Seguir

jueves, 5 de noviembre de 2015

« ACORDÁOS DE VUESTROS ORÍGENES » Transmitido por Laurent 21 Octubre 2015 Mensaje colectivo canalizado por el Mensajero de la Paz (Pléyades)

 
Soy el mensajero de la Paz. Hablo de una única voz, pero nuestra conciencia es múltiple.

No estamos localizados sobre vuestra Tierra, estamos más allá de la Tierra y es el espacio de vuestro corazón abierto que nos permite presentarnos a vosotros y de venir a sentarnos a vuestro lado como hermanos y hermanas de esta inmensidad que son los espacios cósmicos intergalácticos.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

Vuestra conciencia no comenzó con esta vida ni se acabará al final de esta vida humana.

Sois viajeros del espacio y del tiempo.

Cada uno de vosotros vino sobre este plano a «alquimizar la materia», cada uno de vosotros es una conciencia pura que viajó numerosas veces, en numerosos lugares del espacio, del tiempo, y de la conciencia.

Somos hermanos y hermanas, en el sentido que nos conocemos, nos cruzamos y hemos viajados juntos en algunas esferas donde la conciencia no tiene cuerpo.

Aquí sobre este plano de materia, en este plano de la forma, hay una existencia formal y el cuerpo humano está habitado por la Consciencia.

Sois aquí, testigos vivientes de esta alquimizacion de la Consciencia y de la materia. El simple hecho de que vuestra mirada hacia los espacios más allá de la Tierra, demuestra vuestra pertenencia a nuestra gran familia.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

No Sois de esta Tierra y sin embargo vinisteis a residir aquí, durante unos momentos. Sentid circular por este cuerpo vuestras energías, por los circuitos sutiles que fueron descritos por todas las tradiciones, que son la mediación entre vuestro cuerpo y vuestro Espíritu, ahí es cuando no estáis limitados a este cuerpo físico.

Vuestra Consciencia reside en él, vuestra Consciencia lo impregna, lo hacéis vivir más allá de la vida fisiológica.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

Vuestra identidad es la Luz ilimitada, abierta, no definida, ni por el espacio ni por el tiempo. Paradójicamente, es vuestra vivencia en el cuerpo físico, con sus límites, que os da la posibilidad de reactivar la Energía de vuestra identidad, y que no es la de este cuerpo.

Paradójicamente, es vuestra aceptación y vuestros anclajes en vuestra materialidad, en vuestra finitud que os permite abrir y acogeros plenamente vosotros mismos en lo que Sois profundamente.

Cada uno de vosotros a su ritmo reencuentra una conciencia ampliada, no de una identidad que no podría determinar, sino del rastro de lo que Sois en lo que puedan exteriorizar.

La alquimización de la materia es la prueba más resplandeciente y luminosa para cada uno de vosotros de testimoniar con vuestros propios ojos y por fuera a los ojos de vuestros semejantes que vosotros no sois este cuerpo. Vuestras emociones y vuestros pensamientos pueden ser interpretaciones de esta Luz infinita que cada uno llevamos de manera única desde tiempos inmemorables.

Cada uno de vosotros conoce perfectamente cual es su espacio, porque cada uno se identificó cuando no tenía cuerpo en esta dimensión de espacio. Vean, como en cada instante Presente, en vuestro pensamiento, vuestra capacidad de expresaros, en cada célula de vuestro cuerpo físico, podéis re-encontrar este mismo espacio que conocisteis de manera ilimitada.

Y si además hoy, este espacio que re-encontréis como siendo vuestra identidad lo observáis como estando limitado a la manifestación del cuerpo físico, sepan que el modo de querer hacer espacio es ilimitado.

Es el alquimización de la materia que permitirá a vuestras células de poder vibrar sobre una frecuencia en acuerdo al Universo. Hay una gran vibración que engloba todas las formas de Vida y que está relacionada a la vida misma, y que es posible de reactivar y de re-encontrar aquí sobre la Tierra pero también en otros planos, en otras Tierras, en otros Universos, en cuanto que la Luz se acuerde de su propia identidad.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

No es dar pruebas de nostalgia, todo lo contrario, cada uno de en reconexión con su parte Cósmica.

Los planos de nostalgia no pueden ser mantenidos mucho tiempo porque son dañosos para la vida encarnada aquí sobre esta Tierra también para acordarse de su identidad de Luz que para aceptar el cuerpo de carne.

- Vedlo tenéis todo ganado.

Porque es de este modo también que el Cielo y la Tierra se alcanzan en la horizontalidad de lo que podéis dar a este mundo, aquí, plenamente encarnado.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

Es la Luz que fluye por vuestras venas, que imprime la Vida, que viene a sobreponerse a la energía fisiológica y es realmente una energía Cósmica.

No necesitáis subir en una nave espacial, no necesitáis expansiones de conciencia extremadamente vastos, avanzados o prolongados.

Cada uno de vosotros, por el compromiso formal que él puede tomar de reunir en él la Tierra y el Cielo, puede reactivar sus linajes Cósmicos en su humanidad en plena integridad.

Somos hermanos y hermanas, y lo que nos diferencia no nos distancia.

Es el hecho que vosotros seáis hoy viajeros a un cuerpo en el mundo de la forma y que podamos entrar en relación por el plano de la Energía y la Consciencia abierta de poder re-encontrar en vosotros la Unidad.

“Acordaos de vuestros orígenes.”

Somos vuestros hermanos y hermanas y volvemos cada vez cuando una asamblea de la Tierra dió un paso hacia adelante, hacia su humanidad para acordarse de su identidad de Luz. Durante unos momentos, vamos a subir la frecuencia vibratoria de nuestra cualidad de Luz, con el fin de que cada uno de entre vosotros pueda anclarla conscientemente, en su corazón, de este cuarto centro energético, el centro de la Cruz que os equilibran entre el Cielo y la Tierra.

Algunos instantes, para reactivar más poderosamente el recuerdo Cósmico en un cuerpo terrícola.

Escogimos presentarnos a través de este canal con la denominación de Mensajeros de la Paz, porque cuando somos llamados a intervenir en estas actividades, es que seres tales como vosotros decidisteis instalar la Paz interior, firmemente anclada en su corazón.

La Energía de la Paz es nuestra identidad, es también exactamente la vuestra.

Sentid de nuevo como puede ser sano y natural de dejarla fluir de la cabeza a los pies.

Permitid así, en perfecto alquimista en la materia, que todo lo que no está en Paz en vuestro cuerpo físico se restablezca.


Pueden compartir este texto a condición de respetar la integridad, de citar:
http://elisheanportesdutemps.terrenouvelle.ca
Elishean Portes du Temps
Un site du réseau Elishean/ les HATHOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario