Seguir

domingo, 6 de diciembre de 2015

Musafá La Fortaleza de la Aspiración Mensaje canalizado por Selén 14 de septiembre de 2015



Audio


Yo soy Musafá, estoy aquí para conversar con ustedes responder las preguntas que tengan y reforzar algunos puntos.

Comenzaré reforzando los puntos que son más necesarios en este momento. Ustedes se encuentran... Y esto es más que sabido, porque cualquiera en este planeta de una forma u otra, sabe que está aconteciendo algo en él, y de alguna forma todos están viviendo eso que está pasando, dando a eso el nombre que quieran, el nombre que puedan, saben o conocen. Hay quienes llaman a esto crisis, o llaman a esto revolución, hay quienes lo llaman transformación, y otros nombres más. Porque ustedes inventan nombres para todo, hasta nombres de más para todo. Y lo que realmente importa termina quedando en el olvido.

Por un lado está bien que no pongan nombre a esa cosa, si bien existen muchos nombres para esa cosa, que realmente importa. Mi pregunta a ustedes es: ¿qué será lo que realmente importa?

Participante: Yo creo que es estar disponible, consigo mismo- para estar junto con la transformación del planeta. Aquello que Isilda dijo, crear un puente con el ser superior y así poder estar disponible para el servicio de esta transición planetaria.

Aquí lo que realmente importa es; reconocer lo que se es hecho. Lo que importa es una cosa, es absorber esta identidad en el eje de la divinidad en sí. Reconocer lo divino que usted es, y al mismo tiempo lo Divino que la habita, que la anima. Esto es lo primordial.

Ahora, lo que es más importante no debe quedar preso en una lógica, ni quedar preso en un análisis, ni preso en un esquema mental, que es lo que más les gusta hacer a ustedes, es por eso que viven dando nombre a todo. Así le dan nombre de Ego, de yo Superior, de personalidad, de Espíritu, de Materia, de Dioses, y quedan dividiendo en un montón de nombres, cuando lo que importa en verdad no es esto ni aquello. Si no la fusión de esto en aquello. Ahora, es cuanto a lo que realmente importa queda preso en el análisis, queda preso en la construcción mental, ella es fría, ella no se transforma en el fuerte baluarte que necesitan para vivir en este mundo. Especialmente ahora en que todo está convulsionando, ustedes precisan de una sacudida muy fuerte, para vivir en este mundo.

Vivir es este mundo ahora, no es para cualquiera, no, yo estoy hablando de vivir, no estoy hablando de sobrevivir. No estoy hablando de vegetar, que es meter comida en el cuerpo, no estoy hablando de desempeñar las acciones básicas orgánicas de esta forma física, porque eso no es vivir. Para vivir en este planeta hoy, es necesario tener un baluarte fuerte, de ahí que una minoría de esta humanidad, está realmente viva. La mayor parte de esta humanidad está muerta, ya!

Esto va a tener sentido cuando yo responda la pregunta que fue hecha, que de nuevo es una pregunta sobre lo que muere, para dónde va, como es que queda, y cuál la relación de ustedes con todo eso.

Pero cualquier cuadro filosófico, cualquier cuadro psicológico, o marco social solo tiene sentido si esto fuera visto a la luz de lo que más importa. Sus prácticas solo tienen sentido si ellas son realizadas bajo la luz y el impulso de esto que realmente importa, y ustedes pasan a vivir cuando esto que realmente importa pasa a ser baluarte de su existencia, porque si no lo que ustedes viven es nacimiento y muerte, diario, constante, son flores de un árbol que en un solo día, florecen y mueren. Y voy a explicar por qué: porque si ustedes no tienen ese baluarte firme, un baluarte para que vivir, para desempeñar su día a día, y está hecho frágil como un castillo de arena, en la noche la ola llega y deshace ese castillo, al otro día usted tiene que buscar otro motivo para vivir, otro impulso para existir, y hacer las cosas que cree que necesita hacer. Pero cuando usted tiene este bastión fuerte, claro, y establecido en sí, el día y la noche no son oposiciones, la noche no es apagamiento del día, usted progresivamente se extrae de esta sucesión dual, que es la vida-muerte de esta humanidad.

Ahora, esto aquí tiene esa amplia función, "ese tener este baluarte firme", que es la aspiración, esta devoción sustentada por un campo puro de compasión, esa compasión por la fusión, esa compasión por la absorción en el eje Divino. Esto aquí tiene una función general, esto aquí sirve para cualquier ser humano. Ahora, para aquellos que creen que están en un camino espiritual, esto es aun de mayor importancia, porque están más allá de esta sobrevivencia, porque imitan la verdadera vida, de manera muy tosca, de manera patética lo que es vivir de verdad.

Porque las prácticas sin este baluarte de una aspiración fuerte son hechas como por muñecos, de manera autómata. Porque las prácticas sin el baluarte de una aspiración fuerte, son hechas como por muñecos de manera autómata y desarticuladas, no tienen Fuego, no son vivas. Entonces el punto, el punto que quiero reafirmar con ustedes en esta conversación, es la necesidad de establecer un aspiración fuerte, de modo que ella les sirva de baluarte, de fortaleza para que ustedes realmente pasen a vivir en este mundo. Y vivir no es necesariamente hacer algo diferente de lo que hacen, es tomar esto que hacen con Fuego, con vigor, con vitalidad. Y fuego, vigor y vitalidad no son otra cosa que compasión y devoción.

La Aspiración es un vaso, la Devoción es un combustible, y la Compasión es lo pasa en este vaso lleno de combustible cuando se activa el fuego, él quema y por tanto puede encender otros vasos, si estos tuvieran combustible. Y es así que se mantiene viva una hoguera, ya sea que esta hoguera esté dentro de ustedes, así como la hoguera de un grupo. Es así que encienden hogueras, porque una hoguera debidamente mantenida sirve para encender otras hogueras, y cuando una hoguera parece perder su vigor, ella puede buscar en otra hoguera fuego para alimentarse.

¿Por qué hoy eso es muy importante? Más importante aun que unos años atrás. Porque hasta unos siglos atrás esta humanidad estaba en un punto; y estaban muy seguros viviendo muertos, estaban en su camino andando dormidos. Hoy no, hoy el planeta convulsiona de modo a despertar o resucitar a aquellos que están muertos, hoy el planeta tiembla para despertar a aquellos que están durmiendo, y ustedes que reclaman para sí la posición de despiertos, deben estar a la altura de esta título. Deben estar a la altura de esta función, que supuestamente asumen, ustedes deben vivir y deben ser ejemplos de vida.

Ahora, ser ejemplo de vida no es ser moralmente correcto. Ser ejemplo de vida es ser capaz de infundir con compasión incluso su acción moralmente incorrecta, porque entonces, esta actitud es rectificada, y respecto a los juicios de este mundo, ella es recta, ella es lo que es necesario para el momento. Si no ustedes caen en depresión, porque no hay fuego. Si no ustedes caen en la desesperación, porque hay exceso de fuego por fricción. Ustedes agotan sus fuerzas luchando contra la vida, porque están muertos, de hecho no saben lo que es vivir y gastan toda su energía peleando con los monstruos que crean en su sueño. Son inertes, fríos e incluso mórbidos, indiferentes al clamor de la vida, porque en su sueño ustedes no ven razón para existir. La única cosa para cualquier ser humano, que puede representar un baluarte firme, una fortaleza segura para vivir en este mundo hoy, es una aspiración fuerte. Ahora el símbolo de esta aspiración, o del objeto de esta aspiración puede ser diferente para cada uno, pero ella va siempre en el sentido de absorción de esto que sé de mi, y aquello que yo soy, de esto que creo o esto a lo estoy condicionado, la absorción de esto en algo más amplio, en algo que no está condicionado, en algo que no es limitado, en algo que no es frágil.

El primer pensamiento que cruza en su cabeza, cuando despiertan les da la pista de cómo están en relación a esta aspiración, porque el día que despertaran y el primer pensamiento fuese recordar al Dios que habita en ustedes, saludar e invitar a esta Divinidad a insuflar vida y vigor en todas sus actitudes, entonces esta será una pista de que están viviendo dentro de una fortaleza segura para este período.

Esto no es un consejo o solo una indicación para hacer más rico el período de auto-percepción, de realización del Ser, esto es inclusive, un consejo y una referencia muy útil para que no sean golpeados por las corrientes que asolan este planeta. Y estas corrientes son más fuertes hoy, porque están transformándose, estas corrientes están siendo movidas y transformadas en su núcleo, en su médula. Estas corrientes que para la mayoría de la humanidad, porque la mayor parte de estas corrientes con que la humanidad entra en contacto, son corrientes de fuerzas ciegas, ellas están rebeldes, por lo tanto violentas.

El miedo es una corriente humana que hoy es muy violenta, y que puede tragarlos de un parpadeo. La rabia como expresión violenta es también una fuerza ciega que está siendo movida en su núcleo y por eso está revelándose porque quiere mantener su inercia, y ustedes pueden ser llevados por esa corriente con la misma facilidad, que un miedo puede llevarlos. Y esto es lo mismo para todas las otras corrientes de fuerzas ciegas. La humanidad que duerme es arrastrada por éstas, sin saber lo que las impulsa y para donde son llevados.

Si ustedes quieren verdaderamente vivir, precisan de una fortaleza segura en este mundo, para no transformarse en uno más de la multitud. Para que sean una fuerza encarnada en este planeta, una fuerza transformadora, una fuerza que desborde amor, ustedes necesitan de una fortaleza segura, y esta fortaleza es su aspiración al Ser, esta fortaleza es su aspiración al Divino que ustedes son y que los habita.

Una vez más, si esta aspiración queda circunscripta en un cuadro lógico y racional, ella es muerta. Ella es un pensamiento más que cruza su cabeza algunas veces por día, cuando mucho. Ella es solo un deseo inconstante, como sus deseo de comer esto y aquello, de ir para aquí o para allá que cruzan su cabeza algunas veces por día pero que no son suficientes para hacerles mover el cuerpo en la dirección del objetivo. Si la aspiración se limita a la lógica, si la aspiración se limita a la racionalidad, ella no tiene fuerza suficiente para hacerlos vivir, porque si ella no es sostenida por un Rayo de aquello que trasciende la propia razón, que es la Vida del mundo, la Vida universal, la Chispa del Fuego que todo anima. Su aspiración debe estar enraizada en el Fuego que todo anima, la Divinidad que todo traspasa y todo hace mover, y su deseo básico debe ser fusionarse en esto. Esto es la devoción. La devoción es lo que trasforma esta aspiración que, primero es lógica racional, o mismo emocional en algo que es real, vivo, orgánico, presente, íntimo.

Entonces, mi consejo para ustedes hoy, especialmente para este período, es que busquen fortalecer su baluarte, que busquen fortificar esta fortaleza, porque ella es el suelo, es el cimiento de su construcción, ella es el cimiento de su templo.

Muy bien, dicho todo esto, la pregunta que enviaron tiene que ver con aquel asunto que ya tratamos muchas veces. ¿Y los desencarnados dónde están? ¿Para dónde van, dónde están cuando mueren, que es lo que pasa? ¿Qué se puede hacer para ayudar, es posible, no es posible? ¿Si está bien, si es un error?

Dicho esto, con base en todo esto, ustedes llegan a una conclusión que es muy simple. ¿Quién está muerto cuando el cuerpo muere? No hay mucha diferencia, ya estaba muerto! Ya estaba muerto aquí! ¿Solo porque sale de un cuerpo físico? Está muerto aun, es la misma muerte, es el mismo estado de muerte.

Entonces vamos a hablar de tres posibilidades, en todo esto hay tres posibilidades: (1) Primero la mayor parte de la humanidad está muerta, está durmiendo. Entones el sueño de tener un cuerpo acaba, que es lo que llaman muerte física, que no es sino despertar del sueño que se tiene un cuerpo físico, orgánico, carbonado. Bien, aquella criatura que despertó de ese sueño, ya no tiene más ese sueño de una realidad física para asegurarse, ella va a encontrarse después de un período mínimo del que ya hablamos, un mínimo de 49 días en que los nudos son desatados de la forma orgánica, y etc. etc. y esta criatura con ese sentido de persona que tiene aun, que es producto del propio sueño, se encuentra en la atmósfera planetaria, en la contraparte sutil de este planeta, y ahí ella está sujeta a los vientos que soplan violentamente en esta atmósfera planetaria. Es ahí donde ella recibe un gran choque. Y el gran choque es: ¿y mi cuerpo? ¿Y mi forma física? Solo este choque ya es una pedrada! Diría más, un cometa, directo en los cimientos de toda base lógica de esta persona.

Ella va a ser llevada a cuestionar. Entonces, un ser humano cuando desencarna, el proceso le llega primero, a aquel período intermediario que los budistas del Tíbet llaman Bardo, que es un proceso violento de auto-percepción, un proceso violento de cuestionamiento de todas sus verdades. Y esto, que ustedes oyen hablar por ahí, que dicen que tienen necesidad de ayuda, que están en un umbral, que están no sé dónde, que están en el infierno... Eso no existe! El infierno es aquí! El umbral es aquí, la muerte es aquí, todo lo malo que ustedes imaginan está aquí.

Saliendo de aquí la cosa comienza a mejorar un poquito. En cuanto ustedes aceptan ese hecho, van a buscar un lugar mejor fuera de aquí, y van a estar con miedo de llegar a un lugar peor que aquí. Aquí es el peor lugar a donde puedan llegar, está todo aquí. El peor lugar al que ustedes pueden llegar, es estar en un cuerpo de cinco años desnutrido, no tener un madre o un padre que los escuche, que les dé comida y les dé educación, y cruzar la puerta de la casa de alguien que vive muy bien y los recibe con una mirada fría e indiferente, ¿quieren más infierno que este?

El umbral es vivir en un país donde ustedes no tienen derecho de abrir la boca, donde no tienen derecho a reclamar sus derechos. Donde pueden ser esclavizados, mutilados, por cuenta de sus llamados compatriotas humanos, que los juzgan por la pobreza a la que están sometidos sin escogencia. Donde todo lo que reciben del mundo es indiferencia, cuando mucho. Cuando su sueño es gentil, ustedes reciben indiferencia, porque la mayoría de las veces reciben bofetadas. Reciben una escupida en la cara. Exclusión, es lo que reciben. Y ahora, respóndanme! Para un ser humano animado por un alma Divina, una flor preciosa y delicada, ¿qué clavo de espino es la indiferencia?. ¿Qué clavo de espino es ver en el rostro de otro ser humano, odio, desprecio y humillación?

Cuando dicen que Cristo fue crucificado en una cruz, y que metieron clavos en sus manos y sus pies, eso solo quiere decir una cosa, la respuesta que recibió de ustedes, de esta humanidad. Y es el proceso que sucede con toda alma. Ustedes están crucificados en la materia, de este planeta. Entonces, vamos a comenzar a deshacer esas ideas que tienen base en el orgullo, que tiene su base en la idea de sentirse superior, de estar en un estado mejor que los otros. Y decir de los desencarnados: ah, pobrecitos de ellos! Los desencarnados, por el hecho de estarlo, ya están un paso adelante de ustedes, ellos ya no pueden creer en lo que una forma fija produce sobre la conciencia, porque ellos tienen una forma, pero ésta, se modifica constantemente a favor de los vientos que circulan en esta propia forma como en la atmósfera, ésta ya no es una forma fija, porque la forma astral no es fija. Si usted desea tomar un helado, verá como su cuerpo se transforma, toma esa forma. Con eso ya pueden hacer un paralelo, de cómo es esa locura allí, para quién acaba de salir de un estado como el suyo.

Ahora, la gente que está saliendo de aquí y hace parte de esta primera clase, están muy bien acompañados, gracias. Porque reciben el sostén de la segunda y tercera clase, de la que hablaremos de aquí a poco, sobre todo porque reciben el sostén de la vida planetaria. Existen, órdenes y órdenes, y más órdenes de seres que habitan este planeta en otros niveles y que acompañan a toda esa gente. Porque no tienen es la vida otra razón, a no ser servir.

Entonces, no se preocupe por los desencarnados, no. ¿Usted quiere ayudar a los desencarnados? Despierte! porque, si no usted será uno más en esa segunda o tercera clase. Ya que hasta entonces, serán todos los desencarnados de este mundo, los que estarán ayudándolo a usted. Porque si ellos viven su proceso con un mínimo de seriedad, están produciendo un sacudón en su mundo, indirecto, pero aun así un sacudón. Esta es la primera clase de ser que desencarna.

(2) La segunda clase de ser que desencarna, ella no pasa por el proceso de muerte. Estos son los que llaman, despiertos, despiertitos, ¿No? Es alguien que entró en la corriente de la Aspiración. La muerte llega y por más que produzca miedo, ella va a encontrar allí otra cosa instalada que no es la dormidera, es una posición activa frente a esto. Ella no va a encontrar allí pasividad en relación al miedo, ella va a encontrar allí una fuerza positiva frente a este miedo. Este es un ser despierto, él no está completamente purificado de sus distorsiones mentales, ni está aun completamente libre de los venenos de la mente, pero él sabe que los venenos de la mente existen, y ya se lanzó en la carrera de curación de estos venenos.

Y cuanto más fuerte es el baluarte de este ser, más positiva es la respuesta frente a este evento que ustedes llaman muerte, y que no es otra cosa que despertar del sueño y no tener un cuerpo fijo. Ahí éste también pasa por esos 49 días en un estado de semi-conciencia mientras se desliga de sus asuntitos. Solo que cuando despierta, él ya está más acostumbrado con aquello y el choque que recibe no es tan grande, va simplemente a continuar lo que ya estaba haciendo aquí, pero esta vez con un impulso mucho mayor, porque hay mucho menos distracción, y las distracciones que existen son vistas por su efemeridad. Entonces, éste rápidamente, en poco tiempo trasciende ese estado intermediario. Un ser despierto cuando desencarna, que lo lleva a vivir no necesariamente como un desencarne, pasa por ese estado intermediario con mucha velocidad; y esa velocidad depende del ahínco, qué fuerza él dedicó aquí, durante el sueño, a la prioridad de su vida, que es la realización del Ser.

Entonces si la criatura aquí describía eso como fundirse en el Cristo, pues ella irá en dirección al Cristo: si era disolverse en el Buda, ella volará hacia el Buda para disolverse en él. No importa el símbolo, no importa el lenguaje, del otro lado ella va a ver que todos dicen las mismas cosas, que todos los símbolos son de la misma cosa. Ella va a pasar a reconocer las cosas por lo que son, y las cosas, son esencialmente efímeras. Reconocer la transitoriedad de la forma, los lleva a reconocer el principio que los redime de la sujeción a la efemeridad.

Y ahí está la segunda clase de seres, ésta segunda clase de seres, tanto encarnada como desencarnada, presta un servicio a ambas humanidades, encarnada y desencarnada. Primeramente porque ella está viviendo con seriedad su propio proceso, ella es por tanto una fuerza transformadora en el mundo. Segundo, porque ésta comienza a ser movida por compasión, entonces ustedes esperan de ellos no recibir una mirada de indiferencia. Que la mirada que se da a otros, vaya cargada de un mínimo de compasión. Usted no necesita hacer nada, a no ser que sienta que debe hacer, pero su relación con el mundo debe comenzar por vivificarla con compasión. Y si usted aquí vive así, allá va a vivir de la misma manera. Y va a dar sostén a aquellos que llegan perdidos como barco a la deriva, no saben de dónde vienen y para donde van, que están pasando por un proceso crudo. Y usted sabe lo que es eso, sabe cuán doloroso puede ser un proceso de auto-percepción. Los primeros vagidos son dolorosos, son a veces desesperantes. Así, si ustedes tienen compasión por los que duermen, van a tener compasión por aquel que está despertando y siente dolor con los primeros rayos de luz en sus ojos después de un largo período de oscuridad.

(3) Después tenemos la tercera clase, que es un número menor en este planeta. Esos seres hicieron todo esto aquí, y para ellos no existe muerte de ninguna forma. No existe ni Bardo para esa gente. Para ellos vivir y morir es la misma cosa porque ellos trascendieron el día y la noche. Y ésta es la meta, esta debe ser la meta de ustedes. No esperar a llegar a otro lugar y a otra realidad después de la transformación del mundo para trascender el día y la noche. Trasciéndanla aquí. Esta es la meta, pero esta no debe ser su prioridad: su prioridad es una, y únicamente una, reconocer lo Divino y fundirse en él.

Con base en todo eso: entonces el Centro Espírita que hace cosas para ayudar a los desencarnados, ¿está bien? está! ¿Saben por qué? La mayor parte de de estos desencarnados son creaciones mentales de la propia humanidad, cuando usted enseña algo o cree que está enseñando, está simplemente hablando lo que usted necesita oír, entonces si es necesario ese teatro para lo que necesita oír, que sea! Y si ese trabajo se hace con verdadera compasión, ¿él beneficia a los desencarnados? Sí beneficia. No porque un desencarnado necesite oír la doctrina Espirita, no porque él necesite oír los diez Mandamientos, ni porque necesite oír el camino Óctuplo de Buda. No, sino porque su compasión tiene un efecto vivificador y sanador en la experiencia de él. Y se resume a eso. Así que si quiere hacer ese trabajo ahí en el Centro Espirita, puede! O no haga, si usted no siente la voluntad de hacerlo, no lo haga! Y si siente voluntad de hacerlo, hágalo. ¿Necesita saber que salva a alguien de alguna manera para hacerlo? ¿Necesita de ese sentido de importancia? Si usted lograra redimirse a sí mismo, eso sería un gran logro! Y el beneficio de eso, sería que usted estaría aliviando la carga de la humanidad entera. Es un elefante muerto menos, siendo cargado por el planeta.

Mire, antes de preguntarse; cómo puedo activamente aliviar el sufrimiento de los otros, pregúntense, ¿cómo puedo yo aliviar el sufrimiento que causo a los otros? Porque haciendo esto, ustedes activamente sirven. Ustedes activamente alivian el sufrimiento de otros. Es, porque no ayuda dar la canasta básica a los pobres y continuar agregando hambre! Qué dicho de paso, es la gran paradoja, al menos de parte de las instituciones económicas, de su mundo: vamos a acabar con el hambre del mundo y ahí la gente hace campañas no sé de qué, para recaudar comida, para mandar remedios no sé dónde, muy bien.. Y así, ustedes crean un problema "diez", y una solución "tres" ¿creen que es suficiente? No, usted tiene siete de deuda. Y cada año ese siete se multiplica.

Gente, no se preocupen por los desencarnados, no! Ellos están muy bien, gracias, ellos están muy bien acompañados. Preocúpense por ustedes! Cuiden su camino. Si hicieran esto y cuidaran su jardincito, el mundo sería un jardín muy florido. ¿No es así que dice la filosofía de la buena comunidad? Si cada uno cuida de su calle, no habría calles sucias. Entonces comiencen por ahí. Ahora, ofrezcan, ofrezcan todo el mérito de sus prácticas, todo el mérito de su servicio, todo el mérito de sus acciones, en beneficio de todos los seres conscientes, y ahí ustedes estarán ayudando a todo el mundo. No por lo que hacen, si no por el espíritu que vibran, cuando dedican, lo que hacen.

Ustedes colocan mucho peso, en el hacer, entonces si la persona compra diez canastas básicas, ella hace una mejor acción que aquel que compra una. Les diré una cosa, si aquel que compra una y su acto esta imbuido de verdadera compasión, de verdadera abnegación, es mucho más valioso para todos los seres de aquel que compra diez. Porque estará anclando en la conciencia colectiva humana, lo que se llama altruismo, y estará transformando aquella poderosa corriente que se llama egoísmo.

Lo que ustedes hacen debe ser el símbolo de que sienten, lo que sienten es mucho más importante de lo que hacen, y esto no es disculpa para hacer cualquier cosa. Y esto para que nadie me mandar otra pregunta diciendo: a entonces puedo matar sintiendo amor! Si usted lo consigue... Lo que creo difícil. ¿Lo ven? ¿Está claro esto aquí? Ustedes pueden hablar de desencarnados así como pueden hablar de cualquier otra clase de seres: pueden hablar del Reino animal, pueden hablar del Reino vegetal, hablar del Reino mineral, del Reino de los Elementales. Cuando ustedes se transforman, están haciendo un beneficio muy grande para esos reinos, porque su comunicación con estos Reinos va a transformarse: van a dejar de ser un peso para ellos, van a dejar de ser un producto activo de sufrimiento, o solo producirán un sufrimiento que no han escogido, porque hace parte de la malla que une a todo el mundo. Pisar el pie de alguien en un ómnibus hace parte, es algo que no ha podido evitar. No va a pisar a alguien voluntariamente, ahí evitar el sufrimiento que causa no está en sus manos, pero el sufrimiento voluntario es algo que usted puede disminuir. Y a medida que usted va curando sus propias heridas, menos sufrimiento voluntario produce, y esto es un gran beneficio porque es aliviar la existencia de los seres que duermen.

Yo quiero dejar claro y firme aquí, para que nadie diga que no sabía, que para que ustedes atraviesen este período planetario con un mínimo de sanidad y de paz, es preciso que tengan un baluarte fuerte, y este baluarte es la aspiración, una aspiración fuerte a lo Divino que los anima, para el reconocimiento de este Divino, para realizar y realizase como este Divino. Pero esto tiene que hacerse con base en el Amor, no en el deseo personal; quiero descubrir lo que soy para realizar quién soy! No. Yo amo tanto esto que me anima, lo amo tanto que quiero fundirme completamente en este Divino que me anima, ahí, tienen una devoción fuerte, una aspiración ardiente. Cuando ustedes perciben que su estado de ignorancia es el estado de ignorancia de la humanidad, y ofrecen este estado y su proceso a la humanidad, ésta aspiración se enraíza como compasión pura. La aspiración es un vaso, la devoción es el combustible, es el aceite, la compasión pura es lo que hace que todo esto prenda fuego.

Entonces, cuando más fuerte es su aspiración, más grande su vaso va quedando, cuando más ardiente es su devoción, mas... ¿cómo es que se dice, eso que prende fuego?

Participante: Combustible

Participante: Inflamable.

Eso, más inflamable se vuelve el aceite que enciende su vaso y cuanto mayor es su reconocimiento de la interconectividad, más pura es su compasión, menos teñida por colores emocionales personales es su compasión. Y en un tiempo su vaso queda del tamaño del planeta.

¿Preguntas, cuestionamientos? Tengo un poco más de tiempo.

Bueno, ¿qué pasa con esa primera clase de desencarnados después que pasan por ese proceso de despertar?

Tanto la primera clase de seres como la segunda que desencarnan; la primera en estado de dormencia y la segunda en un estado despierto, cuando ellos trascienden la identificación con la personalidad, esa personalidad es entonces absorbida completamente en el alma, en la Chispa Divina, y ahí es que realmente despiertan, despiertan de la existencia ilusoria de la separatividad. Entonces se transforman en una potencia auxiliadora de la vida planetaria. De ahí, es que pueden ir a la Intratierra, pueden ir a los Templos, pueden ir a otro planeta, ahí todo es relativo.

Participante: ¿Existe alguna facilidad mayor para alcanzar esa realización en el cuerpo físico, o en el astral?

No, depende y esto es particular.

Participante: El sufrimiento, el sufrimiento que vivimos aquí no daría una sacudida en la persona para poder...

Puede ser, puede ser que sí. Depende en gran medida de las condiciones particulares, ya que a menudo usted no ve mucho sufrimiento aquí, debe perder todo esto para ver que esto aquí, también es sufriendo. A veces es un alivio salir de aquí. Ahora, todo tiene dos lados, ¿cómo sería más fácil para que usted pueda vivir aquí? Porque la ilusión de este cuerpo le sirve de cierta protección, usted no recibe el impacto de una manera tan violenta de las corrientes colectivas, este cuerpo amortigua esas corrientes.

A veces usted siente tristeza y no sabe por qué, y esta tristeza no es desesperación, aunque no es desesperación usted siente una tristeza. Cuando no se está en esta ilusión de la forma, ahí entonces lo golpea con violencia, usted bebe la hiel de aquello; excepto que del otro lado, el proceso es más lento. Si usted es diligente, aprovechará la tranquilidad de esta existencia para acelerar su proceso, de lo contrario se acelerará de todos modos, pero lo pasará bebiendo la hiel.

Participante: Porque aquí parece que la gente se acostumbra en cierta medida el sufrimiento a menudo se involucra en él y cree que es así y ya está.

Si.

Participante: Y no busca una manera de salir de aquello.

Si porque no sabe qué es eso. Porque estamos hablando aquí de algo que no son los problemitas del sueño de quién está durmiendo. Darse cuenta que está durmiendo es el gran problema, usted debe comenzar por despertar, "opa, aquí hay algo! ¿qué es esto? De lo contrario no lo percibe, usted continua lidiando con los problemas y además tiene los temperamentos de las personalidades, ¿verdad? Tiene personalidades más ubicadas, menos ubicadas, más reactivas, menos reactivas, pero mientras todo esto es acción y reacción en relación con el problema del sueño, no hace ninguna diferencia. Para el planeta, todo el mundo está muerto.

Participante: Estos días estaba caminando aquí en Porto Alegre y había un chico sentado en la calle haciendo una escultura de madera, algo lindo, estaba haciendo un San Francisco, pero con una perfección, no había terminado aún, la gente miraba y me detuve a hablar con él por una media hora. Y conversando con él, me di cuenta de que era una persona con un sufrimiento muy profundo, es el caso de quién no tiene ni madre ni padre, fue adoptado y los padres adoptivos no le dieron amor, y luego se dejó llevar por el mundo, pero era una persona con un contenido impresionante. Pero él no podía salir de allí, me dio la sensación es que se acostumbró a ella y no podía salir, que lo volvió loco y se había endurecido como una coraza.

Exactamente, porque ¿qué es lo primero que se endurece? Es eso que ustedes llaman "yo", con su nombre, su historia, que es la ropa de ese "yosito" ahí, esa persona. Esa persona es la base de todo el sufrimiento, en cuanto usted cree que es usted, está sujeta a todos los sufrimientos que entre comillas sufre. ¿Y qué hace la mayoría de los humanos? Ellos intentan sanar sus sufrimientos, y todo eso es paliativo. Tengo dolor en un pie, así que voy a sanar ese dolor", solo que ese dolor en el pie camina hasta la rodilla, entonces ahora debo resolver lo de la rodilla, y usted pasa la vida luchando contra el sufrimiento. ¿Usted se despierta, se despierta y qué ve? Vamos a parar un poquito aquí; estoy aquí hace no sé cuantos años y sufro continuamente, el sufrimiento va y viene, el viene de maneras diferentes, ¿y qué fue lo que permaneció aquí? Permaneció la idea de que yo soy fulano de tal, lo que necesito es liberarme de ese fulano de tal, la raíz del sufrimiento está en ese fulano, en esa cosa que yo creo ser. Porque creer que usted es eso, es dormir, en un sueño que sueña que es un rey, o sueña que es un mendigo. Si sueña que es un mendigo, usted está sujeto a la realidad del mendigo, esto es dormir. Si sueña que es rey usted está sujeto a la realidad del rey y esto también es dormir, y es también un sufrimiento. Porque el rey puede vivir en un palacio, pero tiene las incomodidades que eso conlleva y usted estará sujeto a ese sufrimiento.

Entonces la raíz de esta cuestión está en este "yo" que de hecho soy. Debido a este "yo" es el punto en el que todos estos sufrimientos pinchan como agujas, que es lo receptivo, que resuena en el nivel de sufrimiento. Por eso he dicho que esta posición activa, reactiva o pasiva en relación a los pequeños sufrimientos no es de lo que estamos hablando aquí. Estamos hablando aquí de la causa del sufrimiento y de la manera de trascenderlo. El sufrimiento se llama separatividad y la salida de esto se llama interconectividad.

Así que el chico que conoció en la calle, lo que él cree ser, es lo que construyó durante toda la vida por las condiciones en que esta personalidad vivió. Pero como el está identificado con el nombre que lleva esa carga emocional, de memoria, de sentimiento, de experiencia, de visión del mundo, todo está allí en ese nombre, ¿verdad? Como él está identificado con eso, no consigue liberarse del sufrimiento que está atascado en él. Despertar es reconocer la raíz del sufrimiento y sentir un impulso ardiente para resolverlo! Usted se da cuenta de que estaba durmiendo cuando despierta.

Y ahí que hace la vida? La vida intenta sacudir su sentido cristalizado del "yo" a través de muchas formas. Puede ser la pérdida de un ser querido, y ver allí la efemeridad en el otro que lo hace pensar seriamente, con profundidad. No el pensamiento no es: yo voy a morir un día. Es; yo también soy efímero. Como es de frágil lo que creo ser, ¿será que yo desaparezca cuando este cuerpo muera? ¿Si no que lo que soy? Y ahí buscara lo que usted es. O puede ser un terremoto porque se lleve todo lo que usted tiene, y cuando se lleva todo se da cuenta que era un como hilo al que iba pegado. Eso le dará para pensar: vivir para acumular todo eso es una idiotez! Porque, mire, lo fácil que es, ¿qué es lo que tiene sentido entonces? ¿Qué es eterno en este mar de fugacidad? Y entonces buscará lo que es eterno, ¿lo ve? Es así que la vida sacude, ella lo sacude con una depresión, sacude con una enfermedad, lo sacude con las formas que sean más útiles para cuestionar la vida, su existencia y todo lo que cree.

Puede ser una gran decepción en la religión, en las relaciones familiares, en las relaciones afectivas, puede ser cualquier cosa. Y les digo; hay personas que necesitan: ¿saben qué? De una fruta que lea caiga sobre la cabeza para darse cuenta: "Amigos, la fruta cayó, oh todo cae en su momento! También yo voy a caer, ahora, si soy el fruto, ¿cuál es el árbol? Entonces usted buscará el árbol del cual es la fruta o del que es una hoja, ¿lo ve? Esto se debe a que a lo largo del tiempo, de repente, esta criatura ya está ahí en este "divague", en esta conversación, y de pronto nace a una vida donde ver la caída de una hoja es la clave que necesitaba y comienza por ir detrás de lo que realmente importa.

Eso depende de cada alma, esto no es cosa de más o menos evolucionado, ni de la trayectoria que el alma tiene que hacer, porque ella sabe de sí, tiene sabiduría propia. Pero, ¿"qué" es lo mismo para todo el mundo, "cómo" es lo que diferencia, "qué" es lo igual?

Participante: ¿Y los niños que nacen con problemas, tipo síndrome de Down o parálisis cerebral, su alma está ahí, por así decirlo, el alma esta allí, pero el sufrimiento que está causando, en general es lo que va a tenar algún resultado porque generalmente estas personas son felices ¿no? No demuestran sufrimiento, son siempre felices, alegres. Es lo que va a contagiar a su alrededor es lo que hará como efecto, por así decirlo?

Hay casos, una vez más nos adentramos en un nivel de relatividad muy grande. Porque, ahí tiene es alma que está es una corriente de encarnación compulsiva, ella tuvo que encarnar, fue atraída, aspirada hacia este nivel de realidad, por las condiciones mismas que ella porta como experiencia de alma, ella construyó un cuerpo que dificultará el proceso de una personalidad sólida, es decir, ella sabe quién es y quién es usted, pero no le da mucha importancia a lo que ella es; entonces su existencia será más suave, ahí usted tiene que darse cuenta de que una parte de la historia es la siguiente: la realización del ser, que por otro lado es servicio; de repente esa alma está ahí para ser exactamente la piedra en el camino de todos los que están alrededor y ella está prestando un gran servicio.

Si el que percibe está más o menos identificado con una personalidad, no puede saber por qué ella es incapaz de expresarle a usted esto con mayor claridad, por lo que no necesita preocuparse por ella, que está viva y muy bien.

Participante: En el momento que me despedí de aquel muchacho, me dijo algo que fue para mí una gran lección: "yo le agradezco a usted, no por los diez pesos que me dio, sino por la media hora que conversó conmigo"

Exactamente, esto es ver con compasión, es lo que realmente usted percibe, el acto es simbólico, lo que las almas necesitan es Vida, es Amor. Como dijo ayer la Madre, por más cliché que eso pueda parecer, el Amor es aun la única fuerza que puede curar sus heridas.

Queden en Paz, hasta otro momento.


Participantes: Aní Maritumi!.







Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.

Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducción: H. N.-


No hay comentarios:

Publicar un comentario