludos!

Participantes: ¡Saludos!

Nosotros somos el Círculo. Hablo como representante del equipo Moshán, un equipo solar de entre otros equipos solares que trabajan en medio del gran círculo multicolorido, multivibracional, cuyos eslabones vinieron de puntos distantes, próximos, algunos de ellos formados aquí mismo.

En este aquí los invito a la comunión en presencia, al reconocimiento en vibración. En este espacio común, acogedor, sanador que es el círculo que formamos en este momento, hecho de otros círculos que se entrelazan, que se interpenetran mutuamente, un círculo cuyos eslabones se encuentran en puntos diferentes de la malla de este círculo, que es nuestro hogar, nuestro sol, nuestra morada de las estrellas.

¡Dejen que el campo se expanda! Abandonen por un momento sus concepciones de lo posible y de lo imposible y dejen que la energía de Neptuno - de donde proviene este eslabón de nuestra corriente- impregne su campo, enseñándoles trascendencia desde cualquiera que sea el punto en que ustedes se encuentren. Abandonen por un momento sus concepciones limitantes sobre tiempo, sobre espacio, sobre ser, sobre no ser y simplemente disfruten, disfruten de sí mismos como un baile luminoso de frecuencias cristalinas. Aah!

Todas somos olas en un mismo lago, agitadas por el viento, sostenidas por la tierra, calentadas por el gran disco de la Vida ígnea. Aah!

Somos todas olas de este lago, cristalinas. Aah!
Todos somos olas de este lago, permeados por el espacio, simples destellos en el Éter inconmensurable que es el espacio de la propia conciencia. Aah!

Nosotros estamos muy felices de este contacto. Estamos muy alegres por poder, como olas, compartir este círculo con ustedes. Como olas debemos saber danzar al sabor de los vientos que nos tocan, pero hay una base en común. No importa que algunas olas se eleven más alto, no importa que otras olas estén lejos de la playa, al mismo tiempo que otras, en este mismo momento, en la playa se rompen y retornan al mar. Mar, lago, océano o río, no importa la extensión y el movimiento, somos Agua!

Somos el agua que fluye de la fuente hacia la fuente. Somos agua que corre desde lo alto de las montañas al útero de la tierra. Somos agua que se eleva a los cielos movida por el ardor del fuego, para entonces volver a la tierra seca como bendición. Somos olas destinadas a la muerte como un gran sacrificio, porque la ola debe transformarse en un puñado de neblina y entonces alimentar y nutrir la pequeña semilla que un día será árbol, que absorberá agua, que la devolverá a la fuente, para entonces reiniciar el ciclo.

Somos agua de varias formas: agua sólida, agua líquida, agua gaseosa, agua en un estado aún más sutil, un estado para el cual las palabras empiezan a faltar. Pero además de esos cuatro movimientos, somos agua que es conciencia. Somos agua en la conciencia que desea forma. Somos agua en la conciencia que genera la forma. Somos agua en la conciencia que anima la forma. Somos aguas flexibles, somos aguas maleables, somos agua que nutre, somos agua que impulsa el desarrollo, somos agua que se sacrifica para generar la vida.  

Es con un poco de poesía, tal vez, que yo comienzo esta enseñanza. Sin embargo, ¿cómo tocar el plano más allá de la superficie del agua sin danzar, sin transformarse, sin ser flexible, sin abandonar caminos otrora recorridos? Somos agua... Somos también agua.

Me fue pedido transmitirles algunas palabras acerca de la alquimia del agua. La alquimia del agua se procesa en todos los seres, de varias formas. Para la conciencia, es el deseo de asumir forma. Para la conciencia también, es la base de la ecuanimidad. Esta ecuanimidad es lo que permite que el agua asuma tan distintas formas sin apegarse a ninguna de ellas, sin combatir a ninguna de ellas. El agua, en su alquimia, debe sanar el conflicto. El conflicto es lo que surge en la experiencia onírica de la conciencia - sí, onírica! - por la distorsión de la sabiduría del agua.

Las Llaves de la Alquimia Ascensional componen un proceso que busca facilitar e impulsar el reequilibrio de los elementos en la constitución humana, para su forma física o sutil, para su conciencia, de modo a  facilitar el paso del estado fragmentado hacia el estado integral. El objetivo de estas enseñanzas, toda nuestra acción conjunta a lo largo de los tiempos junto a ustedes, se trata de impulsar al agua de un estado fragmentado hacia el estado integrado.

Sepan, esa transición no es la muerte de alguna cosa, comprendiendo  muerte como el fin definitivo. ¡Jamás en el universo se oyó hablar de un fin definitivo! Y miren que algunos eslabones de este Círculo pueden reclamar para sí una memoria muy, muy antigua, respecto de los movimientos de las olas en este gran lago, que es este universo.

En cuanto a eso aquieten su corazón, ningún fin es definitivo. Toda partida es la promesa del reencuentro. Todo adiós es la certeza de un hola. Todo aquel que se va debe retornar y quien regresa debe partir.

Esto también nos enseña el agua: a fluir con ligereza, a recorrer nuestro curso con flexibilidad, sin dejar de ser lo que somos, aunque  adaptándonos a las circunstancias.

Incluso cuando el agua es sólida no pierde su calidad intrínseca de humedad. Incluso la conciencia fragmentada, componiendo lo que son llamados seres olvidados o ignorantes, no pierde su calidad innata de amplitud, vastedad, sabiduría e intrínseca perfección.

Pero el aspecto del conflicto de esta alquimia del agua que me gustaría tratar con ustedes hoy, no es tanto el conflicto horizontal. Sí, el conflicto horizontal es también un resultado de la distorsión de la alquimia del agua en su constitución y conciencia. Las luchas, las guerras, las discusiones entre seres humanos, de los seres humanos con las situaciones de su vida - pasadas, presentes o futuras. Estos conflictos horizontales también son el resultado de la distorsión del agua. Si bien a mí me gustaría tratar de un conflicto más fundamental, el conflicto entre las órdenes de vida, entre las formas que el agua asume en su curso. Ahora es agua, es hielo, o ella es río a fluir, o es neblina llevada por el viento, nube! Hay armonía entre estos estados, es posible la paz entre las diversas expresiones de la vida. Para ello hay que dar un paso hacia dentro y reconocer la Vida en todo.

Como seres humanos, su percepción tiende a estar limitada por referenciales muy mezquinos. Esto no es diferente para nadie. Todos los seres ignorantes, no importa la amplitud de sus cuerpos, la extensión de su experiencia, son al final limitados por la mezquindad de una visión fragmentada. No importa que el fragmento tenga el tamaño de un sistema solar, esto no se compara con la Vida.

Por la adhesión de la conciencia a una porción tan pequeña de sí misma, ella pasa a trabar conflictos que son horizontales, o sea, con aquellos elementos que están dentro de su orden de percepción, pero conflictos a veces completamente ignorados, conflictos que se traban con las órdenes de vida que están fuera de su capacidad de percepción. Esto porque la raíz del orgullo humano, la raíz de la arrogancia humana está en creerse el elemento más precioso de su orden de percepción.

No voy a hablar aquí de devas, no voy a hablar de animales, de fantasmas o de seres infernales. Voy a hablar aquí de seres humanos, como ustedes son, y como los conocen. Todas las formas de vida que ustedes perciben son expresión de la misma agua, están dotadas de la misma conciencia pura, son exhibiciones mágicas del mismo Fuego misterioso y divino. Y, sin embargo, al adherir a la forma que ustedes asumen, esta forma humana, inmediatamente se atribuye a ese estado una gran importancia en el orden de las cosas. Y no es que no tenga importancia, es sólo que esa importancia no es mayor que la de cualquier otra forma de vida.

Existen seres mucho más grandes que ustedes, cuyo hábitat de vida es este planeta. Hay seres que caminan entre planetas como ustedes caminan entre casas. Hay seres para los cuales ustedes, seres humanos en la superficie de esta Tierra, son tan pequeños y sin interés como son las hormigas para ustedes.

¿Al recorrer su camino diario cuántas hormigas saludan? ¿De cuántas de ellas saben su nombre, sus sueños, sus desesperaciones y las amarguras del día a día? ¿Cuántas madres? ¿Cuántos padres? ¿Cuántos hermanos, esos pequeños insectos con los que se cruzan durante el día, ustedes simplemente desconocen e ignoran? Y, sin embargo, con cuánta frecuencia vemos a la humanidad reclamar para sí la atención de Dios como si fuera ella el único elemento del cual la Gran Inteligencia debe ocuparse y preocuparse. Así como se necesitan corrientes muy fuertes de compasión y vientos kármicos favorables para voltear el corazón humano a ocuparse de las pequeñas hormigas, de la misma forma es necesario vientos fuertes y una intensa y acumulada compasión para mover el corazón de seres dévicos, a veces incomprensibles en su propia extensión de experiencia para la humanidad, y atraer su atención.

¡Mis pequeños hermanos, mis pequeñas hermanas, tan vasta es la vida, tan diversa y tan poco de ella conocen! ¿Cuántos desastres, cuántos dolores inexplicados asolan a la humanidad, sin que ella pueda dar una respuesta coherente y satisfactoria? Yo no me arrogo la responsabilidad de traerles una respuesta, sino simplemente de señalarles una vía de contemplación, y quien sabe con ello justificar las enseñanzas morales de sus tradiciones espirituales de tiempos inmemorables hasta el día de hoy.

Cuando la vida es comprendida como una tela inconmensurable, en la que cada punto no puede ser afectado sin que toda la tela lo sea en alguna medida, comprenderán el valor de cultivar la virtud y la compasión. Por minúsculo que sea el punto de esta malla, él es completamente importante, porque si él se rompe toda la malla se deshace.

Nada, nadie es excluido de la misericordia divina. Nada, ni nadie, es excluido de la atención personal del misterio del Misterio, porque cada punto, cada ser, cada expresión es animada por el Fuego misterioso de la pura y vasta conciencia.

