Seguidores

Seguir

martes, 3 de noviembre de 2015

HABLAN LAS SILFIDES, ELEMENTALES DEL AIRE…


Buen Ahora Queridos Humanos,

Nosotros los Elementales del Aire, las Sílfides, hemos venido a hablar con ustedes este día. Estamos tan honradas de ser capaces de tener una voz para los oídos de la Humanidad. Siempre, hemos flotado a través de los humanos sin siquiera ustedes saber que estamos con ustedes. Hemos susurrado a menudo en sus oídos, y algunos de ustedes siquiera nos han escuchado. Desafortunadamente, muy pocos pudieron entender lo que escucharon.

Lo que hemos estado diciendo todos estos milenios es que sentimos su respiración dentro de nuestro cielo. Cuando ustedes exhalan su pesar, sentimos su tristeza y preocupación. Cuando están atemorizados o enojados sentimos esas emociones y deseamos consolarlos. Maravillosamente, cuando exhalan felicidad sentimos alegría y deseamos unirnos a ustedes en su juego.

Sin embargo, nuestras vidas son a una frecuencia diferente. Por eso, todo lo que podemos hacer es expresar la emoción e intención de su respiración. Brillamos con su canto y nos marchitamos con sus lágrimas. Saben cuánto de su esencia liberan a la atmósfera con cada respiración, con cada pensamiento, cada sonrisa y cada tristeza?

Como Elementales estamos destinados a expresar nuestras creaciones en alineamiento con su respiración. Nosotras las Sílfides somos vitales para la vida de todos los seres, ya que traemos oxígeno a los mamíferos y luz a las plantas. Nuestras amigas las plantas estan conscientes de nuestro servicio y balanceando hacia atrás y hacia adelante con el poder de nuestro movimiento. Nuestros amigos animales son conscientes de nosotros y nos reconocen.

Los Humanos nos han llamado Hadas o insectos. Algunos nos han alejado, y otros, especialmente los niños, desean jugar con nosotras. Muchas historias son escritas sobre nosotras, lo cual nos hace bastante felices. Sin embargo, pocos humanos son conscientes de que servimos para limpiar la atmósfera de la Madre Tierra y elevar su frecuencia cuando sea posible.

Amamos hacer nuestro trabajo en el desierto o donde hay pocos humanos, ya que el aire sobre muchas de sus ciudades es casi intolerable. Tomamos turnos trabajando sobre esas ciudades, ya que muchas de nosotras hemos muerto por la polución de su aire.

Hubo un tiempo cuando los humanos nos honraban e intentaron mantener su aire limpio, pero luego retiraron mucha de su asistencia. Nos preguntamos si fue nuestra falta, o si los humanos se habían perdido otra vez en su vanidad. Nuestras necesidades son simples. Todo lo que necesitamos es más amor respirado en el aire para ayudarnos mientras transmutamos los cielos contaminados.

Durante un tiempo, hubo una gran interrupción de una máquina que empujaba nuestra ionosfera a distancia y provocó que colapsara. Nuestros supervisores, los Devas, nos dijeron que los humanos están cesando esa actividad. Si es así, estamos muy agradecidos.

Muchos de nuestros amigos se perdieron debido a esa horrenda máquina. De hecho, a nosotras las Sílfides, no nos importa mucho ninguna máquina y nos preguntamos por qué los humanos no pueden hacerlo en silencio y limpio, como las grandes naves Estelares que llenan nuestro cielo. Los Seres de las naves pueden vernos e incluso comunicarse con nosotras.

Los Seres estelares de las Naves nos han dicho que seamos pacientes un poco más, ya que las cosas van a mejorar. En realidad, muchos humanos están intentando proteger los bellos lugares de Gaia, lo que limpiará el cielo y lo llenará con pensamientos armoniosos de plantas y animales. Entonces podremos conseguir nuestro plan de transmutar la atmósfera de Gaia hacia su expresión superior.

Nuestros lugares favoritos son sobre los océanos y bosques. Podemos allí relajarnos porque el agua y los árboles nos alimentan con su fuerza de vida. Sin embargo, para ser justos, debemos decir que más humanos están mirando nuestro cielo con agradecimiento por su claridad y belleza.

Cuando sentimos este aprecio, nuestra energía es renovada para continuar nuestro trabajo. Esos humanos son nuestros amigos. Ellos saben lo que hacemos por ellos, y nos ayudan tanto como es posible. Puede que no sean capaces de controlar mucho de la contaminación, aún, pero pueden enviarnos su amor incondicional y llama violeta, lo cual es muy apreciado.

Aunque ustedes humanos no nos ven, nosotras podemos verlos claramente. También, podemos sentir instantáneamente sus intenciones y conocemos los humanos con los cuales podemos compartir nuestro Conocimiento Silencioso. Tenemos tanto Conocimiento Silencioso porque estamos en todos lados y podemos sentir la información como si resonara por todos nuestros cielos.

Absorbemos los muchos pensamientos de todas las formas de vida de Gaia. Sí, todos los Seres de Gaia tienen pensamientos! Los animales piensan. Los pájaros piensan. Incluso las plantas piensan. Es solo que la mayoría de los miembros del reino animal, y todos los del reino vegetal, piensan en una emoción, de manera vibratoria.

De hecho, los no-humanos piensan en patrones vibratorios. La mayoría de los humanos no pueden leer esos patrones vibratorios, pero nosotras las Sílfides podemos entenderlos fácilmente. Esos patrones de pensamientos en nuestro cielo es la manera en que los pájaros pueden migrar y los animales pueden encontrar agua o encontrarse entre sí.

Esos patrones influencian también el clima. Los humanos están inconscientes de cómo ellos pueden contribuir a los patrones vibratorios del cielo. Sin embargo, muchos niños pueden sentirlos. Desafortunadamente, los niños olvidan esta habilidad cuando se vuelven adultos.

En muchas otras sociedades “primitivas” o “ancianas” era bastante común leer esos patrones para navegar mejor la tierra y el mar, determinar el clima, y reunir información desde el AHORA del UNO. Si escucharan al cielo, aprenderían muchísimo. También, si nos llaman, los ayudaremos en el aprendizaje de leer esos patrones de energía.

No obstante, con los chemtrails en el cielo, nadie puede leerlos como alguna vez lo hicieron. Hemos intentado decirles a los humanos que esas franjas blancas no son naturales. De hecho, están acordonadas con químicos que son muy peligrosos para los humanos, las plantas, los animales, y para nosotras, las Sílfides. ¿Por qué los humanos quieren dañar el cielo?

Los humanos que pueden hablar con nosotras dicen que están intentando parar este problema, pero no tienen más control sobre los “destructores” que el que tenemos nosotras. Afortunadamente, podemos ver que hay nuevos patrones de muy alta vibración entrando al cielo.

Podemos ver esos patrones y amamos descansar dentro de ellos porque están llenos de Amor y alegría. Nuestros amigos de las Naves Estelares y nuestros supervisores Dévicos nos dicen que más y más de estas nuevas frecuencias de Luz están llegando a nuestra atmósfera. Estamos bastante excitadas por esta información. Estamos listas para un cambio.

Nosotras no deseamos quejarnos, pero estamos listas para empujar nuestro Ser hacia el cielo superior. Por cielo superior significamos el cielo que es de la nueva Luz. Hemos mirado hacia adelante a esta nueva Luz por milenios y le damos la bienvenida ansiosamente.

Parece que algunos humanos pueden ver también el nuevo cielo, y cuando pueden verlo, pueden casi vernos a nosotras. Pensamos que sería maravilloso si los humanos pudieran vernos. Sin embargo, algunos humanos son muy difíciles de entender para nosotras.

Por otro lado, hay otros humanos que son nuestros mejores amigos. Ellos hablan con nosotras y escuchan lo que estamos diciendo. ¿Piensan que habrá más de esa clase de humanos pronto?

Realmente esperamos que sí, ya que podríamos tener alguna ayuda. Los humanos atemorizados son muy desastrosos y liberan los gases de escape de sus máquinas hacia nuestro cielo ahogando a nuestras amigas las plantas y haciendo que las aves y otros animales e insectos se enfermen.

Si alguno de ustedes desea ayudarnos, seguramente lo apreciaríamos. Todo lo que tienen que hacer es mirar hacia el cielo tan a menudo como sea posible y decir, “Gracias queridas Sílfides. Están haciendo un buen trabajo, y les enviamos amor y gratitud”.

También seria de mucha ayuda si pudieran asistirnos en limpiar los molestos chemtrails y por favor recuerden que CADA pensamiento y emoción viene hacia nuestro cielo para que nosotras lo limpiemos. Por lo tanto, ¿podrían recordar enviarnos Amor incondicional y Llama violeta?

¿Creen que podrían recordar hacer eso por nosotras?

Nota. Canalización a través de Suzanne Lie (http://suzanneliephd.blogspot.de/); Traducción: Shanti, 21 de Octubre de 2015. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la copia y redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

4 comentarios:

  1. Namaste. Gracias por compartir esta canalización. LUZ DIVINA PARA TODOS LOS ELEMENTALES, SÍLFÍDES.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hermoso! "GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, queridas Sílfides. Están haciendo un buen trabajo, y les enviamos amor y gratitud”. GRACIAS ALICIA BOTERO por esta información.

    ResponderEliminar
  3. Todo mi reconocimiento a estad luminosas criaturas ¡Gracias 😊

    ResponderEliminar