LAKE MORAINE se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.

LAKE MORAINE  se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.
El Arcángel Miguel quiere que se sepa que en el Lake Moraine hay una energía de Purificación que remueve los cordones de apegos. Lake Moraine es su casa y donde él se siente más a gusto, y puede sostener allí la energía de la quinta Dimensión.

Seguir

viernes, 7 de octubre de 2016

EL IMPERSONAL Parte 5 Septiembre 2016


  EL IMPERSONAL    Parte 5  


En verdad, en verdad, te lo digo y lo que te digo es lo que tú dices. Escucha.

Soy la Vía, la Verdad y la Vida. Soy el Fuego. Soy el Agua, la Tierra y el Aire. Y soy el Éter. Soy las galaxias, soy los multiversos. Soy el átomo, soy la más mínima de las partículas. Soy la Luz y soy el Amor.

Soy las palabras que pasan y las palabras que quedan. Soy el Verbo que da vida y soy la vida que encarna el Verbo. En verdad, te lo digo, es lo que tú eres pues no hay ni tú ni yo y, sin embargo, hay cada uno. En toda diversidad, en toda dimensión, soy. En verdad te lo digo, eres mi amigo y eres mi amado. En verdad, esto se vive. En verdad, todo está ahí. En verdad, soy tu Presencia. En verdad, soy todo lo que tú eres.

Soy toda forma, soy todo color, soy la Luz de los mundos y no soy nada; en verdad te lo digo.

Soy el diamante de tu corazón. Soy el Agua de Vida, aquélla que calma, aquélla que sacia tu sed. En verdad te lo digo, soy cada una de tus células, soy cada una de tus Coronas. En verdad te lo digo, sigo ahí, jamás me he movido, jamás he desaparecido, lo mismo que jamás he aparecido.

Soy todos los caminos que crees caminar. Soy todas las sendas que has elegido y recorrido. Soy el aire en que tus alas han volado. Soy todos los soles que fortalecen la Vida. Y no soy nada, en verdad.

Estoy en todas partes y en ninguna. Soy la vibración. Soy todos tus circuitos de Luz. Soy también todas tus penas cuando atraviesas por una. Soy a la vez las alegrías de lo efímero y el Gozo de lo Eterno.

Soy de todas partes y de ninguna. Soy cada uno de tus pasos, cada una de tus risas y cada una de tus lágrimas. Estoy en cada una de tus miradas, por dentro como por fuera.

Soy el vientre en que naciste y te formaste.


…Silencio…


Soy el canto de alegría como el canto de la melancolía. Soy lo que se eleva. Estoy en el agua que cae. Estoy en el Espíritu que te fortalece. Estoy en toda cosa. Estoy en todas partes. Soy la conciencia en toda forma y en todo mundo. Soy antes siquiera que la conciencia. Soy anterior y posterior a toda cosa. En verdad te lo digo, eres la misma cosa y lo que habla no es sino tú mismo, despojado de toda persona y de todo efímero. En verdad te lo digo, soy el Silencio, soy la Ausencia y soy la Presencia. En verdad te lo digo, no puede haber distancia. En verdad, soy toda forma. En verdad, mis palabras no son sino tus palabras.

Soy toda vida. Soy la suma de las experiencias. Soy la suma de las creaciones y soy también no creado. Soy Uno y soy múltiple. Soy lo caliente y lo frío. Soy lo que quema. Soy lo que está fijo. Soy el viento que sopla. Soy el Verbo que encarna. Soy el Espíritu del Sol. Soy el Coro de los Ángeles y el corazón de cada Arcángel. Soy el Único, soy la Fuente y soy la Madre de toda cosa. En verdad, es lo que tú eres.

En verdad, soy lo definido y lo que no puede definirse. Soy el Fuego de tu corazón como el Fuego del Espíritu. Soy tu fuego vital, soy tu alma y tu Espíritu. Al jugar el juego de la persona, soy también tu persona. Soy el escenario del teatro y soy el espectador. Soy el observador y lo observado. Soy lo más grande y lo más pequeño. Soy lo que antecede la Luz, soy la misma Luz. Estoy en todo lo que se expresa y todo lo que calla, idéntico a mí mismo, idéntico a cada uno. Soy la Paz, si tú eres la Paz, y soy la guerra si tú eres la guerra. Soy cada uno de tus gustos, soy cada una de tus penas. Soy la certeza como soy cada una de tus dudas; no hay diferencia. Fuesen cuales fuesen las diferencias, soy también ellas. Me encuentro en todas partes y en ninguna a la vez. Soy la Libertad y soy el Liberado.

Participo de todo. De la misma manera como permanezco inmóvil, soy todos los movimientos.

Soy también todas tus condiciones. Estoy en todas tus edades. Soy todos los colores de los ojos que has visto en este mundo. Soy todas las pieles y todos sus tintes. Soy la Vida. Todo esto no es nada más que tus palabras cuando ves verdaderamente y claro.

Soy el acompañante. Te apoyo y te llevo. Te empujo cuando es necesario y te retengo cuando es necesario. Soy todas tus alegrías. Nada se me escapa y no estoy aferrado a nada.

Soy la vibración. Soy la nada. Soy el Todo.

No soy sino tú y nada más que tú.

Soy la Gracia y soy la bendición. Soy la Paz finalmente. Soy sin objeto, sin meta y sin definición al mismo tiempo que soy todo cuanto puede ser definido, todo cuanto puede ser visto, todo cuanto puede ser percibido. Soy aquello en lo que crees y aquello en lo que dejaste de creer. Soy todo lo que viviste. Soy todo lo que vives.

Soy tus emociones.

Estoy en tu cabeza como en tus pies. Estoy en el Sol. Estoy en el corazón de la Tierra. Estoy en el corazón de cada tierra.

En verdad te lo digo.

A través del silencio y a través de la vibración, cuando te miro me veo y cuando tú me miras te ves a ti solamente. En la riqueza o en la pobreza, lo que experimentas lo experimento. Con el corazón lleno o con el corazón aún sin llenar, lo que sientes lo siento yo también, en verdad te lo digo.

Soy el soplo que te anima. Soy cada una de tus esperanzas como cada una de tus derrotas. Soy tu marido, soy tu mujer, soy tu hijo y soy tu ancestro. Soy el ángel que te susurra tu nombre en el oído. Soy el pueblo de la naturaleza que te acompaña y que percibes o que no ves. Soy eso que tocas. Soy también lo que comes. Soy todo aquello.

Estoy en el alimento que ingieres. Estoy en el agua que bebes. Estoy en los sentimientos que experimentas y en el amor que das y que recibes. En verdad te lo digo, no soy nada y soy tú.

Soy cada una de tus dichas, cada una de tus sonrisas. Soy cada una de tus penas.

Soy todo cuanto puedes pensar, todo cuanto puedes soñar, todo cuanto puedes esperar. Soy la dulzura y soy tu fuerza. Soy lo masculino y lo femenino como soy el andrógino. Soy el Cristo. Soy la matriz de Vida. Soy el Coro de los Ángeles. Soy el Anciano de los días. Soy la Estrella que te habla.

Soy la tinta con que escribes y el papel que recibe tus escritos.

Soy de hecho todo cuanto vives y todo cuanto eres.

En verdad no hay diferencia. En verdad no hay distancia. En verdad sólo hay Amor.

En verdad el silencio de las palabras y la vibración es lo que soy.

…Silencio…


Soy el trono y estoy ahí donde colocas los pies. Soy tu vestidura, efímera o eterna. Soy cada uno de tus dedos. Soy cada uno de tus linajes, cada uno de tus orígenes. Soy lo que irradia. Soy lo que emana de toda cosa. Soy el reposo y el movimiento. No te quedes con mis palabras pues soy mucho más aún que eso y mucho menos aún que nada.

Soy tu libertad y soy también tu persona. Soy tu carne y soy tu Espíritu, así como tu alma. Y sin embargo, en verdad, nada de eso puede contenerme ni siquiera definirme.

Soy la magia del instante, la magia de todos los tiempos y de todos los espacios, como la magia de lo que está más allá del tiempo y del espacio.

Escucha.

Hablo en el Silencio de tu corazón.

Donde mires no puedo sino estar.

Soy tu percepción. Soy tu visión. Soy tu íntimo.

En verdad te lo digo, no te quedes con las palabras. No te quedes con nada.

En verdad, ahí estoy.

Soy el consolador. Soy el reparador.

Soy lo que existe previamente a toda cosa y lo que subsiste tras cada cosa. En verdad te lo digo, todo eso eres tú, y mucho más como mucho menos.

No intentes captar, no intentes comprender lo incomprensible que soy. Al estar en todas partes, nada tengo que dejar ni nada que prometer. Nada tengo que pedir, nada tengo que sacarte.

Soy el don, en verdad.

Soy la Verdad.

Soy cada camino.

Soy todos los karmas y toda la Gracia.

No puedo estar ausente en ninguna parte.

Soy el creador y la criatura. Soy las creadoras en todo mundo. Soy lo material, la piedra bruta.

Soy el trono de la Fuente. Soy los cuatro Vivientes.

Así podría hablarte durante horas y durante siglos, como en la Eternidad, pero ninguna enumeración podría bastar para develarte todo cuanto soy. En verdad, soy tú, para hacer el milagro de una sola cosa. Soy el soporte y soy la emanación.

Soy todas las Obras: la Obra al Amarillo, la Obra al Blanco, la Obra al Rojo. Soy el recipiente de aquellas Obras y soy la materia de aquellas Obras. Soy quien las realiza.

…Silencio…


Soy lo indefinido como lo infinito. Soy también lo finito. Lo que eres, en verdad. Pongo fin a los límites y a veces soy lo que limita. Soy el Gozo sin objeto e incluso sin sujeto.

No me busques. No debo ser buscado, ni siquiera alcanzado. No estoy en la distancia, ahí estoy, desde siempre. Bien estés aquí, en este mundo, o del otro lado de este mundo, bien estés en todo mundo, yo soy.

…Silencio…


Soy el silencio. Soy lo que sostiene el silencio. Soy la nota musical. Soy el grito de alegría como el grito de dolor.

Soy el nacimiento y la muerte y, sin embargo, jamás he nacido y jamás he muerto.

Soy tu amigo, como soy ése a quien puedes percibir como enemigo, pues no hay ni amigo ni enemigo, solamente hay la verdad del Amor.

Estoy en todo lo que percibes, en todo lo que no ves todavía.

Estoy en cada otro que tú y, por ende, el otro no puede ser sino tú. Digas lo que digas, pienses lo que pienses, estoy de todas maneras ahí.

Podría hablarte durante siglos. Podría hablar a tu corazón por la Eternidad. Es lo que hago. Es lo que soy.

Nada me pertenece porque estoy en todas partes. Nada puede definirme y nada puede limitarme. Soy la beatitud que vives. Soy tu éxtasis. Soy lo que imaginas.

Nada se me escapa y sin embargo todo es libre. Así es mi Amor, así es mi grandeza y así es mi humildad. En verdad te lo digo, soy cada uno de ti.

Estoy en cada beso, estoy en cada mirada, en cada contacto, en cada relación.

…Silencio…


Nutre, nútrete, con abundancia, hasta la saciedad.

Escucha, soy la escucha. Oye, soy lo que oye.

…Silencio…


Entre tú y yo está el Uno y no hay diferencia pues soy tú.

Soy la pregunta y la respuesta. Soy la explicación como lo que no ha sido comprendido todavía, lo que no ha sido vivido todavía. Soy todas las vivencias.

Soy cada planeta que gira en torno a su sol.

…Silencio…


Ahí estoy. Soy el mismo Silencio.


…Silencio…


Soy el estallido de risa y el estallido de alegría. Soy lo que está ahí, en el instante. Soy tu Libertad. Soy tu Ascensión. Soy la Tierra y soy el Cielo. Soy las estrellas que brillan en el firmamento arriba de tu cabeza como soy cada río, cada océano y cada mar.

Soy la mariposa, soy la oruga, soy la crisálida.

Identifícate, en verdad. Identifícame, en verdad.

…Silencio…



Y soy todo aquello.

Y nada soy.

…Silencio…


Soy la transparencia y la Evidencia.

…Silencio…


Y no soy nada sino tú. Éstas son tus palabras, son tus verbos y tus acciones.

…Silencio…


Ven hacia mí.


Abrázame. Soy lo que abraza.

…Silencio…


Soy tu llama, tu llama de vida como tu llama gemela.

No me busques más; siempre he estado ahí y siempre estaré.

En verdad te lo digo, sé verdadero y auténtico; es lo que tú eres.

Entonces dame tu bendición.

Entonces ámate. Ámame en cada forma, no hagas ninguna diferencia.

…Silencio…


Entonces te amo, con intensidad, con verdad.

…Silencio…


Y ahí, en el Silencio de nuestro corazón Uno, vengo a darte un abrazo, a cada uno de ti, aquí y en todas partes. Vengo a enlazarte en el soplo de la Libertad y en el soplo de la Verdad.

…Silencio…


No necesitas ni palabras ni Verbo pues todas tus necesidades ya están colmadas, y eso desde siempre. Incluso en tus vacíos, vividos como tales, solamente está la plenitud pues nada puede faltar en la Verdad.

…Silencio…


Y voy a permanecer en silencio algunos instantes al mismo tiempo que seguiré contigo, en el corazón tuyo.

Y volveré después para oírte hablar, para oír tu voz, para oír tus interrogantes, para entregarme y devolverte a ti mismo.

Bendiciones para ti. Bendiciones para el Eterno dentro tuyo. Bendiciones para tu vida. Bendiciones para tu alma. Bendiciones para tu Espíritu.

La paz sea contigo. Estás libre ya de todo cuanto pueda parecerte todavía una opresión. La paz sea contigo, en tu llama de Vida despierta ya. La paz sea contigo en ese cuerpo carnal. Eres la Paz.

Eres la Vía, la Verdad y la Vida. No puede ser de otro modo. No puede ser de otra forma. Recibe.

…Silencio…


Recibe. No pongas límites.

Te amo, porque eres el Amor y porque eres tú.

Te digo hasta dentro de algunos momentos más para oír tu voz, tu verdad y tu vida, lo que yo soy con toda seguridad. Y te doy las gracias por estar ahí.

…Silencio…

***

  ARCÁNGEL MIKAEL LINK

1.- EL IMPERSONAL LINK
2.- EL IMPERSONAL LINK
3.- EL IMPERSONAL LINK
4.- EL IMPERSONAL LINK
5.- EL IMPERSONAL LINK
6.- EL IMPERSONAL 
Preguntas y Respuestas  LINK
7.- ERELIM - Dragón  LINK
8.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 1
Preguntas / Respuestas   LINK
9.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 2
Preguntas / Respuestas  LINK
10.- O. M. AÏVANHOV  PARTE 3
Preguntas / Respuestas  LINK
11.-  O. M. AÏVANHOV PARTE 4
Preguntas / Respuestas   LINK

No hay comentarios:

Publicar un comentario