Como seres humanos que aspiran a expandir su diapasón de percepción y de interacción con la vida, ustedes necesitan atender los códigos de comportamiento y de interacción entre esos diferentes planos. Todo lo que entra en su campo de percepción es atraído y determinado grandemente por la calidad de los impulsos emitidos en el presente y en el pasado. Nada, ni nadie está dentro de su campo de percepción sin que una conexión más o menos fuerte lo haya atraído hasta ahí. Ni siquiera el viento sopla con fuerza y destecha su casa sin que una conexión con los devas del viento no haya sido establecida en otro momento. Porque sepan que este viento es el movimiento del aire creado por la pasada de un gigante. ¿Y cuántas casitas de pequeños seres ustedes deshacen cada día caminando tan desatentos?

Yo no quiero con ello llenar su corazón de preocupaciones que pueden parecer innecesarias, pero me gustaría verlos un poco más atentos a lo sagrado de la vida que a todo impregna. Me gustaría verles menos auto centrados, menos preocupados consigo y con su propio bienestar; más sensibles al dolor y a la belleza que los rodea continuamente, compartidas por incontables seres en tantas formas diversas que el agua toma y que concede a la conciencia como parque de expresión. Es un parque, donde un placer temporal puede ser experimentado, pero en que cada juguete es también potencial de lágrimas y de heridas en el cuerpo.

Pequeñas hermanas, pequeños hermanos míos, rectificar la alquimia del agua es despertar a la diversidad de la vida, es romper los muros del prejuicio, estos muros que limitan la comprensión de vida en las formas que les son semejantes. ¡Todo es vivo! Todas las formas son formas del agua y son parques de juegos de la conciencia.

Para purificar el conflicto establecido entre órdenes de vida, las grandes y las pequeñas - tomando a ustedes como referencia – es necesario  purificar la relación con su entorno, hay que restablecer el sentido de lo sagrado, hay que sanar el conflicto. Para ello, entonces, yo los oriento como forma de práctica, durante los días que seguirán después de nuestra conversación, a llevar su conciencia hacia el punto del agua en su cuerpo, en este mandala, en el pentagrama de las frecuencias cristalinas. Ese punto que está en su cuerpo situado en la región del abdomen, del lado izquierdo, debajo de la costilla. Este punto ligado a las dinámicas de la frecuencia cristalina del agua es hacia donde debe ir su atención. Es el punto donde la rigidez de la tierra se transforma en impulso del embate y del conflicto, porque de la perturbación del agua surge la pérdida de  flexibilidad, es la pérdida de maleabilidad tan propia del agua, de esa capacidad de adaptación, de transformación, de esa capacidad de dulzura y de envolver cada obstáculo.

Lleven su atención a este punto en su cuerpo, ese punto del pentagrama. Invoquen las frecuencias cristalinas porque la naturaleza real de su forma es pura Luz. En las profundidades de su ser, los elementos jamás fueron perturbados y permanecen siendo el resplandor, la luminosidad de la sabiduría primordial. Aquí y ahora, nunca, nunca nadie se alejó de la perfección. Aquí y ahora sólo la percepción ignora la perfección y se pierde continuamente en el baile de las formas por la fuerza de la ignorancia y de la identificación. Pero aquí y ahora su naturaleza es pura, pura, puro éxtasis, pura sabiduría y amplitud.

Invoquen de su naturaleza este Fuego, invoquen de su naturaleza esta Luz, esta frecuencia cristalina, entonces dejen que ella brote, que ella fluya, saliendo de sus poros, que se derrame hacia los lados, hacia arriba y hacia abajo y dediquen esta frecuencia cristalina húmeda, nutritiva, como una ofrenda de reconciliación y de pacificación para todas las formas de vida, aquellas que ustedes logran percibir y aquellas que les pasan desapercibidas.

Al curar el conflicto, grandemente ignorado por ustedes, con las formas de vida que se encuentran en planos distintos, en estados distintos de consciencias, ustedes permiten que lo sagrado recobre su posición en su perfección y entonces sea percibido conscientemente en la realidad horizontal por la cual ustedes continuamente pasean en la duración de una encarnación.

Recubren el sentido de lo sagrado, reconcíliense con la vida en sus diversas formas, abandonen la soberbia y la prepotencia, reconózcanse más allá de la forma, pero reconozcan la posición ocupada por la forma, relativa a su importancia, importante en su relatividad.

Mi invitación es para sensibilizar su corazón. Mi invitación es para que su corazón se abra, acoja y deje correr, deje fluir la belleza inherente a su naturaleza. A través de este pequeño ejercicio, deseo que ustedes restablezcan el sentido de lo sagrado en sus vidas.

Las aguas de Neptuno los bañan siempre que ustedes me oigan y cuando no me oyeran, que siempre su corazón recuerde un planeta que es tan azul como el suyo. ¡Queden en paz!

Mensaje canalizado por Shylton Días.
Transcripción hecha por colaboradores del Portal Aranduh - portalaranduh.blogspot.com

Traducción: H. N.