Seguir

martes, 28 de octubre de 2014

Isilda. – Vigorizad Tu Mundo con la Presencia. Selén Om. 25 de octubre de 2014. Con audio. ¡Compartir!!!

  
Audio


Saludos hermanos y hermanas.

Participantes: Saludos!

Soy Isilda, Instructora de la Curación del retiro intraterreno de Tumaní. Bendiciones y paz en sus corazones desde el gran Consejo de la Luz.

En esta oportunidad vengo en medio de ustedes para retomar algo sobre lo cual ya tratamos hace más de un año atrás. Hace más de un año aquí, yo me dirigí a ustedes, abordando de manera muy directa, de manera muy clara también, algo que en aquella ocasión lo llamé dicotomía entre el Espíritu y la Materia. Este es un condicionamiento en la experiencia humana en este planeta, éste condicionamiento está en el centro de la experiencia de olvido, este condicionamiento es la médula del sentido de separación. Porque la percepción de separación que experimentan entre ustedes, como elementos de la vida y los otros elementos de la vida, ya sean ellos sus hermanos y hermanas de este Reino Humano, como de cualquier otro Reino, como también la separación que sienten entre ustedes y las circunstancias que la vida les presenta, y más profundamente aun, el sentimiento de separación y distancia que experimentan entre ustedes y consigo mismo, está enraizado en esta dicotomía primera y básica, el gran paradigma de la experiencia de ignorancia. Porque el alma al descender en esta experiencia tiene como primera impresión un distanciamiento que, por supuesto, es ilusorio, no es real, entre sí y sí, entre sí y aquello que constituye la realidad esencial y amplia, por lo tanto, esta primera dicotomía "yo-materia" y el Espíritu se refleja en todas las demás relaciones.

Mis palabras hoy se dirigen al gran proceso de Curación de esta ignorancia, la gran rectificación de este paradigma primero y básico de la experiencia de ignorancia. La Cura, hermanos y hermanas, en su esencia es verdaderamente la Curación del olvido de lo que ustedes son. La verdadera energía de la Cura en su vena más íntima, más prístina, de hecho es la rectificación de este sentido de separación, de esta idea, de esta sensación y de las acciones que surgen con base en esta idea y en esta sensación de separación y distancia. Y este mundo es curado hoy, este paradigma es deshecho hoy, no para la instalación de un nuevo paradigma, no para la instalación de otro sistema de creencias ilusorias; este paradigma es disuelto para la instalación, de hecho, de aquello que nunca estuvo distante, de aquello que nunca fueron ustedes. Son ustedes que se revelan, son ustedes que se dan a conocer al mundo.

Yo vengo a abordar este mismo paradigma en un aspecto mucho más próximo de sus experiencias cotidianas. Pero con ustedes aun están insertos y, por lo tanto, participando de alguna forma del escenario más superficial en este planeta, esta misma impresión les asalta continuamente: "yo estoy aquí y la realidad que siento en mi interior como arquetipo de este planeta está en algún lugar, en esta dirección, aun en algún lugar". Yo les digo: la realidad esencial de este planeta está aquí. Y esta es una Curación que deben realizar en ustedes mismos, porque este es un ámbito en el que nosotros no podemos interferir, es un ámbito que nadie como elemento de la vida puede interferir. Solo ustedes, y ustedes mismos pueden realizar el misterio de la encarnación de la Presencia aquí y ahora. Y esto acontece de manera muy simple: cuando ustedes vigorizan su mundo, cuando fortalecen su acción con su propia Presencia, plena, activa, amorosa y despierta.

Qué da significado a sus experiencias? Y yo estoy hablando de experiencias cotidianas, no estoy hablando de "experiencias de luz", experiencias extraordinarias, como ustedes puedan entenderlo. Estoy hablando de sus experiencias diarias, aquellas simples del día a día. ¿Qué da significado a sus actos? ¿Cuál es el sentido de sus pensamientos? ¿Cuál es el sentido de aquello que ustedes emanan para el ambiente a su alrededor? ¿Cuál es el significado y el sentido de sus acciones?

Yo les digo, hermanos y hermanas míos, no busquen el sentido y el significado en una sucesión lineal de eventos; no busquen el sentido y el significado en el fin o el objetivo de sus acciones y de sus pensamientos, o mismo de la energía que ustedes ponen en movimiento. ¿Dónde se puede encontrar un sentido duradero, un significado perpetuo para su expresión aquí y ahora, por más superficial que ella sea? Solo la entereza de su ser es capaz de vigorizar su mundo y es capaz de revelarles el verdadero sentido de sus acciones. Solo la encarnación completa, aquí y ahora, de su Presencia - y esto no es algo distante, esto no es algo complejo, ni que exija rituales, técnicas o acciones exteriores, solo eso tiene el poder de vigorizar su mundo, realmente dar vigor a aquello que en su corazón resuena como la realidad para este planeta.

Yo los invito, hermanos y hermanas, a que asuman el hecho de su Presencia aquí, aquí donde ahora es su campo de servicio, aquí donde ahora es su campo de entrega. Que cada acto, cada pensamiento, cada sentimiento que ustedes expresan parta de un sentido recto de su Presencia en este mundo. Porque cuando ustedes son capaces de posicionarse delante de la vida, cuando son capaces de posicionarse en la danza que les concierne a partir de la percepción de la verdad más íntima en su interior, de su eternidad, de su inmortalidad, de su Luz y Amor infinitos, entonces todo lo que ustedes expresan es imbuido del sentido básico, esencial de la Vida. Yo los invito en nombre de la consciencia de este planeta a una acción recta. Los invito a una actuación significativa, no por su grandeza, por su impacto, o por el fin y objetivo que pueden adherir a esta acción. El planeta los invita a una actuación significativa, a una acción recta en el sentido que ustedes permitan que imbuya y que vigorice su acción y su actuación, finalmente, su expresión en cualquier nivel de este mundo.

Muchos pueden pensar que no están para hacer nada, o no están para colaborar de alguna forma con la manifestación del arquetipo de este planeta, con la revelación de lo que verdaderamente es la realidad para este planeta. Yo les digo que cada palabra, cada acto, cada pensamiento y que cada sentimiento que ustedes manifiestan imbuidos del sentido de Unidad, es ya la manifestación de este arquetipo, y el colapso de una realidad frágil y la revelación de lo eterno que brilla por detrás de esta cortina, que brilla por detrás de este velo ya frágil y en pedazos.

¿Qué es necesario para la vigorización de su mundo? ¿Qué es necesario para vigorizar su acción? Solo que ustedes acepten acogerse en sí, para sí, y por sí, en el templo más secreto, en el templo mas interno. Y este Templo es su Corazón Sagrado de Fuego, este punto donde todas las líneas se cruzan, este punto donde todos los tiempos colapsan en la realidad eterna, este punto donde todos los lugares coexisten en un mismo espacio, este punto donde todas las consciencias son rayos y centellas de la misma hoguera, este punto que no es un punto, ese punto sin circunferencia.

Silencio, no externo, no de sus actos, silencio de los obstáculos imaginarios que ustedes se imponen a sí mismos para la percepción clara y directa de su propio interior. Por más abstracta que estas palabras tal vez puedan parecer para algunos, esta orientación de hoy se revelará a cada día, cada vez más precisa en lo que concierne a su actuación aquí. Porque hay un impulso en su interior y este impulso es una respuesta al llamado del planeta para una actuación, para una acción recta y significativa. El impulso que quema en su pecho y el deseo de ver manifiesto en la Tierra aquello que esta manifestado ya en vuestro interior es la respuesta que ustedes son impelidos a dar al canto que el planeta canta. Y esta respuesta, yo les digo, es su colaboración lúcida, amorosa, activa.

Ustedes son la Luz y la Luz es inteligente, su acción por lo tanto, es inteligente, solo permitan que esto se revele sin velos, sin distorsiones. Y este permiso no es un esfuerzo para hacer lo correcto; esta autorización no es un esfuerzo para un hacer derecho, esta autorización es un posicionamiento de sí para sí, en el reconocimiento de lo sagrado que cada uno de nosotros somos, de lo sagrado que todo es.

Bendiciones y paz.



Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br

Traducción H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario