Seguir

sábado, 3 de octubre de 2015

Maria Transmitido por Pascal 28 septiembre 2015


Buenos días Pascal, soy María.
Tengo un mensaje que comunicar, ¿puedo pasar por ti?
«Sí! estoy listo …»

Más allá de los marcadores del tiempo, vivís y atravesáis un momento muy importante para vosotros, para la Tierra, para vuestro sistema Solar, para la Galaxia y para esta parte del Universo. Desde vuestra posición o punto de vista, no podéis medir toda la importancia e implicaciones, de lo que es vivido «en el Aquí y Ahora» de vuestra vida sobre la Tierra.

Sin embargo, tomando consciencia de lo que es así vivido y aceptándolo, permitís y servís de soporte al proceso de Ascensión en curso. Mientras que esta experiencia se celebra, recibís los códigos Ascensionales y los transformáis, en cierto modo en una “savia” única que “marcará” para siempre la evolución de vuestra consciencia y todo lo que se encuentra relacionado con la historia de este Universo. Integrando más Luz en vuestro cuerpo y en vuestra sangre, transformáis vuestros parámetros físicos, modificáis vuestras frecuencias emocionales y accedéis a un plano psíquico más elevado, comúnmente definido por vosotros como la quinta dimensión o plano causal.

Partiendo de la Tierra, vuestros pensamientos (reflexivos) derivan de lo que vivís. Los transformáis luego en el plano psíquico y los proyectáis de nuevo sobre la pantalla física de la realidad tridimensional, vivida respeto a la acción, a la reflexión y a la evolución.

Saliendo del espacio, las ondas también se transforman a merced de las representaciones causales o arquetípicas, pasando del plano psíquico al plano físico por concreción de las Energías que contienen y se manifiestan en múltiples formas que se transforman y se encuentran en infinitas situaciones, que componen el gran “Juego” (maya) de la Vida. Las energías de la Luz son entonces los constituyentes de esta proyección (aspecto masculino), la rejilla magnética terrestre que sirve para ellas de matriz (aspecto femenino), para concretizarlas en diferentes formas dimensionales en el espacio (gravitacional) y el tiempo (frecuencial) inherentes a las experiencias vividas.

La Luna representa una matriz intermediaria, que transforma las energías Solares para reenviarlas sobre la Tierra, en cierto modo «preformadas» magnéticamente, de modo que su materialización es mucho más fácil a realizar y a manifestarse. Es conocido en efecto, que durante los días de Luna llena, los cambios y las transformaciones vitales, que sean físicas o psíquicas, se realizan más fácilmente y más rápidamente. Los eclipses de Luna refuerzan este proceso y permiten una aceleración de las transformaciones esperadas. La Luna llena y el eclipse del día 28 de octubre de 2015, amplificarán el proceso ascensional y sirven así de marcadores magnéticos a las transformaciones y acontecimientos que vienen.

Así las fases lunares influyen sobre el campo magnético terrestre, mientras que los resplandores Solares interfieran con la rejilla cristalina, la conjunción de estos dos fenómenos modifican en profundidad los parámetros en la base del campo de realidad terrestre.


- ¿Sabes Pascal cómo se mide un campo magnético?
«¡En Tesla, creo, pero no sé demasiado a qué 
corresponde esto!…»

Sin entrar en los detalles técnicos y sobre el principio, el Tesla es un “tensor” magnético, midiendo la potencia de la acción eléctrica en el tiempo. En este sentido la carga de potencia de un campo magnético determina la capacidad de un sistema, a entrar en movimiento. ¿No decimos además que hay que «desconfiar del agua que duerme»? Así el agua de los Océanos reacciona a la atracción lunar. La gravedad es también un tensor magnético, susceptible de ser modificado.

- ¿Y cómo modificamos un campo magnético? …

«Yo diría haciéndolo atravesar por una corriente eléctrica o yuxtaponiéndole otro campo magnético»...

- ¿Entonces por la acción del Sol o de la Luna... Y qué pasa cuando dos campos magnéticos se encuentran?…

«Yo diría que viven una ósmosis, igualando en cierto modo sus cargas o sus concentraciones respectivas.»

Entonces la añadidura del campo magnético lunar a los campos magnéticos terrestres modifica la trama energética de manera a activar el proceso de transformación Solar, lo que se traduce para y en vosotros por una subida de savia!…

«Veo donde quieres llegar, respeto al último eclipse lunar y sus efectos sobre los procesos energéticos terrestres y ascensionales»

Sí, un poco de sentido común se impone en la materia, validando el alcance físico y energético de estos fenómenos. La astrología es la más vieja de las ciencias y esconde secretos que debéis encontrar... El magnetismo y sus propiedades representan en cierto modo el eslabón que falta a vuestra ciencia.

Su aspecto “durmiente” y femenino os hizo descuidar o subestimar su importancia capital y complementaria de todos los fenómenos físicos y energéticos observados.

La física cuántica palía esta falta definiendo unos «factores cuánticos» que, al ejemplo del fotón o del spin, traducen las propiedades magnéticas de las estructuras o fenómenos estudiados. Los acontecimientos que vienen os obligarán a admitir la realidad de los fenómenos cuánticos, a una escala cósmica que supera vuestras experiencias actuales de laboratorio o imaginación médica.

Viviréis también esto en vosotros-mismos, entre el espacio físico y el espacio psíquico, en un espacio de transición multidimensional, rehabilitado a nivel de vuestro ADN y reunificado al de vuestra Consciencia. Este período marcado por el equinoccio, el eclipse y la Luna llena, pertenece pues a lo femenino, al magnetismo y a la intensificación de las presiones en vosotros, como alrededor vuestro.

«¿Es la razón por cuál siento desde hace unos días presiones al nivel de la cabeza?»

Sí, es el tiempo que un equilibrio se instaure en respuesta a este aumento de presión. Así la savia está a punto de subir para que el rojo pueda alcanzar al blanco. ¿Esto te recuerda algo?

«Sí, la alquimia interna y la enseñanza del Comendador»

Bien, entonces es el momento «de observar» esta enseñanza, sin inquietarte por los sudores que producirá infaliblemente este proceso interno. El rojo corresponde a la Tierra, a la copa (grial), al vientre y a lo femenino. El blanco corresponde al Cielo, a la luz, al fuego, al espíritu, a la espada y a lo masculino.

Saliendo de la Tierra y alcanzar el Cielo, lo que corresponde al proceso de ascensión en curso, debéis primero pasar por el magnetismo y por el agua, asociados al Corazón, al plexo Solar y al subconsciente. De esta manera la copa sagrada de vuestro Corazón se agota, se limpia y se prepara a recibir la unción Sagrada. Viene luego el Aliento, asociado al aire, al sonido, a la palabra y a la Llamada. ¡Que escuchen los que tengan oídos para escuchar!

Resistid mis niños, esperando la hora de la Llamada. No os dejéis abatir por las dificultades o los acontecimientos del momento. El hierro una vez forjado será de nuevo templado en el agua y Soy yo quien le dará el bautismo. Esperando os cubro solemnemente del Manto azul de mi Gracia.

María
http://elisheanportesdutemps.terrenouvelle.ca/?p=21979

No hay comentarios:

Publicar un comentario