Seguir

miércoles, 2 de marzo de 2016

EL HUESO LUZ NOS PERMITE SER UN TELÉFONO A DIOS, NOS PERMITE COMUNICARNOS CON EL. POR BERNARDO JAIME WIKINSKI


El hueso luz se halla alojado en el hueso occipital y es indestructible.

Tiene el tamaño de una perla y resiste el fuego y la presión de cualquier peso.

Es un hueso que no es de este mundo, en nuestro cuerpo físico se ha alojado una parte que es extraterrestre.

Nuestro cuerpo físico lo aloja, es como si nosotros fuéramos un teléfono celular y el hueso luz el chip que lo hace funcionar.

De hecho el hueso luz nos permite ser un teléfono a Dios, nos permite comunicarnos con El.

Como su nombre lo indica este hueso atesora todos los momentos sagrados que hemos tenido en el total de nuestras encarnaciones.

Es independiente de todo factor psicológico. Es solo Espiritual y todo hueso luz colabora con el total de energía luminosa del Planeta.

Hay una profecía de la Kábala y es que cuando llegue el Mesías juntara esos huesos y hará un super cuerpo físico .

Algo de esto es cierto. El Mesías vera el total de energía luminosa del conjunto de todos los huesos luz y traerá el TRIPLE de esta energía, ya que esta es la medida de energía de luz que podremos soportar en nuestro cuerpo físico actual. 

En este viaje que realizamos a Italia le pedí a Dios aprender a observar el hueso luz.

Esta capacidad me la otorgo mirando la tumba de San Rufino de Asís, que es quien llevo el Evangelio a Asis.

Al día siguiente mire el hueso luz de Santa Clara de Asís en su tumba, es un gran amanecer en el Planeta, Nos trae la calidez, la tibieza del Espíritu, el cobijo del Perdón mas profundo.

El hueso luz de San Francisco es inmenso y es el mismo pulso de la Vida, es una luz que es capaz de correr por nuestras venas y dice sin cesar: la vida y el amor, la vida y el amor. Esta presencia tangible de San Francisco de su hueso luz nos permite realizar junto con el Santo la tarea de llevar paz al mundo.

Ver el hueso luz del Apóstol Pablo fue toda una experiencia ampliatoria ya que vi la diferencia entre la energía de un Santo y un Apóstol.

San Pablo tiene la capacidad de traer luz permanente de Cristo y nos dice:

"Hagan todos los cambios necesarios para que la Luz de Dios habite siempre en sus corazones"

De mas esta decir lo fuerte y potente de esta luz blanca brillante que emana el hueso luz de San Pablo.

A partir de ahora el estudio y la percepción de lo extraterrestre en nuestro cuerpo humano va a ser cada vez mas importante y fundamental en nuestro crecimiento espiritual.

Lo primero que me dijeron los Santos y el Apóstol es que el hueso luz es la Obra que queda indemne y perpetua en la Tierra, todo lo bueno que hemos hecho lo dejamos como herencia a nuestro amado Planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario