LAKE MORAINE se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.

LAKE MORAINE  se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.
El Arcángel Miguel quiere que se sepa que en el Lake Moraine hay una energía de Purificación que remueve los cordones de apegos. Lake Moraine es su casa y donde él se siente más a gusto, y puede sostener allí la energía de la quinta Dimensión.

Seguir

martes, 4 de octubre de 2016

EL IMPERSONAL Parte 2 Septiembre 2016


EL IMPERSONAL Parte 2
Mi amigo, mi amado, mi hermano, tras la evidencia del Silencio vamos, tú y yo, estés donde estés, en cualquier tiempo y en cualquier espacio que estés, a sumergirnos, si así lo deseas, juntos, en el Misterio de la Vida, en el Misterio de la Verdad, a fin de que te libres de lo que aún puedas dentro tuyo, cerrarte el paso hacia la plenitud de la Eternidad. Entonces aquí o en otra parte, en tu corazón como en todo corazón, nos fusionamos en el indecible gozo del Amor incondicional revelado. Y tú y yo, en el mismo soplo, más allá de nuestras formas y más allá incluso de lo Informe, nos encontramos.

En este Silencio sagrado de donde viene y a donde se devuelve todo, en cada conciencia como en cada forma, nos sumergimos, nos nutrimos, saciamos nuestra sed y nos instalamos en la Paz. El Fuego del Espíritu, bautismo ígneo, despliega la vibración del Único acogiendo espontáneamente al Espíritu del Sol. Nos dejamos, por igual, abrazar por la compasión y abrasar por el Fuego de la Verdad.

Mediante el poder de los Cuatro Vivientes, mediante el poder de Ehieh Asher Ehieh, desplegamos juntos el Espíritu de Verdad en el Amor increado, fuente de toda vida, de toda animación, de toda forma y de todo mundo. El soplo del Fuego, el soplo del Aire, el soplo del Agua y el soplo de la Tierra se reúnen con el Éter en el corazón del Silencio y en el corazón de la belleza. Juntos nos zambullimos en el Océano primordial y sin embargo no nacido y que, sin embargo, jamás termina.

La vibración del Éter, del Fuego original no nacido, el que jamás desaparece, realiza en cada uno de nosotros la fusión de la tri-Unidad, activando el conjunto de las estructuras de Luz conocidas por muchos de vosotros y experimentadas por muchos de vosotros. Ya sea en una de las Coronas radiantes, ya sea en la Onda de Vida, ya sea en el Canal Marial, acogemos al Paracleto que instala, en cada uno de quienes lo acogemos, el soplo de la Eternidad. El Espíritu sopla cuando quiere y donde quiere. Se dan, sin embargo, circunstancias, aquí y en otras partes, que obran como soportes mayores para la manifestación del Espíritu del Sol.

Como Hijo Ardiente del Sol, como KI-RIS-TI, se despliega en ti la quintaesencia del «Soy Aquel que soy», del «Soy Uno», que viene a colmar los intersticios residuales de las resistencias de cada quien, que no resultan de alguna retribución sino únicamente de las circunstancias residuales del encierro en este mundo, poniendo fin a las últimas líneas llamadas «de depredación» susceptibles de subsistir todavía por costumbre o debido a la conciencia colectiva y que permiten hoy asentar y exaltar tu papel, independiente de tu persona, como sembrador de Luz en este mundo.

En este espacio experimentarás, de no ser ya el caso, que la mejor de las acciones para servir a la Luz y el Amor que eres es justamente la no-acción. Esta no-acción no es inacción, ni siquiera reposo. Es certeza inquebrantable de lo que tú eres, aquello que llamé hace algunos instantes Evidencia. Al desplegar así esta Evidencia en cada una de las porciones de tu conciencia y de tus cuerpos, logramos reunir lo que te parece no estar aún unido, lo que te parece todavía estar lejos de la verdad de lo que tú eres y que quema, flexibiliza y pacifica lo que ha de serlo, en tu conciencia como en tus cuerpos, de lo más burdo a lo más sutil.

La libertad interior, como la libertad de tus cuerpos, está por completo presente en cuanto nada buscas retener ni preservar. Con esta fe y con esta inocencia se realizan las últimas alquimias conducentes a completar y finalizar las diversas Bodas experimentadas durante los años recién pasados. Así, bautizado en el Espíritu de Verdad, renacido nuevamente en la Libertad del ser y del no-ser, se activan en ti las últimas Puertas vibratorias, localizadas en tu sacro y alrededor del sacro, llevándote a vivir tu propia Libertad y el cese de todo engrama residual, memorial o ligado a tus miedos.

En este instante, aquí como en todas partes, la vida te ofrece lo útil y necesario para perfeccionar y vivir lo que eres, más allá de toda contingencia, de toda persona, de toda dimensión y de todo mundo.

En este instante - mientras el movimiento de la Tierra, en su ciclo anual es de interiorización, de repliegue, iniciado y comenzado con el equinoccio de otoño - permite reunirte en el corazón de ti mismo, en ese espacio de Silencio, en ese espacio de Evidencia, en ese lugar que no es un lugar y que sin embargo es necesario nombrar en cuanto la palabra se hace Verbo. Así, al reunir la co-creación consciente del Masculino y del Femenino sagrado en el seno del Andrógino Primordial, se realiza en cada uno de ti el último enlace entre lo que no hace sino pasar y lo que es eterno. Ya no se trata solamente de adecuar lo que tiene que ver con lo efímero con lo que tiene que ver con la Eternidad. A través de tu posicionamiento, a través de tus actos, a través de tu reflexión interior, has tenido, estos años, la oportunidad de elegir, la oportunidad de vivir tu asignación, la oportunidad de transformarla también, pudiendo así cincelar tu eternidad en adecuación perfecta con tu esencia.

En estos últimos momentos de lo que permanece separado y dividido, en ti como en todas partes de este mundo, esta alquimia última, más allá de todas las apariencias como de todos los sufrimientos, te hace penetrar plenamente en tu Morada de Eternidad, en tu Morada de Paz Suprema, allí donde todo lo demás que forma parte de tu vida en este mundo, de tus memorias y experiencias, deja de tener razones de existir, deja de tener razones para presentarse en lo que eres o a través de lo que eres.

La invitación es – en el período de este tiempo terrestre – a permanecer – más allá incluso de las llamadas de la Luz – en el centro de ti mismo como espacio de resolución y de trascendencia total. Son muchos los que experimentan esta última transubstanciación o salto de una forma a la no-forma o a otra forma, como es el salto de la oruga a la mariposa. Más allá de la metáfora y más allá de la imagen está la verdad esencial de la mutabilidad de la vida así como de su permanencia, fuere cual fuere la morada de tu preferencia.

Más allá de la evidencia del Silencio te invito, porque es tu corazón quien te invita, a no elegir, a no ser asignado, sino a posicionarte, de manera más y más evidente, en la Verdad y en la Libertad de tu conciencia y de tu Espíritu.

Cada uno de ti está ahí en adelante. Que lo sepa, que lo presienta o que lo ignore no cambia nada. En el plano de la Luz no hay ni error ni atajo ni siquiera lentitud. Solamente está el despliegue de la Gracia según lo preestablecido para cada uno de ti hace mucho tiempo, sin dependencia de ningún ciclo y sin dependencia incluso de este ciclo terminal de la Tierra, a fin de que te libres y quedes libre de lo que aún pueda parecerte traba o resistencia. Que eso quede grabado en tu cuerpo, que eso quede grabado en tu mente, que eso quede grabado en tus memorias, tienes en adelante, en cada minuto, la posibilidad de ser regenerado y resucitado volando los últimos límites, las últimas memorias, las últimas resistencias.

Por mucho tiempo los intervinientes te hablaron de contactos con los Elementos, con los pueblos de la naturaleza, con los planes multidimensionales. Todo ello no fue sino preparación para vivirte tú a ti mismo en tu completud, sin maquillaje, sin resistencia y con pleno conocimiento de lo que eres. Esto concuerda con lo que fue explicado acerca de la Autonomía y la Libertad, actualizándose más y más en cada una de las circunstancias de tu vida, de tu cuerpo, de tus afectos, de tus cuerpos sutiles como de tu conciencia.

Esta invitación no es una cita dada para un momento preciso, ni programada para una fecha precisa, sino que es una invitación que se ha vuelto permanente y que se extiende más allá del marco de la acción de Gracia o del estado de Gracia. De ser necesario nombrarla se llamaría beatitud, ahí donde la fuente de la alegría no es sino lo que eres, poniendo fin a toda necesidad, a toda obligación de este cuerpo como de esta conciencia en este mundo. Es hora ya de no elegir, de no decidir, sino de aceptar la evidencia. Eres polvo y vuelves al polvo en toda apariencia como en toda forma, desnudándote, y así será, tal como fue anunciado desde hace muchos cientos de años en esta tierra bajo el nombre de Ascensión.

Cada uno de vosotros, esté donde esté en esta tierra, vive a su manera este proceso. Ya sea a través del cuerpo, ya sea a través de la salud o de la enfermedad, ya sea a través de la disminución o por el contrario la expansión, el resultado es el mismo, llevándoos - para quienes hayáis transitado por las etapas previas, ya sea las Coronas radiantes, ya sea la Onda de Vida, ya sea la Shakti o cualquier otra estructura vibral manifestada y experimentada en vuestro cuerpo – a realizar ya no sólo la Nueva Eucaristía sino la activación franca y completa del Lemniscate sagrado, del Vajra o Fuente de Cristal, implementando y activando la Merkaba interdimensional personal y colectiva a la vez.

Como fue expresado e informado por María – quien vistió cuerpo humano en numerosas oportunidades en este mundo – no queda nada que esperar, no queda calendario que consultar. Los plazos – tales como fueron anunciados el año pasado – ya pasaron. Vivir en la evidencia del Silencio proporciona gozo pero ese gozo ya no sólo está desprovisto de objeto sino que no depende de ninguna circunstancia. En este sentido lo llamé beatitud pues la beatitud se experimenta sean cuales sean las circunstancias de vuestra edad, de vuestras estructuras o de vuestros planos sutiles. Eso significa también que hay en cada uno de ti la misma Evidencia, reconocida o no, pero se trata exactamente de la misma Libertad, de la misma Gracia, de la misma Luz, del mismo Amor. Todo depende de vuestra ubicación en el seno de la conciencia. Lo que fue llamado el punto de vista es por supuesto diferente para cada uno de vosotros pues dependiendo de la memoria, de la historia, de las resistencias o los apegos, pero en definitiva, es la misma Evidencia, tapada todavía a veces por el ruido procedente de vuestras propias resistencias, creadas por vosotros mismos en el mismo seno del encierro y en lo que no hay ni culpabilidad ni siquiera responsabilidad.

Cada uno de ti ha llegado ya a la hora no sólo de su alineación, de su reconexión, sino más bien del estallido de la Verdad en este mundo. Como cada uno de ti lo habrá notado, lo mismo ocurre con los acontecimientos sucesivos, ya sea a nivel geofísico, ya sea a nivel cósmico, ya sea en el seno de la conciencia global y colectiva humana.

En esta semana de este tiempo particular de la Tierra en que se celebran a los Arcángeles, se celebran al mismo tiempo las etapas últimas y finales de tu resurrección, de tu renacimiento y de tu Libertad. Recuerda que no hay nada que preparar, que no hay nada que anticipar, que no hay nada que prever en relación con el Espíritu, en relación con tu vida. No se trata por ello de no enfrentar las responsabilidades efímeras de este mundo sino de hacer que desaparezcan por sí mismas mediante la acción de la Gracia y mediante la acción del Silencio, llevándoos a salir definitivamente – muchos de entre vosotros – de todos los juegos de acción-reacción como de todos los juegos de la causalidad. En la Luz, en el Amor, en la evidencia del Silencio, en la Morada de Paz Suprema, no puede haber reticencia o resistencias, no pueden haber cosas o elementos opuestos a la Luz.

El aparente combate que tiene lugar en ti entre tus dos partes – efímera y eterna – como lo que tiene lugar ante vuestros ojos, en vuestro mundo, no es sino el resultado de aquel ajuste final de repliegue y de despliegue de la Eternidad desde el Corazón del Corazón.

Las circunstancias de tu vida, ya sea en tu círculo cercano como a escala planetaria, no están, una vez más, pese a las apariencias, sino para permitirte experimentar tu Libertad y experimentar tú Eternidad. Más que nunca, hoy, digo a tu corazón, estés donde estés: no busques nada, acoge simplemente la Evidencia, acoge. Toda la dinámica de la Ascensión, de la Merkaba interdimensional, de la Onda de Vida, del Canal Marial, de tus Coronas radiantes está hoy bajo efecto de la acción de Gracia y de la evidencia de la Verdad. Nada tienes que preparar, nada tienes que trabajar, nada tienes que mejorar, nada tienes que erradicar, solamente tienes que estar con fe y con confianza total en la acción de la Luz más allá de tu persona.

Ningún elemento perteneciente a tu efímero puede frenar en adelante lo que comienza a manifestarse y a desplegarse. Entonces, más allá de las frases usadas por el Comendador de los Ancianos en relación con el miedo o el Amor, diría que – hoy en día – incluso el miedo ya no está en condiciones de resistirse al Amor. Incluso si crees todavía en algunos miedos que vienen a manifestarse en tu conciencia y en tu persona, estos miedos ya no pueden nada. Te empujan a una sola decisión, la de orientarte por completo hacia lo que eres. Todo ha de salir de ahí. El bálsamo de vida será aplicado sin que tú mismo tengas que actuar sobre esos elementos aún discordantes.

Déjate simplemente habitar por lo que eres y por completo. Busca cada vez menos una explicación en este mundo en relación con la razón o la lógica. En otras palabras, confía en tu corazón, no sólo en la respuesta del corazón sino que, más allá de la respuesta positiva o negativa del corazón en relación a cualquier interrogante, déjate llevar por lo que hace tiempo fue llamado la Fluidez de la Unidad. Déjala operar. Sé el fiel observador capaz de desaparecer incluso ante la observación de sí mismo. Entonces demostrarás ante ti mismo y demostrarás ante la Inteligencia de la Luz que has llegado a ser esa Luz que tanto has buscado.

Ésta es la hora de la Resurrección, la hora de la Llamada de María, la hora de la Liberación y la hora de la Libertad.

El conjunto de los acontecimientos y de las circunstancias por suceder ante vuestra conciencia como a escala del sistema solar está sucediendo en este mismo momento ante vuestros ojos. Lo que fue inscrito dentro de un ciclo dado, entre 2005 y 2012, período de siete años, explicado de diversos modos por diversas voces, ya sea en relación con la reabsorción de Mercurio en la protosfera solar, ya sea en relación con la desaparición de la luna, ya sea en relación con los movimientos geofísicos y los innumerables vuelcos de la conciencia colectiva como de tu propia conciencia – efímera como eterna – está ocurriendo en este período.

Los cambios se dan – para muchos – ya sea a nivel corporal, ya sea a nivel de vuestra vida. Tales cambios no han sido decididos por vosotros, ni siquiera decididos por el entorno o por las presiones del entorno sino únicamente por la presencia de la Luz y del Amor en todas partes de este mundo.

Hace muchos meses el Comendador de los Ancianos os había comentado acerca de la densificación de la Luz adamantina, de los Agni Deva en el seno de las estructuras llamadas Puertas y Vórtices en el seno de vuestros cuerpos pero ahora y en adelante de un modo tangible y palpable en todas partes de este mundo.

Lo requerido por la misma vida – hoy en día – es la confianza en la Luz y no una confianza en vosotros o en vuestra vida. En cuanto experimentáis ya no sólo lo llamado Abandono a la Luz sino muy real y concretamente la presencia de la Luz, todos los elementos de vuestra vida, como de vuestra conciencia, ocupan su lugar dentro vuestro con evidencia.

Más allá del miedo o del Amor, solamente son dos los movimientos: el de la densidad, el de la liviandad. Un movimiento llamado « hacia abajo » y un movimiento llamado « hacia arriba”. Nadie podrá quedar a mitad de camino en un pseudo-equilibrio entre lo efímero y lo Eterno. Recordad que nada hay que elegir. Recordad que no hay más asignación sino simplemente la evidencia, ya no sólo la evidencia del Silencio sino la evidencia – en el plano de la 3era dimensión de este mundo – de lo que habéis emprendido, de lo que habéis vivido, de lo que habéis soltado o no.

La confianza en la Vida y la confianza en el Amor, aunque en vuestro camino de vida en este mundo os parezca estar desprovistos de amor, eso no es verdad. Sea cual sea vuestra percepción, sea cual sea vuestro genio, más allá de todos esos juegos está la Verdad y su Evidencia. Como ya dije, abierta para cada uno de ti tan pronto como aceptas no seguir actuando según tu voluntad, no seguir actuando según tus deseos, no seguir según lo que llamas o llamarías todavía tu evolución, sino más bien rindiéndote sin condición ante esta Eternidad, no solicitándola, no rogándola, no evocándola, sino desapareciendo de todo juego personal. Recuerda que no es necesario para ello aislarse, no es necesario para ello dejar a quien sea ni lo que sea, sino simplemente estar disponible en recepción de la Luz. Ya no sólo para experimentar el efecto de la Luz, ya no sólo para ascensionar o ser liberado, sino para ser muy simplemente lo que eres desde siempre, sea cual sea tu forma, sea cual sea tu camino, sean cuales sean tus creencias o sean cuales sean tus vivencias.

Al aceptar eso – y no se trata de una aceptación a nivel mental sino de una aceptación procedente del corazón, donde la fe y la confianza en la Luz se tornan no sólo omnipresentes sino realmente inexorables – entonces, fuere cual fuere tu estado vibratorio, fuere cual fuere el estado de tu conciencia, fueren cuales fueren las estructuras vibrales presentes o ausentes, manifestadas o no, dejas de depender de eso, tampoco de la vibración, tampoco de la conciencia, tampoco de la mejoría de alguna circunstancia que fuere, ni de ningún cambio contemplado, deseado o negado.

Simplemente conviene vivir la fe en su sentido más noble. Conviene aceptar ver las últimas creencias, para cada uno de ti, desdibujarse tan pronto como dejas de aferrarte a ellas, tan pronto como eres capaz de verte actuar en el seno de la persona como en el seno de tu eternidad. Nada de dificultades. Nada de esfuerzo. Nada de trabajo. Es exactamente todo lo contrario, es decir parar la voluntad, parar la búsqueda, tal como lo expresó extensamente un tal Bidi hace muchos años.

Durante muchos años os fue explicado y demostrado el conjunto de las estructuras vibrales que muchos habéis experimentado, ya sea de un modo progresivo, ya sea de un modo brutal, intermitente o permanente. La vida, en adelante y de manera más y más manifiesta y evidente, te dará para vivir precisamente lo que te corresponde vivir para estar vivo más allá de este mundo.

Previamente a que la libertad interior se torne también libertad dimensional, es preciso que tu fe, tu confianza, tu conciencia, comprueben ser libres, de no ser el caso todavía. Ten presente simplemente que no se trata de esfuerzo, que tampoco se trata de trabajo, sobre todo espiritual, porque el Espíritu es perfecto y es esto que se revela ante ti y en ti. Al revelarse ante ti y en ti esto te aporta no la comprensión sino la intuición directa de lo que eres, a través de tu vivencia pero también de modificaciones, también finales, en tus capullos de luz, en especial a nivel de lo que fue llamado el cuerpo causal.

Hace muchos años que se realizaron numerosos pasos por la Puerta de la garganta, inicializados en particular durante el año 2011 por el arcángel Uriel. Hoy, todo lo que debía haber regresado, ha regresado. Todo lo que podía ser activado al nivel de las estructuras vibrales nombradas Puertas o Estrellas está realizado. Así como lo sabéis, no puede haber cuenta atrás excepto en el momento en el que las Trompetas resonarán de manera global sobre la Tierra antes de la Llamada de María. La única conducta que hay que tener es simplemente de soltar lo que debe ser soltado. Las llamadas de la Luz no se hacen más desde ahora en adelante en algunos momentos, algunos días, se realizan de manera permanente, de manera progresiva y cada vez más vasta y amplia.

Acoger la Luz de Cristo en Unidad y en Verdad, como se ha realizado durante las Bodas Celestiales, hoy no se realiza más por citas, no se realiza más según los momentos queridos por la Luz o por vuestra persona, sino que se realiza bajo forma iterativa en frecuencias y cadencias cada vez más cercanas, de manera cada vez más tangible, perceptible, percibáis las que percibáis a nivel de la sensibilidad vibral o energética.

Lo que vivís unos y otros, o lo que no tardará en vivirse, corresponde a esta Evidencia, a esta fe y a esta confianza, y al Silencio. La majestad de la Luz, la grandeza del Amor, son cada vez más efectivos y tienen acciones, por supuesto, a la vez sobre vuestro cuerpo y sobre vuestras estructuras sutiles.

Recordad que cuanto mejor soltéis toda pretensión de acción, toda pretensión de mejoramiento, mejor realizaréis la perfección de vuestra Eternidad. Porque ninguna Eternidad depende de vuestra persona. Vuestra persona, vuestra historia no puede en ningún caso ser de cualquier utilidad para acceder a la evidencia del Silencio y a la beatitud.

Así como tal vez ya lo observasteis en cada uno de ti, existe una capacidad cada vez más visible para desaparecer o, a la inversa, a resistir. No ved allí ni progresión ni regresión, sino simplemente un proceso de ajuste cada vez más fino, cada vez más preciso entre la conciencia limitada, la supra-consciencia y el Absoluto.

… Silencio…



En este Silencio, más allá de la Evidencia, más allá de la Paz y de la beatitud, más allá incluso del Amor y de la Luz, hay lo que no puede llevar palabras, de este principio, que pueda pronunciarse, este Parabrahman del que nada puede ser dicho, que sólo puede ser experimentado, probado y vivido. No tendréis más certezas aparte de esto, porque todas las certezas exteriores os devolverán la noción de causalidad, de bien y de mal y entonces de dualidad.

Vuestra capacidad para ser lo que sois depende en definitiva hoy, que de esto. Aceptad de no comprender nada. Aceptad que ninguna fecha, incluso la más próxima y más inminente, os podría contentar. Aceptad que la única satisfacción sólo puede venir de la evidencia del Silencio, allí donde todo es comprendido, allí donde todo es potencia, allí donde todo puede actualizarse. Esto, lo que acabo de decir, se aplica por supuesto en este marco preciso de este tiempo de la Tierra, donde cualesquiera que sean vuestros deseos, cualesquiera que sean vuestros programas, cualesquiera que sean vuestras decisiones, no sois más los amos a bordo. Es vuestro ser eterno quien se pone en sintonía y en fase con la Luz Una y el Amor.

… Silencio…


En los tiempos más que reducidos que vivís, no hay mejor conducta, si puedo decir, a adoptar. De vuestra capacidad, hasta de lo intolerable, deriva vuestra capacidad de resiliencia, que no depende de un esfuerzo de vuestra persona, sino únicamente de la capacidad para ver y para vivir la Gracia en acción. Lo que puede parecer, en el seno de vuestra persona, como alejado u opuesto a la Luz es en definitiva, desde el punto de vista del Espíritu, los últimos procesos de purificación y eliminación.

Por vuestra acción, por vuestro comportamiento, por vuestras decisiones, por lo que la vida os envía, o lo que la vida os toma, se demuestra en vosotros mismos vuestro emplazamiento en lo efímero o en la Eternidad, no llamando a ningún juicio, a ninguna condena, porque no puede haber error, a priori y sobre todo si algo, o algún elemento os parece erróneo o falso. Decíos bien que más allá de las apariencias hay obligatoriamente la acción de la Luz, que no depende ni de vosotros, ni de las circunstancias incriminadas.

Estar conforme con la obra de la Luz, no para edificar nuevas estructuras vibrales, ni incluso para afianzar vuestra Merkabah interdimensional personal, no es desde ahora de cualquier utilidad. Si les parece necesitar ayuda, muletas, o de estabilizar un cierto número de elementos, tenéis por supuesto, como esto ha sido explicado, al conjunto de los pueblos de la naturaleza. Tenéis herramientas cuyo último comunicado ha sido la «Liberación memorial», que corresponde a la persona.

Puedo decir que en estos días, y de manera cada vez más sorprendente para cada uno de vosotros, todo esto no será más de ninguna utilidad en cuanto que seréis establecidos en la verdad del Silencio, en esta Evidencia. Esto no quiere decir que si sentís la necesidad, que no haya que aliviar más o mejorar a la persona. Lo que quiero decir aquí, es que el conjunto de las circunstancias de tu vida, cualesquiera que sean, sólo representan el último trabajo de la Luz. Felices los simples porque el Reino de los Cielos les pertenece, hoy más que antes, y hoy menos que mañana.

La capacidad de cada uno de ti, de ver estos mecanismos y estos juegos es una llave esencial, no para corregir lo que sea sino para dejar todavía más, incluso si os parece necesitar de técnicas cualesquiera que sean, de dejar cada vez más a la Luz actuar por la Gracia, y también por la evidencia de la Luz. Lo que debe morir o alejarse de vosotros, no es ni de vuestros hechos, ni de vuestras decisiones, sino directamente nacido de la Inteligencia de la Luz.

El conjunto de los mecanismos en marcha por la Inteligencia de la Luz sobre esta tierra no tienen nada que hacer, si puedo decir, de vuestra pequeña persona, de vuestras preocupaciones afectivas, sociales o de salud. Su único fin es de restituiros a vosotros mismos, cualquiera sea que, si puedo decir aquí también, el precio a pagar. Cuanto más el precio es importante, más la Evidencia se instalará. Más allá de todas las situaciones que puedan seros dadas a vivir, según vuestro entorno social, pero también según vuestro entorno geofísico, dondequiera que estéis sobre esta tierra, se vuelven primordiales. No para castigaros, ni retribuir, sino simplemente para permitiros de ser lo que sois integralmente.

Más que nunca hoy, como ha sido el caso durante estos numerosos años, os es pedido, por la Luz misma, por vuestra Presencia eterna, de dejar esta Luz eterna ser, de entrar en manifestación, de entrar en encarnación y de entrar en despliegue, más allá de todo interés personal, más allá de todo acto de comprensión, de toda lógica o de toda razón.

En resumen, cuanto menos os parezca haber solución o decisión, más entráis en intimidad con la Luz, diga lo que le diga vuestro cuerpo, diga lo que diga vuestra persona. Si aceptáis esto, si vivís la experiencia, entonces vuestro camino, el que tengáis que recorrer en este mundo, en cualquier obligación o responsabilidad que sea, os parecerá y será realmente de una ligereza como nunca conocida. Esto corresponde, pero a otro nivel, a lo que fue llamado el estado de Gracia. La fusión del Masculino y Femenino sagrado, a través de todo lo que ha sido desarrollado concerniendo a su manifestación y constitución, os llama también hoy a reunificar esto. Reunificar esto, no es, ni la acción ni la inacción, no es ni la pasividad ni la actividad, no es ni el bien ni el mal, es la Unidad en manifestación, en encarnación total e íntegra para vuestra conciencia individual, cualquiera que sea, como para la conciencia colectiva de la Tierra.

Cada acontecimiento de cada una de tus vidas está allí sólo para esta forma de concienciación de la Verdad y de la Evidencia. No hay ni lección que sacar ni lo que sea que tenga que ser mejorado, simplemente dejar el Espíritu revelarse en su totalidad y su magnificencia. La acción, mediante vuestra persona, incluso antes de la Llamada de María, y pues en el período que vivís, os mostrará y demostrará la futilidad y la inutilidad de creer que sois quienes decidís, que sois quienes escogéis, quienes hacéis las cosas. En definitiva el Espíritu, cuando es reconocido, reconoce perfectamente que no es la persona quien actuó o que quiere actuar. Reconocer esto, esto es volverse libre, si aún no lo sois; estar conforme con esto, esto es quitar todos los pesos, dondequiera que estén situados, que parecían limitaros en la plena conciencia de la Libertad.

… Silencio…


Y hasta en el Silencio y sin palabras se expresa todo lo que acabo de decir. Es la expresión de la Luz misma.

Todo lo que acabo de decir se alumbra, dándoos una claridad nueva, una Unidad asumida y manifestada en este mundo dual en este fin de historia. Entonces sí, a cada uno os digo: « Ama y haz lo que te gusta », no lo que gusta a tu cuerpo, no solamente lo que le gusta a tu persona, sino habiéndote hecho Luz, lo que gusta a la Luz. Lo que le gusta a la Luz es la Libertad, el Amor, la Alegría, la Ligereza, cualquiera que sea tu edad, cualesquiera que sean tus problemas, cualesquiera que sean tus dolores o cualesquiera que sean tus alegrías. Sé verdadero, se espontáneo y percibirás que todas las respuestas no están en la reflexión, en la lógica, ni en tu mental, sino únicamente en tu espontaneidad.

… Silencio…


He aquí pues el marco, y los elementos que os tenía que transmitir respecto a este tiempo de la Tierra.

… Silencio…


El único acontecimiento – mayor – no es solamente todo lo que se celebra en la Tierra, en sus cielos o en la colectividad humana. Lo esencial está aquí, en lo que acabo de expresar en estas pocas horas. Hay pues, si puedo decir, ejercicio práctico de todo lo que vibrasteis, de todo lo que vivisteis, de todo lo que os ha sido explicitado respecto a la conciencia, como de las vibraciones.

La Luz os quiere en totalidad. No hay media tinta o media porción, hay totalidad. No puede ser de otro modo en la Unidad manifestada y en despliegue sobre este mundo.

… Silencio…


Aquí está lo que se vive y vivirá cada día con cada vez más intensidad.

Ya no es hora de elección, ya no es hora de asignación, es la hora de la manifestación, sin a priori, sin reticencia, sin miedo por la mirada del otro, sin miedo de la mirada, sin miedo a los convenios sociales o morales.

… Silencio…


Te saludo más allá de tu forma.

Te saludo en la Libertad y en tu Espíritu.

Te saludo finalmente, en toda fraternidad. Y te saludo también en tu humanidad.

A ti que me leíste, a ti que me entiendes, a ti que me escuchas o que me escucharás, te quiero.

Hasta la vista.



 * * *

   ARCÁNGEL MIKAEL LINK

1.- EL IMPERSONAL LINK
2.- EL IMPERSONAL LINK
3.- EL IMPERSONAL LINK
4.- EL IMPERSONAL LINK
5.- EL IMPERSONAL LINK
6.- EL IMPERSONAL 
Preguntas y Respuestas  LINK
7.- ERELIM - Dragón  LINK
8.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 1
Preguntas / Respuestas   LINK
9.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 2
Preguntas / Respuestas  LINK
10.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 3
Preguntas / Respuestas  LINK
11.-  O. M. AÏVANHOV PARTE 4
Preguntas / Respuestas   LINK


 




No hay comentarios:

Publicar un comentario