Seguir

domingo, 24 de agosto de 2014

Anciana Sunu'Hank - El Jardín de la Paz 5° de 6 Clave mántrica- Sunu'hank'ruel con audio compartir!

  


Audio en Portugués

 Clave mántrica- Sunu'hank'ruel


Audio

26 de julio de 2014
Una brisa suave sopla sobre la Tierra y refresca el mundo. Esta brisa son los vientos de la Paz. El soplo aromático del Jardín de la Paz, uno de los Jardines de Curación de Lis.

Yo soy la anciana Sunu'hank, mezclándome en su radiación, comunicándoles la exaltación y la plenitud del Rayo de Paz de la Divina Madre.

Así como el viento encuentra su complemento en las hojas de los árboles, como el agua de la lluvia encuentra el suyo y no solo moja, así como las olas del océano encuentran su complemento en la arena de la playa, así ustedes encuentran el complemento de sus expresiones en el mundo que manifiestan.

A partir de sus expresiones en esta dimensión, cada uno de ustedes compone un tono de esta gran pintura que es el mundo colectivo. Reconocer la interdependencia, la interconectividad entre todos los elementos de la vida, entre todas las formas y expresiones del Ser, esto es la Paz que el Jardín Sunu'hank'ruel les comunica.

La Paz, rayo del corazón Uno, disipa un veneno de la mente que nace del deseo, este veneno es el conflicto. A medida que el bálsamo de la Simplicidad rectifica el deseo, la propia rectificación de éste disipa el conflicto, disipa la contienda, disipa la confrontación. Y la Paz entonces se muestra como la única realidad subyacente en toda apariencia de confrontación, conflicto y contienda.

La dulzura del corazón ígneo de Lis los conduce a la reconciliación consigo mismos, con la completud de lo que ustedes Son en este aquí y en el eterno Aquí, en este ahora como en el eterno Ahora. Esta misma dulzura les recuera el estado de reconciliación con cada elemento que compone este aquí, este ahora.

El deseo personal tocado por la dulzura del corazón ígneo de Lis es rectificado y transmutado en concordancia, en impulso, y en resonancia. Este deseo rectificado es la disipación misma del conflicto, pues el conflicto surge de intereses aparentemente opuestos de elementos que se creen separados y en oposición.

Sin embargo miren hacia la naturaleza, ya que este es el gran jardín de la Madre. En este gran jardín de la Madre cuyos frutos son todos los jardines de curación, de rectificación, de alineamiento y fusión, ustedes podrán percibir claramente, singularmente, pero de forma mucho más directa, que la vida no es oposición, la vida, la danza de los elementos, la danza de las formas es interdependencia, interconectividad, generando la inter-relación sagrada con base en la resonancia, con base en el propósito común de cada alma, de cada forma de vida en servir, en expresar al Ser.

Al adentrarse en el jardín de la Paz, ustedes son llevados a recordar que el propósito esencial de cada forma de vida es el mismo, el ansia de cada forma de vida es lo que ustedes también sienten. El impulso que mueve cada partícula de la vida, cada cuerpo, cada campo de experiencia es el mismo impulso que los mueve a ustedes también.

Este impulso es el impulso creador del Amor, y éste es el impulso de la inter-relación sagrada, es el servicio mismo, la expresión singular y serena, más afinada y resonante del Ser eterno y Uno.

Hermanos y hermanas, los invito a abrirse para acoger la radiación del Jardín de la paz, los invito a permitirse mirar a sus hermanos y hermanas, de todas las formas de vida, de todos los reinos aquí mismo en este mundo y permitir a la esencia de estas formas de vida el mismo anhelo, el mismo impulso que los mueve.

No hay distancia, no hay diferencia, todas las formas de vida en este glorioso universo son movidas por un mismo propósito, animados por la misma ansia arrebatadora de servir, de expresar la esencia pura y prístina.

Al enfrentarse a situaciones que hacen parte de sus experiencias efémeras en este mundo, o con sus hermanos y hermanas que hacen parte del escenario que ustedes transitan, permítanse esta oportunidad, esta posibilidad de recordar que en el Jardín de la Paz ustedes despertarán al hecho de que aquel hermano, o aquella hermana, aquella situación que se presenta tiene por impulso y por anhelo el mismo que los mueve a ustedes también.

Cuando esto es comprendido, no solamente racionalmente y no necesariamente racionalmente, cuando es comprendido internamente, en el silencio del alma, ustedes percibirán que cuando el conflicto surge y es transmutado como uno solo, es que florece la Paz.

Ofrezcan cada día sus cuerpos como uno solo donde la Paz pueda florecer, porque la simiente de la Paz está en su corazón, el arquetipo perfecto del Jardín de la paz está en su interior, reluciente y vibrante. Ofrezcan sus cuerpos y su propia experiencia cada día, como un jardín donde la Paz pueda florecer por la Simplicidad, por la Humildad, por la Transparencia, por la Inocencia, todas esas virtudes del alma disipan el miedo, la culpa, la falta. Rectifiquen el deseo y del conflicto verán, surgir la Paz.

Todos ustedes son llamados hoy, no por nosotros, no por algún aspecto de la vida, sino por la vida que Son, todos ustedes están convocados a ser canales de la Paz. Este no es un hacer o un esfuerzo. Recuerden siempre esto, Lis es levedad y mansedumbre, Lis es la dulzura de un corazón pacífico, en el palco que es su propio cuerpo, y solo tienen que observar este milagro produciéndose, la transubstanciación de la propia materia, en uno solo que producía conflicto, esta apariencia de conflicto disipándose y el Jardín de la Paz floreciendo en la Tierra.

Ustedes son el estandarte del reino de la Paz, son el mensaje mismo de la Paz en este mundo, como también los embajadores de este mensaje. No tomen esto como un título, como una función o como una misión, reciban esto con la simplicidad de su esencia.

Que sus pies toquen esta Tierra no por el derecho o por el poder, sino más bien por la dulzura y la recepción. Porque cuando el conflicto dentro de su propio mundo se disipe, el conflicto en el mundo se disipará.

Cuando el conflicto del mundo se disipe, su conflicto también se disipara, porque la expresión, ésta expresión formal que ustedes asumen aquí, compone este mundo colectivo que comparten.

Estos dos mundos no están en oposición, estos dos mundos existen en interdependencia, en interconectividad. Yo los invito, por tanto, a la inter-relación sagrada, pacífica y amorosa.

Recuerden siempre: el jardín más bello es el jardín de la naturaleza, y en esta naturaleza todo aquello que los libros, las palabras, las comunicaciones les transmiten están de manera más transparente, simple y clara para que ustedes las vean.

Miran la naturaleza y recuerden que la relación planetaria está basada en la resonancia, en la interdependencia y en la interconectividad. Ábranse a la Paz que es el arquetipo perfecto en su interior, y el conflicto se disipará.

Los invito a un momento de recogimiento y sintonía.

... Sunu'hank'ruel... (los participantes repiten)

La Paz es nuestra morada eterna, en esta Paz yo abrazo a todos, en un abrazo de amor y de reconocimiento. Aní Maritumi.

Participantes: Aní Maritumi.


Traducción: H. N.



Los Jardines de Cura del Retiro Intraterreno de Lis Introducción
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2014/08/los-jardines-de-cura-del-retiro.html

Anciana Ksumene - El Jardín de la Inocencia. 1er jardín
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2014/08/anciana-ksumene-el-jardin-de-la.html

Anciano Amb'vani El Jardín de la Transparencia 2º jardín
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2014/08/anciano-ambvani-el-jardin-de-la_19.html

Anciano Lud’Totáni - El Jardín de la Humildad 3er jardín http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2014/08/anciano-ludtotani-el-jardin-de-la.html

Anciana Muk'Lahí - El Jardín de la Simplicidad 4-Jardín
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2014/08/anciana-muklahi-el-jardin-de-la.html

Anciana Sunu'Hank - El Jardín de la Paz 5° de 6 Clave mántrica- Sunu'hank'ruel

No hay comentarios:

Publicar un comentario