Seguir

lunes, 1 de junio de 2015

Ser “pequeños” en un mundo privado de luz, por Madre Béatrice María


Siempre os dijimos que no estabais de vacaciones en un mundo privado de luz. No tenéis verdaderamente más elección que la de ser “pequeños” en un mundo oscurecido por la influencia arcóntica, en la medida en que no tenéis realmente vuestro sitio aquí. No podéis verdaderamente decir que la alegría está por todas partes en este mundo.

Por más que lleguemos de los Mundos libres y de las dimensiones elevadas, revelando vuestra presencia, veis bien que este mundo está muy lejos de vivir lo que vosotros sois en Verdad.

Por más que seais una madre divina, una creadora de vida o un padre divino, lo que sea que viváis, para la mayoría de los Humanos nadie aquí puede ver lo que sois, por el hecho de que este mundo ha sido cortado del alma y del Espíritu, privilegiando el mundo de la materia.

Sólo vuestra presencia cariñosa es eficaz, en toda circunstancia e incluso si no lo veis verdaderamente. Vuestra presencia basta para iluminar y calmar, ahora más que nunca.

Hace mucho tiempo, aquellos que llamamos “arcontes” intentaron cortar el plano del alma y del Espíritu con el fin de evitar sufrir el karma en los mundos que ellos robaban. Lo que significa que ellos son “lavados” de toda corrupción en este mundo y en otros mundos contaminados, en la medida en que no sufren la vuelta del bumerang.

El plano causal pertenece al plano del alma. Ellos tampoco pueden vivir la vuelta de la conciencia, contrariamente a un verdadero Humano que escoge recuperar a los Mundos libres o que vive naturalmente la acción de la Luz anclada sobre este mundo. Estas entidades tienen por consiguiente creados a los P.O. (portales orgánicos) que representan cerca del 30% de la población mundial, para tener la influencia total de este mundo de superficie.

Entonces me piden qué es lo que nos anima verdaderamente aquí, si nadie no puede vivir realmente libre.

Es la Gracia la que nos anima aquí y nada más e incluso si no es reconocida. La Cenicienta como Blancanieves, por ejemplo son representaciones de la Gracia en acción. Son madres divinas que han sido confrontadas con la falsificación de este mundo. Cada madre creadora se reencuentra con estos papeles. Ningún sistema actual puede veros y vivir lo que vivís. Sólo los seres “libres” os ven actuar en este mundo. Es esto lo más importante, la reconexión a vuestra divinidad, a lo que sois en Verdad.

Aquí devenís los servidores de este mundo lo queráis o no. Vosotros todos sois llevados a vivir las experiencias que no tienen nada que ver con los que sois en Verdad. No hay nada que censurar, no hay nada que condenar porque cuando vuestro corazón habla y el sufrimiento del niño resuena a veces, la Inocencia deja sitio a la Gracia y así es como las cosas se modifican en vuestras vidas y todo alrededor de vosotros. La Luz es Inteligencia. Dejadle administrar vuestras vidas porque sólo ella sabe lo que es bueno para vosotros.

Dirigiros allí donde la Gracia os lleve porque ella os permite desprenderos de todo lo que todavía os pesa.

Todos los que participaron voluntariamente en la involución de este mundo se verán disueltos por la acción de la Gracia porque la vuelta de la Luz vibral no salva a nadie. Los “programas” se derriten al sol. No hay pues ninguna escapatoria, cualquiera que sea el tiempo que esto tome. La Luz hace Justicia divina en cualquiera de las apariencias que ella toma.

Es evidente pues la necesidad de vivir en colectivo, de compartir vuestras alegrías se siente cada vez más para numerosos. Este impulso es normal en la medida en que el sentido de la Fraternidad Una es vuestra esencia. Ella surge cada vez más. Numerosos ahora aspiran a reagruparse y a vivir en este espacio libre, en esta burbuja que os permite vivir las premisas de la liberación total.

El Comendador y los Ancianos os explicaron bien que mientras este mundo no esté liberado totalmente en vuestra superficie, seríais mantenidos en una especie de burbuja intemporal, en medio de la temporalidad de este mundo y todas sus organizaciones.

En todos los casos, vuestro contacto con la eternidad os permite vivir las cosas corrientes de la vida con desapego total y con toda sencillez. Quedad simples y ligeros incluidas vuestras relaciones.

Si la vida os pide ayudar, entonces ayudad. Si la vida os pide viajar, entonces marcharos. El único límite que os queda, yo diría, es vuestro cuerpo que está todavía presente en este mundo. Todo el resto está soltado, lo que facilita la resurección total para algunos de entre vosotros en el momento en que sea requerido, durante los 3 días.

La preparación de vuestra salida está en curso y me dirijo a todos los que me leen y a los que también me escuchan. No perdáis la esperanza, pase lo que pase en este mundo.

No os escondemos nuestra aflicción al descubrir un mundo de superficie perdido, un mundo donde los Hombres no se reconocen los unos a los otros, un mundo que no reconoce a los que rezan y a los que sirven. Ellos no pueden reconocer la Luz mientras estén inmersos en creencias y apegos de todo tipo.

La “Bienaventurada”, porque así es como me nombro Aquí sobre Urantia, se retira ahora y a continuación en el espacio que es vuestro corazón.

Madre Béatrice María


  Publicado por Etoile en incarnation.
https://egaromm.wordpress.com/2015/

No hay comentarios:

Publicar un comentario