Seguir

miércoles, 20 de mayo de 2015

LI SHEN, PHILIPPE DE LYON, SRI AUROBINDO ENTREVISTAS DE ABRIL 2015 PRIMERA PARTE

Mi nombre es Li Shen y vuelvo por segunda vez rompiendo mi silencio. He aquí unos meses, os comuniqué la Danza del Silencio que permite desplegar un cierto número de elementos en este mundo, dándoos a vivir a través del cuerpo un cierto número de elementos. Voy a expresarme de nuevo, no para volver sobre la Danza del Silencio, pero más bien para dar ciertos elementos inscritos a nivel de lo gestual del cuerpo, y también unos movimientos del cuerpo, durante mi paso en encarnación hace mucho tiempo, tuve la ocasión de reunir un cierto número de filosofías de vida y de filosofías que yo calificaría de espirituales.

Hace mucho tiempo entonces, cree una escuela. Esta escuela no era propiamente una escuela espiritual sino una escuela de arte marcial; este arte marcial luego dio origen a lo que conocéis con el nombre de Shaolin. Mi apodo, lo podréis encontrar, era la Palma asesina del Buda, porque había ligado en mí un cierto número de corrientes presentes en Asia y en Oriente, permitiendo de conceptualizar y de vivir, por el intermediario del cuerpo, lo que había descubierto tanto en el Confucionismo como en el Budismo, como en ciertas corrientes que llamáis hoy Advaïta Vedanta pero que no llevaban este nombre en aquella época.

Sinteticé entonces, en cierto modo, por la gracia de la Luz, los movimientos adecuados de este cuerpo ilusorio, con el fin de hacerle reencontrar la alineación total entre el cuerpo, el alma y el Espíritu. Fui entonces capaz de llevar a cabo mi enseñanza pero también de despertar a los muertos; así vino mi apodo. Pero más allá de estas manifestaciones de esta época, de por mi lugar en el seno de la asamblea de los Melchisédech y de por mi silencio, tengo la posibilidad de comunicarles un cierto número de los elementos concernientes a los 4 elementos. Sabéis que estos elementos llevan diversos nombres y varian según el marco de referencia por donde nos comunicamos.

Viendo las enseñanzas del Confucionismo, del Taoísmo, del Budismo y del Tantrismo, me di cuenta que habían elementos comunes y que estos elementos comunes presentes en el seno de este mundo podían ser llamados los 4 elementos en toda aproximación, que sea dualitaria o no, en toda filosofía como en toda religión. Vais entonces a encontrar de manera omnipresente la presencia de estos 4 elementos, llevando diferentes nombres, de la misma manera que hoy en los conocimientos físicos, en los conocimientos biológicos, en el conjunto de los conocimientos científicos, el principio de los 4 elementos, incluso si no son llamados así, es más que evidente, como la arquitectura de la vida y la manifestación de la vida pasaban por un soporte idéntico, cualesquiera que sean las formas viniendo del mismo origen.

Las terminologías empleadas en oriente y en occidente o en otras regiones del mundo nunca son las mismas. Por supuesto, en el mundo de la biología, esto lleva un cierto nombre que está al origen de la vida, llamáis esto ADN. En la física, hay también otros elementos que dan cuenta de estos 4 elementos. En todo mecanismo de vida existe una clasificación posible en 4 elementos, cualesquiera que sean los nombres que les den. Guardaré, por razones de comodidad, la denominación Fuego, Aire, Tierra y Agua englobando en cada una de estas denominaciones un cierto número de correspondencias, incluso si las que nos interesan hoy concerniendo a vuestro cuerpo.

A mi época, yo daba a ciertos movimientos unos nombres muy simples que bien evidentemente eran derivados de mi cultura. Estos nombres, incluso si no les evocan nada, son los nombres que se pueden dar a la danza de los elementos tomados individualmente y acabando en final en lo que les di, la síntesis de los 4 elementos en los gestos correspondientes, y a los movimientos que correspondientes al Éter, es decir al 5º elemento, lo que llamé la Danza del Silencio. Porque la Danza del Silencio es el espacio de resolución de los 4 elementos en una Unidad. Es el momento en el que el 4 de la manifestación se reúne con la Fuente de esta manifestación y lo que está más-allá de la Fuente de la manifestación.

Estos nombres son los siguientes. Preciso, en preámbulo, que no hay ninguna obligación, de la misma manera que no hay ninguna obligación de cristales o de contactos con nosotros desde ahora en adelante, porque todo está ahí, sino porque para algunos(unas) de ustedes una ayuda es deseable (y totalmente indispensable en ciertos casos), para permitiros de reencontraros vosotros mismos, no en vuestras interrogaciones pero mucho más en vuestra instalación en el seno de la Eternidad.

El elemento Tierra, porque comenzaremos con ése, fue llamado en los movimientos que transmití: la Danza de la gallina que picotea. No vean simplemente allí una imagen bonita sino vean allí mucho más el papel de la gallina sobre la tierra, la que martilla el suelo, la que ara el suelo y el que domina, con sus alas, el elemento Tierra.

Viene luego el elemento Aire con el Vuelo del águila.

Viene luego el Agua con la Danza de la ola.

Y finalmente viene el Fuego, lo que llamaría y llamé en la época el Regreso del Fénix.

Así, los movimientos que os serán comunicados pretenden haceros penetrar no la manifestación del elemento pero directamente la esencia del elemento, un poco como los que practican esta esencia de los elementos con cristales. Sabed que estas herramientas, que esto sea vuestro cuerpo como unos cristales o vegetales, o elementos de la naturaleza, sólo están aquí para apoyaros en ellos, con el fin de reencontrar la esencia de los elementos. Tenéis a nivel de vuestros cuerpo, para los que activaron una de las Coronas radiantes, la percepción más o menos clara de los Triángulos elementales de la Tierra, del Aire, del Agua y del Fuego. Un cierto número de potenciales espirituales y potenciales de movimiento y de desplazamiento en toda dimensión también están inscritos en la esencia del elemento.

La manifestación elemental se hace por los Triángulos. La vuelta a la esencia de estos Triángulos se hace por cuatro puntos. Son los cuatro puntos que están inscritos en el sombrero de Buda, en la intersección de lo que llamaron la Cruz cardinal y del punto ER irradiando desde el centro de la cabeza, dando cuatro puntos que no son ni unas Puertas ni Estrellas pero del mismo modo que, a nivel del cuerpo, más bajo ha situado, un cierto número de pasos que han sido realizados: el paso del ego al corazón, el paso de la garganta y el paso llamado posterior-anterior ligado a la vibración y la presencia del Arcángel Uriel. Todo esto por supuesto, en mis tiempos, no era conocido. Guardamos pues las denominaciones que os di, cuyo fin es de fusionar los 4 elementos, es decir el despliegue de la manifestación elemental a través el 12 (4 triángulos), da el 4, que devuelve el 1. Se le trata pues, en cierto modo, de una posibilidad de la vuelta a la Unidad por la fusión de los 4 elementos, a nivel de su esencia.

Así es la Danza de la gallina que picotea, así es el Vuelo del águila, así es el Regreso del Fénix, y así es la Danza de la ola del océano o la Danza de la ola simplemente. Esto os será dado inmediatamente después de mi intervención y regularmente, con el fin de acostumbraros, si tal es vuestro deseo, de experimentar, a través de este cuerpo, el regreso a la esencia de los elementos es decir a la Unidad. Esto permitirá, lo espero también, a los de entre vosotros que expresan a través de sus dudas, sus interrogaciones, movimientos de vaivén entre él Sí y la persona, con el fin de demostraros en vosotros mismos y por vosotros mismos la capacidad de resolver las dudas, las interrogaciones y las preguntas todavía presente en vosotros, por la fusión de los 4 elementos y no por el paso de la dualidad a la Unidad. Es una aproximación diferente cuyo fin es por supuesto idéntico, crear el estado de Liberación y crear el movimiento de la Ascensión.

Cada elemento posee pues características en todos los reinos y en todas las dimensiones. No hay necesidad de conocer o de identificar, en todos los planos de manifestación como en todas las dimensiones, los nombres, las formas, las conciencias que corresponden a cada uno de los elementos. Existe al nivel de estos 4 elementos, a su esencia a nivel de los cuatro puntos de la cabeza, una capacidad de resolver los antagonismos, las dudas, las regresiones y las vacilaciones todavía presentes en vosotros. Del mismo modo esto es realizable, como lo sabéis, por la conciencia directamente, como por el intermediario por ejemplo de cristales.

Mi fin es de, en cierto modo, probaros a vosotros mismos la evidencia de la Unidad, no como un rebasamiento o una trascendencia de la dualidad pero incluso a través de la dualidad, permitir de ver que ésta sólo puede acabar en la Unidad, independientemente de toda voluntad, independientemente de toda separación o de todo velo.

Así, el elemento Tierra es el fundamento. Está ahí donde se manifiesta la vida, cualquiera que ella sea. Todo planeta es una tierra en la cual puede manifestarse, encarnarse si puedo decir, toda conciencia deseosa de vivir lo que esta por vivir a este nivel, en toda libertad, sin restricción y sin encierro.

Así como lo sabéis también, cada uno de los elementos se manifiesta, en el momento del movimiento inicial de creación, por una especie de despliegue que va del 1 al 2 y del 2 al 4. Lo que os propongo es pues un movimiento que, para cada uno de los elementos, va a permitiros no solamente de revelar sino resolver los que llamaría los antagonismos de ciertos linajes, como fue evocado por el Comendador, me parece. Pero más allá de los linajes hay la Esencia, y la Esencia es mucho más importante que el linaje y que incluso, yo diría, vuestro origen estelar, porque al nivel de la esencia, elemental, hay realmente la capacidad de la trascendencia total y de permitir parar las oscilaciones y las regresiones entre él Sí, la dualidad, de resolver a vosotros los problemas de posicionamiento, los problemas cualesquiera que sean, al nivel de un alma existente o de un cuerpo desfalleciente. Vuestro cuerpo se vuelve el resonador y yo diría que en este momento, en relación por ejemplo a los cristales y al trabajo elemental de los cristales, tenéis allí un regreso a la Esencia mucho más fácil a través de la Esencia de la manifestación, es decir la Esencia de la Creación presente en este cuerpo.

El elemento Tierra os remite entonces a esta tierra, que es originaria de otra tierra que viene de Sirius. Os remite al fundamento, a la base, a la estabilidad, al equilibrio y sobre todo va a permitir, como dije, la alineación total cuerpo-espíritu, o cuerpo-alma-espíritu si ésta está presente.

El elemento Aire, luego, va a comenzar a poner en movimiento la Danza de la Vida. Esto necesita alcanzar el elemento más sólido, la Tierra, al elemento más sutil que es el Aire.

Viene luego el Agua, es decir la reproducción de la vida en el seno de un espacio dado, el polo natural e intuitivo de la vida, que esta únicamente dirigida por la Inteligencia de la Luz, el Agua que es el medio de manifestación y en cierto modo el organizador de las manifestaciones de la vida, una vez éste instalada sobre la Tierra y movilizada por el Aire.

Y por fin viene el Regreso del Fénix, es decir el Fuego, no el fuego de la tierra tal como lo conocéis pero el Fuego Celestial, el que acompaña toda manifestación e incluso yo diría, es anterior a la manifestación a través de los 4 elementos.

Activar en este orden, y específicamente para los movimientos que voy a transmitir en este orden, os permitirá remontar la cadena, en cierto modo, de la Creación, a través de las esencias y arquetipos, utilizando simplemente vuestro cuerpo. Podéis hacerlo, como lo dije, también por los cristales, como esto os fue enseñado. No obstante la ventaja del cuerpo es que él, estando en movimiento, él no echa mano lo que llamáis el vibral incluso si el vibral se manifiesta. Él echa mano de la Esencia. Resonáis sobre la esencia del elemento. Esta resonancia se hace directamente por la posición del cuerpo.

Pasando, os recuerdo que toda posición del cuerpo, y en particular en oriente, puede ser asimilada a una energía, a una función, y también a una transformación. Esto está presente y omnipresente en la mayoría de los yogas. Lo mismo ocurre con los movimientos que permitieron la emergencia del Shaolin. Y entonces a través de estos movimientos, hay la posibilidad de sobrepasar incluso, como dije, las oposiciones que pueden existir entre los linajes lo más presentes en vosotros sobre esta tierra.

Esto corresponde también a esta reunificación que fue llamada 12º cuerpo o Andrógino Primordial. Es el momento en el que sobrepasáis el antagonismo, el momento en que sobrepasáis el dualismo del masculino y del femenino. Es el momento en que el Masculino sagrado y el Femenino sagrado se hacen de nuevo uno. Esto fue llamado el Andrógino Primordial, no es por casualidad. Estos puntos están situados al más alto de vuestro cuerpo al nivel de su esencia.

Hacer el movimiento, practicar el movimiento, os da acceso no solamente a los Triángulos elementales pero entonces a la Esencia que está directamente situada encima del Triángulo elemental en relación a su punta. Estos cuatro puntos son pues los cuatro Tipos de oriente. Son cuatro movimientos precisos, de toda manifestación en todo mundo. Son pues indispensables antes de que la vida tome realmente forma y se inscriba en la experiencia que esta por vivir, en el mundo que se vive.

Más allá de esto, y lo comprendisteis, los movimientos como la práctica de los elementos con los cristales va a permitiros de reunificar vuestras polaridades 2 por 2 y entonces de disolver, en vuestra conciencia como en el seno de las manifestaciones de vuestra vida, todo lo que puede ser llamado dualidad, resistencia u oposición. Esto es una ayuda que os da la conciencia real de lo que es el elemento, no solamente a través de sus manifestaciones, que esto sea vuestros linajes, pero como dije y repito, en relación a su esencia.

Reencontrando la esencia del elemento, la fusión de los elementos puede realizarse de modo natural, acabando entonces en la Danza del Silencio. Os será comunicado de manera visual, no por mí pero por los que siguieron, por sus vidas pasadas, mis enseñanzas. Practicar estos movimientos será mucho más que lo que fue llamado, hace cierto tiempo, posturas de integración por Sri Aurobindo. No es más una postura de integración, son movimientos de Liberación, que os hacen acceder a la Esencia de la Creación, al primer impulso de toda vida.

Es esto lo que les va ser comunicado en el curso de esta jornada, no la totalidad pero los dos primeros elementos, es decir la Tierra y el Aire. Porque hay una orden a este nivel, contrariamente a la utilización por ejemplo de los cristales o de la conciencia pura. Porque, el fin no es de vivir el miedo o el Amor y de ver la posición del miedo y del Amor, la posición de la persona y lo que está más allá de la persona pero más bien al arquetipo de esta polarización al masculino y femenino, de esta polarización en dualidad. Es el cuaternario que va a permitiros de reanudar con la Esencia, es decir el 5º elemento, el Éter, o si preferis el punto ER de la cabeza que firma vuestra alineación cielo-tierra.

Es en esta alineación que se reencuentra la Eternidad y en ninguna otra parte. Que llaméis esto Silencio, que llaméis esto Oración, que llaméis esto Vacuidad, que llaméis esto Absoluto, que llaméis esto Presencia Infinita, son sólo unos términos destinados a nombrar la experiencia o nombrar el estado, o lo que está más allá de todo estado. Encontrar los cuatro Tipos de oriente, encontrar las cuatro Esencias, os da acceso a la Esencia primordial y entonces pone fin a las oscilaciones, a las vacilaciones y os da a ver la Evidencia, como os decía No Eyes; la Obra al Blanco, en finalidad, reuniendo la Obra al Negro. Todo esto de manera directa, el único resonador que es el cuerpo, que por su posición y sus movimientos va a permitir de levantar los velos sobre la Esencia de los Triángulos elementales.

Por supuesto, muchos entre vosotros tenéis revelaciones de vuestras descendencias o de la descendencia de los otros pero yo diría que en definitiva ver las descendencias puede poneros en un cierto malestar, la vuestra como las de otros(as), o haceros alegre, pero es lo mismo; hay todavía una forma, hay todavía un objeto, hay todavía un sujeto. Lo que os propongo a través de esto, a través de los cuatro bailes de los 4 elementos, es subir directamente y íntegramente a la finalización de la Obra al Blanco, dándoos a situar, si tal es vuestra elección, en el centro del centro, de manera más evidente porque cuadrada y refenciada. Ciertas conciencias, ciertos hermanos y hermanas sobre la tierra necesitan efectivamente este marco a fin de sobrepasarlo.

He aquí lo que me propongo, antes de regresar a mi Silencio, para acogeros al centro de la Danza. Si esto os parece claro, no tengo en cuanto a mí nada más que añadir. Los movimientos os serán mostrados a medida.

Si no hay otras preguntas me propongo en condición previa, antes de dejaros, de haceros vivir la aproximación de la esencia del elemento. Y vamos a comenzar en el orden que di. En primer lugar lo que llaman el Triángulo de la Tierra, y su quintaesencia que está situada atrás del punto ER de la cabeza, ahí donde están alojadas las memorias, las experiencias, correspondiendo en vosotros a la vez al cerebelo y a la vez a un meridiano de acupuntura que es el del adosamiento espiritual a la vida.

He aquí pues, en el silencio y sin movimiento, la quintaesencia del elemento Tierra…



... Silencio …



Y luego, llega la quintaesencia del Aire …



... Silencio …



Luego aparece la quintaesencia del elemento Agua, la Danza de la ola, situado a la derecha del punto ER …



... Silencio …



Y finalmente, el Regreso del Fénix puede hacerse por la quintaesencia del elemento Fuego, situada delante del punto ER …



... Silencio …



Las cuatro quintaesencias aparecidas, pueden alcanzar la Esencia …



... Silencio …



Cada una de las quintaesencias de cada uno de los elementos es portadora de una denominación y de un nombre. Uno de ellos os es conocido, los otros, os incumbe de reencontrarlos. Sabed simplemente que esto pertenece a un conocimiento muy antiguo, anterior a la Cábala original y de origen, remontando a lo que fue llamado Gina Abdul, la lengua sumeria original. Pronunciar el nombre del elemento en su quintaesencia pondrá también en movimiento, por su pronunciación por tres veces, el elemento correspondiente en su quintaesencia a nivel de vuestra cabeza. Pero esto no es mi papel, simplemente para mostraros una especie de alianza desde el plano más denso hasta la fuente de estos 4 elementos.

Si en relación a lo que acabo de enunciar se hacen preguntas, aclaraciones, respondo ahora.

Pregunta: ¿los movimientos que usted va a proponer reemplazan la Danza del Silencio o pueden practicarse en complemento?

Querida hermana, esto es diferente para cada uno. Algunos practicaron la Danza del Silencio con efectos notables, otros se cansaron y no veían el interés de practicar. Hoy y desde la asignación vibral las cosas son diferentes porque vuestros linajes se revelan a vosotros, y no sabéis siempre que hacer con eso, no hay nada especial que hacer, solo hay que revelarlo. Lo mismo ocurre con la quintaesencia. La quintaesencia de los elementos os devuelve la Unidad y como lo dije, pone fin a las vacilaciones y a las regresiones. La quintaesencia de los 4 elementos es en cierto modo la estabilización de los pasos del ego al corazón, pasos de la garganta y de los pasos de atrás hacia delante.

No hay obligación alguna, que concierne la Danza del Silencio o la danza de los elementos. Hay simplemente una fusión de los 4 elementos. No estamos pues en el despliegue del cuerpo Ascensional pero bien en un trabajo particular sobre la Esencia de la conciencia que es la Esencia de los elementos ya que el cuerpo de Eternidad está constituido de estructuras elementales y triangulares, asociando tres de los 4 elementos cada vez. Es a vosotros, por la experiencia, por el atractivo o la indiferencia, que se realizará lo que es útil para vosotros o entonces lo que es inútil. Recuerdo no obstante que la danza de los elementos, lo mismo que la práctica de los elementos con los elementos cristalinos, os dan a resolver, en cierto modo, los antagonismos y las oposiciones presentes, para muchos de vosotros, en el mismo seno de vuestros linajes estelares o de vuestros orígenes estelares.

Es entonces un espacio y un ejercicio de pacificación pero sobre todo de fusión elemental. No estamos más solamente en el Cara a Cara sino directamente en lo que va a ayudar, ahí también, a la finalización del Cara a Cara con el fin de ajustaros lo más posible de lo que sois, aquí mismo en este mundo y aquí mismo en vuestra conciencia, y en vuestras capacidades. Esto os dará también a ver de manera más evidente las relaciones y los posicionamientos que existan entre él Sí, la Infinita Presencia, la Última Presencia y el Parabrahman o Absoluto.

Esto os dará a ver y a vivir los movimientos de la energía fundamentales de la vida, ligados a estos 4 elementos, que es el movimiento hacia arriba, el movimiento hacia abajo, el movimiento hacia la izquierda y el movimiento hacia la derecha, o si prefieren hacia el pasado o el futuro. Esto os da pues acceso a una trascendencia del linealidad del tiempo y a una trascendencia de vuestras propias expresiones de linajes en el seno de este mundo.

Algunos de entre vosotros necesitáis, para afirmar vuestro posicionamiento y vuestro emplazamiento, de vivir esto. No es para todo el mundo, es simplemente para los que lo necesitan o que intentarán la experiencia, y de ver lo que esto produce como efecto. En cuanto a las prácticas hoy, por supuesto sois totalmente libres en cuanto a la duración y repetición. No estamos más en la misma calidad energética que lo que existía hace más de mil años. No hay pues el mismo rigorismo ya que el acceso es mucho más fácil. Así pudistéis por vosotros mismos daros cuenta de eso, no en la Danza del Silencio o en lo que vais tal vez a practicar pero más bien en las posturas dichas integrativas, que ponían en resonancia el cuerpo con uno o dos elementos dados, al nivel de la manifestación corporal y no al nivel de los Triángulos elementales.

Este trabajo de fusión de los elementos se realizará por supuesto en el momento colectivo, permitiendo lo vivido total, sin riesgo de ser engañado o de equivocarse, de lo que fue llamado el Juramento y la Promesa. Esto activará también en vosotros lo que llamaáis chakra, de modo particular, no en contacto con el elemento correspondiente al nivel del chakra ya que como sabéis cada uno de los cuatro primeros chakras corresponde a un elemento. Aquí habrá, al nivel de lo que llamáis chakra, la añadidura de las cualidades de los tres otros elementos de manera uno indivisible y total. Os pertenece entonces de ver, de decidir lo que queréis hacer con el.

¿Tenéis otras preguntas?

Pregunta: ¿qué es lo que debe determinar el hecho de practicar o no los ejercicios propuestos? ¿Es un sentido intuitivo del momento u otra cosa?


Esto es otra cosa. Esto corresponde al momento en el que comprobarás por ti mismo no el sentido del momento pero más bien por el efecto, directo e inmediato, de los diferentes posicionamientos de tu vida, permitiendo de allanar lo que tiene que ser allanado, de desarrollar lo que tienen que desarrollar, sin intervención de la voluntad, sin intervención de las técnicas que puedes utilizar habitualmente. Es pues una aproximación nueva y totalmente innovadora para vosotros pero que todavía no es, como decía, hecha para todo el mundo. El sentido será sobre todo la activación de estos cuatro puntos, permitiendo pues la fusión pero también el despliegue del cuerpo Ascensional, como la Danza del Silencio.

Simplemente, como observásteis, algunos de entre vosotros practicásteis la Danza del Silencio, sentísteis los efectos pero no por eso siempre pusisteis fin a los antagonismos de los linajes, de ciertos linajes. La quintaesencia de los elementos permite esto, la danza de los elementos también al igual que la utilización de fluoritas colocadas en triángulo, me dicen, alrededor de vuestro cuerpo.

No es pues el sentido del momento (que puede ser agradable o desagradable) pero más bien los frutos que observaréis en lo cotidiano de vuestra vida, y no solamente en los potenciales espirituales o en el despliegue del elemento mismo a través de la vibración. El fin es como siempre la reunificación, la fusión de los elementos y el fin de todo antagonismo y de toda ilusión. Hay por supuesto diferencias que son atribuibles sin problema alguno a las diferentes linajes estelares que pueden ser a veces muy antinómicas, pero sólo la experiencia os lo dirá y no el intelecto, en relación al nombre de vuestros linajes o a vuestro origen estelar.

Asi que no se fíen de la vibración, no se fíen de los sentidos del momento sino más bien en la manifestación de los frutos obtenidos, en el posicionamiento de vuestra conciencia o en la desaparición de vuestra conciencia. Esto os pertenece entonces de experimentar, de ver, y de fiaros por supuesto de los resultados más bien que a los sentires del momento, fuesen ellos los más agradables o desagradables.

Pregunta: usted habló de palabras que representaban los elementos, que podríamos repetir tres veces, y dijo que no era su papel de dárnoslos. ¿Quién esta supuesto en hacerlo?

Esto esta inscrito en todas las enseñanzas de la Cábala original. Esto es y fue llamado los 72 Genios cabalísticos. Cuatro de estos Genios están en el punto cardinal de los elementos: Vehuiah es el del Fuego, los otros los encontrarán sin dificultad alguna sobre vuestro medios modernos de comunicación. Son de hecho los nombres de la primera manifestación de la quintaesencia de los elementos que son los Genios que rigen pues los elementos en manifestación. (*)

Pregunta: ¿es bueno encontrar estas palabras y repetirlas haciendo estos ejercicios?

No en absoluto. El ejercicio se hace concentrándose sobre el cuerpo y sobre nada más. Pero de la misma manera que el ángel Métatron, en el momento de sus venidas, os impulsó en el retorno del fuego vital en Fuego Celestial, del mismo modo participaréis en la resolución de los antagonismos presentes entre los elementos simplemente pronunciando en voz alta, por tres veces cuando lo desean, el nombre de este Genio. La palabra Genio es un poco ambigua pero es el mejor que se pueda encontrar.

Pregunta: ¿que entiende por antagonismo entre los elementos?

El antagonismo remite a la confrontación de lo que se manifiesta en vuestras vidas a través de vuestras dudas, a través de vuestras dificultades de relación dentro de vosotros mismos o con ciertos seres, que sin embargo son hermanos y hermanas como vosotros, viviendo los mismos procesos. El antagonismo no es propiamente hablando una oposición sino más bien un espacio de resolución.

Esto no es fácil a explicar con palabras pero que puede vivirse de manera mucho más natural, por ejemplo con la danza de los elementos o de otro modo por la pronunciación del nombre de estas quintaesencias, o por los cristales. Pero pueden también realizarlo espontáneamente, desde el instante en el que comienzan a vivir los fenómenos ligados a la Luz Blanca, de deslocalización o de desaparición.

Si no hay otras preguntas permitidme a mi turno, antes de regresar al Silencio, de aportarles la bendición del Espíritu del Sol.

… Silencio …



Li Shen os agradece y regresa al Silencio.


(*) Nota: Leuviah: Genio del Agua, Menadel: Genio del Aire, Mebahiah: Genio de la tierra


PHILIPPE DE LYON

 Yo soy Philippe de Lyon. Hermanos y hermanas encarnados, que las bendiciones y el Amor del Cristo nos abreven a la fuente. Tomemos un momento de silencio y de comunión antes de que me exprese como el Melquizedec de la Tierra.

...Silencio...



Yo vine a comunicar un cierto número de elementos concernientes a lo que llamaría los vehículos de la forma. Lo que voy a expresar concierne tanto al cuerpo material, denso y pesado, que al cuerpo de Êtreté a fin de develarles, si esto no está ya hecho por ustedes mismos, un cierto número de elementos concernientes a la utilización de este vehículo, de esta forma, por la conciencia. Por supuesto, no voy a re-entrar, en los detalles constitutivos de la anatomía del cuerpo físico o de la anatomía sutil del cuerpo de Êtreté sino darles algunos elementos, permitiendo ya orientarlos a través de algunas manifestaciones, de potenciales vinculados a la presencia más o menos completa de vuestro cuerpo de Êtreté en superposición sobre el cuerpo de materia.

El cuerpo de Êtreté es un cuerpo de Luz Vibral que posee por analogía las posibilidades, como todo vehículo. Este vehículo es diferente al cuerpo de materia en la medida donde su plasticidad, su movilidad y sus capacidades son incomparables en relación al cuerpo de materia. De la misma forma que el cerebro, en el cuerpo de materia permite por intermedio de la conciencia, de la voluntad, del conocimiento, desplazar por ejemplo un miembro o efectuar lo que ustedes llaman una carrera o un paseo, de la misma forma el cuerpo de Êtreté responde a la conciencia. Pero lo que es perdido en movimiento en este momento no tiene ya nada que ver con simplemente un desplazamiento de este vehículo, sino mas bien las expansiones y los desplazamientos, que no son propiamente hablando, pero dando a operar la conciencia ella misma en su manifestación en el seno de los mundos unitarios.

El principio está exactamente superpuesto con lo que pasa con vuestro vehículo físico. Ustedes por ejemplo deciden mover un brazo, el movimiento se realiza por la intención. Es exactamente lo mismo a nivel de vuestro vehículo de Eternidad, y van, si no es ya el caso, a darse cuenta muy pronto que llevando vuestra conciencia y vuestra intención sobre una de las funciones o sobre uno de los lugares de este cuerpo de Êtreté, van a activar cada vez más fácilmente las funciones que están relacionadas. Estas funciones son ante todo lo que llamaría las funciones elementales, vinculadas a los 4 elementos inscritos en la Corona radiante de la cabeza así como el 5º. Elemento a nivel del centro de la cabeza.

Van a darse cuenta que si focalizan vuestra intención por ejemplo sobre el Triángulo de Fuego que está situado al frente de vuestra cabeza, el simple hecho de llevar vuestra atención y vuestra conciencia sobre esta parte de vuestro cuerpo de Êtreté en superposición con el cuerpo físico, van a poder realizar, de la misma forma que realizan un movimiento de la mano o del brazo, a realizar un movimiento de este Triángulo elemental. Este movimiento puede parecer en un primer tiempo como vago o mal definido. Pero muy rápidamente, desde que la intención y la conciencia son llevadas por ejemplo sobre este Triángulo, constatarán en ustedes el despliegue de algunas facultades vinculadas entre otras al principio, a la esencia y a la manifestación del elemento en el seno de vuestro cuerpo de Eternidad como en vuestra vida.

Por lo tanto tienen la posibilidad, por la conciencia y por la intención, de poner en vibración, en resonancia y en acción los Triángulos elementales. Muchos entre ustedes han percibido, recientemente o durante estos años transcurridos, los puntos que yo calificaría de dolorosos, situados ya sea a nivel de las Estrellas de la cabeza, sea a nivel de las puertas del cuerpo y de manera privilegiada durante estos años pasados, una manifestación sensible de las Puertas Atracción/Visión, de las Puertas AL y Unidad.

Han podido percibir que cuando un punto de vibración presente a nivel de una puerta se manifestaba, estaba a menudo acompañado de otro punto o de dos otros puntos que parecían activarse al mismo tiempo. No es por supuesto cuestión de darles ni la constitución ni incluso la totalidad de las funciones de vuestro nuevo vehículo superpuesto al antiguo, porque no tenemos ni el tiempo ni los medios, sino mas bien darles las reglas elementales que permitan vivir la experiencia de un despliegue de un elemento, de vivir la síntesis de dos elementos incluso de tres, incluso de cuatro elementos o cuatro Triángulos elementales de la cabeza.


Hasta ahora, aquellos entre ustedes que perciben la actividad y la acción de estos Triángulos, localmente a nivel de la cabeza o sobre los sectores del cuerpo que les corresponden, es por otra parte la primera correspondencia que voy a darles, sabiendo que esta correspondencia, tanto sobre el cuerpo material que sobre el cuerpo de Êtreté, es exactamente superponible a nivel de las localizaciones, pero no de las funciones.


Así pues, si llevan vuestra atención y vuestra conciencia sobre el Triángulo del Fuego, el elemento Fuego de vuestra cabeza, constituido del ensamblaje de tres Estrellas, van a observar que la inmutabilidad de estos tres puntos no es ya permanente y que va a haber movimientos de este Triángulo elemental. El primero de los movimientos que perciben es un movimiento del punto superior o inferior, según el estado del Triángulo, puesto que cada uno de vuestros Triángulos elementales se presenta, de manera estática, al comienzo puntas hacia arriba en lo que concierne al Triángulo del Aire, y el Triángulo del agua, y puntas hacia abajo para el Triángulo de la Tierra y puntas hacia lo alto o hacia lo bajo (si hay reversión del alma o no), a nivel del Triángulo del Fuego.


El Triángulo del Aire, independientemente de su acción en los mundos multidimensionales, desde ahora tiene una acción en el seno mismo de este mundo. Les daré algunos ejemplos. Les corresponderá a ustedes, por la experiencia y por la puesta en conciencia y en atención de estos Triángulos, constatar lo que voy a decirles pero también constatar nuevas cosas.


Veamos, antes que nada, si lo quieren bien, lo que pasa cuando el Triángulo del Fuego (a nivel del frente de vuestra cabeza), se pone en vibración o en movimiento. En primer lugar la correspondencia, a nivel del cuerpo material, corresponde por supuesto a todo lo que está situado delante de vuestro cuerpo material y todo lo que tiene relación con la noción de adelante, como ir hacia delante, como desplazarse hacia delante pero también hacia lo alto. Recuerden estas denominaciones: hacia lo alto y hacia delante.
Este Triángulo cuando se pone en vibración, y esto les es accesible, cuando el punto del Triángulo (punto AL) estaba en la raíz de implantación del cabello, han quizá vivido de manera permanente o pasajera la reversión de este Triángulo. Corresponde por lo tanto a todo lo que está situado delante del cuerpo material. Rige entonces un cierto número de Triángulos elementales constituyendo el cuerpo de Êtreté y en particular los Triángulos en relación con la función del frente, de ir hacia el frente, de desplazarse hacia el frente, y de poner entonces en movimiento el elemento Fuego, así como en este cuerpo material que en el cuerpo de Êtreté.


Las Puertas situadas al pliegue de la ingle, las Puertas situadas debajo del diafragma así como las estructuras relacionadas a los nuevos chakras, estructuras intermedias de la Ascensión llamadas OD ER IM IS AL correspondiendo por memoria, a lo que fue nombrado la Lemniscata sagrada, permiten el cambio dimensional, el cambio de forma y el cambio de estado de la conciencia.


El Triángulo del Aire está situado entonces por encima de vuestra oreja izquierda. Y llevando vuestra conciencia arriba directamente, pero también utilizando los soportes como los cristales o aún los movimientos, van a poder percibir cada vez más claramente los efectos de esta vibración y de este Triángulo del Aire. El Aire, por supuesto, por su posición está directamente en contacto con lo que ha sido nombrado el Canal Marial, pero también el ámpula de la clariaudiencia y también el 10 cuerpo o cuerpo de comunicación con lo Divino. Poniendo en marcha el Triángulo elemental del Aire, la primera correspondencia a activarse, sobre el plan del cuerpo material, es por lo tanto lo que está situado a la izquierda de la línea media sagital de vuestro cuerpo. Corresponde pues también al brazo izquierdo como a la pierna izquierda, que al Canal Marial, que a los órganos situados a la izquierda del cuerpo.


Activando por la atención y la conciencia, o por otros medios que conozcan, el Triángulo del Agua, van a hacer resonar las capacidades del Agua en la puesta en movimiento, en el desplazamiento de vuestro cuerpo de Eternidad. A nivel del cuerpo material, corresponde al sector a la derecha de la línea media sagital, tanto el brazo como la pierna, como la cabeza del lado derecho. Corresponde entonces también al funcionamiento del cerebro y de los órganos situados también del lado derecho.


La particularidad de estos Triángulos elementales del Agua y del Aire es realizar lo que fue nombrado por el Arcángel Anaël HIC y NUNC, es decir AQUÍ y AHORA, o si lo prefieren, el instante presente y también la vacuidad.


Así pues, antes que buscar a eliminar o superar por la voluntad una actividad mental, tienen la posibilidad, uniéndose a la izquierda y a la derecha de vuestro cuerpo material, pero entonces también la izquierda y la derecha del cuerpo de Êtreté, de vivir la totalidad de vuestro alineamiento con la Fuente, a la Presencia Infinita, y por lo tanto hacer desaparecer de manera casi instantánea toda actividad mental viniendo a perturbar lo que sea según vuestra apreciación.
También entonces, por la puesta en marcha del Triángulo del Aire y de manera conjunta, del Triángulo del Agua, van a vivir de manera cada vez más rápida el momento presente, y por lo tanto la Eternidad, dándoles acceso precisamente a vuestra propia multidimensionalidad, que esto sea en este cuerpo de Êtreté y en este cuerpo material, que esto sea realmente en lo que yo llamaría transferencia de conciencia en el cuerpo de Êtreté para un viaje dimensional.


Así pues, es ciertamente posible de realizar la misma cosa con el Triángulo del Fuego y el Triángulo de la Tierra situado entonces en la parte posterior del cuerpo, cuya punta hacia abajo es el punto OD. Poniendo en movimiento solamente el Triángulo de la Tierra van a densificarse, van a encarnar en totalidad, poniendo fin entonces a lo que podrían llamar las carencias de anclaje, de enraizamiento o las pérdidas del esquema corporal.


Si paralelamente ponen en acción, en vibración, el Triángulo de Fuego el Triángulo de la Tierra, van a inducir de manera cada vez más rápida la sedación total de toda emoción por el equilibrio del movimiento hacia lo bajo y del movimiento hacia lo alto a nivel del corazón. Les recuerdo por otra parte que uno de los símbolos del chakra del corazón es el triángulo apuntando hacia arriba entrelazado con el triángulo apuntando hacia abajo, y que fue nombrado, por abuso del lenguaje, el Sello de Salomón.


Así pues, por estos dos simples medios, tienen la posibilidad, acoplando por la atención y la conciencia, dos Triángulos de dos en dos, situados uno de un lado y el otro del otro lado, adelante y detrás, o Izquierda y derecha, de realizar la sedación del mental o la sedación de las emociones de manera mucho más directa que trabajando sobre los chakras o trabajando sobre la conciencia misma para detectar, encontrar la fuente de vuestras emociones. Se trata entonces de un trabajo transcendental directo realizándose por una alquimia vibratoria entre la Eternidad y lo efímero poniendo en lugar, en ustedes, la acción conjunta de los elementos y permitiéndoles de manera directa en adelante, de ponerse en la Paz, en la vacuidad, en el silencio de las emociones, en el silencio de la persona e instantáneamente en el seno del momento presente.
Es lo mismo para las manifestaciones mórbidas sobreviniendo a nivel de este cuerpo material. Tomo un ejemplo: Imaginen que están afectados por una ciática derecha. La ciática derecha concierne a la parte baja del cuerpo y está situada en la parte posterior del cuerpo. Pueden muy bien situar esta acción activando el Triángulo del Agua seguido al mismo tiempo del Triángulo de la Tierra y van a constatar las manifestaciones vibrales del lado derecho y la parte posterior del cuerpo. Si por ejemplo existe una hernia inguinal derecha, están entonces a la derecha y adelante del cuerpo. Si activan de la misma forma por la atención y la conciencia el Triángulo de Fuego y el Triángulo del Agua, van resolver lo que se sitúe en localización orgánica a nivel de vuestro cuerpo material. Esto lo sorprenderá por la intensidad de las manifestaciones y por la intensidad de la resolución de la problemática subyacente, sobre el plano del cuerpo material como sobre el plano incluso eventual de las correspondencias psicológicas o de las correspondencias causales, responsables en un caso de la ciática y en el otro de una hernia inguinal.


Así pues, acoplando los Triángulos de dos en dos, y les he hablado específicamente de esta experiencia de este logro corporal para significarles que podrían estar asociados en cruz, el elemento anterior y el elemento posterior, el elemento lateral izquierdo y el elemento lateral derecho pero también de proximidad. Si por ejemplo activan por la atención y la conciencia el Triángulo del Fuego, y por la misma ocasión el Triángulo del Aire, van, por supuesto no solamente a actuar sobre el Canal Marial, sobre el contacto transdimensional sino que van sobre todo a inundar de Luz vibral la parte anterior e izquierda de vuestro cuerpo.


Esta es la transcendencia salida del Cara a Cara entre vuestro cuerpo eterno y vuestro cuerpo efímero.
Luego, por la acción directa de vuestra conciencia, no sobre la zona del cuerpo sino sobre los Triángulos elementales correspondiendo a esta zona, van a poder llegar a superar cualquier daño que sea, en ustedes. Esto ha sido hecho posible desde el momento donde se realizó la transfixión posterior-anterior llevada a cabo por AA. Uriel, desde el mes de febrero. Ustedes quizá han podido constatar por ustedes mismos que la acción de ciertos elementos de vuestra cabeza se convertía en potenciales o particularidades espirituales u orgánicas particulares. Existen por supuesto múltiples asociaciones. Pueden por ejemplo asociar el Triángulo del Agua, el Triángulo del Aire con el Triángulo de Fuego. Pueden también, y esto es muy reciente, asociar la atención y la conciencia de los cuatro elementos de la cabeza al mismo tiempo. Les dejaré descubrir lo que se desarrolla en este momento allí y que corresponde simplemente en la puesta en marcha de lo que fue nombrado la Mercaba o Vehículo Ascensional.


Van por lo tanto directamente, en adelante, a activar también en beneficio de vuestro cuerpo material como en beneficio de vuestros potenciales espirituales, todo lo que es posible de imaginar. A ustedes les corresponde probarlo, y ver lo que se desarrolla en ustedes activando estos Triángulos, uno por uno, de dos en dos, o tres o cuatro a la vez.


Sin embargo, debo precisar que la atención y la conciencia puestas sobre el Triángulo elemental, incluso si no perciben completamente este Triángulo deben estar preexistentes, es decir que la atención y la conciencia que se lleva sobre un Triángulo elemental debe acompañarse, de la percepción previa de uno o muchos de sus puntos a nivel del cuerpo material. Esto es la garantía de la activación y de la conformidad de lo que les he expuesto.


Les he dado la posibilidad, por intermedio de vuestra atención y de vuestra conciencia, de intervenir directamente sobre vuestro cuerpo material a fin de permitir la acción directa de la Luz Vibral a nivel de este cuerpo material, sin ninguna ayuda exterior. Así pues, según la localización de un daño a nivel topográfico, según la emoción que es manifestada, según la polaridad del mental que es manifestada, tienen la posibilidad, allí también de poner en marcha una función elemental o dos o tres o cuatro, y de ver por ustedes mismos lo que va a pasar. Van a constatar muy rápidamente que por ejemplo si son linfáticos, que si tienen dificultad en despertarse en este mundo, no por desaparición sino mas bien por alteración de vuestra energía vital, van a poder activar el Triángulo del Fuego y subir vuestra energía, subir vuestra vitalidad sin caer dentro de la falsificación (es decir en el fuego vital), porque en este momento esto será el Fuego Vibral que se localizará sobre las resonancias corporales vinculadas al elemento de la cabeza que han activado.


Cada uno de los Triángulos elementales de la cabeza tiene el equivalente a nivel del cuerpo, a nivel de lo que fue nombrado las Puertas. Cada Puerta del cuerpo tiene funciones precisas y particulares cuyo nombre incluso corresponde ya a una iluminación suficiente de la función y de los potenciales. Una vez más, no es cuestión, incluso si van a percibirlo rápidamente, de necesariamente reconocer el número de Triángulos presentes a nivel de este cuerpo de Eternidad y el conjunto de las funciones existentes a nivel de estos Triángulos, ya que el centro de mando es por supuesto tener ya el corazón activo pero que es siempre, por supuesto, la cabeza que dirige, no el corazón quien dirige el desplazamiento, la resolución o la explotación de un potencial dado.


Lo que les digo voluntariamente es muy general para impulsar en ustedes la curiosidad de descubrir por ustedes mismos la acción de la Luz Vibral en ustedes mismos, incluso sobre un daño del cuerpo material. Esto hará una acción, yo diría, mucho más transcendente y rápida que lo que pudieran hacer hasta el presente, que esto sea con el magnetismo, que esto sea con lo energético, que esto sea con los medicamentos o toda otra clase de productos. Yo diría, sin ningún juego de palabras que el milagro está a vuestra puerta. No hay ninguna necesidad de creer o de no creer, hay solamente que vivir la experiencia, cualquiera que sea el tipo de manifestación que logren.


Tendrán, de todas formas, las percepciones a nivel de los sectores topográficos tales que les he definido. Tendrán de todas formas una acción a lo mínimo sobre la causalidad, y luego sobre la explicación del problema presentado, llevándoles a rectificar ya sea a nivel de vuestro mental, ya sea a nivel de vuestras propias memorias. Les recuerdo que estas memorias están ubicadas en el Triángulo de la Tierra, en la parte posterior de la cabeza, que está en resonancia directa con el cerebelo, lugar de las memorias, tanto de vidas pasadas que de lo que está en el engrama (NDE: En la neurofisiología el engrama es la huella biológica de la memoria) por relación a las experiencias vividas en esta vida como en toda vida.


Ustedes tienen pues allí los elementos importantes. No entraré nuevamente en las preguntas concernientes a tal o cual alcance pero en el tiempo que me está dado quiero bien, si hay necesidad y si es necesario, de especificar este tipo de puesta en obra, este tipo de técnicas, y quiero escucharlos.


Pero una vez más, es a ustedes quienes corresponde descubrir todo esto, los medios son muy simples y tendrán también la prueba directa de la eficacia de la conciencia, de la eficacia de la Luz, no por la voluntad personal sino directamente por la puesta en marcha de los Cuatro Vivientes o de algunos de ellos, en vuestras estructuras materiales como en la estructura del Êtreté. Si hay necesidad pues de complementos, de explicaciones, yo los escucho.

Pregunta: Ha dicho usted que para activar un Triángulo era necesario percibir los puntos...
A lo mínimo uno o dos, tres no son indispensables.


Para aquellos que perciben los Triángulos, han ustedes constatados que los puntos están activos de diferentes formas. Que a veces perciben la base del Triángulo, a veces la punta y que esta punta se ponía en movimiento, incluso la base al final de un cierto tiempo. 

Ustedes despliegan en manifestación, es decir en encarnación, el potencial de este Triángulo ya sea por un acto a vista auto-terapéutica, ya sea a vista explicativa concerniente a un daño del cuero material o de una de las capas sutiles. Obviamente, si algún punto de vibración de la Corona radiante de la cabeza no está manifestado, esto quiere decir que la Corona radiante de la cabeza puede estar activa sin que haya aún individualización percibida de estos diferentes Triángulos, así pues, lo que he dicho no tendrá ninguna acción si no perciben el Triángulo del todo.

Pregunta: ¿Hay que buscar la percepción de este Triángulo si no lo percibe uno o es necesario dejarlo?


Yo pienso que si to no lo percibes es preferible dejarlo. Hay sin embargo los elementos que han sido dados hace varios años, por un Amigo concernientes al yoga de la Unidad y de la Eternidad, consistiendo ciertamente en hacer aparecer esta percepción, si ella no está ya presente, consistiendo en colocar tres dedos sobre un Triángulo, que es pues un medio de tratar de conectar el fuego vital con el Fuego Vibral en estos puntos particulares. Tanto más que les recuerdo que la Luz que llegó por el Espíritu Santo, por el punto ER de la cabeza, activando los chakras. Hoy la Luz no tiene la obligación de utilizar estos circuitos que están re sintetizados como un doble de vuestro cuerpo material pero la Luz Vibral se deposita en múltiples lugares de vuestro cuerpo, que ustedes perciben como hormigueos, que perciben por los calores o por las vibraciones sobre ciertas partes de vuestros miembros o vuestro tronco o vuestra cabeza.

Tienen entonces la posibilidad, incluso si no perciben nada, de utilizar vuestros dedos para ya percibir el elemento. De la misma forma que pueden desencadenar la percepción del elemento por la práctica de los cristales o de los movimientos que les hemos comunicado por Li-Shen. Él les ha dado, les recuerdo, hasta el presente el movimiento de la Danza de la gallina que picotea, y el movimiento del Vuelo del Aguila, activando pues el Triángulo del Aire y el Triángulo de la Tierra. No es por casualidad que ha sido dado en este orden porque activando estos dos Triángulos, independientemente de estar topográficamente en la parte posterior del cuerpo y a la izquierda del cuerpo, van también a ventilar, si se puede decir, las memorias arcaicas vinculadas al comportamiento, vinculadas a las anomalías conductuales o a las memorias residuales kármicas u otras.


Así pues utilizando tus propios dedos, utilizando cristales, utilizando los movimientos, tienes la posibilidad de acelerar estos dos Triángulos. Y efectivamente entre ustedes, son numerosos para sentir de una manera privilegiada el Triángulo del Aire, el Triángulo de Fuego o el Triángulo de la Tierra. Algunos, en cambio, presentarán más bien una sensibilidad más importante y una percepción más aumentada del Triángulo del Agua. Esto corresponde a un cierto número de elementos que no puedo desarrollar totalmente hoy pero que directamente tuvo relación a lo que hemos llamado Origen Estelar. Pero todo esto, van a descubrirlo extremadamente fácilmente. Yo no puedo darles todos los detalles pero pueden ustedes muy bien revelarse a sí mismos vuestro linaje vinculado al elemento Fuego, activando el Triángulo de Fuego y verán bien lo que perciben en este momento como imagen u otra cosa que está en relación con este linaje.


Ustedes podrán también programar sus propios sueños activando el uno o el otro de estos Triángulos al acostarse. De la misma manera que es posible, y esto ha sido prescrito por el Arcángel Anaël o por Marie, activar los potenciales espirituales de las Estrellas por ciertos aceites esenciales, por la aplicación de ciertos productos sobre estos puntos Estrellas.


Si al final de la utilización de tus propios dedos, la percepción de algún punto del Triángulo concernido no aparece, esto no es para ti por ahora. Esto querrá decir que en este momento habrá que trabajar de manera privilegiada sobre la recepción de la Luz por la corona.


Esto que digo es totalmente válido por supuesto para los de ustedes que vivieron, de una manera u otra, la activación de una de las Coronas radiantes o la activación de la Onda de Vida o la activación del Canal Marial.


Para todos aquellos entre ustedes que han vivido una de estas cosas o la totalidad, los resultados serán más que concluyentes. Para aquellos que no perciben nada por sus dedos, el trabajo elemental, ya sea por el movimiento, ya sea por los cristales, permitirá allí también, al cabo de un tiempo variable, de percibir y de sentir lo que no perciben actualmente. Constatarán también, sobre ustedes mismos la acción de vuestra atención y de vuestra conciencia, no sobre la zona enferma de vuestro cuerpo sino más bien directamente sobre los Triángulos elementales que controlen esta zona.

Pregunta: Cuando el Triángulo de Fuego está con la punta hacia abajo y que lo acopla uno con el Triángulo de la Tierra, esto no hace el Sello de Salomón.


No, hace falta que la punta del Triángulo de Fuego o del Triángulo de la Tierra se mueva, y especifiqué bien que había un movimiento. Y en este movimiento, especifiqué que esto que se desplazaba en primer lugar era la punta del Triángulo considerado. Tienen pues un Triángulo de geometría variable, y no ya fijamente inscrito sobre los puntos que conocen. Desde el momento en que usted siente esta movilidad y este desplazamiento del Triángulo por la atención y la conciencia, en este momento es que ven, por la atención y la conciencia, lo que se desarrolla a nivel de las puntas. No he dicho que las puntas permanecerían en el mismo lugar, dije bien que se desplazarían, ya sea horizontalmente delante de ustedes o detrás de ustedes, o a la izquierda o a la derecha de ustedes. Pero lo más frecuente es que hay efectivamente un basculamiento de la punta del Triángulo durante su despliegue. Les invito entonces a llevar a bien vuestras propias experiencias a fin de constatar por ustedes mismos lo bien fundado de mi comunicación.

Permítanme ahora parar las palabras y hacerlos vivir, si lo aceptan, el coronamiento del Espiritu del Sol, que corresponde efectivamente a la activación de los cuatro Triángulos elementales. Incluso si no los perciben, lo que va a producirse corresponde exactamente a esto.


...Silencio...



Les doy gracias a vuestra recepción, a vuestra presencia y a vuestra escucha. Hasta pronto.





SRI AUROBINDO 


Yo Soy Sri Aurobindo. Hermanos y hermanas, aquí y en otros lugares, nos instalamos por primera vez en la danza de la paz y en nuestro hogar común, en la presencia del Espíritu del sol.

… Silencio… 



El marco de mi presente intervención es directamente como Melquizedec del Aire. Durante muchos años hablé con ustedes sobre el choque de la humanidad. Como tal vez ustedes lo viven, lo saben y lo ven, el Choque de la humanidad está en curso. No están solo en el anuncio, sino más bien en el completo despliegue, y luego el despliegue de los elementos también en todos sus aspectos llamados los Jinetes, tal como esto fue escrito en el Apocalipsis pero también, de manera imaginaria, en muchas tradiciones y civilizaciones.

El choque de la humanidad, cualquiera que sea su etapa de aceptación o rechazo pasa por un cierto número de etapas que no voy a volver a desarrollar, pero más bien permitirles situarse en esto, a fin de que puedan ajustarse o eventualmente modificar, por llamado, vuestra asignación vibral. Mi intervención estará puntuada, yo diría de manera inusual, por algunos silencios. Estos pocos silencios sólo están destinados a penetrar en ustedes por el Fuego vibral de nuestra presencia Una, a fin de imprimir en ustedes la experiencia de estos conceptos.

Cada una de estas etapas de choque, individual o colectivamente, se traduce por la aparición prioritaria y mayoritaria de uno de los elementos de su cuerpo como de los jinetes.

La negativa, ante todo, corresponde precisamente al elemento Tierra que es demasiado importante.

La negación de la realidad corresponde al elemento agua.

La cólera, así como la negociación, corresponden al elemento Fuego.

Y en fin la aceptación corresponde al elemento Aire.

Así que hay una correspondencia total y adecuada entre el estado de su confrontación llamado Cara a Cara entre lo Eterno y lo efímero. Según la manifestación esencial de vuestras emociones durante este período, pueden pues deducir el estado de avance, si puedo decir, de vuestro Choque personal.

Continuemos:



… Silencio…



La negativa está en resonancia con el Triángulo de la tierra. Activando el Triángulo de la Tierra según lo que acaba de ser expresado por el Maestro Philippe, ustedes van pues a pacificar la negativa.

Por la activación del Triángulo del Agua, ustedes van a mejorar y a eliminar la negativa.

La cólera va a ser apaciguada por el Triángulo de Fuego.

La aceptación y la Gracia, y los agradecimientos, serán vividos por el Triángulo del Aire, y esto cualquiera que sea su Origen estelar o sus linajes estelares.

Por ejemplo, cuándo el Comendador les dice poner al Cristo delante de, esto ¿qué quiere decir? Simplemente que no es un mecanismo del pensamiento sino que es un acto concreto que ustedes van a realizar por el Canal Marial, pero de manera más directa activado por ustedes mismos, y en el orden que acabo de dar, los cuatro jinetes de su cabeza, dando y realizando la Coronación por el Espíritu del Sol, mientras que les permite regresar los Triángulos elementales a su quinta esencia, es decir, los cuatro puntos situados a cada lado en la parte delantera, trasera, izquierda y derecha del punto ER desde el centro de la cabeza.

Activando este chacra particular, no solamente ustedes activan la Fuente de Cristal, pero cuanto más viven la Coronación del Espíritu del Sol y ponen su corazón en modo de corazón Ascensional por el Fuego vibral del corazón, terminan el fuego vital y también la confusión expresada por algunos de entre ustedes entre el fuego vital y el Fuego vibral.

Así esto les dará una clarificación y resolución de sus percepciones psicológicas y espirituales. Cada elemento que les doy les va a ilustrar y demostrar que el Choque de la humanidad ahora se puede experimentar de forma individual, de manera extremadamente rápida haciéndoles pasar las etapas del choque, si no lo están ya, con una facilidad que yo llamaría desconcertante. Así es la Gracia de la Luz, cuando la luz está suficientemente presente en este mundo, como es el caso ahora.

Yo vine simplemente sólo para especificar estos pocos elementos, reenviándolos a la lectura o a la escucha de lo que se les dio hace algunos años concerniente al Choque de la Humanidad (*), dándoles así el medio de situarse y superar lo que está para superar, a fin de alinearse con la Eternidad y lo efímero o si lo prefieren a encarnar el Supramental, no solamente en su totalidad ( Esto ya es el caso para aquellos de ustedes que ya son libres) pero deben verificarlo ustedes mismos (para aquellos que no es el caso) , de vivir de manera más directa su propia desaparición, su propio retraimiento, que esto sea a nivel de la persona, a nivel de sus creencias restantes, a nivel de su comportamiento y a nivel de todas sus relaciones.

Allí también, como decía el Maestro Philippe, a ustedes les corresponde ver, experimentar y demostrarse a sí mismos la realidad de lo que vine a enunciar. Si con relación a esto existen las preguntas, les responderé con gran placer. Pero no olviden, sobre todo examinar de alguna manera, porque esto va a iluminarse de una claridad mueva, lo que había dicho he aquí algunos años concerniente al Choque de la humanidad.

Pregunta: Me parece que ha hablado de la Gracia, ¿podría desarrollarlo?

La Gracia es la misma en adecuación total al Fuego del Espíritu o Fuego Vibral, permitiendo trascender de manera definitiva lo que puede quedar de fuego vital. Existe por tanto una necesidad de identificar el fuego vital, este se manifiesta justamente por la activación, en el orden que he dado, de estos cuatro elementos o de estos cuatro Jinetes. Ustedes dudan bien que si les he dado esto ahora, después de todos estos años, es que han llegado al punto de basculamiento.

Así tendrán la oportunidad de ver por ustedes mismos el resultado y de situarse instantáneamente en la evolución de su propio Choque individual. Allí también, esto concurrirá pues al establecimiento de la Gracia y luego al establecimiento de la Presencia Infinita, de manera estable y definitiva, permitiendo de alguna forma anticipar la Llamada de María y la estasis, dándoles una idea concreta y real en su carne y en su experiencia.

La Gracia es un estado de Evidencia donde la fluidez está omnipresente, donde los dones de la Luz son omnipresentes, donde el mental está en reposo, donde las emociones no tienen lugar de ser, el momento donde están totalmente vivos, totalmente transparentes y totalmente responsables. La Humildad es la marca de vuestra Presencia en este mundo, la Simplicidad también en vuestras relaciones y vuestras interacciones donde el corazón es puesto delante y donde el Cristo está puesto entre ustedes dos, o entre ustedes y cualquier situación que sea. Allí está la Gracia y en ninguna otra parte, a fin que el conjunto de vuestra vida, en lo que permanezca en este plano, sea una bendición permanente, un estado de Gracia casi-permanente y una capacidad a instalarse de sí mismos y por si mismos, independientemente de toda alineación, independientemente de todo ejercicio, de vuestro asentamiento en vuestro corazón, con el Cristo.

Pregunta: ¿algunos pueden hacer yoyos de gran amplitud entre las etapas 1 - 4?

Si. La amplitud no es el signo de una resistencia muy importante, más yo diría mucho más de una movilidad importante. Y esta movilidad, aunque puede parecer como molesta a vivir, o molesta a ver para el que la ve del exterior, es sólo de hecho la capacidad de la conciencia que evoluciona cada vez más rápido y cada vez más libremente. No se alarmen por la sensación de ir de un extremo a otro, pero más que eso, allí también, mirarlo como algo normal y natural dando a ver, real y concretamente el resultado de su propia ubicación.

En realidad pueden efectivamente volver a pasar muy rápido de la negociación a la negación o de la cólera a la resolución. De la misma forma que era posible ir del Si al ego y del ego al Si y hacer viajes de ida y vuelta entre estas dos posiciones, es efectivamente posible vivir ciertas etapas del Choque, a veces de un extremo al otro, demasiado rápidamente. Si practican esto tal como lo he dicho, allí también constatarán una modificación muy rápida de la amplitud y de la importancia de los estados extremos, estabilizándolos en uno o en otro de los estados.

… Silencio…



Permítanme depositar en su corazón el Fuego vibral del corazón en su corazón directamente, y esta será mi manera de saludarlos,

… Silencio…



Yo les saludo y les digo hasta pronto.



(*) Ndr : Sri Aurobindo 17.10.2010 - 7.04.2011 - 17.06.2011 - 1.12.2012 - Autres Dimensions 



PROTOCOLOS DE AUTRES DIMENSIONS

PÉRIODO « PRÉPARATION » LINK

1. SALUDO DE ORION
2. Danzas para Reunificar los 3 Corazones
3. Sanación
4. Luz de Orionis
5. Purificación del Cuerpo


PERÍODO « CRISTALES e INTRA-TIERRA » LINK

1. Protección contra el Astral Planetario
2. Comprender nuestra Esencia
3. Claves Ascensionales Colectivas
4. Claves Cristalinas Colectivas
5. Sobrepasando la Dualidad
6. Cuerpo, Alma y Espíritu
7. Ejercicio de Paso en Revisión o Examen de Conciencia Para lograr la Transparencia y la Unidad


PERÍODO « BODAS CELESTIALES » LINK
1. Traducir la Verdad del Corazón en la Verdad de la Cabeza
2. Las 6 Primeras Etapas de las Bodas Celestiales
3. Las 6 Últimas Etapas de las Bodas Celestiales
4. Lectura Recomendada
5. Meditación guiada para abrir los 6 Puntos del Corazón


PERÍODO « 7 MARCHAS » LINK
1. Los Sellos de los 7 Arcángeles Mayores
2. Respiración del Corazón
3. Reunificación de las Radiaciones del Templo Interior
4. Presencia del Ser o Estar en la Presencia.
5. Lectura recomendada.


PERÍODO « NUEVOS CUERPOS » LINK

1. La Nueva Alianza
2. “Yoga Celeste” Conexión de la Nueva Tri-Unidad con el Corazón
3. Pasaje del Ego al Corazón
4. “Yoga de la Verdad”
5. “Yoga de la Unidad”
6. “Yoga de la Luz”
7. “Yoga Celeste” Reunificación de los 5 Nuevos Cuerpos
8. “Yoga Celestes” Integración de la Nueva Tri-Unidad
9. Descripción de los Nuevos Cuerpos


PERIODO “ETRETE” LINK

1. Deslocalización de la Conciencia
2. Vivir el SÍ
3. Comunión de Corazón a Corazón
4. Despliegue de la Tri-Unidad en el Cuerpo
5. Switch de la Conciencia
6. Sedativo del Mental y del Emocional
7. Los “Elementos” de la Cabeza hacia los 4 Pilares del Corazón
8. LAS PUERTAS y LOS SENDEROS Para la Reconstrucción del ETRETÉ
9. Finalización del Cuerpo de Êtreté
10. Liberación de los Apegos Colectivos
11. Extracción de la Ilusión de la Personalidad
12. LAS 12 ESTRELLAS DE MARIA
13. LOS TRIANGULOS ELEMENTALES.


"PERIODO “ONDA DE VIDA" LINK
1. Expansión de la Conciencia hasta la Presencia Infinita
2. Fusión de los Elementos
3. Despliegue del Corazón Ascensional
4. Liberación de los Miedos Emocionales Vinculados al Choque de la Humanidad
5. Acoger la Gracia
6. Desarrollar o Reforzar el Canal Marial
7. Yoga de la Eternidad Para implementar la Onda de Vida, el Manto de Gracia en el conjunto de los cuerpos físicos y sutiles.
8. Apego Arquetípico de la Personalidad a Ella misma
9. Facilitación de la Aparición de la Onda de Vida

ENTREVISTAS DE ABRIL

LI SHEN, PHILIPPE DE LYON, SRI AUROBINDO ENTREVISTAS DE ABRIL 2015
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/04/li-shen-philippe-de-lyon-sri-aurobindo.html

MIGUEL - URIEL – Abril 2015 CANALIZACIONES MAGISTRALES
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/miguel-uriel-abril-2015-canalizaciones.html

MARÍA – ESPÍRITU DEL SOL – Abril 2015
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/maria-espiritu-del-sol-abril-2015.html

THERESE DE LISIEUX – NO OJOS Abril 2015http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/therese-de-lisieux-no-ojos-abril-2015.html

OM AIVANHOV Abril 2015 PRIMERA PARTE PREGUNTAS Y RESPUESTAS
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/om-aivanhov-abril-2015-primera-parte.html

OM AIVANHOV Abril 2015 TERCERA PARTE PREGUNTAS Y RESPUESTAS PRIMER CAPITULO
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/oma-abril-2015-primer-capitulo.html

OM AIVANHOV Abril 2015 TERCERA PARTE PREGUNTAS Y RESPUESTAS SEGUNDO CAPITULO
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/om-aivanhov-abril-2015-tercera-parte.html

OM AIVANHOV Abril 2015 TERCERA PARTE PREGUNTAS Y RESPUESTAS TERCER CAPITULO
http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/05/om-aivanhov-abril-2015-tercera-parte_9.html

OMA y EL ESPIRITU DEL SOL Abril 2015 4ª. Parte Capítulo Primero Preguntas y respuestas,
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario