Seguir

jueves, 2 de julio de 2015

TIEMPO DEL BANQUETE . EL ESPÍRITU DEL SOL Y EL CORO DE LOS ANGELES III EN EL FUEGO DEL AMOR JUNIO 2015

EN EL FUEGO DEL AMOR

EL CORO DE LOS ANGELES III,   TIEMPO DEL BANQUETE  JUNIO 2015


En el Espíritu del Sol y en el Coro de los Ángeles, en vosotros y en nosotros, el canto de Vida, el canto del jubilo, la paz del corazón. Comulguemos y elevemos los corazones y celebremos el tiempo del banquete.

…Silencio…




En cada corazón la corona de gloria alzada prepara la venida de Aquél que nunca se fue y que sin embargo, debe ser reencontrado en el seno de la libertad del Etreté, en el seno de la libertad de la consciencia. Ahí donde nada puede venir a poner sombra, ahí donde nada puede venir a oponer lo que sea a la presencia de la Luz, a la vida del Amor y a la Presencia.

Así, «lo que viene» es lo que está ahí y siempre ha estado aquí mismo. De hecho, os estáis acercando a lo que fue nombrado, hace algún tiempo, el tiempo de la Reversión, el tiempo del ultimo tiempo, el tiempo en el que la Verdad viene a extenderse, a desplegarse y a anclarse en el seno de la nueva dimensión, en el seno de la vida eterna. Ahí donde no existe límite alguno ni propensión alguna a ver otra cosa que lo que es, es decir la belleza de la Vida y de todas las creaciones cantando la sinfonía de los mundos, la sinfonía de los ángeles y la alegría de la manifestación de la Luz.

Así cada uno de vosotros, poco a poco o de manera brutal, os habéis distanciado, sin negar la realidad de este mundo, para ver la verdad de la Luz y dejar de ser seducido por los juegos de luz y sombra, los juegos de privaciones y de satisfacciones que se manifestaron en el seno de la ilusión donde todo no ha sido más que juegos engañosos y juegos tramposos. Hoy en día esto ha llegado a su fin, en la gloria del Cristo y en la gloria de la Verdad.

Oíd y sentid eso en el seno del llamado del corazón, en el seno de la apertura a las dimensiones invisibles en el mismo seno de vuestro mundo, dándoos a ver, a percibir y a vivir encuentros sin iguales. Abríos a aquella realidad pues ella es vuestra próxima morada. Aunque ésta no fuese la que encontráis, ella posee la misma esencia, la misma vibración y la misma libertad cantando el canto de la alegría y adornándoos con los Fuegos del Amor, con el ropaje que sea, con la imagen que sea y con la emanación que sea. Ahí está la Libertad, en vuestro interior y en ninguna otra parte que no sea en vosotros.

Y la única forma para vosotros de vivir aquello es a través de vuestro corazón, conociéndolo, reconociéndolo en el seno del Amor, en el seno de la Verdad y en el seno de la humildad. A través de vuestra Presencia, a través de vuestra quietud, a través de vuestra paz, a través de vuestra luminosidad y a través de vuestra elegancia se desarrolla en vosotros la ofrenda de la Vida y la ofrenda del encuentro con el Cristo, así como con todo cuanto os había sido ocultado en el seno de la ilusión de este mundo.

Entonces se abren en vuestro interior todas las formas de comunicación. Entonces se abre en vosotros – de no ser el caso todavía – la certeza del futuro glorioso de la Eternidad en el seno de este cuerpo en el que estáis y en el seno de este mundo en el que estáis.

Así transcurre en vosotros el tiempo de la metamorfosis – real y concreta – dándoos a ver, como por milagro, a la vez lo que es antiguo, a la vez lo que está desplegándose, y a la vez lo que será en el momento del Llamado de Aquélla que gestionó la creación de este mundo.

Amados del Uno y niños del Uno, en la gracia de los Ángeles, acompañados por los cantos de alabanza de los pueblos de la naturaleza, la luz del verano, la del Fuego del Cielo, se revela en vuestra alma, se revela en vuestro Espíritu y se marca al hierro rojo en la belleza de vuestra carne, tocada por el ser, tocada por la Luz vibral, tocada por el ascenso de la Onda de Vida, tocado por el Canal Marial, tocado por el Amor vivido entre hermanos y hermanas. Se revelan por todas partes la misma Verdad, la misma belleza.

Por supuesto algunos de entre vosotros no veis sólo las ansias de la separación, que el sufrimiento del mundo, que la realidad bien triste de la ilusión de este mundo a través de su falsificación y a través de la predación. Sólo depende de vosotros, queridos hermanos y hermanas que no viven esto, desde ahora en adelante, de apartaros de esto, y de volveros totalmente y en totalidad, y permanentemente, hacia lo Bello, hacia la Verdad, hacia la verdad del Amor, hacia el Coro de los Ángeles, hacia el Espíritu del Sol y hacia todo lo que habla de la Verdad y de la sencillez.

Así, poco a poco o de manera brutal, este mundo se prepara a recibir su efusión final de Luz, la que abrirá el cerrojo, el último sello y que permitirá entonces la revelación brutal y total de la Verdad, de la majestad y de la potencia del Amor como la causa y fundamento de los mundos y como de toda creación. Allí donde no puede existir ninguna acción/reacción, ningún castigo, ningún karma. Allí donde todo es Vida, todo es creación y todo es Libertad. En estos espacios como en el seno del espacio del descanso infinito, allí donde no existe ninguna diferencia en ninguna forma de manifestación, en cualquiera dimensión que sea.

Sobre el trono del Parabrahman que engloba los mundos y las dimensiones en todos sus aspectos y en todas sus conciencias, la Verdad será Una para
vosotros donde nada más puede ser separado, incluso por las dimensiones, incluso por las distancias si todavía éstas existen, o incluso por la diferencia de forma o de expresión de la Vida.

Así está constituida la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres, que de un extremo al otro de la escala de las dimensiones y de las creaciones velan a que la Libertad no sea una palabra vana y que nunca más la experiencia Arcóntica pueda alterar lo que es inmutable, lo que es del orden del Amor. A fin de que el Coro de los Ángeles suene y resuene de una extremidad a la otra de las creaciones llevadas desde tiempos inmemoriales, no contándose más en el tiempo pero manifestándose de manera simultánea en el seno de todas las esferas de la Creación.

Así el Espíritu del Sol, a través de la matriz Crística, os da a vivir y os da a ver la eternidad de Cristo, la eternidad de la Vida, la eternidad de lo invisible y sobre todo el diálogo del corazón que de hecho es una simbiosis de forma de vida a forma de vida, no transformándose jamas en la desaparición de los componentes pero representando más bien una zarabanda y una danza sagrada, trayendo siempre más conciencia, siempre más Alegría, siempre más de lo que es evidente en el seno de la Inteligencia de la Luz.

Esto ocurre en este momento, y esto va a ocurrir cada vez más a menudo, que esto sea en vuestras noches, que esto sea en vuestros sueños, que esto sea en vuestros momentos en la naturaleza, que esto sea en vuestras relaciones, dándoos siempre más a ver cosas y a comunicar de otros modos que la que os era habitual, incluso en el seno de los potenciales espirituales desarrollados recientemente.

La conciencia se descubre verdaderamente presente en toda cosa, en toda esfera, en toda forma de vida, en toda Inteligencia de la Luz, aboliendo así las separaciones de las dimensiones, aboliendo así las separaciones del individuo en relación a otro individuo, en una comunión como ninguna igual cuya alma humana no puede imaginar o suponer los hechos. Esto llega ahora, quedemos algunos instantes en el silencio antes de seguir lo que tenemos que decirles ambos.

… Silencio…



Así se realiza la apertura del último sello, dándoos a ver bien después el juicio final, como un elemento de certeza y de confort que concierne a la verdad de lo que os dijimos, aquí y en otra parte, concerniendo al ser eterno y a la verdad del Amor bajo cualquier forma que sea. Bien evidentemente no pudiendo existir en el seno de la ilusión de este mundo y que sin embargo se realiza y se revela en el mismo seno de la ilusión de este mundo y en el seno mismo de lo efímero.

Así se despliega en vosotros la Corona de gloria, las 12 Estrellas de diamante, las 12 Puertas de la Verdad, la estructura de la conciencia y la verdad del Absoluto. Felices los simples de espíritu que desde ahora verán esto, por pequeños toques, por experiencias, y que aportará sin embargo el sentimiento de un cambio enorme donde ninguna prueba sea necesaria cualesquiera que sean los acontecimientos de esta tierra, cualquiera que sea el sufrimiento de este mundo.

Así se produce la Ascensión de los que aceptan de vivir la sencillez y vivir la verdad de su corazón bien antes del momento colectivo. Esto corresponde a la Gracia y a la gloria más completa, acompañando el retorno de Cristo y la Llamada de María.

Entonces, niños de la Luz Una, uníos en la Libertad,
uníos en la sencillez, para comulgar en la Luz Una, no solamente para acercar vuestras vidas, vuestros pensamientos y vuestros afectos, sino más bien para ver más allá de las apariencias y comulgar al santo de los santos, de corazón a corazón, allí donde está Cristo, allí donde está la verdad de la matriz de Vida Crística, Libre y blanca, virginal e inmaculada, permitiendo todo los posibles y todos los imposibles. Dándoos la verdad del Amor dondequiera que os volváis, dondequiera que os desplacéis a fin de que la música de las esferas nunca pueda interrumpirse, no pueda evocar la menor duda en cuanto al establecimiento y la perpetuación de la verdad del Amor, en esta creación como en toda creación.

Trayendo ciertamente la desaparición de sectores enteros de la ilusión pero así será la tierra ascensionada, invisible y cadavérica a los ojos de los que sólo la verán con los ojos de carne. Ella se volverá un paraíso situado en 5ª dimensión para todos los seres que vendrán a vivir la comunión de los santos, la comunión de las razas, la comunión de los Espíritus, las comuniones de conciencia más allá de toda separación de dimensiones, de formas o de orígenes.

Así será el sacralidad de esta tierra, directamente reencontrando su nombre, el de Urantia, el de Gaïa la que nunca falló pero que sin embargo fue alterada. Hoy la dimensión de Sirius, la dimensión de las Madres habiendo sembrado este mundo se revela a vosotros
 en la virginidad y la pureza de vuestro encuentro, en el seno de los elementos de la naturaleza. Primera etapa a la revelación colectiva del choque frontal de la humanidad con la Verdad.

Así, sed benditos, así, sed ligeros. Así, sea lo que sea lo que viváis, la totalidad o un aspecto parcelario, este es el don de la Gracia realizado por vuestro esfuerzo y por vuestro abandono a la Verdad del Uno. Sed benditos y en el silencio de mis palabras quedemos y sigamos, antes de que continúe.

… Silencio …



Así, el Coro de los Ángeles que os es desvelado y accesible, que esto sea por el sonido o por la Paz, por la presencia o todavía por la ausencia de toda cosa, el Coro de los Ángeles os lleva a vivir la Verdad, independientemente de toda petición, simplemente poniéndoos en el tiempo del ser, en el tiempo del eterno presente.

Así, cuando estáis allí, no hay más a pedir, porque la petición misma es una distancia con la Verdad, porque que os mantiene en el seno de la ilusión del tiempo y de su desarrollo lineal, llevándoos a proyectar vuestra conciencia y pues a salir de su Unidad primera, aquella donde el Coro de los Ángeles nunca deja de cantar a vuestro corazón la alabanza de la Vida y la alabanza de vuestra Eternidad.

Así, si respetáis esto, os será lícito de percibir y de sentir. No olvidéis que no hay nada a pedir, hay simplemente a pensar y esto se hará, porque allí esta la co-creación consciente. Ella no necesita más poner distancia entre vosotros y una petición de ayuda, no necesita más imaginar una forma o de pretender conocer la forma de la conciencia que viene. Pero estad seguros que en este momento goza de lo que se celebra en los planos de la Unidad donde allí no hay nada a buscar, donde nada es necesario porque todo está ya presente, desde el momento en que esto emana de la conciencia, sin esfuerzo, por la gracia de la Luz, por la Inteligencia de la Luz, por el Coro de los Ángeles y por el Espíritu del Sol.

Así se establece en este mundo la co-creación consciente de la 5ª dimensión de la tierra, ascensionada y resucitada. Todo lo que ustedes viven desde ahora en adelante, hasta la Llamada de María, estará allí sólo para probaros la intensidad y la verdad de la Luz, y la pesadez de lo que está caduco, de lo que es alterado, en vosotros como por fuera de vosotros. Entonces os será cada vez más fácil, si no os apartáis, de seguir las líneas de menor resistencia, las líneas de Alegría, las líneas de Paz y también las líneas de contacto con las realidades que os eran, hasta ahora en el seno de este mundo, desconocidas.

Todo esto forma parte del despliegue de la Luz. Forma parte, muy precisamente, del proceso de la Ascensión, dándoos a través de lo que os dijeron los interventores en conciencia, a lo largo de estos años, que hay que verificar por vosotros mismos, la veracidad de lo que ha sido enunciado, la veracidad de lo que vivis y pronto, la veracidad colectiva del choque de la humanidad en su totalidad y en su majestad.

Entonces obremos en el silencio para acoger lo que se celebra en el Coro de los Ángeles, seguiré después del tiempo del Coro de los Ángeles.

… Silencio…



Y juntos, aquí y ahora, y juntos leyendo o escuchando los que decimos, vivamos lo que por el momento llamáis palabras y conceptos y que, por el Coro de los Ángeles, son hechos inteligibles a vuestra conciencia, más allá de todo sentido y más allá de toda representación. Así es lo que llamáis la 5ª dimensión.

… Silencio…



Recojamos el néctar del Amor de la Verdad...


…Silencio…


Así es la vibración del mundo de los elfos …

… Silencio…


Así es la vibración del Espíritu del Sol en sus esferas de Libertad, él que anima la Inteligencia de la Luz allí donde se encuentran las matrices de creación de los Mundos Libres, en el núcleo cristalino de los planetas, en el núcleo del sol y en las franjas de creación que Lord Métatron representa en cada mundo. Allí, en el silencio del corazón …

… Silencio…



Escuchad.


Así, cuando el Coro de los Ángeles y el Espíritu del Sol aparecen en este género de mundo, allí donde estáis, ellos inauguran los cantos del cielo y los cantos de la tierra, anunciándolos ellos mismos no exteriormente pero interiormente a vosotros firmando la elevación de vuestro corazón en los dominios de Paz Suprema, en los dominios de la Libertad.

… Silencio…



Y así, en cada octava de la Libertad se vive la conciencia de lo que está establecido o de lo que pasa. Así, es el canto de los Elohim.

… Silencio…



Y así, de octava en octava, aparece el canto de los Néfilim. Y el Coro de los Ángeles, en el corazón de la Inteligencia de la Luz, disponen vuestra conciencia y vuestra Libertad.

Y luego viene el coro de los Agni Deva, los que acompañan los Hayot Ha Kodesh. Los Deva creadores que inspiran las matrices genetistas que expresan la Libertad.

Y de octava en octava así se desvela la Libertad, dándoos la Alegría, donde nada puede caducar, donde nada puede pararse.

… Silencio…


Y así, aparece en vuestra conciencia el Coro de los Ángeles rodeando el Cristo y dándoos acceso al silencio de la pureza, el del primero arranque, el de la Infinita Presencia. Escuchad y oid.

Así, seréis saciados para siempre y nunca más tendréis sed porque el Agua de la Verdad fluirá en vosotros como fluirá en todo lo que veréis, tocaréis y creeréis.

… Silencio…



Y en la densidad del Amor, el Espíritu del Sol y el Coro de los Ángeles testifican en vosotros el Amor.

… Silencio…



Juntos nosotros y tú, juntos 
vosotros y nosotros, juntos. El Espíritu del Sol y el Coro de los Ángeles saludan vuestra belleza y se retiran en el silencio de la plenitud de su corazón, porque allí esta también nuestro Templo.

Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario