Seguir

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Ramana Maharshi (Un Amigo) y la Fuente. Por: El Coro de la Danza (au coeur de la dance) 9 de setiembre de 2014. Con audio. ¡Compartir!!!


Ramana Maharshi (Un Amigo) y la Fuente. “Observad, hoy, en donde os encontráis con esto, en donde os colocáis y si existe, aún, deseos que aparecen, proyecciones, miedos… Observadlos con Amor, sin juzgaros… Ofrecedlos al Gran Océano, a la Inmensidad, del Amor que vosotros Sois, de toda Eternidad, y que Acoge todo…”  
 
Audio

Yo Soy Un Amigo

Yo os convido, ahora y siempre, a acoger Mi Presencia en el Silencio…

Los Melchizedek se unen a Mí, en esta Comunión de Amor.

…Comunión…



Los tiempos que vosotros vivís son de una combustión total, total, de todo lo que vosotros creéis, de todo lo que vosotros creíais, por vuestras ilusiones, por vuestros miedos y vuestras proyecciones.

No hay nada que culpar, ni tener ninguna culpa, solamente ver, tal como un niño que se deja llevar por los brazos de su madre. Lo que se desarrolla… lo que os lleva a lo que Es, de toda Eternidad, que os vuelve a conducir a vuestra Eternidad.

Hoy, mi Hermano, mi Hermana, me gustaría deciros, renovando, así, nuestro pedido de Amor: en el Silencio, Reconoceros…

Observad, hoy, en donde os encontráis con esto, en donde os colocáis y si existe, aún, deseos que aparecen, proyecciones, miedos… Observadlos con Amor, sin juzgaros… Ofrecedlos al Gran Océano, a la Inmensidad, del Amor que vosotros Sois, de toda Eternidad, y que Acoge todo…

Aligeraos, no por un trabajo, pero, sí, por la observación clara y consciente del lugar en dónde vosotros os colocáis…

Si lo deseáis, tomad un momento, a partir de ahora, para observar…

…Silencio…



Para observar la observación…

…Silencio…



Para desaparecer…

…Silencio…



Observad bien, eso es simple, tan simple…

No hay nada que hacer, ningún esfuerzo, solamente observar y constatar lo que está ahí, en todo momento, más allá del tiempo y del espacio, en este lugar inmóvil, lejos de los disturbios y de los sobresaltos de la Tierra y de su humanidad.

Lo que es vivido, en estos tiempos, mis queridos amigos, lo sabéis, es el tiempo de la Renovación. Es el tiempo del Renacimiento… Permitid que la Creación se desarrolle en vosotros, dejando todas vuestras máscaras, soltando todo a lo que todavía os apegáis. Ha llegado el momento…

Observad, todo está ahí… Lo que vosotros Sois Está ahí, y siempre estuvo. Solamente se os pide reconoceros…

Así que, bien amado, Yo imploro, observaros y reconoceos. Ahora, a partir de ahora, no esperéis, no esperéis más, no esperéis nada, porque no hay nada que esperar y arriesgarías de perder todo lo que vosotros Sois.

Permaneced en la Paz… Permaneced tranquilos… La Paz, el Amor está ahí, de toda Eternidad, y os llama al Gran Canto del Amor, ese gran Canto de Amor que se eleva desde la aurora de los tiempos, Aquél que siempre estuvo ahí y que espera vuestro retorno. Él os llama a Danzar. La Tierra respondió.

Entonces, Mi amigo, Mi amado, ¿qué será lo que haréis? ¿Responderéis a Mi llamado? ¿Regresaréis a vuestro seno?

Mi Amigo, mi Amado, Yo os llamé hace muchos meses, muchos años. ¿Escuchasteis Mi Llamado? ¿Respondisteis a Mi Amor?

Queda a vosotros, hoy, dar el paso, este paso que se realiza olvidándoos, totalmente, aceptando morir a lo que vosotros creéis ser… Ese es Mi pedido, querido hijo…

Los Melchizedek, así como las Estrellas y tantos otros hermanos están presentes, en vuestro corazón, en vosotros, como alrededor del Planeta, de su Madre, que es mi hijo también. Ellos contemplan, con admiración, este tiempo de la Liberación, que libera al mundo de las ilusiones, de las pesadillas y de los sufrimientos.

Muchos de Mis hijos acogieron lo que siempre fueron, cada vez más… ¿Sois uno de ellos?

Mi hijo, Mi Amigo, Mi Amado, Yo os pregunto, ¿qué es lo que hacéis hoy? ¿Estáis en la acción o, efectivamente, en la Tranquilidad?

¿En dónde estáis?

¿Quién Sois?

No veáis, ahí, ningún juicio de Mi parte porque, porque si vosotros aún no os habéis reconocido, reencontrado plenamente, es que el momento aún no llegó para vosotros y no existe ningún juicio a tener. Nosotros aceptamos todas las opciones, todo es respetado, vosotros sabéis eso, porque nosotros somos Amor.

Los Melchizedek, las Estrellas, la Flota Intergaláctica de los Mundos Libres, los Ángeles del Señor, en Mi, en Mi Seno, llaman y esperan.

En esta misma Danza, en este mismo Corazón de Amor, nosotros esperamos. Vosotros ya estáis en este Corazón de Amor… ¿Vosotros veis eso? ¿Vosotros vivís eso?

Así que, nosotros os convidamos a observar, a observar, nuevamente, y a constatar si vosotros continuáis prisioneros de vuestras creencias, de esta mirada distorsionada, de ese enmarañado de creencias que os venden la Realidad o, si vosotros estáis Ahí, Aquí, en la, La Vida, que Es, con toda consciencia o, efectivamente, en la a-conciencia…

¡Observad… y Sed! Reconoced que solo eso es lo que hay que hacer, observar… nada más. El resto es solamente una pérdida de tiempo, el resto es solamente una infantilidad…

Permitidme no reprenderos, pero, sí, recordaros de lo que vosotros Sois, desde siempre, lo que Yo Soy… Vosotros Sois la Gracia, la Felicidad, nada más…

No participéis más con chismes, con juicios, con discusiones sin futuro, sin importancia, porque no existe ningún futuro, y eso os aleja de vuestra Verdad…

Mi Amigo, Mi Amado, la Gracia que Yo porto, en cada uno de Mis Hijos, tomadla, a su vez, en este flujo, en este movimiento que anima lo que vosotros vivís en este momento…

Que la Felicidad sea, de ahora en adelante, vuestra Morada, hoy y por siempre, si vosotros la aceptáis…

Yo os pido el Abandono más total…

Olvidaros de todo, a partir de ahora, y dejadme, Mi Amigo, Mi amado, tomaros en mis brazos llenos de Alegría, y que os enciende y os conduce a vivir un éxtasis indescriptible, como vosotros no podéis ni siquiera imaginar…

Permitidme, Yo os lo pido, Mi Hijo, si esto os agrada, Yo os llamo, para envolveros en Mi amor. Porque es un mismo y único Amor, Aquél Amor que se convida, que se expresa a Sí Mismo, pero que convida a la reflexión para desaparecer, hacia una Verdad mayor, hacia una mayor Autenticidad…

Venid… Mi Hijo, a reconoceros…

Yo os Amo, más allá de los podáis imaginar o proyectar. Deteneos de tratar de alcanzarme en el exterior, deteneos de tratar de alcanzarme en el interior, porque Yo Soy vosotros y Yo Estoy en todas partes.

Sencillamente ahí, entero, sin límite, sin separación, sin miedo y pleno de toda nuestra Presencia que se Danza en el Silencio y que nada pide, que nada juega, y que nada retiene y que nada da. Es lo que nosotros Somos, simplemente…

Reencontrad esta simplicidad, aquella del niño inocente que está en vosotros. Y es los que vosotros Sois…

Yo os agradezco y os rindo Gracias.

Yo os envuelvo en Mi amor, con Mi Amor, porque solamente Él existe.


Yo os amo…

Hasta ahora, en la Verdad de nuestra Fuente, en el flujo del Amor, en este Océano de Gracia que se revela y que espera que os deje tomar el control.


Hasta ahora.

Transmitido por Au Coeur de la Dance
 

1 comentario: