Seguir

jueves, 21 de mayo de 2015

Mensaje de María Transmitido por Pascal

  
Buenos días Pascal, soy María.

Hoy voy a responder a tus preguntas, sin que necesites formularlas.

El cambio es inminente y al mismo tiempo no lo es todavía. Vuestra posición puede parecer entonces incomoda.

– Aquellos que miran hacia el futuro se enganchan a sus esperanzas.

– Aquellos que miran hacia el pasado se agarran a sus memorias.

– Aquellos que miran hacia el presente parecen no tener más donde agarrarse…

Tú Pascual, te sitúas ahora en esta tercera categoría y conoces las ansias que en eso se relacionan. Esta etapa es necesaria para los que esperan y están a punto de cambiar de nivel. En un momento dado de vuestra evolución, una ruptura debe en efecto producirse entre dos ciclos, entre el que dejáis y al que os unís. Entre los dos, un gran vacío se hace sentir, que es el de la «decimotercera hora». Represento esta cifra como guardiana de la Fuente. En este sentido podéis considerarme como una puerta, un umbral por el cual debéis pasar para acceder a vuestra divinidad, del otro lado del velo, en un espacio de quinta dimensión. Aquellos que se quedarán en el antiguo ciclo evolucionarán con éste en un espacio transicional de la cuarta dimensión

– A partir de la quinta dimensión, algunos, según su elección, se reunirán a sus linajes y evolucionarán hacia una dimensión superior, afuera de la esfera terrestre y de este sistema solar.

– Otros, entre los que accederán a la quinta dimensión, acompañarán a aquellos que transitarán hacia una conciencia de cuarta dimensión, cercana a la dimensión actual, pero más fluida, menos densa y más «lábil». (1)

El cambio será nítido, sin ambigüedad y un intervalo del tiempo muy corto marcará esta «transición», al final del cual una nueva realidad aparecerá sobre la Tierra, evidente, real y certera, que provocará el 

«choque de conciencia» esperado, para toda la humanidad.

– «El Evento» anunciado (liberación, divulgación, implicaciones extra-terrenas, plan NESARA y cambios planetarios) concierne a aquellos que,  yendo de la tercera dimensión, evolucionarán hacia un espacio de la cuarta dimensión. Este nuevo espacio multi-dimensional permitirá la implicación extra-terrena y el acompañamiento de las fraternidades de luz, que también se habrán reunido con los que habrán pasado el rumbo de la quinta dimensión y habrán elegido acompañar a la humanidad sobre la Tierra.

– La tercera dimensión no existirá más entonces sobre la Tierra y aquellos que negarán la Ascensión pronto sólo tendrán otra elección que de irse, para reunirse con otro espacio tridimensional y seguir su evolución, conforme a su elección.

Todas estas informaciones fueron ampliamente difundidas y comentadas.

Os recordamos, para precisarlas, sintetizarlas y restituírlas en lo que ahora está a vuestra puerta. Vuestras vidas estarán necesariamente trastornadas por «El Evento». No es más el tiempo, más allá de lo que está en curso, de prevenir o de anticipar cambios personales. El colectivo prima en lo sucesivo sobre toda consideración personal. La hora de la ofrenda Crística ha llegado:

«Padre, entrego mi espíritu entre tus manos», porque «no sabéis ni el día ni la hora.» (2)

La Tierra se muda y nada será más como antes. La Ascensión es real y el ciclo tridimensional no será renovado sobre la Tierra. Aquellos que transitarán en la cuarta dimensión sentirán el fin de un ciclo y la emergencia más o menos consciente de un nuevo ciclo. El shock del Evento marcará para ellos el principio del cambio planetario y muchos se dejarán llevar por la perspectiva de la Libertad y de la prosperidad reencontradas.

Aquellos que ascenderán a la quinta dimensión conocerán un pasaje equivalente al de la muerte y renacerán a una nueva vida, tal el fénix. Ellos constituirán la vanguardia de la nueva humanidad sobre la Tierra, que será abierta de nuevo sobre el Cielo. Una conjunción entre la Intra Tierra y la Extra Tierra está también prevista. La Tierra interior y la Tierra exterior se reencontrarán y se reunificarán de nuevo. Este encuentro y esta reunificación 'multidimensional ' (varias dimensiones coexistirán en el interior como al exterior de la Tierra a partir de la cuarta dimensión) es partido integrante del 'Evento' y participará pues en el «choque de conciencia» que viene. Para los que se preparan a cambiar de nivel, ocupaos de no dejaros invadir por el presentimiento de esta "muerte anunciada" y focalizáos más bien en vuestra conciencia sobre el renacimiento que viene.

Más allá de las apariencias, creed que todo esto será vivido. Mientras tanto os animamos para poner orden en vuestros asuntos, para simplificar vuestras vidas tanto como se pueda, a estar listo interiormente, así como a recibir un «saldo de toda cuenta» de vuestras actividades. Cualesquiera que sean vuestros proyectos, el cambio dimensional hará que sea diferente. No echéis de menos nada y ajustaos a lo que puede serlo a la espera de los cambios previstos y anunciados. No anticipéis tampoco, en términos de acciones, porque no domináis los datos que tendréis a tratar. Los acontecimientos os vendrán solos, al interior de los cuales y en consecuencia de los cuales cada uno vivirá lo que tiene que vivir. Es como cambiar de camino o de tren, seguidlo o tomadlo, y ved a donde esto os llevará. Tomad acto de lo que este cambio os revelerá a medida que lo viváis. Observad los nuevos paisajes y acompañad a los que viajarán con vosotros, tomando acto del papel que vuelve a cada uno. Todos no seguirán la misma vía y diferentes opciones están previstas, sin juicio, en el amor y el respeto del libre albedrío. Concretad, honestamente y sinceramente, sobre lo que se os presenta y actuad en consecuencia, en la espera, la esperanza o la plenitud de lo que será vivido.

El cambio dimensional nos permitirá de estar más concretamente presentes entre  vosotros, incluso que os proyectará a otro nivel de realidad, menos denso, más fluido y portador de proyectos más grandes para la Tierra y para la humanidad. Sed confiados y apaciguad lo que debe serlo. No esteis en el juicio. Ved el proceso global y cuidaos de si-mismos con las mismas disposiciones que las dirigidas hacia otro.

Sed sin juicio y en el amor. El principio de unidad debe prevalecer en lo sucesivo para la Tierra y toda la humanidad. Dejad vuestra casa en orden, por la parte que os vuelve. Neutralizad las interferencias cuando os parecen negativas o demasiado intensas para ser dominadas. A lo imposible nadie está obligado, repitiendo que las decisiones personales ahora deben ceder el paso a los desafíos colectivos. En la duda absteneos, sin rechazo, quedando atento a lo que pasa en y alrededor vuestro. Numerosas señales os son y os serán transmitidas. Vivid en el presente pues, está 'ahora'.

Os queremos y os esperamos en la «Nueva Tierra», situándoos ahora y definitivamente a vuestro alcance, en la «Cuña» (3) del «Evento» que viene. Abordáis una vuelta importante del cambio dimensional incluso si, para la mayoría, aún no la perciben. Esta vuelta esta marcada del sello celestial y revestirá un carácter «sagrado», pase lo que pase. Tampoco no seáis inquietos. Haced y confiad en nosotros en las elecciones que fueron hechas y frente a lo que vivís.

Pascal estás listo y no te dejaremos mucho tiempo en la incertidumbre. Ésta era propicia a la retirada y el fin alcanzado. Una curva debe ahora ser tomada, al final de la cual un nuevo porvenir os espera. Os acompañamos y velamos sobre cada uno, en el respeto de los que sois, de los que nosotros somos y de lo que « Yo Soy ».

María

[1] Carácter de lo que es móvil, cambiante y puede ser fácilmente modificado.

[2] Lucas 23,46 y Mateo 25,13

[3] Me pregunté porque María insistía sobre la palabra «Cuña». Después comprendí el sentido. La 
«Cuña» representa el molde a partir del cual la moneda es «acuñada». La «Cuña» representa pues el 
«Evento» y el próximo «choque de conciencia» anunciado.

http://elisheanportesdutemps.terrenouvelle.ca/?p=19854

No hay comentarios:

Publicar un comentario