Seguir

domingo, 15 de noviembre de 2015

Déjense tocar por la Gracia. Noviembre 2015


Atreveos a ser un cuenco de receptividad de las situaciones de vuestra vida.

Permitid a la Gracia, en este espacio Sagrado, de venir a posarse al interior de cada una de vuestras experiencias.

Dejad la Gracia entrar en vuestra vida, dejad al espacio permitir con fluidez esta co-creación que mantenéis con el mundo vivo.

Sed la Vida ella-misma que no opone ninguna resistencia a cada una de vuestras experiencias y que os abraza firmemente con vuestro cuerpo físico.

Dejad la gracia entrar en vuestra vida no es solamente un concepto, una idea, un pensamiento, es una experiencia que permite al espacio del viviente colarse en cada uno de los intersticios de vuestro cuerpo, de vuestras palabras y de vuestras acciones en el seno de vuestra vida cotidiana.

Esta Gracia que fue relatada por las experiencias metafísicas de los Padres del desierto, de algunos santos, de algunos místicos, está hoy abierta a todos los Corazones sinceros que están preparados en acogerla en su vida.

No le pongáis más un color, no la limitéis en una forma, no la defináis por una energía en particular, y en esta apertura del momento que es la vuestra, en la receptividad de estas palabras y de este mensaje, atreveos a entrar en lo inesperado.

El cambio de las palabras permite a veces la apertura.

Dejar lo inesperado entrar en vuestra vida, es otra manera de dejar la Gracia entrar en vuestra propia vida.

Lo inesperado, es este espacio liberado de vuestras esperas, de vuestros miedos y de vuestras proyecciones.

Lo que no es esperado puede ser acogido en el corazón abierto, y en este momento, es la energía del Universo que fluye con fluidez como un néctar divino a través de vuestro corazón, vuestro cuerpo, vuestra palabra y vuestros pensamientos.

Es exactamente esto, dejar la Gracia entrar en vuestra vida.

Hoy, cada uno de vosotros, como cuenco abierto a la receptividad de este mensaje que llega en el momento oportuno para todos los que lo escucharán, en una perfecta sincronicidad de las experiencias de su propia vida, sabrán que están exactamente dispuestos a dejarse transformar por lo inesperado y abrir su Ser íntegramente a la experiencia del momento de sus vidas que se están produciendo.

La Gracia está al alcance de cada uno de entre vosotros.

Entregaos a su energía, a lo inesperado, porque en un corazón abierto y un cuerpo disponible, cuando no hay más de esperas, de miedos ni de proyecciones, entonces los milagros pueden ascender.



Fuente: http://laurentchausson.fr

Compartido por: Messages Célestes

Laurent Chausson

No hay comentarios:

Publicar un comentario