Seguir

miércoles, 15 de octubre de 2014

Madre Divina- El fuego de la Presencia 12 de octubre de 2014 a través de Selén Om. con audio compartir!


Audio

Desde el Corazón Cristalino de la Tierra, mi Amor envuelve cada centella en encarnación. Desde el Centro Cristalino de este planeta, mi aura se expande y fusiona en el aura de este planeta y en el aura de cada uno de ustedes.

Mi radiación es su radiación, en este esplendor mi esplendor encuentra plena manifestación. En su radiación mis virtudes se revelan como elementos activos y transformadores de la realidad de este mundo. En vuestra radiación, si así lo permiten, si esta es su posición y su intento de facilitar el alineamiento y polarizarse en la lucidez del Yo Eterno, entonces en esa radiación se abre el espacio para la expresión de mi radiación y de mis virtudes de forma recta, no desvirtuada, no distorsionada. Y así la energía de la Curación entra en plena actuación. Y así la energía de la Curación puede precipitarse en la rectificación de estas virtudes en un ámbito mayor.

Vuestra radiación fusionada a la mía ensaya la rectificación de mi expresión en ámbitos cada vez mayores, porque esa radiación se expande, se extiende, sobrepasando los limites auto-impuestos, sobrepasando los condicionamientos heredados, sobrepasando las limitaciones incluso de una existencia física. Es importante que comprendan que no existen como elementos aislados de los demás. Esta es una constatación a hacerse en el centro de su entendimiento, en lo profundo de sus emociones y que se traducirá en la médula de sus acciones perpetradas en este escenario. Y comprendan, que no son, en cuanto a manifestaciones del Fuego Misterioso, elementos aislados y desconectados unos de otros; comprendan las Joyas de la Relación Sagrada, porque entonces verán la plena capacidad de su poder co-creador por la simple interacción, por la simple transformación. De vista o por su posición en relación a todo lo manifiesto.

Es en el reconocimiento y en la realización del Eje inquebrantable, del Eje inmóvil del silencio y Luz - que en el cuerpo está representado por lo Canal del Éter, que los atraviesa de arriba a abajo - es que se encuentra la potencia transformadora de la Vida, porque es en el reconocimiento de este Eje, es en el reconocimiento de la Voluntad silenciosa, del Amor silencioso, de la Sabiduría silenciosa que subyace la Vida en su manifestación, en su danza cambiante es que ustedes recobran su estado de sanidad, de lucidez. Es entonces que el velo de la ignorancia se deshace y la ilusión de la existencia física ya no tiene más poder sobre ustedes, no antes que esto.

Pero, en cuanto su atención se desvía del reconocimiento de este hecho inmutable que habla de su naturaleza esencial y de mi naturaleza esencial, pues yo soy el Canal del Éter en ustedes, están sujetos a las fluctuaciones de humores, están sujetos a la danza sagaz, pero, ignorantes de esta sabiduría, teniendo sus acciones motivadas por el deseo, por la carencia, por la culpa, por el miedo, por el conflicto y por el engaño sin que de eso tengan conciencia.

Es preciso reconocer, hijos e hijas, que nuestra naturaleza esencial es transcendente e inmanente y no está sujeta en cualquier nivel o grado en la danza cambiante de formas, en cualquier dimensión que sea. Es preciso reconocer, aceptar y despertar para la inmutabilidad de lo que de hecho somos, entonces verán la danza cambiante, perpetua, transformadora de la Materia de mi cuerpo traduciéndose en vuestra forma multidimensional, en sus diversos arquetipos y aspectos, como también en la sombra que es este cuerpo, así como esta forma de materia que se organiza para dar la impresión de rigidez. Todo constituye la misma danza transformativa impulsada por el Fuego de mi Amor, de mi Voluntad y de mi Sabiduría.

A medida que transcienden sumergiéndose- más profundamente en un alineamiento, en un reconocimiento del Eje inmóvil del silencio, de la Voluntad, Amor y Sabiduría, los limites de su percepción, las gradas de su mundo particular se deshacen a cada expansión, a cada apertura, y a cada distensión, estos muros son más finos, más frágiles y más transparentes, pues el Fuego de la Presencia hace mover, el Fuego de la Presencia dispersa la inercia que se acumula en la forma fija. El Fuego de la Presencia pone todo en movimiento, pone todo en fluidez. El Fuego de la Presencia es para ustedes la Ciencia del Ser. El Fuego de la Presencia es para ustedes la Ciencia de la Manifestación, al desvendar sus sentidos para la naturaleza interna, para la naturaleza de las interacciones y para la naturaleza de las estructuras orgánicas.

El Fuego de la Presencia es para ustedes el Fuego de la Liberación, que viene a disipar las prisiones, que viene a disolver los velos, que viene a llevarlos a una posición lúcida en este mundo, permitiendo así por la rectificación de las líneas en su campo radiante la instalación de mis virtudes, la instalación de estas energías que cuando están distorsionadas son el tejido de la expresión de los estados mentales, emocionales y físicos de locura y confusión. Pero que cuando son expresadas en fidelidad, en eximia perfección y expansión del arquetipo, hacen florecer el jardín de un planeta sacralizado y abren el campo en esta porción de materia para la manifestación de mi propósito para hoy.

Cualquiera que sea la dirección que tomen, esto hace parte de una danza mayor, pero mi voz se eleva del Núcleo Cristalino de la Tierra para impulsarlos a la transcendencia, para impulsarlos a la precisión y a la profundidad, para impulsarlos a la expresión rectificada, sagrada, límpida de mis virtudes, de vuestras virtudes, de los Pilares de la Vida.

... Efusión del Verbo Vivo... 




(Activación de las Virtudes del Espíritu por el contacto con los Discos Solares).

Ramayah...

Om Sarah...

Ulimen...

Xemancô...

Mitakunah...

Ión...

Sipembô...

Demayon...

Emanashi...

Urinam...

Jasintah...

Aromanê...


Vibrando el Eje del Silencio, Voluntad Divina, Amor Divino, Sabiduría Divina, encarnada en expresión en la manifestación universal:

Ilumana...

Bendiciones y paz, hijos del Cielo, hijos de la Tierra, retoños de mi redención para este mundo, yo los saludo y los acojo en el Fuego de la Presencia Una. Aní Maritumi.

Participantes: Aní Maritumi.



Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducido por H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario