Seguir

domingo, 31 de enero de 2016

LAS RESISTENCIAS A LA LUZ Madre Béatrice María etoileenincarnationjournaldebord Miércoles, enero 20, 2016


Muchos hoy preconizan el Amor, preconizan la Alegría pero no lo viven. Muchos utilizan las enseñanzas de los Ancianos, de los Arcángeles (y sus logos) y de las Estrellas, muy a menudo sin dar la fuente por una parte y no lo manifiestan en absoluto, por otra. Es eso la falsificación. Es hablar de amor y no vivirlo.

Estas enseñanzas son sagradas, están en vosotros. Lo que se ha recibido sobre este plano es regalo de la Gracia. A partir del momento donde los hermanos y hermanas os tienden la mano y
vosotros rechazáis violentamente esta mano, ese espejo finalmente que el otro os tiende y que no es otro que vosotros mismos, y bien vosotros no podéis irradiar el Amor. El Espíritu no se engaña. Todos vuestros hermanos y hermanas de Uno no son engañados. El Amor es Alegría y dulzura. La Armonía Es. No hay una palabra más elevada que la otra. Así pues mientras que vosotros enfrentáis fricciones de todo tipo en vuestras relaciones, es que uno tiene el poder sobre el otro. No puede ser de otra manera.

Se me pregunta qué hacer en ese caso. Yo respondería que el que rechaza verse a través del espejo, el que rechaza la Fusión tiene mucho amor en él que no ha podido expresar todavía. Está obligado, apegado por las creencias de todo tipo que le impiden vivir la absoluta Presencia y vivir en Unidad. No hay pues ninguna condena que hacer por ese hermano o esta hermana que los condena, desde su punto de vista, pero que no es el vuestro, en la medida donde la Luz actúa en todos y para todos, cualquiera sea el nivel de conciencia que
vosotros tenéis.  Vosotros no tomáis todos el mismo camino para el Regreso a la Fuente. Estáis aquí para encontrar la mayor cantidad posible en armonía, en un mundo que no lo está, puesto que es la armonía de los Mundos libres que disuelve lo que no es armonioso.

La Paz debe ser vuestro marcador, cualquiera sea lo que la vida os lleva a vivir. No es la paz efímera entre dos guerras, de la que os hablo, no es la paz interior, es la paz de vuestro corazón que nada puede venir a socavar. Es un intasis permanente, cualesquiera sean las circunstancias de vuestra vida.

La Paz es Libertad. La Alegría es Libertad. Aseguráos de quedar allí, suceda lo que suceda en vuestro entorno cercano.

Os doy gracia y os invito a estabilizarse en la comunión, de corazón a corazón para todos los que
vosotros amáis y que viven todavía con resistencias, ya que es así como los ayudamos mejor.

Mère Béatrice Marie

http://etoileenincarnationjournaldebord.blogvie.com/2016/01/20/les-resistances-a-la-lumiere/
Traducción A.I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario