Seguir

sábado, 27 de septiembre de 2014

La Fuente - Un Cierto Día, en una cierta Vida, un Lugar, un Espacio... Un Tiempo sin Tiempo, en Mi Tiempo. Quixote Of Light. 27 de septiembre de 2014. Con audio. ¡Compartir!!!

 
Traducción de la Fuente por Kiristi.

La Fuente – Un Cierto Día, en una cierta Vida, un Lugar, un Espacio… Un Tiempo sin Tiempo, en Mi Tiempo. “Te pedía el favor, te pedía a Ti, a tu Esencia, en Mi forma, que no olvidarais que no olvidarais Mi Olor, que no olvidarais Mi Presencia, que no olvidarais el sabor de Mi Venida, que no olvidarais el Sentir, el Vivir, el Ser, que hoy te entrego, que hoy te revelo, en Ti…”  

Audio

Hubo un Tiempo en el Tiempo, un Cierto Día, una cierta Vida, en donde caminábamos, caminabais, en el Jardín y de manos cogidas hablabais contigo, hablabais Conmigo.

Hablaba contigo, Te interpretaba y Te entregaba de cierta forma la Verdad Mayor de un Camino, que iríamos a recorrer, que recorremos, en este Presente los dos, Tú y Yo, Yo y Tú.

Te pedía el favor, te pedía a Ti, a tu Esencia, en Mi forma, que no olvidarais que no olvidarais Mi Olor, que no olvidarais Mi Presencia, que no olvidarais el sabor de Mi Venida, que no olvidarais el Sentir, el Vivir, el Ser, que hoy te entrego, que hoy te revelo, en Ti…

Tú, que en otro Tiempo, no en este, Te entregasteis a la palabra, dijisteis que jamás eso podría suceder, dijisteis que eso sería de un Todo imposible, dijisteis que jamás dejaríais de sentir la Presencia del Padre, que jamás dejaríais de sentir la Presencia del Hijo, que jamás dejarías de sentir la Presencia de la Madre. Dijisteis.

Cierto es que la dureza, cierto es que la insensibilidad, cierto es que la irracionalidad tomó cuenta de tu ser, tomó cuenta de tu mente de tu raciocinio… Yo hago florecer en Tí las flores, Yo hago elevar el espacio, Yo hago renacer el lugar, del jardín. En él, la Flor de otro tiempo de otra dimensión, la Tuya, Tú, en Mi Jardín, en Mí.

Yo hago que sintáis su olor, hago que sintáis sus pétalos, hago que recorra dentro de Tu interior Tu Naturaleza Mayor, Mi Naturaleza Mayor, para que sintáis interiormente la Luz Mayor, para que comprendáis el Amor Mayor, que es en Tí.

Te llevé en estos días, en esta vida, junto a Mí, conmigo, en Mí, de viaje, en viajes, para que recorrierais en Mí, en Ti, Mi mundo, Mi Reino, Mi Amor, Mi Sentir, la Verdad del Todo en el Todo.

La verdad, que no es la verdad de la dimensión de la palabra que tú tienes, que a ti te entregaron, otros, pero sí la dimensión de la verdad que mora en Mí, la dimensión que no es de esta Tierra, que no habla de esta Tierra, pero sí una sabiduría que vino del cielo, que viene de los cielos, de los cielos que te visten, en estos días, en estas vidas.

Deposité en Tí en otro tiempo, todas las simientes, toda la Luz, que hoy hago que se eleven, despierten, hago que florezcan, en Tí, en la Tierra productiva que Es, fecundadas en el Sol de Mi Presencia, como en el Sol de Mi venida.

Sabed comprender que el alimento que os entregué, os lo entrego, sabed sentir el agua que os entregué, os lo entrego, sabed vivir el Sol que fue en Tí, que Es en Tí, en estos días, en estas vidas… Él es, Ellos son la naturaleza de un Sol Mayor, que Es en Ti, en todos, el Sol Mayor que Yo Soy.

Tu, que tienes la simiente del Día, que tienes la simiente de la vida, que tienes la simiente de la verdad, que tienes la simiente del camino en Mi, en Tí, en tu mano, en Mi mano, en tu mirar, en Mi mirar, en tu corazón, en Mi Corazón, sabed entregarla al que está cerca, sabed hacer el camino que Yo hice en Tí, que Yo fui ante Tí, y que Os hice despertar en Tí, que Te di a sentir, que Te di a vivir en Mi Presencia, en Mi venida y que entregué a otros, aquello que Os entregué a Vosotros, la Buena Nueva, la Nueva Era.

Sabed que solo con el ejemplo, que solo con la entrega, que solo con el abandono, que solo con el dolor, que solo con la renuncia, encontraréis la Naturaleza Mayor, la Naturaleza Mayor que Es en Tí.

Yo Te acompañé, Fui en Ti, todos estos días, todas estas vidas, sin jamás abandonarte, sin jamás manchar nuestra relación.

Yo y Tu, Tu y Yo… Somos Uno.

…Hice que hoy tuvierais Fe.

…Hice que hoy tú creyerais.

…Hice que hoy tú me amarais.

…Pero quiero más de Ti, en Mí.

Yo quiero que me ames, Yo quiero que te ames, Yo quiero que ames al que está cerca que seas en el otro, en Cristo, Yo se que sí…

Tu lograréis amar al que está cerca, Tu lo lograréis… si te entregáis, si te abandonáis al que está cerca, como Yo me abandoné en Ti, como Yo me entregué en Ti, dándome a sentir en Presencia, en mi venida…

Id y sembrad la Buena Nueva, la Nueva Era.

Esa es Mi Voluntad.

