Seguir

sábado, 26 de marzo de 2016

RECTIFICANDO LA LENTE MADRE DIVINA 19 de marzo de 2016 Mensaje canalizado por Selén

  
Desde el corazón cristalino de la Tierra mi voz se eleva y a través de vuestro corazón encuentra campo de expresión y expansión en este mundo. Yo soy el espíritu flameante de la vida activa y ferviente en las venas de este planeta. Yo soy las corrientes de vida sosteniendo en cohesión y coherencia la danza de este sistema solar. Yo soy la vida en ustedes, mis pequeños y por tanto, nada soy. En este punto de humildad, en el silencio de la propia presencia, los invito a comprobar estas palabras en su propio corazón en busca de firma vibratoria, de mi Espíritu reconocible en vuestro espíritu, si de hecho estoy presente ahí.

Yo los invito a unos momentos de comunión para este reconocimiento, en vibración, de mi presencia en vuestra presencia y de mi presencia instalada en este canal.

... Comunión vibratoria...



En la paz yo los saludo, dulces brotes de mi jardín. Yo los acojo en este espacio de apoyo, soporte de contacto, de la integración y del reconocimiento. Mis palabras hoy se dirigen a ustedes en cuanto a la rectificación de su lente. El mundo que ustedes viven, el mundo que perciben es una respuesta directa de la lente que usan para relacionarse con su experiencia. Esta lente está compuesta de todas las energías y patrones de movimiento de la energía presente y validados por ustedes conscientemente o no en este momento, lo que quiere decir que algún momento ustedes establecerán este aspecto y modelo de circulación de la energía en sí mismos. Rectificar la lente es, por tanto, abrir espacio en sí mismo para ir más allá de la lente auto-impuesta, abrir espacio en sí mismo para la curación de ésta.

En este día- que ciertamente posee más de 24 horas, fuera de su tiempo – un evento magnifico se concluye: este evento se refiere a la rectificación de una lente colectiva, de un planeta, de una humanidad, una que tiene relaciones algo cercanas a ustedes. No muy distante de aquí en verdad, compartiendo con ustedes el mismo espacio, pero muy distante, porque vibra en otra línea de tiempo y espacio; un mundo se sacralizó. Y este mundo es el que llaman Reino del Este, una faceta de mi propio cuerpo, un aspecto de mi propia conciencia, una emanación de mi radiación que vuelve a vibrar en la misma frecuencia de mi corazón.

El hecho de que esta información les esté siendo confirmada e incluso transmitida por mi ahora, viene en el sentido de impulsarlos o por lo menos considerar la posibilidad de existencia de una cura para la lente que ustedes usan para observar el mundo. Y no solo una cura es posible, sino la vida universal, la riqueza de mi ser los provee de infinitas lentes a través de las cuales ustedes pueden observar su propia creación.

Mis amados, la lente de la separatividade produce sufrimiento, derramamiento de sangre y muerte. La lente de la separatividad los conduce a la autodestrucción y este es un camino sagrado, esta es una vida sagrada, y si su elección y si su libertad se manifiestan para trillar este camino sagrado, su libertad jamás será violada. Pero aquí y ahora los invito a la posibilidad de que exista una curación para esta lente, incluso la posibilidad de que ésta pueda ser substituida, y que la riqueza de nuestro ser provee infinitas lentes a través de las cuales ustedes puedan observar el mundo.

De otro modo, yo hablo directamente a este grupo, con los aquí presentes y aquellos que no están físicamente presentes aquí, la rectificación de la lente que propongo hoy a ustedes, particularmente a este grupo, es simple, aunque esto pueda ser un tanto complejo en su experiencia, si bien es más que simplemente curar la lente de la separatividad: a este grupo yo los invito a curar la auto conmiseración- esta lente los vuelve egoístas, orgullosos, imbuidos de una prepotencia y de presunciones equivocadas delante de la vida. La lente de auto-conmiseración es lo que le impide usufructuar la curación que ustedes son. La auto-conmiseración, como patrón de la vibración de su energía, es una interferencia para que oigan la voz del silencio hablando a través de todas las formas de vida. La auto-conmiseración los coloca más allá del alcance de sí mismos, porque reafirma la creencia en un `yo´ que de hecho no existe.

Rectificar la lente, pasa por recordar hoy, por qué ustedes están aquí, no solamente aquí en esta encarnación, sino en este momento. Rectificar la lente pasa por recordar su propósito y vivir en fidelidad y lealtad con este propósito. Rectificar la lente pasa por reconocer los ángeles de mi presencia que yo envío hasta ustedes como una mano que gratuitamente se extiende en auxilio. Rectificar la lente pasa por reconocer la ilusión del ´yo´ al cual ustedes están identificados y que emite la voz de la auto-conmiseración, emite la voz del orgullo y de la prepotencia, con exigencias que no les cabe hacer en verdad, porque ustedes son perfectos y a partir de esta perfección escogieron crear la perfección. No fue como seres ignorantes que ustedes generaron la ignorancia, fue a partir de su propia sabiduría y su propia libertad que cada uno de ustedes creo para si la realidad que experimenta. Y a no ser que esto sea reconocido, la resolución de esta experiencia permanecerá lejos del alcance de sus manos, porque continuarán poniendo en otros la responsabilidad por su presencia en esta experiencia.

Humildad, la ciencia de lo que es. La ciencia no solo de lo parece ser, porque aparentemente su realidad es miseria y flaqueza y lejos de la apariencia se encuentra la ciencia de lo que es en realidad, y la realidad que es, no es miserable, ni débil, ni lejana. Pero en cuanto ustedes adhieren a una idea de sí mismos, cualquiera que sea ésta, así sea la del resplandor, o de la lucidez, esta idea permanece siendo un velo que les oculta el verdadero rostro del Dios Interno.

Rectificar la lente es recusar este velo. A no ser que ustedes se dispongan a impugnarlo, no podrán experimentar el punto cero, en el cual este trabajo está siendo puesto. Yo los invito a mirar hacia sí mismos, hacia el velo y reconocerlo como tal y más allá del velo, percibir que no hay nada allí, nada sobre lo cual ustedes puedan poner un nombre, una forma, una descripción, nada que pueda ser aprehendido, y por tanto transformado en prisionero de sus pensamientos. Porque lo que está más allá del velo es la libertad que está en ustedes y no tiene forma, es informe, esto es pura ciencia.

Si el velo de la separatividad fuera la lente a través de la cual ustedes van a permanecer observando el mundo, el auxilio que yo extiendo a ustedes aquí no podrá alcanzarlos. A no ser que reconozcan lo que pasa más allá de la apariencia de lo que acontece aquí, donde las diferencias de cuerpo no tienen sentido, donde los pormenores de la historia relativa de sus personajes no quiere decir absolutamente nada en relación con la Sagrada Relación.

Si ustedes permanecen en una forma predatoria, desigual, discriminatoria de relación, ustedes traen a este mismo nivel todo con lo cual entran en contacto, y ahí mi propia presencia aparece a ustedes como Kali, la destructora. Mi rostro no tiene forma, no tiene nombre, es la vida que late en este planeta, y por tanto en sus cuerpos. Pero mi rostro asume forma, nombre e incluso vibración de acuerdo con su propio campo en el cual mi rostro y mi presencia colapsan. Ustedes son maestros de su universo y como tal están continuamente determinando la forma como sus partículas colapsan en su mundo. Pero si, envueltos con un velo de una entidad ilusoria, ustedes creen que a partir de su voluntad personal pueden elegir el colapso solo de aquello que personalmente les parece agradable, ustedes se engañan, porque no es ahí que el maestro reside, está más allá, allí donde el amor es incondicional y donde la luz produce no sombra.

Preguntas y Respuestas...



Transcripción hecha por colaboradores de ELV.
Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/

Igual te resuena e igual no te resuena la verdad de alguien o el mensaje de alguien, está perfecto lo importante es el mensaje y no el mensajero....y repitiendo si te resuena tómalo si no déjalo pasar... no es para ti... mas también justo es a esto que se nos invita a no tener ningún ídolo, ningún Avatar, nadie a quien seguir... solo sigue tu propio corazón… justo de esto habla de los falsos profetas marcando a alguien en particular... pues todos somos maestros y alumnos a la vez y no en si el vehículo llamado cuerpo, y no la personalidad, sino el mensaje que llega a través nuestro o a través de los otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario