Seguir

viernes, 29 de abril de 2016

SWEDENBORG Las Aguas del Misterio CRÓNICAS DE MELCHIZEDECH. EL MASCULINO SAGRADO



SWEDENBORG
Las Aguas del Misterio


Lector de textos con voz
Online. Preciso. Gratis.
Lee al instante en voz alta cualquier texto con voces que suenan de forma natural
Para quienes quieran escuchar los mensajes,
deben copiar el texto y pegarlo allí


Saludo en vosotros, vuestra Presencia y vuestra Eternidad.

Mi nombre fue Swedenborg. Vengo a vosotros en tanto que Melchizedech del Agua. No veáis en ello solo una referencia al elemento “Agua”, sino a algo más que eso.

Vengo a llevar hasta vuestra morada, el sentido y claridad de las experiencias vividas de las Aguas de arriba. Las Aguas de arriba son las Aguas del Misterio, las Aguas del Bautismo que acompañan, no a vuestro nacimiento sino a vuestra Resurrección.

Me situaré, por tanto, en mis palabras y en mi presencia, en vuestra escucha y en vuestra lectura, al nivel de las Aguas del Misterio. Al ser un misterio para la persona, no puede haber una explicación. Se me pide que, dentro de las Crónicas de los Melchizedech, os lo trasmita simplemente, a través de mi Presencia, para que lo viváis y os acerquéis a su sentido sagrado despojado de intención, de forma, de historia.

Vengo a hacer resonar en vosotros, el misterio de la verdadera Vida.

Yo aplaco la sed. Humedezco y lubrifico todos los engranajes y los mecanismos del Misterio para permitiros, si aceptáis, acercaros al gran umbral, allí donde está para la persona, el último misterio. En este Bautismo del Espíritu, llevo a vuestro ser, la conjunción del Coro de los Ángeles, del Espíritu del Sol, del Cristo y de María, el Agua de la trascendencia que, a imagen de la Luz, llena todos los intersticios y humedece toda la vida en cualquier dimensión.

Soy el soporte y el anclaje de la Vida y la manifestación de la Vida Eterna.

El Agua de arriba, de la que os hablo y que hago resonar en vosotros, es el Agua primordial e inmortal.

Soy el primer soporte de la vida donde puede brotar toda vida emanada de la Fuente. El Agua de arriba hoy, se une al Agua de abajo, manifestando la primera fase del Génesis donde se dice que Espíritu de la Fuente, flotaba sobre las aguas, previa a toda creación. Esto no es solamente el elemento Agua, no es solamente el femenino sagrado sino su conjunción y maridaje con el Agua de arriba, el Agua del Misterio del masculino sagrado.

Vuelvo a resonar en vosotros, la fusión de las Aguas. El Agua de arriba reencuentra al Agua de abajo, bautizándoos en el Espíritu de la verdad. En este reencuentro, en esta resonancia y en esta vibración, es donde viven plenamente el misterio de la carne y el misterio de la vida. No hay lugar para otra cosa que todos los conceptos, todas las vibraciones que se os han explicado a lo largo de estas Crónicas de los Melchizedech. No vengo, por tanto, a hacer discursos ni a dar explicaciones, sino simplemente a aproximaros a la evidencia de la Resurrección.

Soy tanto el Espíritu Santo, como el Fuego que habita el Agua de abajo.

Soy el femenino sagrado que ha desposado al masculino sagrado.

Soy el Agua del Misterio del Andrógino Primordial.

Soy el agua de la Juventud que os hace renacer de nuevo

Vengo a resonar y vibrar en vosotros, la futilidad y lo efímero de la persona, para facilitaros el último paso.

…Silencio…



Soy el arquetipo de toda manifestación y a la vez el soporte y la esencia de la expresión de la conciencia que vive y se despierta en vuestro cuerpo de Eternidad.

Yo soy el que alimenta la alquimia de la Resurrección y del Misterio.

…Silencio…


Soy la aceptación incondicional de la Verdad. No veáis en mis frases y en mi “yo”, otra cosa que lo que nace en vosotros en este mismo momento.

…Silencio…


Soy la Fuente de la Alegría y de la Paz.

…Silencio…


Soy también la sangre del cordero que lava vuestras ropas.

…Silencio…


Soy el que suaviza lo que pueda pareceros duro.

Soy el que ve lo que está más allá de lo que pueda ser visto.

Soy el que alimenta el Fuego del Corazón

Soy la onda de Éter que quizá os recorre.

Soy el soporte de la vida, el soporte de la energía y el soporte de la vibración.

Soy el receptáculo y el contenido.

…Silencio…


Yo me mantengo al lado de Uriel

Soy la Unidad realizada y superada

…Silencio…


Soy el Silencio.

Soy el reflejo del espejo sin mancha que refleja hasta el infinito y que se deja atravesar por entero.

…Silencio…


Soy el médium que no necesita ver lo que sea ni a quien sea.

…Silencio…


Yo acompaño al Verbo y soy su receptáculo, su creación. Lo que se mantiene inmóvil y, por tanto, lo que se mueve por todas partes.

Soy el que nada bloquea y donde nada resiste.

Soy la claridad y la visión de nuestras hermanas Estrellas.

Soy también el Agua matricial donde se imprime la matriz de la vida de Cristo.

…Silencio…


Soy el Corazón Ascensional y la MerKaBah en movimiento.

Soy la Fuente de Cristal.

…Silencio…


Soy el que es cuando ya no es, todo lo que pertenece al orden de tu persona.

…Silencio…


Soy la quintaesencia del agua de tu cuerpo y de tus células.

Soy el que apacigua; soy la Paz.

…Silencio…


Soy la tranquilidad eterna.

…Silencio…


Soy el Silencio que lleva el Verbo.

…Silencio…


Soy el que lleva el Agua de Vida.

Yo soy el acuario y el principio del cambio

Soy la simpatía y la empatía, el soporte del Amor, su receptáculo y su fertilidad.

…Silencio…


Soy la escucha y “el que” o “la que” escucha y entiende.

Yo te devuelvo a ti mismo

…Silencio…


Yo soy el lugar y el tiempo en el que todo está claro, donde todo es nítido y donde todo es transparente.

…Silencio…


Soy el agua que fluye por tu cuerpo cuando el Fuego del Espíritu te habita y te nutre.

No soy nadie porque estoy en todas partes.

Soy tu Agua de Vida que te sacia para siempre y que te quita la sed.

…Silencio…


Soy tanto el Amor en acción como el Amor en reposo, el Amor que no conoce reservas ni fricciones.

…Silencio…


Soy el testigo del Camino, la Verdad y la Vida.

Te conduzco al umbral de ti mismo, allí donde todos los antagonismos y todos los complementarios se anulan el uno al otro.

…Silencio…


Soy en ti lo que ve y lo que es visto.

…Silencio…


Soy la densidad y la ligereza de la Luz.

…Silencio…


Soy el tiempo que pasa y el fin del tiempo.

…Silencio…


Soy el que siembra y el que recoge

Soy la celebración de la Gracia y la unión mística con el Cristo y con todos.

…Silencio…


He venido a decirte que estoy aquí que todo está aquí.

…Silencio…


Vengo a mostrarte y a demostrarte tu verdad si tú eres la verdad.

…Silencio…


Soy la vibración donde no hay ni inspiración ni expiración. Soy la vibración donde no hay ni dentro ni fuera.

Estoy en medio y en el centro de tu Corazón, allí donde está tu misterio, allí donde fluye la vida Eterna.

…Silencio…


Soy sin nombre y soy, por tanto, tu nombre de Eternidad.

…Silencio…


Llevo tus linajes y tu origen.

Soy el final de lo que debe terminar y el comiendo de lo que nunca debe parar.

…Silencio…


Y aquí, después de haber acogido mis palabras y mi vibración, se revelan todos los posibles y lo imposible, también puede ser revelado.

…Silencio…


Yo soy ese Silencio que crece y que resuena en tus oídos.

…Silencio…


Mi nombre era Swedenborg y soy también tu nombre, lleves el nombre que lleves.

Soy el andrógino de tu cuerpo de Êtreté donde nada falta y doy gracias ahora a tu acogida, a tu escucha y a tu vibración y saludo tu llama de agua viva que desciende a tu Fuego.

Te saludo en el Amor Uno y en el Único.

Regreso a la morada de tu corazón que es mi morada.

…Silencio…


Adiós


 SE RECOMIENDA LEER LOS MENSAJES EN EL SIGUIENTE ORDEN:


1. O. M. AÏVANHOV LINK
2. RAM LINK
3. "El Bien y El Mal" por S. R. LINK
4. SRI AUROBINDO LINK
5. MEVLANA RUMI LINK
6. HERMANO K LINK
7. UN AMIGO LINK
8. OSHO LINK
9. HERMANO M LINK
10. PHILIPPE DE LYON LINK
11. SWEDENBORG LINK
12. NICOLAS FLAMEL  LINK
13. SILO LINK
14. OMA LINK
15. EL ÚLTIMO LINK










No hay comentarios:

Publicar un comentario