Sabed que antes de proferir cualquier palabra sobre Mi, sabed que antes de que Me dierais un abrazo, sabed que antes de que me dierais un beso, sabed de antes de que me tocaréis, Yo ya te tocaba, Yo ya te abrazaba, Yo ya te besaba, Yo ya sufría en Tí, por Tí.

Si Yo estoy aquí, si Yo hasta aquí vine, fue por Ti… Esperé, espero y esperaré que no existan distancias como tú ponéis distancia entre nosotros, esperaré, espero y esperaré para que no existan barreras como tú las ponéis entre Vosotros.

La Verdad Mayor, la Luz Mayor, el Amor Mayor que es en Mí, es como un Faro que ilumina, cerca de la Costa y en ese Faro que ilumina, en ese Faro que siente, en ese Faro que vive, entended que la llave de la salvación y la llave de la protección y la llave de lo Divino, está en donde está esa Luz Mayor, ese Sol Mayor. ¿Qué esperáis? ¿Dónde estáis?

Cuestionar la presencia de ese Faro, dudar de la presencia de este Faro, es la misma cosa que otros hicieron antes, y hoy Tú quieres trasladarlo de ubicación, del lugar, del espacio, al Farol, ¿hacia dónde?

Sabed que este conocimiento, sabed que esta sabiduría, esta entrega, Es, en la esencia intemporal del Padre, la esencia de Aquél que todo lo sabe, de Aquél que Todo Es… La esencia de aquellos que escriben con líneas justas, a veces, equivocadas. Sabed que son equivocadas porque las juzgáis, porque las criticáis, porque, en verdad, aquél que lo sigue, aquél que lo acompaña, aquél que lo siente, aquél que se entrega y se abandona, en ÉL, en Mi, siente y vive la Naturaleza Mayor de Su orientación, de Su voluntad… no la voluntad del hombre en el hombre, Mirad hacia Ti y preguntaros, Preguntad, en Ti, ¿por qué tengo que hacer todo esto si la Naturaleza Mayor, el Sol Mayor, y la Luz Mayor, siempre fue en Ti, en Todos?

Para todas las preguntas, para todas las respuestas, está la respuesta, en Vosotros, delante de Vosotros en Presencia, llegando.

Sabed que cuando cuestionáis vuestra voz interior, sabed cuando cuestionáis al espíritu, sabed que cuando cuestionáis la intuición, cuestionáis y dudas de Mí, porque Yo Soy en Tí.

Tú que respetáis, ese, exterior, tú que cumplis con, con ese, exterior, sí, ese exterior, debo decirte que es ese exterior, en este exterior, que edificáis distancias, que construís barreras, y en ese exterior que se revela, es en donde se revela la ausencia de la verdad en Ti, revela el espacio, la distancia, las puertas, que creas, para que no Me sintáis, para que no Me viváis.

Creed, tened fe, en Mí, en Tí, porque Yo Soy en Tí.

Sabed Sentirme, sabed Vivirme, como el pescador de hombres, como Fui, como Soy, como Será, en otros tiempos, en este tiempo, en tiempos venideros, en la ausencia del Tiempo.

Saber ser un pescador de hombres es saber prepararlos para la pesca, y saber prepararlos para utilizar las herramientas, y saber ser prudente, es saber ser paciente, es saber ser simples, es saber ser humildes, y saber que todo tiene su tiempo, todo tiene su verdad, todo tiene su razón, todo tiene su sabiduría, en ti, en Mí…

Y si fuese que Tú fuerais la Razón, si fuese que tú fuerais la Verdad, y si fuese que tú fueseis el Tiempo, y si fuese que Tú fuerais el Camino. Pregunto como Tú me preguntas.

¿Por qué te olvidaste de Mí?

¿Por qué me Abandonaste?

¿Por qué dejasteis de tener Fe en Mí?

¿Por qué dejasteis de creer en Mí?

¿Por qué os separasteis del Creador de la Creación, Tú de Mi?

Sabed que hoy buscáis la Fe en Casas, sabed que hoy buscáis la Fe en Imágenes, sabed que hoy buscáis la Fe en oraciones, sabed que hoy no tenéis Fe en Mí, ni en Nada…

Sabed que en el Ayer, Sabed que en el Hoy, sabed que por un Siempre Todo… Yo Soy un Cristo Vivo y no un Cristo Crucificado…

Sabed que yo Vivo, sabed que Yo Soy la Libertad Mayor y Te libero en la Verdad que Soy.

Yo Soy un Cristo Vivo, vivo en Tí, vivo en Mí.

No podéis venerar la muerte, intentad venerar la Vida, tenéis que creer en el Sueño, tenéis que tener Fe, creed en lo imposible, tenéis que seguir la brújula del Amor Mayor que Yo Soy en Tí.

Sabed seguirme, ¿Vienes?

En la noche, la noche, las estrellas son la Luz que yo entrego a este Mundo, con la continuación de la Luz en el Mundo, sois en Mí parte Mí, parte de un Todo, parte de un Todo, sabed ser parte en Mí, sabed vivir como Yo Soy en Vosotros, en Tí.

Los Ángeles, las Estrellas, son la Luz que Yo entrego, que Yo revelo, que Yo hago renacer, en este mundo, a este Mundo, para que sea devuelta en Ti, la dimensión, la voluntad, del Amor Mayor.

En Mis brazos yo te recibo, en Mis brazos, Yo te transporto, en Mis brazos lo imposible revela lo posible en Tí.

Cuando os despertéis, cuando os acordéis, de este sueño en el sueño, de este tiempo sin tiempo, de estos años sin años, iréis a querer, iréis a Ser, iréis a vivir en Ti, en Mí… para un Todo Siempre.

Yo Te Abrazo.

Yo Te Amo,

Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario