Seguidores

Seguir

domingo, 7 de junio de 2015

Madre Divina Por los Lentes de Mi Corazón 31 de mayo de 2015 a través de Selén Om


Saludos hijos e hijas de la Paz. Desde mi corazón Cristalino, mi Fuego despierta, se expande y envuelve vuestro resplandor. Un resplandor fusionado y vibrante resuena el canto de la redención en este planeta.

Yo soy Isis, encarnación, y expresión de la Energía Femenina Universal en este planeta en medio del reino humano.

Como vuestra Madre, vengo a traerles palabras de amor, como también palabras de exhortación. Amados hijos e hijas, llamas incandescentes de mi amor sobre esta tierra, les recuerdo su naturaleza ilimitada, les recuerdo su naturaleza incondicionada y les ofrezco mi Sagrado Corazón para que lo utilicen como lentes a través de los cuales ver el mundo a su alrededor. Reparen hijos, en los lentes que están usando para ver el mundo a su alrededor, si éstos lentes que están utilizando no son los del desaliento, lentes de duda, lentes de limitación y de fragilidad.

Es de buen sentido que perciban y comprendan la fragilidad de su persona. Es importante y sanador que aprenden a reconciliarse con la fragilidad de la persona que expresan en este mundo.

Queridos, deben mirar hacia esta fragilidad no como un impulso a la auto-conmiseración, ni como una disculpa para proclamarse desamparados. No están desamparados, jamás estuvieron desamparados. Miren hacia su interior, ahí yace mi Presencia! ¿Cómo podrían estar desamparados si yo permanezco en La Llama que anima su centro? ¿Dónde está la fragilidad cuando yo soy el Fuego vivificador y animante en todas las formas y conciencias? Miren hacia el templo de su Corazón y ahí me encontrarán. Mi presencia infinita es su presencia infinita, mi poder creador es su poder creador y mi gracia es su gracia.

Del Corazón Cristalino de la Tierra, y de mi propio Corazón Cristalino al suyo, yo despierto una vez más esta remembranza y ofrezco este Corazón, ofrezco mi Corazón ardiente para que lo utilicen como sus lentes.

Acérquense a mí, hijos de la gracia, semillas de la Paz. Acérquense a su Madre, que es puro amor y acogimiento, acérquense a mí y aprendan la lección de la reconciliación. Cuando miren hacia el mundo usando como lentes mi Corazón ardiente, entonces verán gloria, fluidez. Estos dos elementos impregnan su existencia, estos dos elementos son las líneas con las cuales mi vestido celestial es tejido.

Bien amados, acérquense a mí, reconózcanme como la Llama en el altar del templo de su Corazón, porque yo soy esto: el Sagrado Corazón de Fuego quemando, ardiendo, moviendo e irradiando en todo lugar y más allá de todo lugar.

Estoy con ustedes, mi presencia suave y mi voz incansable habla continuamente a partir de su corazón, invitándolos, llamándolos. Vengan a mí, vengan a mí a aprender reconciliación. Vengan a mí, a descubrir su fuerza y descubrir su libertad. Afírmense en este Corazón de Fuego, consolídense en el eje de la presencia ilimitada. Entonces la alegría será percibida como el telón de fondo de todas las experiencias, y con frecuencia cada vez mayor, el regocijo será el color de su experiencia también.

Amados, yo he creado este cuerpo para el regocijo, he creado este cuerpo para el éxtasis. Muy profundo en las células está grabada esta memoria, muy profundo en las células este impulso está marcado de forma indeleble, pero este impulso es mal comprendido por causa del velo de la ignorancia, y se transforma en deseo ciego, en la búsqueda incesante de placer. El éxtasis está grabado en el núcleo de las células, y éste es el éxtasis de la Unidad, es el éxtasis de la gracia y de la fluidez.

A medida que el cuerpo de este planeta se transforma, a medida que las regencias de este campo, de este círculo de experiencia, se mueven en su obra de transformación y rectificación, la gracia y la fluidez se establecen una vez más, como la nota perceptiblemente clara de la dinámica en este mundo.

Ustedes son las puertas de mi gracia y fluidez. Reconozcan en ustedes esta gracia actuando, reconozcan en el mundo ésta gracia actuante, reconozcan mi presencia en vuestra presencia, y reconozcan mi mano ejecutando una obra misteriosa en este mundo. Gran parte de la carga fue tirada, y una limpieza profunda se procesó. Por la gracia de nuestros corazones unidos y llameantes, un gran caparazón fue disuelto a nivel de la conciencia colectiva humana. El sol brilla con más libertad y sus rayos tocan la superficie de la Tierra de manera más directa.

Es tiempo de alegría! Es tiempo de regocijo! Abran las puertas de su Corazón, y permitan que la Luz interior ilumine su mente, disipe las nubes de sus ojos y usando mi Corazón ardiente como lentes, vean: la vida es gracia, y la existencia es un canto de regocijo. Yo reafirmo vuestra bienaventuranza.

Benditos son, frutos sagrado de mi paz sobre este mundo.

Ani Maritumi!

Participantes: Ani Maritumi.

Transcripción realizada por colaboradores de la ELV.

Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br

Traducción: H. N.


1 comentario:

  1. TU SABES CUANTO TE AMO MADRE DIVINA!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    ResponderEliminar