Seguidores

Seguir

lunes, 30 de abril de 2018

ENTREVISTAS ABRIL DE 2018

  .


BIDI - PARTE 1 LINK


BIDI - PARTE 2 LINK


BIDI - PARTE 3 LINK


BIDI - PARTE 4


BIDI - PARTE 5 LINK


BIDI - PARTE 6 LINK


BIDI - PARTE 7


BIDI - PARTE 8


BIDI - PARTE 9


BIDI - PARTE 10


SATSANG



¡¡ GRACIAS JEAN LUC AYOUN !!


TESTIMONIO:
Testimonio de Lucía 
Quiero compartir con todos la experiencia que tuve hoy al escuchar el audio 5/5 de Bidi de este mes de abril de 2018   
Mi caja torácica comenzó a expandirse por encima de mi cuerpo de carne. Sentí como un apretón en mi pecho. Una sensación de acogimiento me abrazó. Experimenté un impulso eléctrico en el centro de mi corazón que me hizo brincar el cuerpo. Luego una explosión por la puerta Ki Ris Ti que luego bajó por la columna vertebral y luego se esparció por todo el cuerpo. Me sentí como flotando y en una paz increíble, indescriptible. Esto lo he venido sintiendo desde hace algunos años desde que comencé a leer las intervenciones de Les Transformations desde el año 2009, pero jamás lo había sentido tan potente y hermoso.
Salí un poco de mi adormecimiento mientras escuchaba el audio y en ese momento una mujer estaba dando el mismo testimonio, por lo que alcancé a comprender, y que decía en ese momento, lo mismo que yo había vivido. Bidi, en ese momento, ratificó que era el proceso de Resurrección en curso. 

Yo no hablo ni comprendo francés, solo algunas palabras puedo captar por su similitud con el lenguaje español.
Sugiero escuchar los audios desde el Corazón, es suficiente.
Es la Vibración que porta el Mensaje lo que es Importante, incluso sin entender (el mental quiere entender, sin embargo no percibe la Vibración, escucha y percibe sólo desde el Corazón).

Los animo a probarlo, vivirlo. para tener la evidencia.
O.M. Aivanhov nos ha sugerido que compartamos nuestros testimonios por eso lo publico aquí.
Con amor,
Lucía 
(https://www.facebook.com/Lucia.Montano.Ferrer/posts/2108399695844326)





                                        


domingo, 22 de abril de 2018

BIDI 3 Abril 2018






Entonces Bidi está con vosotros y os saluda.

...Silencio…


Entonces hoy, si así lo queréis, vamos a intercambiar a través de las preguntas, cualesquiera que sean. Entonces vamos a comenzar.

Pregunta: ¿Buenos días Bidi, desde la Resurrección tengo muchas ganas de ver películas sobre el ordenador cuando no tengo televisión desde hace cinco años, me pasaba muy bien sin ella, hay alguna relación? Gracias.

¿Vemos la resurrección en la tele? (risas.) Bueno, la imagen, una película, entonces, más allá de los peligros y de lo que representan las pantallas e imágenes, de lo que algunos Acianos  os habían hablado, conviene recordar que el ojo es el orificio del alma y del corazón. Sabéis pertinentemente que lo que veis se imprime en vosotros de diferente manera, veáis lo que veáis, y si hay pantalla e imágenes, entonces la programación inconsciente se hace, que la queráis o no.

No obstante en la pregunta que haces, puede que en tu caso la idea, o bien las ganas de ver unas películas sea un medio de hacer el vacío de la cabeza y de lo efímero, a condición, no obstante, de escoger bien lo que veas, porque evidentemente, si hay violencia, habrá programación de la violencia, a un nivel u otro.

Entonces no hay ninguna contra indicación si no es, diría, en la elección de lo que es visto y absorbido, digas lo que digas y hagas. Es a ti de hacerte la pregunta. Acaso esa necesidad de imágenes, películas, pantalla, tiene por objeto desviar a tu personaje para así no alimentar más la historia, o bien aún mejor, diría, para pasar el tiempo, o si prefieres matar el tiempo. Absorto en lo falso, sin nada personal viendo una historia que no es la vuestra, vais a olvidar vuestra historia, y así todo el mundo; hay en la pantalla un mecanismo de captación de la vista, del alma y de la conciencia, cualquiera que sea la imagen.

Evidentemente, con todas las tecnologías presentes en la tierra, sospecháis bien inconscientemente como conscientemente, que todo sea hecho a través de las longitudes de ondas que son emitidas por la pantalla, para en alguna parte, manteneros en lo atractivo y la seducción de la matriz binaria, jugando con los colores, las emociones, unas bellas historias, u otras históricas. Pero hoy, a causa de la presencia del cuerpo de Eternidad, que sea percibido o no, estáis, a condición como dije, si la imagen es bonita, no tenga datos de violencia, totalmente capaz de derivar vuestra conciencia corporal y efímera de vosotros mismos sumergiéndoos en algo que es aún más ilusorio en este período, y en algunos casos vais a soltar espontáneamente la presión sobre vuestra historia, vuestras imágenes, vuestras visiones, y entonces, estando ocupado en otra cosa que es todavía más ilusoria, pero que no tiene en cuenta vuestra persona, aunque haya emoción y aunque siga la historia que es vista, hay entonces más posibilidades para la eternidad de llevar a cabo su acción.

Entonces todo tiene que ser ponderado, diría, en la respuesta, según lo que eres. Si hay una sensibilidad fuerte, no sirve para nada añadir imágenes, aunque sientas el impulso, porque en este caso, el impulso puede venir de otra cosa que tu Resurrección. En cambio, si no hay una sensibilidad exacerbada, entonces, desviar tu atención incluso efímera de lo que se celebra en tu cuerpo o en tu vida, crea un espacio donde la Luz va a meterse, entonces ambos casos son posibles.

Es a ti de ver, si viendo imágenes que calificaría de «dulces», donde no hay violencia ni agresión, los efectos que percibirás, y todos estáis en condición de percibirlos desde ahora, porque muy rápidamente, en todos los procesos de vuestra vida efímera, en todo lo que tenéis que hacer en el seno de lo efímero, ya lo constatáis previamente, pero ahora esto va a ser más fuerte, a causa de la culminación de la Resurrección, entonces no pueden escoger lo que hacéis en función de vuestra persona, si os decís «esto me agrada» o «esto me hace bien», porque hay peligro de engañarse.

En cambio cuando veis una película sobre una pantalla y que después os sentís ligeros con una pantalla mental clara, para vosotros, es bueno. Pero si en cambio, después de haber visto estas imágenes, comprobáis que esta imagen está impresa, que la historia de la película se alarga durante varias horas en vuestra cabeza, entonces allí esta imagen no es para vosotros. Todo depende de donde salís. Para aquel que es Liberado viviente, para aquel que esta liberado de la historia, vea lo que vea, eso no le impactar, o solo un poco.

Para aquel que todavía no ha vivido la Liberación, por la Onda de vida, por el canal Marial, por la corona del Corazón, o por la Resurrección actual, más vale limitar el número de cosas vistas, y sobre todo de escoger imágenes de dulzura donde la violencia no está presente.

Si respetáis esto, si observáis los efectos y las consecuencias del hecho de haber visto una película en una pantalla o en el cine, es igual, excepto que las ondas que son transmitidas no son los mismas, pero el resultado es más o menos idéntico; o bien una vez es visto, esto se elimina de vuestra conciencia, y allí esto será eficaz para vuestra eternidad, o bien al contrario, después del final de la película, os quedáis con las imágenes, el argumento y las historias en vuestra cabeza, entonces allí caéis en la trampa, entonces sabéis que para vosotros, la imagen no desvía la conciencia, sino que la mantiene en la ilusión. Comprended bien que para cada uno, liberado o no liberado, las influencias y las acciones de la imagen van a ser profundamente diferentes, según lo que acabo de decir.

Pero no os engañéis, cuando miráis al exterior, si dais hoy demasiada importancia a las imágenes cualesquiera que sean, necesariamente vuestra conciencia es arrastrada por el mental, por la visión, por la cogitación, al exterior.

Entonces si consideráis esto como un ocio o una distracción y que no hay efectos nefastos observables, mirad, no es molesto; pero si comprobáis, hasta con imágenes como dije no violentas, si comprobáis que al final de vuestra mirada, al final de la película, os sentís cansados, el corazón apagado, no vale la pena empezar de nuevo la experiencia. Recordad que la imagen, cualquiera que sea en definitiva, sólo está allí para seducir. La seducción pertenece a este mundo.

Una vez más; no es cuestión de volverse un ermitaño, o de quedarse en éxtasis durante semanas, sino a pesar de todo, de estar a la escucha de lo que dice vuestra Eternidad, con respecto de hecho, a toda actividad, porque todos, casi sin excepción si prestáis atención, vais a comprobar que a través de toda mirada llevada, toda relación llevada en cualquier dominio que sea, o se sienten bien, o se sienten peor; tenéis la posibilidad por la conciencia pura, que hayáis vivido la Conciencia de Eternidad o no, la Conciencia Desnuda o bien el vehículo de Eternidad, sois totalmente aptos hoy, más allá de toda respuesta energética o vibral, por la respuesta del Corazón, por la conciencia pura, de saber instantáneamente sin percepción y sin sentires, que no hay médium, intermediario, ni energía, ni vibración, la Conciencia Desnuda os informa, en cuanto le preguntéis, es decir girando hacia el Corazón, sobre los efectos directos de lo que estáis haciendo, o bien viviendo.

Antes podíais comprobar por ejemplo, cuando estabais frente a una energía que podías llamar obscura, u opuesta a la Luz, que esta parte opuesta a la Luz se alimentaba de vosotros, pero sin notarlo inmediatamente, lo más a menudo.

Hoy tenéis todos los captadores de la Conciencia Desnuda que son activados, que os permiten instantáneamente re-alineándolos, hagáis lo que hagáis y quienquiera que encuentren, de sentir instantáneamente el efecto sobre esta Conciencia Desnuda. No es una respuesta energética como la respuesta del Corazón de la que acabo de hablar, sino la respuesta de la Conciencia Pura, es decir de vuestra propia Eternidad, de vuestro Cuerpo de Eternidad. Si respetáis esto, es decir, no es una vigilancia ejercida a través del sentido, de las energías o del bien o el mal, es la vigilancia de la Conciencia Desnuda que trata la información; no hay más interfaz, no hay más pantalla ligada a la energía vital, o a otra cosa que concierne a la persona.

Te escucho.

Pregunta: Buenos días Bidi, los estados maravillosos vividos en los encuentros desaparecen a medida de la vuelta al hogar; ¿cómo revivirlos? ¡Gracias!

Esto, era válido hace todavía un año, pero no ahora. Puedes perfectamente, pienses lo que pienses y digas, permanecer en el mismo estado, en tu vida ordinaria, a condición de no dejarte llevar por las costumbres, que tu vida celebra, cualquiera que sea la dureza de lo que hay a vivir, en la misma ligereza.

Esto, no se puede vivir, cualquier dolor que sea, y la dureza de lo que está por vivirse, que si sois capaces de permanecer en conciencia en vuestro corazón; no para ignorar lo que es duro, sino para permitir, siempre más la iluminación de vuestra Eternidad de la Luz que en lo sucesivo, en un número siempre más grande de hermanos y hermanas, y de casos, vendrá a alumbrar, transmutar y borrar lo que era duro o pesado.

Pero si te dejas llevar por la rutina de tu cotidiano y obligaciones, evidentemente, que incluso alguien que haya vivido la totalidad de la Resurrección, si se entrega a este mundo de un modo demasiado expansivo, como dije ayer, hay problema de equilibrio. Si la intensidad de lo efímero, por una razón u otra, no únicamente en tiempo, hablo de intensidad, le gana la mano a la Eternidad, evidentemente tenéis la impresión que esto desaparece. Hoy desde la puesta en marcha del cubo de Métatron, esta regla ya no es válida. No necesitáis ya todas estas precauciones... Repite la pregunta precisamente.

- los maravillosos estados vividos en los encuentros desaparecen a medida de la vuelta al hogar; ¿cómo revivirlos?

Entonces hoy, os basta simplemente con mirar el mayal de la báscula para ver cuánto tiempo, y aquí hablo de tiempo humano, pasáis en el seno de lo efímero, y cuánto tiempo pasáis en el seno de la Eternidad. No es cuestión aquí de tener más tiempo en la Eternidad, porque la intensidad no es la misma por supuesto, y por regla general,  os basta diría, en una jornada de doce horas, tener simplemente una hora de holgazanería, una hora, sin ocuparse del exterior, de cualquier manera que sea, y las que sean vuestras actividades. No me digáis que no podéis y que no tenéis tiempo, sino, esto significa simplemente que preferís lo efímero a la Eternidad; cuando habéis probado la Eternidad a través de la Resurrección, no podéis vacilar más, excepto si vuestra elección es de seguir conscientemente el juego en el seno de los mundos carbonados.

El equilibrio del que hablo; no es de algún peso equivalente, o duración equivalente, puesto que la Eternidad, en lo sucesivo ya desde hace cuatro meses, toma todo el espacio. Si hacéis sitio para vuestra Eternidad, reduciendo la intensidad y duración de lo efímero, entonces no habrá ningún problema; esto no puede desaparecer, porque hoy no estáis más en las experiencias, estáis en estados estables, o que se van a estabilizar. Y veis además, a través de mis intervenciones que hago junto a vosotros, que el efecto sigue. Pero efectivamente la noción de equilibrio siempre está allí. Hay un umbral, que es propio a cada uno, de tolerancia al efímero, y os hemos prevenidos que la tolerancia al efímero iba a ser cada vez más restringida, porque efectivamente, concretamente y objetivamente, la Eternidad toma todo espacio y cada vez más rápido.

A vosotros de saber lo que alimentáis, y de saber dónde está vuestra conciencia. Y ya lo dije y lo repito hoy, con más firmeza que hace un mes, no pueden jugar más sobre ambos lados, cada vez menos, cualesquiera que sean vuestras actividades y obligaciones. Porque en esta historia de equilibrio entre el efímero y el eterno, si no dejáis la Eternidad tomar todo el espacio de vuestro cuerpo y de vuestra conciencia, o bien es una elección deliberada y libre, entonces allí es vuestra libertad, pero no pueden reivindicar la Resurrección y la Eternidad jugando desde ahora sobre ambos cuadros.

Lo que comprobabais desde hace muchos años, ya no existe más, ya desde principios de este año. Pudisteis comprobar unos y otros, que durante los nuevos encuentros de este año, y hoy, muchas cosas se quedaron e incluso se desplegaron, porque la fijeza y la intensidad de la Luz, por vuestro Cuerpo de Eternidad y el conjunto de la tierra y del cielo desde ahora en adelante, no puede haber alguna duda. Entonces, ante la urgencia, no para vosotros, sino la urgencia de la tierra, la urgencia del colectivo, a vosotros de ver lo que alimentáis: ¿acaso son imágenes, relaciones, experiencias en la naturaleza, o bien únicamente vuestro Corazón?

De allí surge todo lo demás, y lo repito, tengáis lo que tengáis por hacer en las jornadas muy cargadas. No me digáis que no tenéis media hora o una hora, para justamente recargarse por la Eternidad, y no con pastillas, energías u otra cosa. Es esa la autonomía y la Libertad que vivís, incluso antes del evento. Cuando os habíamos dicho y lo repito hoy; que todo está en vosotros, es la estricta verdad. Y hoy os invito a verificarlo por vosotros-mismos. ¡No creáis en mí, vividlo! Y os desafío a estar en paz, cada vez más importante y profundamente, si respetáis este consejo; de simplemente permanecer inmóvil y en silencio, sin pedir nada, y en este caso, dejando atravesar también las percepciones de la energía de las vibraciones, aunque las quieran todas, no llevéis más vuestra conciencia encima. Es un hecho adquirido, esto sube cada día. De qué  os sirve de controlar o verificarlo cada día, no hay mejor comprobación que lo que sucede en medio de vuestro pecho.

Viváis que viváis, no me vengáis a decir que cuando tomáis vuestra media hora, no para meditar, que no suceda nada, aunque no sientan nada, algo sucede. Por supuesto comprobarán los efectos después. No es cuestión durante este descanso, o alineación, llamadlo como queráis excepto meditación, sin objetivo, sólo estando allí presente, sin buscar nada a percibir o tener; entonces en aquel momento estáis realmente tranquilo, aunque no percibáis nada, percibiréis necesariamente los efectos, en vuestra vitalidad, en una capacidad cada día cada vez mayor a desaparecer de la persona sin por eso dormirse.

Si no respetáis esto, veréis lo que sucede, incluso cuando os vengo a visitar, los hay que se duermen, porque simplemente no son ellos que tienen sueño, pero no se acostumbraron a funcionar aquí mismo en este cuerpo, en Eternidad, es decir que todavía hay historias, reivindicaciones, costumbres, pretextos que les impiden aislarse para encontrar el Todo, es decir volverse nada en la pantalla de este mundo, para ser el Todo en todas partes.

Recordad, una media hora o una hora, cualquiera que sea vuestra carga de trabajo, de ocupación y allí hablé bien, no de ir en la naturaleza si tenéis la oportunidad, por supuesto sumergíos en la naturaleza, pero aquí hablo simplemente de un momento de lucidez y preferentemente si podéis, cuando el Sol se pone, cualquiera que sea la fase de la luna, entonces más bien por la tarde, antes de dormir de tener una media hora simplemente inmóvil y silencioso en vuestro lecho, sin buscar nada, no pidáis incluso acoger la Eternidad, ella ya está aquí, no pongáis distancia alguna, allí tampoco. No hay que pedir o expresar al exterior algo que ya está allí, os basta simplemente y ya lo expliqué, de descansar el cuerpo, y el descanso de las palabras y comprobareis que si vuestro cuerpo está inmóvil, aunque aún tengáis imágenes, energías que circulan, o bien vibraciones que se manifiestan, no os intereséis, guardad vuestra atención en el Corazón durante treinta minutos y eso es todo.

No pidáis nada, ni observéis nada en este caso, aunque no sintáis nada, y sobre todo si no sentís nada; porque comprobareis entonces cambios radicales en vuestros mecanismos de funcionamiento, con efectivamente una ligereza nueva, si puedo decir, como cuando os vengo a visitar en las sanaciones; porque la expansión de la Eternidad desde el Corazón del Corazón en aquel momento se realizan, y allí no puede haber más fenómenos de amortiguación o de desaparición del estado vivido. Sois perfectamente capaces de realizarlo solos. No hay más necesariamente efectos de simulación de grupos u otro, son otros mecanismos que ahora están en marcha, no hay otras cosas, y no tenéis otras alternativas. Si pretextáis que estáis cansados, o que tenéis demasiadas cosas que hacer, es simplemente que estáis demasiado sumergidos en lo efímero.

Pero recordad que más allá de algún estado de la Resurrección, o estrato como lo llamé ayer, y en particular en lo que llamé a falta de otro término, la culminación o la finalización, sólo hay que respetar este simple consejo y veréis por vosotros mismos la autonomía y la libertad de vuestro pensamiento, la libertad y la autonomía de vuestra energía, que se hace independiente de la respiración, de los alimentos y los ciclos del sueño; allí hay verdadera libertad y ya no habrá recaída, si puedo decir. Pero os incumbe ver lo qué ponéis en prioridad: ¿Acaso es algún elemento de este mundo, aunque vuestro marido, el más querido, o bien vuestro niño más adorado, aunque seáis madre, donde está vuestra Eternidad? ¿Qué ponéis en primer lugar?


Entonces por supuesto, el ego os va a decir que lo más importante es el niño, pero es falso, poned primero el Amor por delante y la verdad de vuestra Resurrección por delante y allí también, comprobaréis una ligereza de toda vuestra vida, no puedo decirlo mejor, verificadlo es simple; si tenéis la impresión que es complicado, es una vez más además que estáis demasiado enganchados a vuestro cuerpo, a la historia, a vuestra persona, a vuestros lazos, entonces no sois libres.

La Resurrección es la libertad, no solamente la libertad interior, la libertad de la persona, o la libertad a cualquier nivel que sea, es la libertad «arquetípica», y allí lo veréis y seréis la prueba viva; porque podréis viajar sobre este mundo, con vuestro Cuerpo de Eternidad, y para algunos, en Conciencia Desnuda. ¿Y cuándo tengáis la prueba formal, independientemente de vuestra persona porque estáis fuera de vuestro cuerpo, y no en astral, de qué podéis dudar en este momento? Pero hay que llegar hasta este punto. Y si no tenéis estos momentos de inmovilidad y de silencio, no podréis acabar, seréis acabados en todos los sentidos del término, por el evento.

Pero no vale la pena tener confusiones de la conciencia, del cuerpo o de la mental, cuando todo se puede celebrar de la manera más evidente posible. Unos y otros os habíamos explicado esto. No habrá más amortiguación, al contrario, habrá una progresión, pero a condición de que tengáis un mínimo de espacio y de tiempo para vuestro Corazón. No hay ninguna excusa de este mundo que valga: ¿ni hijo, ni trabajo, ni familia, ni casa, ni dinero que ganar o perder; «Buscad el Reino de los Cielos que está adentro de vosotros y el resto os será dado por añadidura» es una frase de Cristo, me han dicho, entonces que esperáis para vivirlo?

No busquéis pretexto, excusas o justificación, ya no valen ante la Luz, penséis lo que penséis y digáis de momento; pero una vez más os recuerdo, tenéis total y plena libertad, de interesaros sólo en lo efímero. Es vuestra libertad, pero no vengáis después a quejaros de que esto os aleja, que no tiene ninguno de los signos de la Resurrección, porque escogieron. La Luz está totalmente presente en cada humano alma. El Cuerpo de Eternidad se está encajando alrededor del etérico en su totalidad. Veis bien, para aquellos que os interesan a las pantallas, los signos en el cielo, sobre la tierra, en la sociedad, que todos los profetas dieron, de dondequiera que vengan. Pero si estáis en la Eternidad cada vez más a menudo, como dijimos, estaréis cada vez más alegres, cualquiera que sea la naturaleza de los acontecimientos humanos, geológicos o cósmicos.

Pero no podéis más desde ahora en adelante, desde hace unos días o semanas, reivindicar como antes lo efímero y la Eternidad, ellos se sobrepusieron, se ajustan y se van a separar, y estaréis allí donde estáis, es decir o bien en la Eternidad, que está allí, o bien en vuestro cuerpo físico que todavía está presente; esto creará una forma de distancia entre la verdad y vosotros. Comprobareis además, para aquellos que viven la verdad absoluta del Cuerpo de Eternidad de la Conciencia Desnuda, que basta que esto se produzca una vez, para que sea reproducible a voluntad. Pero sobre todo, lo comprobareis después del evento inicial final, si os ocurre, que si vuelven en lo efímero, esto os parecerá insoportable. Os basta simplemente con responder a vuestras obligaciones, pero ante todo de estar en el Corazón.

Pero si dejáis a la persona tomar la delantera en su totalidad, en las ocupaciones incluso más ordinarias, efectivamente la Resurrección tendrá dificultad a concluir. Creo que incluso en las preguntas lo veremos, vais a ver a los hermanos y hermanas que vivieron aquí o en otra parte, a solas espontáneamente, viven esta Resurrección. Ellos aun no entienden por qué lloran, o por qué no quieren ir a trabajar. Pero no es vuestra persona, es la Eternidad que os llama, con el fin de que no seáis identificados a lo que sólo es pasajero y lo que debe ser atravesado.

Entonces la lucidez, la iluminación, la precisión, la claridad de todos estos mundos, que antes eran invisibles, os aparecen cada vez más claramente, pero no a través de los ojos de carne, a través de la persona. Hay únicamente la dicha, esta evidencia, esta paz de la Resurrección; ¡pero no pidáis viviendo la Resurrección y su intensidad de tener imágenes, historias que se cuentan, porque esto, no es la Eternidad que os cuenta esto! La Eternidad, ella es cada vez, más silencio y beatitud.

¡Entonces debéis aceptar que todas las visiones que hay en vuestro cuerpo desde ahora en adelante, por ejemplo visiones de escenas, de rostros que pasan, conciernen a vuestra persona, pero no a la Luz, dejadlos pasar! Que sea vidas pasadas, monumentos, restos de vida o enteras, de colores incluso; ver estos colores desde el punto de vista de aquel que está en la persona, cuando los veis, no tiene estrictamente nada que ver, con ver los colores en el seno del cuerpo de Eternidad. Eso os vacunará, si puedo decir, contra las ilusiones de este mundo.

No habrá más vuelta atrás posible, habrá estabilidad. No os quejéis de no vivir más contactos exteriores, al contrario, en cuanto hay inmutabilidad, y silencio, no más energía, ni más vibraciones, ni más visiones, entonces finaliza vuestra Resurrección. Mientras que si lleváis vuestra conciencia en la energía, en las vibraciones, es normal de hacerlo al principio, porque es nuevo, porque es vasto, porque es verdadero y porque es bonito; pero después, abandonad todo esto. Contentaos con esta beatitud total, sin somnolencia, donde no hay ni formas, ni rostros, ni imágenes, ni energías, ni vibraciones. Es la Verdad, no hay nada más, y en aquel momento, finalizáis de manera instantánea vuestra Resurrección.

Además vais a comprobar, habiendo vivido esta finalización de la Resurrección, que cualquiera que lo sea la razón, si salís de la conciencia de la Eternidad, la Conciencia Desnuda, para funcionar en conciencia efímera, esto va a ser un desgarro de dejar el Corazón, haya lo que haya por hacer al exterior. A través de este desgarro, está ahí dónde afirmáis vuestra elección, que os demostráis: es más bien la materia, son más bien los lazos cualesquiera que sean, o bien es la Eternidad, lo veis cada vez más claramente.

Entonces continúa.

Pregunta: Tengo de vez en cuando desapariciones de objetos de los que empleo regularmente, esto me irrita prodigiosamente, pues, las busco. ¿Qué sea unos días de búsqueda o que el objeto reaparezca al minuto que sigue, lo encuentro de modo muy evidente en el lugar donde precisamente lo busqué, que hay detrás de este fenómeno?.

¿Pero por qué quieres que haya alguien? Por qué querer buscar, sobre todo allí donde estamos en un nivel sutil y oculto, los objetos desaparecen y reaparecen; pero quien, pero eres tú, no hay un nomo farsante que viene a quitarlos y volverlos a poner, todo esto te distrae, y esta clase de pregunta es una satisfacción, si yo te doy la respuesta para el ego, esto no tiene que ver nada con la Eternidad allí. ¿Y poco importa que esto venga de ti, de una entidad u otra, qué importancia tiene para tu Eternidad? ¡Ninguna! Entonces no respondo a eso.

Continua.


Pregunta: Durante un período, me mordía el interior de la boca de modo incontrolable; ¿esto podía también ser el tenedor con el cuál comía, a qué es debido?

¿Es la misma persona?

- Es posible.

Bueno allí voy a responder. La boca nos remite al estado oral, al estado anal, es el primer orificio importante en el recién nacido, porque es dónde entra el alimento. En este caso aquí, morderse el interior de la boca o los labios es un signo dirigido por tu persona, mostrando que hubo, o que había a nivel de la alimentación y lo que entra en ti, no únicamente la alimentación, a todos los niveles, un mecanismo de miedo, es decir que te muerdes los labios o la boca para acentuar la presencia de tu conciencia en la boca.


No hay nadie más, porque estoy seguro que es la misma persona. Son preguntas un poco extravagantes que nada tienen que ver con la Eternidad y que traducen la necesidad de alguien por satisfacer y de tener respuestas desde la persona, desde este mundo. Lo que no sirve estrictamente para nada, si no es traducir, en la segunda pregunta, la persistencia de un miedo o temor de lo que puede entrar adentro de ti. A menudo está ligado a lo que llamaré, a lo peor un conflicto de inmundicias, y en otros casos un conflicto de desvalorización de sí. Poco importa la causa o la razón, poco importa querer hacer desaparecerlo, porque lo harás desaparecer mucho más fácilmente interesándote por lo que pasa en tu Corazón y no en tu boca.

Recordad que la Resurrección lo alumbra todo, y es evidente que a través de las preguntas que hacéis en este momento, yo sé instantáneamente si las palabras que pronunciáis os ponen de golpe en la Eternidad, o en lo efímero. No me podéis mentir, ni mentiros más, incluso a través de las palabras escritas, y sin hablar de energía o percepciones. Además para muchos de entre vosotros, cuando hay frases acostumbradas o estereotipadas, qué a menudo decís, las veis surgir de vosotros, si estáis en Conciencia de Eternidad, sólo podéis reíros de vosotros mismos. Si no os reis de vosotros mismos, es porque sois demasiado serios y que estáis en lo efímero.

Todas las circunstancias de vuestras vidas, sobre la pantalla efímera como sobre la pantalla interior, os van a remitir cada vez más a esta noción de elección y de afirmación de elección. Yo Soy Eternidad, me expreso desde mi Cuerpo de Eternidad o de la Conciencia Desnuda o me expreso desde la persona. Las palabras que salen, los giros de las frases que son empleados, os traicionan aún más fácilmente que la energía o las visiones. Sed lúcidos de esto, sobre todo si aquel a quien le envíais una reflexión, una pregunta entre vosotros, no hablo de aquí, tal vez sea un resucitado.

Entonces todo lo que es palabrería, convenios, discusiones estériles e inútiles, que ocupan y pasan el tiempo, si esto está presente, esto os muestra que todavía no lo están. Si pasan días deambulando, buscando trajes, a hablar para no decir nada, es porque no están en la Eternidad. Y hoy, es uno o el otro, cada vez más; ha sido uno o el otro durante mucho tiempo, y cuya trama temporal es más, no adelantada, sino la más clara, es evidente. Reivindique lo que reivindique a través de vuestras experiencias, vuestras vivencias u otras.

En este momento, lo más importante es simplemente de ver, de escoger los momentos cuando estáis en la Eternidad y cuando estáis en la persona. Esto se ve cada vez más claramente. Si no veis la diferencia, es porque simplemente no la vivis todavía. Esto allí tampoco puede dejar alguna duda, es no sólo evidente, pero además es natural, reencuentran lo que sois. No podéis más mantener lo que sois en Verdad y lo que creéis ser. Hemos pasado años diciéndoos que no erais este cuerpo, esta persona, este saco de carne, esta historia; esto no sirve para nada de creerme, pero hoy más que nunca, tenéis toda la posibilidad de verificarlo.

Y si respondéis que no sabéis, es sencillamente allí también que no lo estáis todavía, es decir que no es evidente para vosotros. La pregunta además confirma la falta de evidencia, no hablo de las preguntas personales como los objetos, sino de las preguntas ligadas a la conciencia. Y recordad que no podéis mentiros más.

Aunque creáis que podéis camuflar, caeréis un día u otro sobre alguien que tiene la Conciencia Desnuda. No podréis esconder nada, lo que sea que creáis esconder. La transparencia ahora debe ser total y completa. Esta transparencia no puede acomodarse con ninguna seducción, puede concordar con alguna mentira, ningún disfraz, porque incluso vosotros, si todavía no estáis  desnudo, el otro, él ve vuestra desnudez. ¡Entonces no creáis poder jugar más! Allí me dirijo a lo más hondo del alma de todo el mundo, del espíritu, jugad todavía juegos en el seno de este mundo, si tenéis todavía un oficio, hacedlo, pero no es un juego.

Pero si jugáis con la espiritualidad, a salir de las frases extravagantes, a contar cosas que sólo corresponden al astral, desde ahora en adelante lo vais a ver, y vais sobre todo a pagarlo en seguida. No es un castigo, contrariamente a los reajustes de los años anteriores, es justamente a través de esto que os despertáis finalmente. Y el despertar del que hablo ahora, no es sentir simplemente las energías, haber hablado con los pueblos de la naturaleza, es vivir en totalidad lo que sucede en medio del pecho. Es percibir el Cuerpo de Eternidad, algunos ya lo habían percibido, pero también vivir conscientemente adentro y de no más estar atados a la persona, al cuerpo de carne y a este mundo. No hay estado más magnífico que de re-descubrir real y concretamente lo que sois más allá de toda interfaz, energías, vibraciones u otras, más allá de toda historia y de todo personaje.

Entonces sigamos.

Pregunta: Entonces, hay una continuación a la pregunta: «En respuesta a vuestros consejos llevé mi atención en los centros de la cabeza, ahora tengo menos mordeduras, pero tengo aftas …

Y allí esto desciende…

Pregunta: ¿Acaso debo actuar sobre los centros de la cabeza y situarme por encima de la cabeza?

Bueno, te responderé hoy: gira tu conciencia hacia el corazón, no busques nada a hacer, ni a curar y observa algunos días después lo que sucede. Que hayas pasado de las mordeduras a las aftas confirma ampliamente lo que di como explicación; pero no te apoderes de esta explicación para ir a a buscar imágenes, de las que alimentar tu mental. Aunque esto funcione, esto será reemplazado por otra cosa, mientras no hayas girado totalmente hacia la evidencia de la Gracia y de la Resurrección. ¡Entonces a pesar de todo, no me hagas decir que toda confusión, toda enfermedad, todo síntoma está ligado a la Resurrección! A veces sí, en los mecanismos dichos brutales, violentos, inflamatorios y resolutorios, sí, pero en otros casos, no. Son sus costumbres de comportamientos, esto ha sido repetido en innumerables ocasiones. No vayáis a buscar como antes la resolución de memorias, una comprensión, visiones, energías, porque allí alimentáis lo efímero, totalmente, a costa de la Eternidad, y observareis las consecuencias. No podéis hacer más trampas.

En cuanto hayas sentido una de las coronas, no hablo incluso de la Resurrección en curso, del hecho que el Cuerpo de Eternidad está presente, si todavía jugáis a esto, esto va a pasar mal para vuestro efímero. Pero justo pasando mal para este efímero, a veces de modo dramático incluso en el instante, vivís la libertad. ¡Entonces no vengáis a rehusar, no vengáis a buscar en vuestra cabeza o en vuestra memoria algo, ya que todo, sin excepción alguna, lo qué sucede hoy a cada conciencia, para los grupos sociales, para las naciones, para el mundo entero, sólo es la Resurrección! A vosotros de ver

Repito la misma frase: donde lleváis vuestra conciencia, de donde os alimentáis: de la Luz pura o de las imágenes astrales, energías, vibraciones que os ayudaron por supuesto hasta ahí, que os sostuvieron, que os permitieron tener referencias, pero no necesitas más de esto hoy.

Pregunta: ¿Por qué en los días alrededor de Pascua a menudo tengo una depresión?

Qué es la Pascua, según el plan de la historia, es bien evidentemente la crucifixión y la Resurrección. Es cuando la sangre de Cristo a fecundado la tierra y ha preparado lo que vivís ahora desde hace treinta años sobre tierra. Si no hubiera habido matriz Crística, estaríais muy mal, porque la matriz Crística, no hablo de la historia, sino de la Conciencia que estuvo encarnada, siempre está presente por supuesto.

Si ella no hubiera estado presente, habrían muchas dificultades para liberar este mundo. Entonces, el período de Pascua, es también el período cuando el Cristo endosó, tomo voluntariamente este término - los pecados del mundo -, aunque esta expresión no sea correcta, ella corresponde a lo que ahora se vive, hoy en este mundo. Entonces no veáis los aspectos históricos, sino el aspecto esencial y fundamental que es el Camino, la Verdad y la Vida que os devuelve la Vida Eterna.

Continua.

El período de la Pascua, es pues el período cuando el Cristo endosó el pecado del mundo. Como la matriz Crística, para todos aquellos que vivieron y siguieron el proceso a lo largo de numerosos años, tenéis la matriz Crística en vosotros. Y si ésta es activada al mismo tiempo que el Impulso Metatrónico, el Impulso Metatrónico posterior, no solamente en la cabeza, sino a nivel de la puerta KI-RIS-TI, entonces vais a vivir como lo hicieron algunos santos: endosáis la desgracia del mundo, como los santos lo vivieron; compartís el perdón del Cristo, os hacéis el imitador del Cristo.

La problemática no es ser llevado por esta tristeza, por esta depresión, creyendo que depende sólo de vosotros, y de hecho lo dices muy bien, casi es en tu casa sistemática, en este período.

Entonces más allá del sufrimiento, del desánimo y de lo que está por atravesar, en general a causa de la Resurrección actual, en cuanto sales de esta depresión, comprobarás que hiciste un salto enorme en tu Eternidad, es la única explicación. Pero evidentemente, si esto sucede, es o bien porque el Cristo lo decidió, o bien porque quieres desposar el Cristo, o bien porque hubo en tu vida unas fallas que resuenan; pero en lugar de aportarte el sufrimiento que se reproduce, te aporta esta depresión, para que compartas la carga del Cristo realmente y concretamente.

No sólo son los santos que aceptaron esta carga. Hoy, todos la pueden tomar consigo, y además acelerarais entonces ampliamente la aparición del evento. Pero cuidado de no cargaros, incluso por Amor, de aquellos que son demasiado pesados para vosotros. Como la Eternidad está presente, es muy fácil de no equivocarse sobre la carga que es aceptada o acogida
Entonces ve esto, más allá del sufrimiento, como un privilegio que vivieron muchísimas esposas y esposos del Cristo y de María. Porque estos individuos que fueron unos santos o no, revivieron la pasión del Cristo, la crucifixión, revivieron el dolor de la Pascua. En general después del lunes de Pascua, para aquellos que viven en países, vamos a decir, de esencia católica, Crística, participan en la redención. Endosáis, por la presencia de la Eternidad, el peso del mundo. Además el mundo está en vosotros, incluso éste, aunque sea sólo porque vuestro cuerpo ha sido forjado por los materiales de esta tierra; los materiales de la tierra, que llamáis alimentos, llevan la huella del Cristo, de todos los sufrimientos que han sido vividos sobre la tierra en el encierro.

El principio de la redención, no para ti, ya que la Resurrección no necesita redención ya que estas salvado. Pero en cambio, muchos hermanos y hermanas necesitan ser sostenidos, no por un acto voluntario de decir «voy a hacerme cargo de tal alma», sino de aceptar sin condición alguna la carga del Cristo. De hecho cuando el Cristo se presenta a vosotros en los tiempos antes de la Resurrección, para aquellos que vivían realmente este encuentro con el Cristo, la primera cosa que os dice Cristo, es: «¿Quieres ser mi Amigo o quieres ser mi esposa?» Él no impone nada.

Mirad la vida de los santos en Occidente, veréis el número de hermanas Estrellas que tuvieron, hasta sin verle, esta información. Entonces sí, es un sacrificio total, ya que en este momento la vida es vivida a título personal, pero es vivida en calidad de Cristo realmente y concretamente. Participáis así en la redención global, aportas tu piedra al Cristo y pones a sus pies estos sufrimientos. Ellas no te pertenecen, sobre todo el modo en el que las describes, hasta si, como dije, puede haber una condición previa a ti.

Puedes seguir

Pregunta: A veces, pierdo el equilibrio, escucho muy mal, mi campo visual se estrecha y hay como una niebla. ¿Que hacer?

Primero informarte si no es médico, todo depende de la edad por supuesto, pero antes de todo asegurate, en este caso, de la integridad física, para no pasar al lado de un problema médico. Ahora sabéis pertinentemente que las llamadas y los requerimientos de la Luz pueden también activar estos síntomas. Son los momentos que habíamos llamado de pre-estasis. Pero más vale a pesar de todo en ese caso preciso verificar, excepto si estás seguro de tu Corazón, excepto si estás seguro de tu Resurrección donde te reconociste, cuyo caso no tiene ninguna importancia. Que sea un accidente vascular en curso, o que sea la Resurrección, la finalidad es la misma, a algunas semanas cerca. Entonces no te inquietes por eso, pero a condición de que vivas la Resurrección; si no la vives, mira a pesar de todo si no hay anomalía en el sentido energético o médico, pero pueden haber también dos; si hay dos, entonces es la acción de la Luz, digas lo que digas de eso, aunque piensas en eso y cualquiera que sea tu edad.

Puedes continuar

Pregunta: ¿Puede definir el estado de 'verdura' que se va a vivir, esto cuánto tiempo puede durar?

Esto durará hasta tu Resurrección en su finalidad, porque en cuanto hay finalización, es decir cuando la conciencia de la Eternidad se reencuentra en Conciencia Desnuda, entonces no estáis sometidos más a la pre-estasis, no necesitas más ser llamado a la orden, en alguna parte, por la Luz, vivís realmente la libertad, habiendo sido resucitado en totalidad. Ni la Eternidad, ni lo efímero no os pueden llevar a otra parte sólo allí donde estáis, en el Corazón del Corazón, en la ligereza, la alegría, la evidencia y la paz.

¿Puedes repetir la pregunta precedente?

Pregunta: ¿Puede definir el estado de 'verdura' que se vamos a vivir, cuánto tiempo puede durar o va a durar?

Pero el estado de verdura que vivisteis desde el principio de la Resurrección con más o menos intensidad, si los hemos llamado pre-estasis, es similar a lo que sucederá en el momento del evento. Pero así como acabo de decir, aquel que aceptó el sacrificio y lo que vive la evidencia, y sobre todo las primicias, o la Conciencia Desnuda misma, entonces no estáis más sujetos, cada vez menos, al estado vegetativo; a veces esto puede volver extremadamente poderosamente, pero esto no dura. Contrariamente a aquellos que mantienen su efímero, a toda costa y valga que valga, y que van a ser cogidos o bien por su cuerpo, o bien por la Luz. A menudo son hermanos y hermanas que, aunque vivan todos los procesos que han sido anunciados desde hace años, mantienen en alguna parte su final de la historia, y entonces alimentan esto. Pero para todos los demás, y sobre todo los que no vivieron nada, esto ya ha sido dicho por el Comendador, sois cada día más millones, a pasar, que pasan del estado de persona a la Resurrección, espontáneamente y directamente, sin saber lo que es.

Y para vosotros que vivís los procesos vibratorios, los viviste, que leísteis, que escuchasteis, que habéis entendido, que más queréis hacer? Entonces el estado vegetativo, de pre-estasis, concierne sobre todo a los que necesitan finalizar su Resurrección. Si los conocéis, observáis que estos hermanos y hermanas, cualesquiera que sean las magníficas vivencias de los primeros estratos de la Resurrección, continúan alimentando las costumbres, su pequeña vida, como si nada. Pero esto ya no es posible, no pueden hacer más como si nada. La inteligencia de la Luz, la Conciencia Desnuda, la conciencia de la Eternidad están presentes.

Os incumbe ver donde estáis, os garantizo que hoy, es extremadamente fácil. Por otra parte lo repito, como el Comendador lo había dicho también en otras ocasiones, si hay preguntas, es que no lo estáis; porque si lo estáis, no tenéis dudas, sólo tenéis el testimonio. Pueden haber preguntas sobre la finalidad de lo que es vivido, pero no estáis en el cuestionamiento sobre lo que vivís, es profundamente diferente.

Pregunta: Buenos días Bidi, desde que volví a mi casa, por más que llamo la Luz, centrarme sobre el corazón como nos había dicho, quedo siempre en la misma persona. ¿En la ira, lloro siempre mucho, por qué? Gracias.

¿Pero antes de que los elementos de la persona sean trascendidos por la Luz, es muy gentil, efectivamente el consejo que te di de ponerte en el corazón, pero que sientes? Tú mismo lo dices, eres siempre la misma persona. Entonces compruebas, que no sólo eres libre, sino de que la Resurrección no está acabada. Y allí también es una cuestión de equilibrio: es decir que le das demasiada importancia a tu personaje, a tu historia, mucho más que a la Eternidad. ¿Cómo quieres acabar tu Resurrección así? Sólo puedes sufrir.

Así como dije, comprobáis la diferencia entre, por ejemplo, algunos momentos vividos a nivel del corazón y vuestra vida. Y allí esto va a volverse, como dije, cada vez más difícil, incluso intolerable, tanto que no es realmente y concretamente en el corazón. Porque tal como la pregunta está hecha, esto quiere decir: ¡esto está allí, viví el fuego del corazón, estoy en Resurrección! Pero puedo seguir manteniendo ciertas compañías o actividades que no me gustan; no soy capaz de cortar y de zanjar lo que debe ser zanjado. Por supuesto si es así, aunque viviste el fuego del corazón, cualquiera que sea, estás todavía sometido, como lo compruebas, a tu persona.

Hoy, no hay más, lo repito a través de esta pregunta, de media tinta. No podréis más, y cada vez menos componer entre la buena vida personal efímera y la Eternidad, sino esto nunca se pararía. Ved primero cuánto os satisface esta situación cuando vivisteis el Corazón y que continúa su pequeño teatro ordinario. Esto es esto lo que llamo una espiritualidad confortable, lo que llamáis el bienestar que sólo alimenta el ego siempre más. La intensidad de lo que  tenéis que vivir hoy, de lo que es posible vivir, afuera del cuerpo, es simplemente el elemento más importante. Porque en cuanto salís de vuestro cuerpo, no en astral, ni decidiéndolo, pero esto se produce siempre solo por esta ondulación del corazón, de la Evidencia, de la Eternidad y de la finalidad de vuestra Resurrección, entonces en este momento, nunca más podréis estar engañado y sometido a vuestra persona.

Pero para eso hay que finalizar, y no puedes finalizar siguiendo, emprendiendo y haciendo, incluso lo que es vital, pero que es contrario a lo que te dice tu Corazón y tu conciencia. Sin esto serás siempre una persona, vas a llorar cada vez más, y vas a comprobar una distancia entre lo que sabes ser verdadero por haberlo vivido y la distancia que se instaura por la tristeza y por el hecho de no haber sabido zanjar. ¡Entonces vivir la Resurrección por el fuego del corazón, por el Cubo Metatrónico, ya es extraordinario, pero no  os paréis por el camino! Sobre todo para vosotros que vivís esto y que estáis al tanto de las energías, que las sentís, las vibraciones, las canalizaciones, vuestras relaciones entre hermanos y hermanas que viven las mismas cosas.

Hay, en el proceso de finalidad de la Resurrección, una impecabilidad de comportamiento; porque lo que le hacéis al otro, es al Cristo y a vosotros mismos que lo hacéis, cualquiera que sea, incluso el peor de los enemigos. No podéis más balancear pensamientos, ideas, comportamientos que son contrarios a la Luz, si sois portadores de Luz. Está acabado, y si continuáis, esto va a ser cada vez más violento, cada vez más grave, no para los que sois, sino para lo efímero.

No hay otra alternativa desde ahora en adelante. Sois más o menos conscientes de eso. ¡No es si queréis, como en los años anteriores donde estabais en unas experiencias de Amor, experiencias con los pueblos de la naturaleza, donde ha sido pedido estar en la naturaleza y sobre todo, si teníais la oportunidad de ser libres, de estar a gusto, esto se acabó! Porque la Eternidad está totalmente presente, y no podéis transigir más o decir «ya veremos mañana». Excepto si escogisteis la materia. Pero deberéis a pesar de todo pasar por el ojo de la aguja; deberéis acabar esta Resurrección para completar el Juramento y la Promesa.

Pregunta: Entonces justamente la pregunta es sobre la Resurrección: ¿Por qué el estado de Resurrección  cansa tanto? Gracias.

No es el cansancio, es una derivación y una transmutación de la energía vital por el vibral y por el Cuerpo de Eternidad. La fase alquímica crea, como sabéis, unas pre-estasis. Esto cansa a la persona, pero esto no cansa lo que eres porque el cuerpo físico, el cuerpo etérico, hasta recientemente, no podía encajar la Resurrección. Pero las circunstancias del juego, sobre el escenario de juego de la tierra, hacen, por la interacción de todos los jugadores y todos los factores, que este proceso inaudito se produzca. Y allí también, esta historia de cansancio, esto reúne lo que acabo de explicar.

Si estás cansado, esto quiere decir que necesitas descanso, inmovilidad y silencio. Más aceptarás este descanso, este silencio y esta inmovilidad,  y en un primer tiempo comprobarás que estarás cada vez más cansado, pero cada vez menos presente en lo efímero.

En este momento, gracias a lo que llamas este cansancio, esta pérdida de vitalidad se hace en provecho de la Luz y de la concienciación de tu propio Cuerpo de Eternidad; que esto sea en las partes vitales o que esto sea trasladando totalmente la conciencia en este Cuerpo de Eternidad que desemboca, como dije, en la Conciencia Desnuda. Allí no hay un Absoluto y la ilusión de un lado, sino donde la ilusión y el Absoluto y todo lo que es entre ambos se vive al mismo tiempo, en el mismo espacio, en la misma conciencia, es eso lo que es resolutorio. Pero si aceptas este cansancio que no es nada más que un requerimiento de la Luz, entonces comprobarás muy rápidamente que la finalidad de esta Resurrección te dará un sentimiento de libertad, de ligereza, de expansión que no puede ser comparada con ninguna experiencia, que ella sea visual, energética u otra.

En vista de la preeminencia de la Luz vibral, sobre todos los humanos-almas, en conjunto de la tierra, en conjunto del sistema solar, hay solo a acoger, como ha sido dicho. Acoger, es ponerse en postura de acogida de lo desconocido: no analizar nada, no discriminar nada, no ejercer ninguna voluntad, sino estar en este principio de acogida incondicional, sin condición alguna, ni condición previa alguna y sin querer sacar de eso explicaciones o comprensiones.

Si hacéis esto, el Juramento y la Promesa se actualizan enseguida. Pero no os podéis hacer trampas, porque veo desde aquí las preguntas venir que me van a decir; «hice todo esto y sin embargo no lo vivo». Pero es porque no sois auténticos,  queréis desembarazaros simplemente del cansancio para llevar vuestra vida, digas lo que digas. Porque hasta ahora la espiritualidad en este mundo, cualquiera que sea, que sean las religiones, los movimientos espirituales cualesquiera que sean luciferinos, y nunca os permitían vivir lo que ahora vivís.

Encontradme además un solo ejemplo, o un solo libro, hasta entre los más serios del hinduismo de Ayurveda, alguien que fuera capaz de describiros lo que estáis viviendo ahora. ¡Nunca los hubo, nunca jamás! ¿Qué más queréis, qué más buscáis? Si buscáis, es porque queréis mantener la materia, y mostrad por ahí mismo cuales son vuestras elecciones. Ellas no son criticables, pero no podéis al mismo tiempo, querer la Luz, contrariamente a antes y mantener a la persona. Ya no es posible. Lo repito, no hay ninguna excusa que valga, no hay ninguna obligación de este mundo que valga, excepto si lo decidís.

Pero recordad que cualquiera que sea la ayuda que algunos de entre nosotros os podáis aportar, desde ahora en adelante sólo vosotros decidís. El último paso, ya que ahora todo está abierto, podemos impulsarlo, pero después os incumbe de permanecer allí o no. Esto sólo depende de vosotros, esto no depende de nadie, ni depende de ningún karma, ni de ninguna condición de salud, sino simplemente de vuestro posicionamiento, de vuestro punto de vista de la conciencia. Sed muy lúcidos sobre esto. Mientras buscáis un compromiso entre lo efímero y la Eternidad, no podéis finalizar la Resurrección. Será finalizada por supuesto en el momento colectivo, pero no vale la pena de poneros en estados de sufrimiento y de resistencia queriendo componer ambos.

Seguid las líneas de menor resistencia, seguid la fluidez de la Unidad, seguid la gracia que sois, no hay nada más a hacer. ¡Mientras creáis tener algo que hacer, podéis estar seguros que es vuestro ego y vuestra persona que os susurran, ciertamente, no la Eternidad!

La Eternidad cuando es revelada, cuando es finalizada, ella sólo os pide una cosa, es lo que sois: la ligereza, la alegría, el ecuanimidad, el no juicio. Es imposible juzgar a quienquiera, porque vivís realmente y concretamente que el mundo entero, las dimensiones enteras están en vosotros, no os podéis condenar. No es una creencia, no es la adhesión en un dogma religioso, es vuestra vivencia.

¡Allí también, a vosotros de ver, y de decidir! Pero sabed que no podéis componer más, un poco de efímero, un poco de Eternidad. Esto ya se ha dicho, la Eternidad va a tomar todo el espacio de vuestra persona

Y desde ahora en adelante, cuanto más aceptáis, sin reponerse en vosotros mismos en la persona, más esto va a ir muy deprisa. Pero si mantenéis esta especie de compromiso, y os recuerdo que no hay ninguna obligación que valga para la Eternidad; las obligaciones, esto concierne a la persona y a la sociedad. Sois quienes escogen. Y es evidente que si juegan, incluso sin saberlo, a esta especie de compromiso entre lo efímero y el eterno, entonces viviréis momentos de verdura cada vez más intensa, y manifestaciones corporales cada vez más violentas.

Elegid: o bien os quedáis en la materia, porque es vuestra elección, pero entonces no  os intereséis más en la Eternidad; o bien elegís la Eternidad y estaréis interesados cada vez menos y naturalmente por todo lo que concierne al efímero: las palabras, los discursos, las dudas, el sentido de las responsabilidades. Es como si supierais que estáis muriendo, dejando este plano, y que todavía queréis hacer cosas, esto se llama la negativa. Recordad esto: la negación, la ira, la negociación y la aceptación. El shock colectivo de la humanidad, lo vivís a nivel individual, pero mucho más intensamente que estos últimos años. Sed pues conscientes y lúcidos.

Ahora si la Luz, aunque viváis las vibraciones y el proceso de la Resurrección, y que la luz os deja continuar sin dificultad alguna, vuestro efímero, entonces hacedlo. Pero de todos modos si vivís la Conciencia Desnuda, no podréis poner nunca más lo efímero por delante, y vuestra persona delante. Porque habréis visto la Verdad, realmente vista y no solamente sentida o percibida a través de las percepciones o energías, es la vivencia de la Conciencia Desnuda y la felicidad de ésta.

Entonces mis palabras son tal vez hoy un poco violentas, pero ahora es importante que lo hayas vivido, para muchos, de diferentes maneras, la alegría o la ligereza o la paz de la Resurrección, de ir hasta el final y no desviar lo que sea de esta Eternidad, para tener cualquier ventaja en el seno de este mundo. ¿Sin esto dónde está vuestro sacrificio? No era ningún sacrificio, era un simulacro.


No podéis mentiros más. Y si os mentís interiormente, no hablo incluso de la relación, pero si os mentís, no hablo de error o de equivocarse. Pero si realmente, os contáis historias, a nivel de vuestro cuerpo y de vuestro efímero, habrán soluciones definitivas y expeditivas para el bien de la Luz, para el bien de quienes sois. No para el bien de lo que creéis ser en esta carne, que creáis llevar una evolución, vuestra vida o responsabilidades cualesquiera que sean. No estáis más en este juego, vais a comprobarlo muy deprisa, si aun no está hecho.

Entonces qué queréis, en resumen es lo que os dice la Luz a cada minuto: ¿Qué alimentáis? ¿Dónde llevas tu alegría? ¿En la materia y este mundo? ¿Sobre el sentido de las responsabilidades que no pueden valer? Es como; si vais a fallecer, tened todavía ideas de ver y de proyectaros en las vacaciones del próximo año, o de querer programar, administrar; es una negativa, es una negación de lo que sucede. Entonces por supuesto como sabéis, muchos estarán en la negación hasta el final, hasta cuando el acontecimiento estará allí. Es vuestra elección y es respetable, mucho más respetable que aquel que se balancea entre lo efímero y el Eterno. Recordad también lo que decía la Biblia, no sé más dónde: «Dios vomita a los tibios», aquellos que no escogen, que no se han confirmado, o bien en la materia, o bien en la Eternidad.

Desde ahora en adelante, es simple. He aquí la ecuación que es puesta desde ahora en adelante. Esto era lo uno o el otro, aportándoos pruebas, ahora es definitivamente e irremediablemente uno o el otro. La evidencia del Amor o la creencia en el Amor, lo vivido del Amor o la experiencia del Amor. Tenéis todos los elementos, tenéis entre mano todas las cartas, si preferís. En esta elección, no sirve para nada querer encontrar justificaciones o explicaciones, sois quienes deciden; sobre todo si el proceso de la Resurrección arrancó hoy o hace unos meses.

El impulso y los requerimientos de la Luz se vuelven tales a nivel del corazón, directamente ahora, una vez más, no podéis negociar más lo que sea. La Vida os pone sobre los carriles, lo que llamé vuestra trama temporal y es todo. Lo que vais todavía a decidir, en relación a la espiritualidad o a vuestras experiencias, sólo os alejan de la Resurrección y esto lo vais a vivir y a percibir. No porque os alejáis viviendo las energías, las vibraciones de la Resurrección, sino porque vuestra elección libre y alumbrada es la materia.

¡Habrá que romper a pesar de todo con esta materia! Pero la Luz no es responsable de nada, todo viene de vuestra elección: la verdad o la experiencia, la Verdad absoluta o la verdad intermediaria y relativa, la dicha y la completud, la felicidad o la resistencia, consciente o inconsciente por otra parte. No hay otra alternativa, hasta para aquellos que hoy no vivieron estrictamente a nada.

En los días y semanas que vienen, ellos estarán exactamente frente a los mismos desafíos, a la misma elección y a los mismos posicionamientos. No os puedo decir mejor y más claramente las cosas, sin mentira, sin evasiva. Aprovechad la evidencia y la alegría, pero cuando la evidencia o la alegría o la paz están allí, si la Luz, por su camino, rompe algunas cosas, si rehusáis o si queréis mantener el estatus-quo, es vuestra elección, es vuestra libertad. Pero no vengáis después a reclamar acerca de vuestra Eternidad, porque allí no es una pregunta de gracia que estaba acabada, ya que la gracia es total. Pero no podréis renegar más vuestra elección o cambiar de elección, se acabó, escuchadlo claramente, con alegría, con evidencia.

Pregunta: ¿Por qué tengo siempre las mismas pruebas con las mismas personas que vuelven todo el tiempo?

Esto se llama los ciclos en el seno de una misma encarnación. La vida, incluso encerrada, os va a proponer, no pruebas, sino desafíos y experiencias. Es la ley de la dualidad, no es la ley del Amor y de la Luz. Mientras no arreglaron el problema por la persona, entonces el problema se reproduce siempre, las mismas personas, las mismas circunstancias. Allí a través de esta pregunta, esto quiere decir simplemente, que lo que haya podido ser vivido allí, la persona todavía está frente de la escena.

Y que no me vengáis a decir «no logro desembarazarme de mi persona o de mis costumbres», ya que basta con volverse hacia el corazón para vivirlo. No puedo deciros mejor. Entonces sí, en este caso, vivir las mismas situaciones de manera cíclica, que sea en un año o en ciclos biológicos más largos o en otros ciclos, sólo repite el requerimiento, la lección, es decir que la persona está siempre allí y que el problema que subtiende esto no ha sido resuelto, no ha sido visto. Pero la explicación allí, no es exterior, es al interior y allí no puedo darte respuesta más precisa. Pero es una certeza: estar afectado por ciclos corresponde a costumbres. En la Eternidad, no hay costumbres, no hay cristalización.

Pregunta: ¿Yo escucho cada vez más ruidos o cantos en los oídos, de donde viene esto, y por qué es cada vez más fuerte? Gracias BIDI

Pero esto ha sido explicado decenas de veces, permitanme no volver sobre eso. Hay explicaciones tanto en la enseñanza del Advaita vedanta que en los yogas sutras, como en todos los textos innumerables que vienen de la India, donde el canto del alma o las siete octavas han sido descritas y el canto efectivamente se refuerza. Pero todo esto ha sido explicado decenas de veces, estoy afligido de no poder repetirlos, hay otras prioridades. Pero el canto en los oídos va a aumentar cada vez más, ya que todos los sentidos se apagan, los sentidos corrientes: la visión, el tacto, el gusto, el olfato y el oído. Son reemplazados y magnificados por los sentidos espirituales ya que el Cuerpo de Eternidad está presente. Entonces por supuesto que esto va a cantar cada vez más en vuestras orejas, pero todo esto ha sido explicado, a lo largo y ancho.

Pasamos al siguiente.

Pregunta: ¿Tengo cada vez menos ganas de ir al trabajo, es normal? Gracias.

Creo que ya respondí de diferentes modos a éso. Esto me parece completamente normal si eres resucitado que no tengas ganas, aunque hay que ganarse la vida, de alimentar la matriz con tu trabajo, que en cambio te alimenta por supuesto, pero te aliena. Hoy tengo este lenguaje abrupto y duro, porque no se está más en los tiempos donde hay que componer. Más que nunca, es la evidencia o la pregunta... pero continúa.

Pregunta: ¿Tengo dificultad para olvidar a mi persona y quedarme en el corazón y la Luz, a pesar del gesto que me dijo hacer, por qué? Gracias.

Es muy simple, estoy persuadido que no tienes ningún tiempo que consagrar efectivamente a la Luz, por el silencio y la inmovilidad, y estoy seguro que en tu caso, crees que basta con sentir el corazón y con continuar tu vida, y después me dices que eres todavía una persona. Si eres todavía una persona que ha vivido la Resurrección y el fuego del corazón, sólo puedes estar cada vez más mal, a pesar de la alegría de la Resurrección, a pesar de la evidencia de ésta. ¿Esto reúne todas las explicaciones que acabo de dar con respecto a dónde ponéis vuestras prioridades?

Entonces por supuesto, dicho así, tenéis la impresión que hay que soltar el trabajo, la familia y volverse un santo, pero no, simplemente aceptar la Eternidad. Hoy no es solamente haber vivido la experiencia, es ir hasta el final, es tomar tiempo, en vez de ir a charlar con amigos o amigas, más que de estar interesado y seducido por las tecnologías de este mundo o por las relaciones de este mundo. ¿Acaso la relación a lo que eres es más importante que todo esto? Te respondo ciertamente no, aun no. La Resurrección te pone sobre un camino. Este camino no es duro, es simple, es evidente, pero no sufre ningún compromiso con lo que se celebra. Es así.

Es la progresión de la Luz, no sois quien decide, ni individualmente, ni colectivamente. Lo sabéis, hay innumerables factores que desde ahora entraron en juego desde mediados de diciembre y la partida se juega. Por supuesto cada uno puede moverse un poco, pero estáis sometido a la totalidad del juego. Simplemente vuestro posicionamiento de un lado o del otro, que podemos decir, ambos adversarios, es decir lo efímero y la Eternidad desde ahora en adelante. Excepto por supuesto cuando estáis en Conciencia Desnuda, porque allí lo veis, no es un concepto, no son ideas, esto una vivencia real.

¿Tienes otra pregunta o hay otra pregunta?

Pregunta: Entonces una última pregunta antes de la pausa: ¿a veces tengo la sensación de estar solo, demasiado solo, cuando sé que estáis un poco en todos nosotros, es normal?

Te recuerdo que la Resurrección se hace desde el a solas y el cara a cara. Claro que sea yo u otros hermanos y hermanas encarnados, podemos aportar un consuelo, unas indicaciones, pero es imperativo en un momento dado de estar en este a solas, para descubrir por la nada que todo está allí. Es decir que en un momento dado, hay que detener todo contacto exterior e interior, para estar disponible. Esto no quiere decir que se ha acabado, los contactos con otras entidades, con la Luz, pero hay un momento dado que es el instante resolutorio donde debéis estar a solas: no hay nadie para ayudaros, nadie para guiaros, ni nadie para orientaros. Aceptáis la Eternidad o no, en totalidad, o dais media vuelta.

Pero esta soledad, aunque estéis rodeado de muchísimos amigos, o de la familia, es una soledad interior, así ha sido dicho. No se os ha pedido ser un solitario en la naturaleza durante diez años o de huir de la sociedad o la familia o lo que sea, sino de estar solo interiormente.

Porque es a solas que, el cara a cara se produce. Entonces el tiempo de vivirlo, cortar con todas las experiencias, no quiere decir no verlos, sino de no ocuparse más en el instante presente. Estar totalmente disponible, totalmente presente. Si actuáis así, todo es simple, es la persona quien complica. Pero tranquilos, es completamente normal, que la Eternidad habiendo entrado en manifestación, no solamente a través de la Luz, sino a través de la puesta en marcha de vuestro Cuerpo de Eternidad y de la Conciencia Desnuda, os pone frente a una responsabilidad. O bien esta responsabilidad es un peso, porque os inclináis hacia lo efímero, o bien es un éxtasis, porque aceptáis la Eternidad.

Entonces por supuesto el ego os va decir: «Pero hay que ganarse la vida, hay que alimentar a los niños», pero esto son estrategias del ego, de la persona, ya que lo que acabo de decir allí, esto no necesita otra cosa que una actitud interior, a solas y esto se hace en un minuto.

No tenéis que dejar a nadie, esto es el ego que cree esto, o que os le hace creer. Eso es a solas, eso es la resolución.

Y dijiste que esto estaba acabado por el momento.

Sí nos acercamos a la hora de la pausa.

Entonces Bidi Os va dejar descansar, y Bidi os dice: «Hasta luego para la continuación».

Gracias
Hasta luego.