Seguir

domingo, 17 de agosto de 2014

Madre Divina El Florecer de Mi Jardín Selén Om 15 de agosto de 2014


Audio

Desde el Corazón Cristalino de la Tierra mi voz se eleva y toca los corazones de mis hijos e hijas sobre este planeta. Yo soy vuestra Madre Divina, Reina de la Paz, Dispensadora de la Nueva Consciencia, Sembradora de un Nuevo Cielo y una Nueva Tierra, en el propio suelo donde un nuevo jardín debe florecer.

Ustedes son las flores de mi jardín y cada flor al abrirse al toque de los rayos solares, exhala un perfume único. Hijos e Hijas, bien amados de mi corazón, hoy los invito a despertar a su potencial interior.

Hoy los invito a abrir su percepción para aceptarse a si mismos como flores de mi jardín, cuyo perfume es único y singular. Una alquimia aromática produciremos, y una alquimia cromática porque cada radiación es única, cada radiación devela y expresa una faceta particular de Mi consciencia ilimitada e infinita.

Hijos e hijas, la Tierra es mi jardín, sus cuerpos son parte del suelo que yo soy, y su aroma exhala mi alquimia y su radiación devela un tono del color de mi corazón. Reconózcanse amados, amadas, como facetas de la única Consciencia, reconózcanse como aspectos del único Ser. Y así se reconocerán, más aun, vivirán el hecho de que ustedes son el Ser.

Mi invitación a este reconocimiento particular se debe al hecho de que la Tierra es bañada por ondas, ondas que disuelven las últimas barreras de su vivencia plena, ondas que ven disolver los últimos velos, ondas que vienen a disipar las nubes que aun distorsionan los rayos solares. Abran sus corazones para la recepción de los rayos solares que descienden y fecundan mi jardín. Abran sus corazones para expresar cada vez más fielmente esta tónica particular que cada uno de ustedes expresa, este aroma único que cada uno de ustedes revela.

Un jardín expresaremos juntos, cuando sus raíces estén plantadas en recepción amorosa y en unión a Mi sagrado Corazón. No importa por qué nombre y forma, no importa por qué concepto, o historia, no importa cual vía de comprensión o contacto, yo soy la única realidad subyacente a todas las realidades. Y un llamado a mi es un llamado a vuestra esencia. Un llamado a mi es un llamado a la realidad donde todo subyace.

Yo me revelo en esta oportunidad a ustedes, como Madre de la Creación. La Creación es la expresión de todos los potenciales del Pensamiento Creador en manifestación. La Creación es desvelar aquel Fuego misterioso que yo Soy, Fuego misterioso que todo anima, Fuego misterioso que todo mueve y hace mover.

La Tierra, hijos e hijas, es mi precioso jardín, y cada día da un paso en dirección hacia la expresión más fiel de su arquetipo. Un arquetipo que hoy irradia la Consciencia Una y la finalización definitiva de la experiencia de olvido. Al reconocerse como las flores de mi jardín, no solamente abren ustedes los canales para el descenso y la fecundación del suelo de esta Tierra por los rayos solares que otros aspectos de mi Ser Uno derraman, así también ustedes reactivan su capacidad co-creadora, reactivan inclusive su capacidad de amplia percepción de la dinámica de la creación. Ningún acto, ninguna palabra, ningún impulso se pierde en el océano de mi Ser, pero cada uno de estos pequeños granos componen la gran playa que circunda un océano ilimitado.

Por lo tanto, sean soportes y sustentadores de la Nueva Realidad que se revela. Sean, por tanto canales, canales vivos de una Luz Viva, de un Fuego Vivo para la sacralización de este mundo, la disipación de los últimos velos y el develar de nuestra alquimia. En vuestro corazón este día yo deposito una bendición: la capacidad de reconocer su valor intrínseco en cuanto aspecto de mi manifestación, como también el retorno de su reconocimiento como Yo misma.

Si aun hay alguna distancia, en su percepción, entre mi y ustedes, en el acogimiento amoroso y en la entrega de sí, esta distancia, esta separación es disipada. Vertamos juntos, por algunos momentos, el cáliz de esta bendición sobre la humanidad.

... Efusión vibratoria...




Flores de mi jardín, yo los amo. Paz.



www. escoladaluzviva.com



Traducción: H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario