Seguir

jueves, 27 de noviembre de 2014

Madre María ~ No Estamos Completos Sin Ustedes a través de © Pamela Kribbe

   

Soy María quien les habla. Los saludo a todos con el amor de la conciencia que actualmente envuelve y que siempre con más fuerza impregna la Tierra. 

Ustedes están entre las primeras personas en recibir esta conciencia del corazón para transmitirla a la Tierra y a las personas que los rodean, y nosotros les agradecemos por eso. Acepten nuestra gratitud por ser un canal para una nueva energía en la Tierra.

Ustedes son valientes, han elegido estar aquí y ahora en la Tierra en esta época cuando mucho está cambiando para bien, pero también hay muchas cosas que vienen que son dolorosas en forma de viejo dolor y heridas. Están viniendo a la superficie de un modo extremo en esta época, y sí, también dentro de ustedes.

Todos ustedes acarrean su propia historia personal que va mucho más atrás a través de muchas vidas. Han estado en la Tierra muchas veces, y cada vez han intentado realizar alguna de sus inspiraciones más profundas, lo cual es su principal deseo por estar aquí en la Tierra. 

Debido a que están tan conectados a este planeta, han venido aquí como un “niño” que quiere crecer y aprender y, al mismo tiempo, de algún modo también son un “padre” para la Tierra, los guardianes que alimentan la vida con su presencia. De modo que ustedes son tanto un “niño” como un “padre” en su relación con la Tierra. En este momento en el tiempo, la Tierra quiere llevarlos a través del puente hacia una nueva conciencia, hacia una nueva realidad, hacia una vida desde el corazón.

Al mismo tiempo, hay ángeles y guías en la esfera cósmica alrededor de la Tierra que quieren apoyarlos. Estamos muy emocionados mientras estamos a su lado y espiritualmente los abrazamos. Ustedes son tan queridos para nosotros porque ustedes son quienes están haciendo el trabajo, aquí y ahora, en la Tierra. Sin embargo, ustedes aún tienen muchas dudas porque tienen que luchar con viejos miedos.

Ustedes han llegado al final de un camino específico de vidas; están completando un ciclo. En las muchas vidas que han conducido en la Tierra, gradualmente han hecho la transición desde la conciencia del ego a la conciencia del corazón. La conciencia del ego es en realidad una conciencia errante, una conciencia que ya no sabe a dónde pertenece ni de dónde viene. Es una conciencia dividida, separada y solitaria en el universo. Debido a esto está abrumada por el miedo, y desde ese miedo el pequeño ego está tratando de aferrarse a un cierto control sobre la vida y su entorno. Ustedes también trataron de hacer eso en su largo viaje hacia la autorrealización. La conciencia del ego es una parte de ese ciclo, una fase en su evolución.

Sin embargo, lo que sucedió durante la fase del ego ha dejado profundos rastros en su conciencia, porque hubo períodos de tiempo donde ustedes abusaron de su poder y de su control. En su viaje a través del universo, hubo una época en la cual ejercieron sus poderes manipuladores con mucha fuerza y con un efecto destructivo. La razón por la que ahora yo menciono esto, es para volverlos conscientes de que han suprimido vergüenza y culpa por haber hecho esto, y el resultado es que ahora ustedes tienen dificultades en implementar completamente su fuerza. 

Con la transición de la conciencia del ego al corazón viene el remordimiento por lo que ustedes hicieron en el pasado, y nunca van a hacer eso de nuevo. El resultado es que muchos de ustedes van demasiado lejos en la dirección opuesta al renunciar completamente a su fuerza y confianza. Incluso tienen miedo de la mera idea de ser poderosos y confiados en el mundo. Todos ustedes se han vuelto “pequeños ratones” escondidos en las alas de la vida, debido a que tienen esta resistencia a usar totalmente su conciencia de sí mismos por miedo a abusar de su poder.

En las extensas series de vidas que han vivido en la Tierra, también ha habido muchas épocas en las que la conciencia y la luz que ustedes querían dar desde su corazón se topó con la incomprensión y con la resistencia, y esto ha incrementado su miedo. El rechazo que han experimentado los ha desalentado. Ustedes han experimentado estos dos escenarios: por un lado, un ego poderoso que fue demasiado grande y que luego les provocó vergüenza y culpa, y por otro lado, el haber expresado poder desde el corazón que fue muy amoroso pero que no fue aceptado por la sociedad de la cual formaban parte.

Sí, ustedes han recorrido un largo camino. Han experimentado ambos extremos y debido a esto ahora viven con los remanentes de ese pasado, con la resultante falta de certeza: “¿Puedo estar aquí?; ¿soy lo suficientemente bueno?; ¿qué es lo que yo realmente traigo aquí?; ¿quién soy yo para querer levantar mi cabeza por encima del nivel del suelo?”.

Quienes ustedes son es acerca de lo que hoy yo quiero contarles. Ustedes son el ángel de la nueva era. Han venido a la Tierra para dar paso a un nuevo tiempo, y vienen en paz. Ya no vienen aquí con la espada del ego desenvainada, vienen aquí en paz. Ahora es el momento de tomar nuevamente su fuerza y de atreverse a creer en ustedes mismos. Sí, ustedes son ese ángel de la paz, porque en ustedes el ciclo de vidas ha llegado a una terminación: desde la oscuridad a la luz, desde el ego al corazón, y ahora ustedes quieren abrazar la conciencia basada en el corazón que es el resultado de toda esa experiencia. Ustedes quieren compartirla con los demás, porque sienten que: “Somos uno. Estamos todos aquí juntos en la Tierra, y todos somos parte de esa misma conciencia. Sí, incluso la Tierra misma es una con nosotros.” Y en toda su belleza, y en todo lo que han adquirido de la riqueza interior, están ahora en la Tierra y están dispuestos a pasar por encima del umbral. ¡Ahora es su momento!

Pero nosotros a menudo tenemos que sacudirlos suavemente para despertarlos, por decirlo así. Tenemos que mantenerlos siempre enfocados en el próximo paso delante de ustedes ya que con frecuencia se ahogan en la duda. A veces ustedes quedan tan atrapados y superados por el mundo tridimensional que los rodea, por las cosas que escuchan en las noticias de la televisión y que leen en los diarios. Los miedos, las cosas que discuten las personas, todo lo que escuchan, lo que se considera imposible, lo que está yendo mal – todos estos mensajes negativos los deprimen. Entonces experimentan muy poco espacio para la luz que en realidad son, la luz que tanto anhelan, y que inconscientemente llevan tan poderosamente dentro de ustedes. Subestiman su propia realidad, quienes son, la grandeza y el poder que encarnan, y no en el sentido del poder manipulador, sino el poder de la divina presencia dentro de ustedes.

Lo que es necesario para ustedes en esta época es el justo equilibrio de poder. No el poder del ego, sino el poder de su ser espiritual, de esa parte de ustedes que sabe que es llevada por un unidad que impregna toda la vida. Si ustedes pueden afinarse otra vez con ese poder, y se alinean con él, se sentirán en el hogar aquí en la Tierra, uno con el Espíritu, con el núcleo de quienes son.

Eso es lo que ustedes están buscando, y eso puede ser su hilo conductor para encontrar su camino y su destino en la Tierra. Hay espacio para todos ustedes en la Tierra; hay una abundancia que los está esperando, riqueza que quiere venir a ustedes en la forma de relaciones, condiciones de trabajo placenteras, una vivienda hermosa, dinero. En todos esos niveles, la Tierra y la realidad terrenal quiere recibirlos. Es su propia duda en ustedes mismos lo que los ha mantenido atados con nudos y lo que no ha permitido esas cosas para ustedes.

Nosotros les pedimos, casi les imploramos, que crean en ustedes mismos – ¡ustedes son eso! Son los pioneros en la Tierra, aquellos a quienes la Tierra ha estado esperando, a quienes la humanidad está esperando. Ustedes son quienes nosotros estamos esperando, porque no podemos hacerlo por ustedes. Podemos alentarlos, una y otra vez, y nunca nos cansamos de hacerlo, pero son ustedes quienes tienen que dar el paso decisivo, realmente confiar en su corazón, en los susurros de su intuición.

Para ayudarlos un poco en el camino, y sobre todo para alentarlos, queremos llevarlos al futuro. Les pedimos que viajen con nosotros en su corazón y en su imaginación. Imaginen que están ahí, en esa nueva Tierra, y que esa conciencia basada en el corazón se ha vuelto una realidad. Visualicen que lo fundamental de la realidad terrenal es la paz y la alegría.

Imaginen que están en una casa situada en un entorno natural, hermoso. Es su casa, su morada, y todo lo material se siente como si estuviera vivo. Tan sólo miren a su alrededor: las paredes, las ventanas, el piso de la casa, sientan cómo todo eso está más vivo que la materia terrenal a la cual están acostumbrados. Todo es luminoso e irradia luz, y la luz no viene del sol, la luz viene del interior mismo de la materia. Véanse en esa casa.

Su cuerpo también tiene esa cualidad luminosa. Las células de su cuerpo se sienten radiantes, vitales, puras y limpias. Y ustedes usan vestimentas que son confortables y fluyen encantadoramente a su alrededor. Están sentados en el piso en esa casa y sienten desde su chakra raíz la profunda conexión con la Tierra. Sientan el misterio de la Tierra y la vida que viene de la Tierra, ya que son parte de esa vida. Ustedes han nacido del Cosmos, pero ahora son parte de la realidad terrestre y conectan esos dos elementos.

Luego se levantan para salir afuera. Tal vez haya una puerta, o tal vez sólo una salida, y están parados sobre la Tierra con sus pies descalzos. El sol está brillando y el cielo es azul, y por un momento sienten la energía del sol. Perecería como si el sol también se sintiera diferente: una luminosidad, un brillo, una libertad que no estaba ahí antes – y su corazón late con alegría.

El nuevo nacimiento ha tenido lugar, y ustedes se sienten tan felices que tienen el deseo de celebrarlo con los demás. Son conscientes de que sus pies los están llevando a un lugar donde están reunidas otras personas. Ahí cerca hay un espacio abierto, una plaza tal vez, y van hacia donde escuchan el sonido de voces. Ahí ven los rostros de personas que les sonríen y les dan la bienvenida: “Los hemos estado esperando”, dicen ellos. “No estamos completos sin ustedes.”

Ustedes se ubican entre ellos y se sienten incluidos de una manera tranquila, apacible y pacífica. Son simplemente y completamente ustedes; no necesitan ser diferentes de lo que son; son ustedes mismos y se sienten conectados.

Cuando todos se sientan en ese lugar, todo se vuelve calmo, todo el mundo está escuchando. Llega un mensaje: su ayuda es necesaria. Hay un llamado desde la vieja Tierra que viene a ustedes. Es la Tierra que aún está atrapada en la vieja conciencia, la Tierra de la que ustedes aún forman parte mientras están sentados aquí; es la Tierra que quiere volver a nacer.

Ustedes envían su energía desde el futuro a esta vieja Tierra, a su vieja realidad de la conciencia basada en el miedo que está en medio de un proceso de nacimiento con dolorosas contracciones. Envían su confianza, su conciencia, su coraje a esa vieja realidad y a ustedes mismos mientras ahora están sentados aquí.

Regresen al presente y reciban esa energía desde el futuro y permitan que los bañe como una ducha. Esa libertad en la que ustedes realmente pueden ser quienes son ya no está tan lejos. Siéntanse apoyados por su propio Ser superior, y pídanle consejo. Pregúntenle a su Ser futuro, quien ya existe, ¡quien en realidad está vivo dentro de ustedes ahora! El tiempo no existe; es todo una ilusión. Ahora ustedes pueden conectar con ese Ser que ha terminado el proceso de nacimiento.

Mientras sostienen la vibración de su Ser futuro en su corazón, los viejos miedos, el viejo dolor de su descenso, toda esa lucha quedará detrás de ustedes. Ahora pueden celebrar la vida. Pueden estrecharse de manos con los demás y pasarse los hermosos regalos que tienen para compartir – ¡y en realidad pueden compartirlos ahora! Imaginen que su luz, sus cualidades únicas, su belleza – todo eso – está dando vueltas alrededor de esta habitación. Ustedes lo irradian hacia afuera y las personas aquí se ven afectadas por eso, y sus caminos se vuelven más fáciles debido a eso. Déjenlo ser; permitan que la sabiduría que es suya fluya a través de su cuerpo: a través de su corazón, a través de su abdomen, a través de su chakra raíz. Reciban desde el Cielo; reciban desde la Tierra; reciban desde el futuro la ayuda que está ahí para ustedes.

Y cuando sientan la liviandad que viene con eso, entonces será realmente beneficioso. Entonces habrán conectado con quienes ustedes son, con su núcleo profundo. Y eso es todo lo que tienen que hacer para encontrar su camino en la vida: conectarse con esa luz, con esa simplicidad, con esa facilidad. Lo que fluye libremente es beneficioso.

En esencia, la vida no es difícil. Ustedes son un canal; hay sabiduría y luz fluyendo a través de ustedes, y siempre que permiten la conexión con la Tierra y comparten sus talentos con los demás, traen cambio a este mundo, mientras que al mismo tiempo se liberan de eso. Lo dejan ir, sin embargo dejan atrás una huella para los demás, porque llegará el día en que ellos también querrán soltar la conciencia basada en el miedo. Ustedes están creando huellas con su energía.

Por lo tanto, felicítense y estén orgullosos de ustedes mismos. No miren aquellas cosas que aún quieren lograr. Miren todo lo que ya han hecho y lo que han vencido en ustedes mismos en cuanto a emociones, a miedos, a limitación.

Estén orgullosos de haber encarnado en un cuerpo humano al tiempo que perciben la promesa de una nueva realidad naciente, tanto adentro como afuera. Dieron un salto de fe. ¡Eso es un testimonio de su coraje y de su fuerza! Por lo tanto, atrévanse a ser guidados por su corazón en su vida diaria, y hagan decisiones que se correspondan con la energía que sienten ahora, con la liviandad de la nueva Tierra. No vayan en contra de lo que les dicen sus vísceras, atrévanse a confiar. Nosotros los amamos, sientan nuestra presencia.

Sitio en español: www.jeshua.net/esp

Traducido del inglés por Sandra Gusella

No hay comentarios:

Publicar un comentario