Seguir

martes, 9 de febrero de 2016

MADRE DIVINA DIÁLOGO CON LA MADRE - I 1 de Febrero de 2016 Selen Om

 

Desde el corazón del Sol, desde el corazón de la Tierra, desde el corazón de la humanidad, mi voz se eleva y mi voz desciende a sus corazones. Bendiciones y paz, hijos e hijas de la eternidad. Bendiciones y paz, llamas de mi espíritu vivo.

Es con inmensa alegría que en esta oportunidad me manifiesto en vuestro medio, para reafirmar la verdad de la coincidencia de nuestros corazones. Es también para acercarme a sus corazones, oír su voz y aportar ahí mi presencia, gracia, compasión y misericordia.

Antes que el espacio se abra para compartir al cual estoy ansiosa, me gustaría reforzarles la nota maestra de la instrucción que mis hijos e hijas, con y a través de este mi pequeño, transmite y tiene a transmitir a ustedes: nada ser.

Nada ser es el exhalar espontáneo de mi corazón en su corazón. Nada ser es el reconocimiento evidente de la bienaventuranza suprema e ilimitada. Nada ser es la magia, la magia que mi compasión ilimitada efectúa en la superficie de este mundo. Ustedes son la exhibición mágica de este nada ser. Ustedes son los efectos especiales de este acto sagrado y mágico. 

Nada ser es, por tanto, el principio de la misericordia, el corazón que se vacía completamente de todas las pretensiones, suposiciones, memorias, deseos, esperances y miedos.

Misericordia: el corazón que se hace pobre para que el ser pueda ser un canal de la riqueza ilimitada del ser. Encarnar el principio de la misericordia es aceptar nada ser en este mundo para que el Ser tome lugar, para que el Ser brille a través, para que todos los fenómenos sean reconocidos y espontáneamente, mágicamente se revelen como actos sagrados de esta presencia ilimitada, que ustedes reconocen en su presencia como siendo la Madre Universal.

Yo me manifiesto en este medio como la voz de esta Voz. Yo me manifiesto en vuestro medio como la presencia de esta Presencia; como la radiación de esta Radiación. Completamente, indisolublemente una, una con ustedes. Unida, inseparable, implícita. Estoy innata en ustedes.

Cada uno de ustedes, mis niños, portan además de las informaciones biológicas, todas las Virtudes que componen mi radiación. Ustedes son los frutos de mi vasto potencial. Y, sin embargo, yo les pido misericordia, misericordia, misericordia por esta humanidad, misericordia por este mundo, misericordia por todos los seres que conviven y aun colaboran con ustedes en el sostenimiento de este mundo. Misericordia por la fragilidad, misericordia por la ignorancia, misericordia por el sufrimiento innecesario, misericordia para que todo esto, en un cerrar de ojos – tal es el poder de la misericordia, no lo duden - se revele como ilimitados actos mágicos de su naturaleza pura, como una guirlanda de bendiciones, como una lluvia de rosas, como la melodía que canta la sabiduría pura.

Yo los invito a acoger el principio de la misericordia que retransmito a ustedes, en ustedes y por ustedes a este mundo. Evocando este principio de vuestra propia presencia porque su presencia es también misericordia. Yo no puedo darles lo que ustedes ya no poseen, pero los invito, en la ciencia del nada ser, a abrir espacio para que mi misericordia toque los innumerables corazones que ansían ser oídos, amados, acogidos y reintegrados en mi presencia....

…Recepción silenciosa...

El espacio se halla abierto para sus preguntas, si las tuvieren.

Participante: Madre, mucho se habla del Anuncio de María, ¿puede hablar sobre como eso se traduce para toda la humanidad?

Yo soy el primer principio de toda la creación. Yo soy el primer movimiento de la manifestación. Yo soy ustedes en la primera forma, en la primera consciencia, soy ustedes en lo primordial. Mi anuncio, mi llamada se traducen por el reconocimiento de mí. Jamás mi expansión en su presencia, jamás desvelarme en su corazón, podría ser limitado por un nombre, por una forma, por una historia. Mi poder es ilimitado, mi presencia es incondicional. Al reconocer la Madre, es a mí que ustedes reconocen. El reconocerme a mi es la curación del miedo básico, del sentido básico de separación.

En su proceso de generación en este mundo, este miedo básico, este sentido básico de separación se traduce por primera vez cuando ustedes son separados de su madre. En la estructura de la identidad psicológica el mismo drama del alma se traduce en un trauma de la personalidad. Mi anuncio, mi llamada, atender este llamado se traducen para ustedes como la curación de esta soledad existencial. No para apegarse a otro objeto, no para atarse a otro fenómeno, no. Al reconocer que ustedes son Madres de sí mismos, como Madres de sí mismos, ustedes son yo.

Es verdad que tal descubrimiento puede traducirse por mi manifestación en su campo de forma más o menos fenoménica, pero lo que se vive en lo íntimo no es solamente un fenómeno, es el "ser numenal".

La hora se aproxima en que mi presencia será reconocida por todos los corazones, y en ese momento, ustedes entonces podrán verme a mí sin ninguna sombra, sin ningún velo. Porque a mí también me gusta jugar, yo también asumo forma, yo también tengo cuerpo, nombre, yo también soy "yo" [la Madre sonríe]. Yo tengo infinitos nombres, infinitas formas, infinitos "yoes". Todos ustedes son mis nombres, formas y "yoes". Y más allá de ustedes aun muchos más.

En este sistema solar yo me manifiesto como una forma de Fuego. Este rasgo del Fuego genera continuamente chispas y absorbe continuamente chispas. Yo me manifiesto así en este planeta. Yo recibo continuamente chispas. Y envío hacia el cosmos continuamente chispas. Y me manifiesto como la belleza espontánea, la belleza espontánea de ser alguna cosa. Los hijos, los hijos siempre reconocen el llamado de una Madre [nota: la Madre se refiere a una hermana que llega en ese momento y se sienta entre los demás participantes]. Es así que esto acontecerá para toda la humanidad, de esta forma simple, todos mis hijos me reconocerán.

Porque yo también soy la belleza espontánea al ser algo. Esto es misericordia, ser algo es también bello. Ser algo es la creación más audaz, más osada de mi creatividad. Yo quiero redimir esta obra, quiero redimir esta obra, es sagrado ser algo. Infelizmente ser algo se transformó para ustedes en una trampa. Infelizmente ser algo, la belleza de ser algo los sedujo y les robó el éxtasis de ser nada, que es la única forma, la única puerta para la belleza de ser todo. Pero nosotros, nos redimiremos, nosotros redimiremos la belleza de ser algo. Nosotros curaremos juntos la seducción y venceremos este hechizo.

Entonces muchos me reconocerán aun aquí a través de una forma, aquella que juega el juego cósmico, yo soy Leela.

Participante:
Un hermano dice que siente mareos y malestar, y pregunta si eso es normal en los tiempos actuales y si nuestra forma va a cambiar mucho aun.

Todo, todo es normal en los tiempos actuales. No hay nada que esté fuera de la norma, sea ella de control o de libertad. Estas son señales muy suaves, muy pequeñas, muy pasajeras. Saltar de un lado del abismo hacia otro siempre produce vértigo. Su forma se transformará, su forma está transformándose ahora mismo. Más aun llevará un buen tiempo para que cualquier mutación sea extraordinariamente visible y diferenciable de lo que es su forma hoy, y se torne aparente. A medida que esta humanidad fuera incorporando en la forma, en la célula, en la molécula, en el átomo, la expansión de la consciencia ilimitada del nada ser, las señales se mostraran.

Estos son ciclos. Todo se transforma, pero esa transformación no tiene una relación directa con lo que sucede aquí. Su forma hace veinte mil años no era la misma que es hoy, si bien ella obedezca a un patrón genético. Este patrón genético se mantiene para este planeta. Este planeta, sin embargo, a partir de cierta altura, desarrollará la capacidad de recibir otros patrones genéticos, pero éste, éste se mantendrá. El se alterará, él se transformará como siempre se transformó desde que yo lo implanté aquí. Pero esto es léela, esto es mi belleza de ser algo.

Participante: Algunas hermanas y hermanos enviaron preguntas por e-mail, ¿puedo leerlas? 

Pregunta: La semana pasada tuve dos sueños en noches consecutivas. En el primero soné con varias personas conocidas y parientes, todos ya desencarnados, y todas esas personas eran de la ciudad donde nací, viví y conviví por algún tiempo. El clima era de alegría, reencuentro y me fue dicho que debía entregar tres invitaciones, pero yo no sabía a quién entregarlas, y quería anotar los nombres para no olvidar. La noche siguiente ya era un ambiente con personas en sufrimiento, conflicto, peleas; yo intentaba aplicar Reiki en algunos para calmarlos y me fue dicho que yo debería entregar tres mapas. La memoria de los sueños, al menos en esa parte, quedó registrada y lo pude anotar. Mi pregunta es, si eso que me fue dicho sobre la entrega de invitaciones y mapas tiene algo que ver con alguna tarea propuesta o con la instrucción que estamos recibiendo ahora?

El primer sueño se trata simplemente de la traducción cerebral de una celebración vivida. Ustedes, ustedes hoy viven muchas celebraciones. La Tierra está liberada. Mi cuerpo, mi cuerpo celebra la liberación. Incontables almas se regocijan de esta libertad y ustedes, ustedes visitan, ustedes visitan banquetes, visitan bailes, fiestas. Todos ellos preanuncios de la gran celebración y del gran banquete colectivo. Son muchos días de fiesta.

El segundo sueño es la traducción cerebral de un llamado. Un llamado para mantener la orientación y claridad en la vida encarnada, porque su posición en este mundo emite señales. Su radiación está constantemente cantando y este canto puede ser muy benéfico para sus hermanos, puede ser verdaderamente un mapa que apunte a su propio corazón. Esto es un llamado para cuidar del canto que se canta.

La potencia de su presencia en este mundo es muy difícil de ser medida por ustedes. Es tan vasto su potencial. Es tan bello, es tan magnánimo lo que ustedes pueden criar y co-crear en este mundo. Yo estoy en ustedes para despertar sus potenciales creadores. Yo estoy en ustedes para despertar la consciencia necesaria para crearse y co-crear con responsabilidad y compasión.

Puede ser contradictorio decir esto cuando tan insistentemente nosotros los invitamos a nada ser. Resolver ahí, hace parte de su trabajo. Resuelvan ahí esta aparente paradoja.

Participante: Al expandir mi cuerpo energético, inter-penetra o interconecta con el campo expandido de la vida. Cuando en el alineamiento yo intenciono esta expansión, me parece que se torna algo tan inmenso como si abarcase todo el planeta. Y cuando oí un audio de Musafá me vino esta pregunta.

Si, es exactamente lo que sucede. Tal vez mis palabras anteriores lancen luz sobre esta cuestión, entonces nosotros precisamos entrar más profundamente en ella. Al no ser nada, se es todo.

Participante: Por lo tanto no hay paradoja.

Si.

Participante: No hay paradoja. Nada ser para ser todo, porque la nada en el vacío cabe todo.

Participante: Karma versus causa y efecto. Memoria versus pensamiento. Son la misma cosa, ¿si no, cual es la diferencia?

Causa y efecto es mi respiración en el mundo. Yo inspiro y millones de procesos acontecen en mi forma, que ella sea solar, planetaria, humana. Yo expiro y millares de procesos acontecen en mi forma. Esto es causa y efecto.

Karma es mi presencia, mi presencia es karma. Karma es acción. Mi presencia es manifestación, es creación, esto es karma.

Ahora, gracias a la identificación con una identidad que se cree separada, causa y efecto es vivido de forma dualista, el karma es manifiesto de forma dualista. Karma, y causa y efecto no son leyes arbitrarias que se aplican al Espíritu, a la Vida. Karma y causa y efecto son respectivamente mi presencia de manifestación, entonces, causa y efecto, son los procesos que se suceden a mis continuas inspiraciones y expiraciones. Todo esto es percibido como expresiones espontáneas de lo sagrado cuando la fijación dualista se deshace.

Memoria es pensamiento, ¿sí? Nosotros podríamos hablar de estas dos cosas limitándonos solo al cuerpo biológico. Nosotros podríamos, entonces, decir que la memoria es el resultado de la interacción de las puertas de los sentidos con todas las impresiones que pasan por estas puertas y colorean al percibidor. Estas son las memorias. Ellas son registradas a nivel biológico como las memorias que ustedes usualmente experimentan. Pero hay más cosas ahí que estas memorias. Hay memorias hondas, más profundas.

Memoria es el vicio de la mente de remitirse al pasado para modelar el presente. La memoria limita su experiencia del ahora. De cierta forma ella les da un soporte para la experiencia del ahora, de lo que se desarrolla en este ahora. El problema no es la memoria. El problema es la identificación con aquel que cree tener memoria.

Pensamiento es el movimiento incesante de las formas. Todo esto son pensamientos. La experiencia es un gran pensamiento. El problema no es el pensamiento. El problema es la identificación con un pensador, es la identificación con el pensamiento, lo que produce fijación. Estas no son la misma cosa: Karma no es causa y efecto; causa y efecto es karma. Memoria es también pensamiento, pero no todo pensamiento es memoria.

Participante:
¿Cómo trabajar los condicionamientos en un contexto más universalista?

Siendo universal. Desparticularizarse, despersonalizarse, este es el único condicionamiento a ser disuelto. Recuérdeme, llámeme a mí y cuando yo esté delante de usted, acepte ser yo.

Participante: ¿Cómo lidiar con esa cosa de estar enfocado en el amor y soltar el control?

Enfocar el amor es limitar mi presencia. Enfocar el amor es negar la vastedad de mi ser. El amor no es el foco, el amor se recibe. ¿Quién puede enfocar el amor? Es como un vaso de agua querer abarcar el océano. Nada sea y ahí solo el amor será, con sus miríadas infinitas de manifestaciones puras y perfectas.

Participante: Es que yo tuve un sueño y en el yo vi que me hablaron, ‘ese es su padre' y en vez de una persona, yo oí una palabra: paramahana. ¿Qué significa eso?

Paramahana es una forma un poco distorsionada de una expresión oriental, paramahansa. Paramahansa apunta al supremo discernimiento, apunta a la figura del cisne sagrado, aquel que vive en el suelo y en el agua, el espíritu supremo. El alma, de otra forma, es este ganso sagrado, este cisne sagrado. Dicese que el cisne es la única ave que consigue separar a leche del agua. Esto claro que apunta, a la capacidad de la consciencia de discernir lo falso de lo real y disolver la ignorancia de la fijación dualista. O sea, el sueño me parece claro como el agua. Ustedes son manifestación de esta sabiduría pura!

Esto, yo sé, no será lo suficiente. Paramahana es la clave vibratoria de un determinado linaje ligado a la familia del Cisne. Ella posee una ascendencia con esta familia. Algunos de mis hijos de Cisne están trabajando con ella, preparando aspectos de su consciencia para ciertos movimientos de integración. Ella puede usar esta clave en sus momentos de alineamiento para facilitar este proceso y quien sabe hasta... Hum!

Esto es suficiente por ahora. Queridos hijos e hijas, yo me recojo en esta forma y me recojo en sus formas, pero yo jamás, jamás estuve en otro lugar que en su corazón. Y jamás estaré en otro lugar que no en su presencia.

Los amo profundamente y me siento extremamente honrada por compartir estos momentos con ustedes. Reciban mi bendición y, por favor, concédanme la suya. Queden en paz!

Participantes: Gratitud.

Participantes: Aní Maritumi!

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV. Mensaje canalizado por Selen - http://www.escolaluzviva.com.

Traducción: H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario