Seguir

jueves, 9 de julio de 2015

ANAËL: VENGO A RESPONDER A VUESTRAS PREGUNTAS. EN EL FUEGO DEL AMOR CANALIZACIONES MAGISTRALES Junio 2015



EN EL FUEGO DEL AMOR
ANAËL
Junio 2015

Vengo a responder a vuestras preguntas

Soy Anaël Arcángel. Bien amados Niños de la Ley del Uno, vengo con vosotros a compartir la Paz del Cristo antes de cederos la palabra para vuestras preguntas.


…Silencio...



Escucho vuestras preguntas.

Pregunta: ¿Qué coacciones sufrirán los cuerpos durante los 3 días, para aquellos que no desaparecerán, no en término de respiración, de temperatura y de atracción terrestre?

Bien amado, conviene entender que cada situación de hermanos y hermanas humanos en la carne corresponde a una situación diferente. Hay por supuesto unos mecanismos precisos que corresponden a la vez a las leyes de la gravitación, a las leyes de las órbitas y a las leyes de las emisiones de irradiaciones de los diferentes cuerpos en interacción. A nivel del cuerpo físico, así como de lo que se celebra en el interior, en el seno del alma o en el seno de la conciencia. El mecanismo de estasis se traducirá efectivamente por diversas vivencias, que serán sobre todo invención y ante toda función de este elemento, es decir de vuestro emplazamiento en la revelación de vuestra Eternidad.

Según las negativas, los choques, las resistencias, las cóleras, o la aceptación o la alegría, se celebrará una historia muy diferente y de la cual sin embargo, la conclusión será bien después de estos 3 días, la conclusión lógica de lo que escogieron, de lo que vibraron y de lo que debe ser para vosotros la más grande de las libertades. La conciencia estará ocupada en luchar contra su desaparición o en desaparecer de ella-misma por la Gracia de la Llamada de María y por la Gracia del conjunto de las mismas manifestaciones geofísicas surgiendo en este momento.

Así pues, no os preocupéis de vuestros cuerpos. No os preocupéis de lo que, de todos modos, no tiene otro objetivo desde todo tiempo en este mundo, no tiene otro objetivo que de desaparecer un día u otro. No hay nada que temer, ni a esperar, ni a probar para aquel que está en la paz. No hay nada de qué preocuparse, ni a esperar, ni a temer para aquel que tiene sed de Luz y que solo tiene sed de esto, que de Amor y nada más. Pero recordad que no podeis tener sed de Amor y sed de mantener lo que está caducado y lo que no tiene otra salida, de todas maneras, que de desaparecer en un momento dado.

Así que, en el momento donde los signos del Cielo, en el momento donde los sonidos, en el momento en el que vuestro cuerpo él-mismo sabrá que el momento ha llegado, derivará naturalmente un espacio de tiempo que os colocará en la condición óptima para vivir lo que está por vivir.

Entonces no os preocupéis de este tipo de cosas porque recordad el Cristo había dicho: «Aquel que querrá salvar su vida la perderá». Entended bien el alcance de esta frase que es mucho más que simbología, mucho más que imaginada, pero corresponderá estrictamente a la verdad del instante por vivir. A
vosotros de ver. ¿Qué queréis salvar? ¿Lo efímero o lo Eterno? A partir de allí, tenéis la solución: amar por encima de todo o de quedarse en la duda, en el miedo, en las resistencias.

Estad sin embargo, seguros de que cada uno de entre
vosotros, al término de la Llamada de María, estará muy exactamente en el lugar que le es necesario para vivir lo que está por vivir y no en el lugar que él proyectó, imaginó, esperó, en función de los instintos de supervivencia o de los instintos de preservación de cualquier ventaja que sea de este mundo, porque el Amor no conoce de privilegio, el Amor no conoce de élite, el Amor sólo conoce lo cierto y qué el Corazón. El resto no existe.

Entonces, a
vosotros de ver, a vosotros de ir más allá de todo preparativo cualquiera que él sea, a fin de soltar más fácilmente en el momento de la Llamada de María. No os preocupéis de otra cosa que de la Felicidad del Instante Presente, esto fue dicho, antes de mí, es ahí donde se encuentra la llave esencial de lo que sois.

No dejéis que la linealidad de este tiempo y las obligaciones de vuestra vida vengan a perturbar de ninguna manera lo que se vivirá en ese momento y que en absoluto dependerá de lo que podáis imaginar o pensar como seguridad, sino que dependerá únicamente de la realidad del Amor presente en vuestro corazón. Ninguna otra circunstancia prevalecerá y sobre todo ninguna necesidad de preservar lo que sea porque en este momento no habrá ninguna duda, ni alguna indecisión posible. Habrá realmente y concretamente el Amor o el miedo. Nada vendrá a perturbaros, ninguna necesidad fisiológica, ninguna sensación vendrá a molestar lo que sois

Entended bien el sentido real y concreto de lo que os digo. A 
vosotros de verificar por vosotros-mismos en estos momentos, incluso antes de su llegada de manera permanente. En las experiencias que tal vez ya vivís, ¿sois capaces de olvidar todo lo que constituye lo ilusorio en los momentos en los que hablamos, en los momentos en que estáis en meditación, en los momentos en que la Luz ella-misma os llama? No hay nada más que encontrar desde ahora sino buscar esta paz definitiva y esta felicidad inconmensurable del Amor.

Todo el resto es sólo accesorio, ver incluso limitando al Amor. Lo que todavía hoy puede surgir en vosotros de manera muy legítima, concerniendo a las leyes de este mundo y a lo efímero de este mundo en todas vuestras relaciones, no tendrá ningún sentido a medida que el Espíritu del Sol entregue su mensaje y a medida que el Coro de los Ángeles os acompañe, precediendo a María.


Entonces sed firmes en la Verdad del Instante y la Verdad del Corazón, y dejad desagregar-se lo que desaparece en ese mismo momento para cada uno de vosotros, porque esto corresponde realmente al ajustamiento final de este momento.

...Silencio…



Otra pregunta…


Pregunta: En mi sueño, yo soñaba con otra cosa cuando el Cubo de Metatrón se impuso delante de mi vista abriéndose y encajándose sobre si-mismo como una imagen en 3D. ¿Puede decirme lo que Metatrón quiso darme como mensaje? En aquella época, yo no conocía este Cubo.

Bien amado, el despliegue del Cubo Metatrónico y el regreso de este Cubo sobre él-mismo corresponde efectivamente al despliegue de Metatrón en el seno de este mundo llamado de modo muy lógico la Jerusalén Celestial. Así que, te es anunciado la inminencia del derrame del Amor sobre esta tierra. Cuando el Cubo se desvela a vosotros, en cualquier modo que sea, esto significa que de manera irremediable las nuevas Llaves Metatrónicas, incluso si os son desconocidas, son activas en vosotros.

...Silencio…



Otra pregunta…

Pregunta: ¿Hay aquí presente entre nosotros, un o una Elohim de las 12 calaveras de cristal, encarnado?


Bien amada, no me incumbe de decirte si existe en el seno de esta asamblea ni en el seno de alguna otra asamblea. Lo que puedo decir simplemente, es que el conjunto de los Elohim están necesariamente encarnados o muy próximos de una salida he aquí unos años, pero quedando presentes cerca de vosotros en este particular fin del encierro y no puede ser de otro modo. El conjunto de los Elohim de la Creación de la Atlántida están evidentemente presentes sobre este mundo, de su lado encarnado o del otro lado, participando así también con
vosotros, cualquiera que haya sido su camino, cualquiera que haya sido su caída o su redención en el seno de la ilusión, esto no tiene ninguna importancia. Nadie podrá sustraerse al Fuego del Cielo, Elohim como el Diablo, como todo ser humano, que lo quiera o no, como toda vida en el seno, no sólo de esta tierra, sino del conjunto del sistema solar.

...Silencio…



Otra pregunta…

Pregunta: ¿Puede detallar el fenómeno de transustanciación, por favor?

Bien amado, la transustanciación consiste en pasar de manera definitiva de la oruga a la mariposa. Estuvieron suficientemente en la crisálida. Es lo que construyeron, lo que disolvieron en el mismo seno de vuestra conciencia ordinaria como en el seno de la Supra-conciencia. En el momento de la superposición final de lo efímero y de lo Eterno se realizará una alquimia final que permitirá hacer pasar lo que llamáis cuerpo físico en el seno de otro cuerpo si esto es necesario, llamado cuerpo de Êtreté (Eternidad). Hay como sabéis, superposición de ambos cuerpos pero también alquimia que concierne al fuego físico que viene a liberar lo que fue encerrado por la acción del Fuego del sol, por la acción del Fuego de la 2ª estrella y por la acción del Fuego de la tierra.

Así que, el Fuego acaba con toda resistencia, toda oposición como todo cuerpo, liberando entonces la gloria de vuestra Resurrección, realizando entonces la Ascensión en el mismo seno de esta realidad. La transustanciación es pues la desaparición de un estado y la aparición de otro estado, todo esto en la misma continuidad de lo que sois, pasando de una conciencia limitada a la Conciencia de la Eternidad. Esta transustanciación se producirá de manera natural, con facilidad para los que sólo viven nada más que el Corazón Ascensional, queriendo decir por ahí que el Corazón Ascensional tomará todo el campo de la conciencia. Entonces ahí, esta transustanciación ocurrirá en un abrir y cerrar de ojos si puedo expresarme así.

Si existen zonas de sombra, si existe en el seno del alma presente unas orientaciones asumidas y deseadas, entonces la transustanciación necesitará una aclaración y una transferencia en otras esferas. Si la resistencia se hace (o la oposición) formal si puedo decir, la Eternidad toma el lugar de todos modos y para esto habrá que disolver en totalidad lo que es ilusorio y falso, ilusorio y limitado. Ahí es la acción del Fuego del Amor, del Fuego Vibral en su globalidad y en su totalidad.

La transustanciación es pues la desaparición de un plano dimensional y la aparición en el seno de otro plano dimensional, en lugares específicos de la tierra, antes, durante o justo después de la Llamada de María. Esto depende de vuestro emplazamiento sobre este mundo sobre un plano geográfico, independientemente incluso también del estado de vuestro corazón. Algunas desapariciones inmediatas tendrán lugar esencialmente en los países donde el mental no está cristalizado y donde las reglas sociales dejaron establecer una cierta forma de libertad en el seno de la conciencia, cualesquiera que sean las circunstancias materiales y políticas de este país o de este suelo.

Así que, todo esto se celebrará sensiblemente al mismo tiempo. Seréis advertidos de ello bien evidentemente, no solamente por la Llamada de María porque este instante tocará al conjunto de la Humanidad. Pero para aquellos de entre 
vosotros que percibiendo y sintiendo las estructuras vibrales, este anuncio se sentirá en vosotros de modo que no pueda haber ninguna duda sobre la inminencia del Acontecimiento en términos terrestres.

…Silencio…



Otra pregunta.

Pregunta: ¿Es que el estado de adormecimiento que uno vive durante la Presencia del Espíritu del Sol y el Coro de los Ángeles es idéntico al que uno vivirá durante la estasis?

Si, ya sea que escuchéis, que leáis, esto creará sensiblemente la misma cosa que se producirá en el momento del Llamado de María. Así pues, tenéis a vuestra disposición una capacidad de ver allí donde estáis en este instante, en el momento donde lo oigáis, en el momento donde lo leáis, en el momento donde pensáis. De allí surge por supuesto la mayor parte de lo que se llevará a cabo desde la Llamada de María.

...Silencio...



Otra Pregunta.

Pregunta: ¿Es preciso respetar las creencias de aquellos que nos dejan, sobre todo las personas ancianas, o sugerirles algo u otra cosa?

Bien amada, en estos tiempos tan particulares, y esto será el caso cada vez más en cada semana de vuestro tiempo, de nada sirve aclarar por las palabras, es muy tarde. Hay solo que iluminar por la buena voluntad y el amor que emanan de vosotros. No tenéis vosotros necesidad de ninguna palabra si esto no es la de ser verdaderos y dejar salir lo que salga de vosotros, es decir el Amor, si esto es acompañado de palabras ellas vendrán por sí mismas, independientemente de toda consulta o preparación, permitiéndoos ajustaros lo más cerca de lo que os pide el Momento Presente y el Amor, en relación con este intercambio.

...Silencio...



La manera más evidente hoy de manifestar la Verdad de vuestro corazón es por supuesto, como esto ha sido dicho, de poner el Amor delante en toda circunstancia. Ahora bien, hacerse la pregunta de lo que debe ser dicho no es poner el Amor delante, sino es imaginar lo que debería decirse. Imaginar lo que debería decirse no corresponde a la espontaneidad del Amor que debe manifestarse en todo encuentro. Dejad hablar a vuestro corazón. Dejad germinar la Verdad y dejad salir el Verbo. No es necesario nada más.

...Silencio...



Pregunta: ¿Aquellos que no conocen a María, cómo se hará esta llamada para ellos?

Bien amada, no es necesario conocer a María ya que cada uno, incluso ignorante, la reconocerá instantáneamente. No es por nada que ella es la Madre del Cielo y para
vosotros humanos encarnados en la carne, es vuestra Madre de todos, incluso de aquellos que la ignoran, incluso de aquellos que no la conocen, incluso de aquellos que la rechazan. No hay que pues hacerse la pregunta de reconocimiento ya que esto pasará instantáneamente, independientemente de la voz, por la Reconexión en vuestro corazón de lo que ella Es.

Pregunta: ¿Una atracción intensa o un gran amor por una tormenta, tiene un significado para la persona?

Bien amada, la diferencia existe para cada uno. Algunos ven la belleza, otros aman la electricidad, otros son subyugados, otros son aterrorizados, me es imposible determinar para cada uno la razón, ya que ella es diferente cada vez, incluso si existen grandes marcos.

Así pues, no voy a ir más lejos en la respuesta a esta pregunta, si esto no es que, como siempre, la modificación de los elementos habituales tales que
vosotros los conocéis, la ruptura de equilibro (que esto sea a través de una tormenta, una inundación u otra cosa), os reenvía siempre a vuestra capacidad para sobreponer vuestros miedos, para estar de acuerdo con vosotros mismos y con los elementos cualesquiera que ellos sean, cualquiera que sea su manifestación, en su forma ordinaria como extraordinaria.

Pregunta: ¿Cuando uno está consciente que tenemos miedos, que ellos estén ligados al miedo a la muerte o al miedo a la carencia, puede uno pedir un tratamiento para eliminarlos o es necesario hacer un trabajo personal?

Bien amada, no hay ni petición ni trabajo personal que hacer. Ya no es tiempo para esto. Solo hay que ser Amor. Si un miedo emerge cualquiera que sea, es que no hay Amor o amor condicionado. Esto va a devenir cada vez más simple y cada vez más aparente. Ningún trabajo de tipo personal, ningún trabajo sobre uno mismo, lo mismo que ninguna petición será exitosa ya que solo tu abres tu corazón. No se trata allí de memoria, se trata simplemente de ver el miedo o el Amor. Si hay miedo, falta el Amor. Si hay Amor, no hay ya miedo. Si hay miedo, esto quiere decir que el Amor no está suficientemente allí. Esto no quiere decir que hay que buscar para resolver, ni siquiera para buscar el Amor, sino más bien vivir lo que es llamado “Ser Amor” esto no puede ser realizado en el seno de una persona, en el seno de una historia, sino únicamente en el seno de lo que eres en Eternidad. Ninguna regla de este mundo puede permitirte vivir esto. Ahora es tiempo de dejar al corazón seguir el impulso del Cristo, el impulso de Uriel y de seguir realmente y dejar desaparecer el miedo.

Desde el momento donde tu consciencia se enfoque en el miedo, lo verás cada vez más y más debido a la presencia de la Luz, lo enciendes por una búsqueda en tu pasado, por una petición, y más te aparecerá iluminado. Allí se encuentra la solución: tú no eres lo que está iluminado (o encendido), tú eres el que ilumina (o que enciende).

Entonces, en este momento, captarás y vivirás esta última Reversión. Solo tú eres quien genera y mantiene tus miedos. Solo tú eres la confusión del Amor. Es un error creer que el Amor emergerá simplemente de lo efímero en tus circunstancias de vida. Hay solo que dejar aparecer lo que Eres, incluso si esto se enciende cada vez más violentamente, no intervengas. Mira y atraviesa estos miedos, no busques nada a comprender, ni busques nada a resolver, ni pidas nada, sino vuélvete realmente lo que tú Eres. No hay otras alternativas y esto se verá cada vez más, que esto sea resuelto o que esto resista.

Ninguna persona puede abrir tu corazón. Ningún ser puede pasar en tu lugar. Ninguna técnica te liberará. Existen efectivamente las herramientas y las técnicas que van a acercarte de esta iluminación particular, con una agudeza, con una intensidad siempre posiblemente más molesta para la persona, pero que solo representa la instalación del Amor. Entonces, ¿quieres instalarte en lo que Eres o quieres continuar nutriendo de una u otra forma lo que llamas miedo? Ya que desde que identificas un miedo, desde que lo ves, es el Amor que lo ilumina. Entonces, acepta ser Amor y verás que todo lo que es historia, todo lo que es sufrimiento, todo lo que pasó, no tendrá ya razón de ser. Si la iluminación del Amor te hace sentir el miedo de la muerte o de la carencia es que aún el Amor te muestra que tú estás inscrito en una persona y no en la Eternidad. No hay nada a deshacerse, no hay nada a combatir. Hay justo y efectivamente a estar en la simplicidad del Amor, tener confianza, no en ti, no incluso en tu Eternidad, sino más bien en la realidad del Amor y en la realidad de la Gracia. No habrá ya más escapatoria y vais a daros cuenta de esto cada vez más rápido.

Desde el momento donde lo que pueda quedar de lo que llamáis miedo, cualquiera que sea, constataréis que esto será cada vez más evidente. No busquéis nada, no luchéis. No sois esto. Sois mucho más que esto. Pero ¿cómo queréis ver el Amor si dais el menor crédito a vuestros miedos, a vuestras memorias, a vuestra historia, a vuestro pasado o aún a vuestra presencia del ego? Ved real y concrétamente, sin juzgar como esto ha sido dicho, sin culpabilidad, sin buscar, pero beneficiáos precisamente de la iluminación por el Amor de estas últimas cosas que os perturban de una u otra manera, contentáos de atravesarlas. Dejadlas aparecer con toda su agudeza. ¿Sois vosotros Luz o sois vuestros miedos? Cómo queréis cazar un miedo, sobre todo en este período donde él se ilumina cada vez más? Es preciso que os apoyéis si puedo decirlo sobre otra cosa que lo que conocen. Aceptad lo desconocido ya que si no aceptan lo desconocido, esto muestra que de una u otra forma estáis sujetos a la ilusión. No puede haber ilusión y Amor. Hay Amor o hay todo el resto salvo el Amor, ya que en el Amor todo se disuelve y nada puede tomar la consciencia y nada más puede aparecer que el Amor.

Lo que se manifiesta a
vosotros desde lo que el Comendador llamó “El bonito mes de mayo” solo es la concientización de esto. Esto irá hasta su término, hasta que lo dejéis ir o hasta que aceptéis vuestras propias resistencias.

En resumen, cualquiera que sea la fase donde estes, de vuestra negociación, de vuestra cólera, de vuestra aceptación, recordad que lo más simple sería permanecer en la negación, protegiéndose del miedo pero aislándose también del Amor. La aceptación es la clave de la resolución de todo conflicto porque os muestra por allí mismo que no sois ya una persona que quiere dirigir y como persona su propia causalidad, sus propias memorias. Esto quiere decir simplemente que estáis aún identificados a estas memorias, a estas heridas y por consiguiente no estáis libres y luego que estáis buscando liberaros utilizando la persona. Esto no puede ser posible y esto devendrá evidente con cada vez más estruendo, para la persona por supuesto. Ya que solo en algunos casos el estruendo puede dejar al Amor instalarse.

Recordad también que desde el momento donde
vosotros decid «tengo miedo», desde el momento donde constatáis el miedo a la falta, el miedo a la muerte, eso quiere decir simplemente que el Amor no está instalado de manera definitiva. Solo el Amor será el agente que cura el miedo a la falta o el miedo a perder lo que sea porque vosotros todavía no habéis vivido el hecho de que no hay nada que perder, al perder lo que sea que pertenece a lo efímero. Eso muestra y prueba a vosotros mismos que en ese caso estáis todavía inscritos dentro de lo efímero, sujetando a la vez lo efímero y lo Eterno. Eso no puede ser. Eso no puede subsistir.

Entonces, ved eso y dejad la persona en el sentido del ego desaparecer y dejad la verdadera Vida aparecer que no conoce ni miedo ni falta. Entonces eso quiere decir también que si eso afecta durante este período es que la verdadera Vida y la Gracia del Cristo no os ha recubierto totalmente. Recordad, no hay nada que buscar para eso, solo hay que abandonarse. Solo hay que desaparecer el tiempo que la Verdad eclosiona de manera definitiva.

Vais a daros cuenta que no podéis resolver nada por
vosotros mismos, ya que resolver por vosotros mismos no resuelve nada en definitiva en la ecuación del Miedo y del Amor. Ved esto claramente y ved en qué se enredan hoy para querer debatirse, para querer encontrar, para querer resolver, más que a querer Ser. ¿Dónde está vuestro miedo que os impide Ser si no es en el apego efectivamente a la persona y a vuestra historia? Aceptad eso, vedlo claramente, no desviéis vuestros ojos y abrid completamente el corazón, ya que cuando vuestro corazón esté abierto de manera definitiva él se consumirá de Amor y vosotros solo pediréis una sola cosa: ser el amigo de Cristo o la esposa de Cristo. Nada más tendrá importancia, ni vuestros sufrimientos, ni vuestra persona, ni vuestras memorias, ni vuestros hábitos, ni vuestras creencias, ni incluso vuestra vida.

La única Verdad está ahí, todo el resto solo son proyecciones, idealizaciones, suposiciones, creencias, basadas sobre la ilusión de la persona y las leyes de este mundo donde la ley del Amor no está todavía completamente instalada, incluso si la Vida está presente en totalidad. La ley del Amor y el Fuego del Cielo que viene a bautizaros en el Soplo del Espíritu y viene efectiva, concreta y físicamente a quemar todo lo que es efímero, sin ninguna excepción…

El miedo a morir, el miedo a la falta no es más que un obstáculo que 
vosotros habéis puesto vosotros mismos sobre vuestra ruta, ¿por miedo a qué? Al Amor simplemente. El miedo a la muerte, el miedo a la falta, son solo en definitiva el miedo a la Libertad, el miedo a la Autonomía y muestra por sí mismo el peso que vosotros le otorgáis a vuestra persona y el peso que le otorgáis al Amor que sois en verdad.

… Silencio…



Pregunta: A veces, hay grandes accesos de calor que suben en el conjunto del cuerpo, que van y vienen. ¿Son esas las premisas de la transubstanciación?

El Elemento Fuego, 
vosotros lo habéis comprendido, es el Elemento de la Transubstanciación. Más se acerca el Fuego, en término temporal y en término espacial, más vuestro Fuego va a aumentar. Se trata del Fuego del Amor que, desde el punto de vista de la persona, puede ser vivido efectivamente como un calor intenso. Esta consumación es el testigo y el impulso y la realidad de vuestra Resurrección. Es el inicio o incluso la finalidad, para algunos de vosotros, del proceso de Ascensión.

… Silencio…



Bienamados Niños de la Ley de Uno, ¿hay todavía en ustedes otras preguntas?

Pregunta: Si sobrevivimos a los 3 días, ¿qué debemos hacer con los cuerpos de nuestro entorno?

Bien amada, ¿quién ha dicho que quedarían cuerpos? En todo caso para los que vivirían realmente la estasis? La estasis se termina un día u otro ¿no es así? No habrá cadáver en el sentido que tú lo entiendes. Habrá otras cosas a vivir más que pensar en términos de entierro o de limpieza. Esto es simplemente una interrogación de la persona. Es como si me preguntaras cómo hacer tus necesidades durante esos tres días de estasis.

Las condiciones de vida en ese momento, durante la estasis, será lo que podría ser expresado como un éxtasis. En ese éxtasis no hay lugar para las necesidades ordinarias, las necesidades fisiológicas o las necesidades de la persona, ya que no existirán más durante ese tiempo, dándoos una conciencia total de lo que es el Amor. Eso se llama el Cara-a-Cara y de lo que se llama lo efímero o el miedo. Y veréis claramente, después de los 3 días, ahí donde están.

La estasis en sí misma puede hacer morir de miedo, pero el que morirá de miedo en ese momento será liberado de la misma manera que el que irá a ciertos lugares de enseñanza o que serán liberados en el instante mismo. La finalidad es estrictamente la misma para todos.

Bien amados, si no hay otras preguntas, terminaré mi intervención en estas palabras: Los tiempos que 
vosotros vivís son los Tiempos de la Ascensión, están inscritos en vuestra carne, están inscritos en vuestra historia pero también en lo que os deja ver tanto en vosotros como sobre este mundo. No hay pues que escapar a lo que sea. Hay solo que recibir la Luz y dejarla ser ahí porque ahí es vuestra Eternidad. Este Cara-a-Cara es por supuesto lo que ha sido llamado también el Juicio Final, la Promesa y el Juramento, que sobrevendrá en los tiempos concomitantes al Llamado de María y a la estasis, eso vosotros lo sabéis. No hay nada que preparar. No hay nada que temer. No hay nada que esperar. No hay nada que proyectar en una noción de fecha cualquiera, ya que como os he dicho y como nosotros os lo repetimos desde ya algunos meses, vosotros estáis viviendo eso.

Permitídme entonces bendeciros en el Espíritu del Sol y en el Coro de los Ángeles y deciros hasta pronto…

Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario