Seguir

martes, 10 de febrero de 2015

Madre Divina –Encuentro del 8 de Febrero de 2015 El Canto de la Transparencia. Selén Om.



Bien amados hijos de la Luz, saludos.

Participantes: Saludos.

Retorno en medio de ustedes, como lo prometido, para dar continuidad a nuestro servicio, a nuestra oferta a toda la humanidad de este planeta de los dones de la curación en los Jardines de Lis. Todos ustedes han visto, a lo largo de este período que han vivido aquí, que los venenos de la mente parecen alcanzar niveles alarmantes, que los venenos de la mente parecen, en fin, estar tomando la mejor parte de ustedes. Yo les digo, amados, no se dejen confundir con la apariencia, no se dejen engañar con aquello que es solo el reflejo exterior de una gran acción de cura tomando lugar en la consciencia colectiva humana en este planeta.

Por lo tanto como parte de esta acción, yo los invité a este conjunto de alineamientos e irradiaciones. Y su postura, les recuerdo, interiormente debe ser de receptividad, como también de donación. Una vez que ustedes se disponen a ser los aros que unen conscientemente, en este momento, a la humanidad de la cual son parte con el conjunto de la vida planetaria. Y en este punto su consciencia cada día debe enfocarse más y más. Porque es necesario que la consciencia se instale en ustedes, y de ustedes para sus hermanos y hermanas, ya que son eslabones, son eslabones de un reino con los demás reinos, son eslabones de las diversas facetas de la vida en este planeta.

Hoy, los portales de Lis se abren y permiten la emanación de uno más de sus dones de Cura. El Jardín Amb'vani'hú abre sus puertas para acoger el conjunto de esta humanidad y derrama sobre ella su luz, su claridad, su bálsamo curador. El Jardín de la Transparencia aborda la medula de un veneno de la mente que por ustedes es conocido como la culpa. No solamente, amados hijos, la culpa por el acto cometido, que ustedes puedan juzgar como errado. No solamente la culpa por aquello de lo cual se avergüenzan, o reniegan en sí. Pero este veneno de la mente actúa también tan fuertemente como la culpa que ustedes atribuyen al otro, como la culpa que atribuyen a elementos exteriores a ustedes, como la culpa que ustedes hacen recaer sobre otro ser imaginado o imaginario.

Hijos e hijas, yo les recuerdo que no hay necesidad de culpar. Nunca este comportamiento, este modo de funcionamiento resolvió alguna cosa o en efecto, alteró el funcionamiento de las cosas en este mundo. La culpa solo los envuelve en velos aun más densos, la culpa solamente nubla aun más su visión. La culpa les impide percibir que, incluso en el miedo compartido, hay unidad, porque la culpa los lleva a rechazar inclusive aquello que los hace más próximos de sus hermanos y hermanas, y esto es lo que ustedes consideran como su imperfección. Las aristas de su vehículo, las aristas de su forma de expresión los colocan en semejanza, los colocan en sintonía con el conjunto de la humanidad en este planeta. Y al rechazarlo, al rechazar esto que les permite la comprensión mutua, ustedes rechazan incluso el reflejo de la unidad en este mundo de ignorancia e ilusión.

Amados hijos e hijas de la Luz, les pido, coloquen ahora delante de su corazón toda la culpa que acarrean, cada una de ellas. Esta culpa no es necesariamente aquella sombra aterradora y amenazadora de la vergüenza, del rechazo por actos cometidos, que son considerados como crímenes o pecados, como también cada uno de sus arrepentimientos, cada uno de sus remordimientos, sus pequeñas culpas, aquellas fallas que ustedes intentan esconder por la disculpa o por rechazo. Traigan ahora todo esto, traigan esto delante del foco de su percepción y permanezcan impasibles. Yo les pido, permanezcan ecuánimes delante de esto.

Más allá de esto - y este si es el gran foco hoy, hoy, en este momento, de nuestro trabajo de irradiación - traigan delante de su consciencia toda la culpa que ustedes depositan sobre los otros. La culpa que depositan sobre los otros por el estado en que viven y que consideran no ser justo, no ser correcto. La culpa que ustedes depositan sobre los otros por el estado en que este planeta está, por el estado en que las cosas de modo general están. Cada juzgamiento, cada crítica, traigan todo ahora al foco de su consciencia, porque yo les digo niños: la culpa es la madre del juzgamiento, y el juzgamiento es madre de la culpa. Estas dos cosas energéticamente son la misma.

Y cada vez que ustedes lanzan un juicio malintencionado, incoherente, precipitado, así este juicio sea justo, pero hecho con malicia y con intención consciente o inconsciente de destruir, yo les digo, ustedes están alimentando esta gran corriente colectiva, esta corriente de fuerza ciega que es el gran demonio de la culpa.

Les pido que permitan que esta comprensión cale profundamente en su interior, porque ya es hora, hijos e hijas, de que no se preocupen solo por la basura física, orgánica, que ustedes lanzan sobre el suelo de este planeta. Es hora de que se ocupen de todo la basura que continuamente producen en el ambiente psíquico de esta humanidad. Incluso la culpa por esto, yo les pido, que la traigan delante de su consciencia ahora. La culpa por hallar que no son buenos o suficientes. La culpa por creer que no están haciendo lo correcto. Traigan todo esto delante de mí, delante de ustedes mismos, porque en este momento mi voz habla a partir de su corazón. En este momento mi presencia, unida a la suya, se mistura y se instala en el Templo Sagrado del Corazón de Fuego. Como uno, nosotros eliminaremos la culpa.

Yo les pido que ofrezcan el conjunto de estos mecanismos psicológicos, de estas memorias, de estos actos. Ofrezcan todo esto, ofrezcan todo como una ofrenda por esta humanidad. Y que a medida que el fuego de su corazón se expande y alance este velo, todas estas culpas, juzgamientos y críticas, que así también esta corriente colectiva sea transmutada y la Luz que brilla en su interior pueda ser expresada objetivamente y de manera justa y verdadera.

Les recuerdo niños, que nuestro trabajo no es un trabajo de guerra. Nuestro trabajo es un trabajo de alquimia. No existe aquello contra lo cual luchar, hay solo aquellas partes de nosotros que debemos burilar, transformar y transmutar para permitir que la luz de los átomos se revele.

Los invito ahora a que se conecten con mi corazón y de mi corazón con el Jardín de Lis, Jardín Amb'vani'hú. Entonen este mantra interiormente, en cuanto a la luz disolvente de Amb'vani'hú, se esparza de mi corazón a su corazón y de sus corazones, transcendiendo, iluminando y disipando toda la culpa en ustedes y en esta humanidad. ...

Amb'vani'hú...

Participantes: Amb'vani'hú..., Amb'vani'hú..., Amb'vani'hú...

Permanezcan en esta sintonía, permanezcan conscientes de este servicio de recepción y donación de la Luz del Jardín de la Transparencia. Yo me retiro momentáneamente de este cuerpo, para actuar más profundamente, para actuar en ustedes y en la malla del consciente colectivo de esta humanidad. En cuanto a esto, hijos e hijas, los dejo con el Canto de la Transparencia. A través de este sonido, permitan que su luz se expanda y se una completamente a mi Luz que en este momento envuelve este planeta...



... Canto de la Transparencia, por Selén.

(Escuchar el canto a los 16.26 minutos de la grabación)

Luminarias de la Verdad y del Amor, yo los honro y les agradezco profundamente su disposición. Durante estos días que se sucederán hasta nuestro próximo encuentro reafirmo mi invitación a que se coloquen cada día, por algunos momentos, como canales de la luz del Jardín de la Transparencia; y permitan que un pensamiento de luz se eleve, que un rayo ígneo sea emitido desde su corazón hacia el corazón de la humanidad y se esparza, se expanda como fuego por toda la malla del consciente colectivo humano, disipando las sombras de la culpa y del juzgamiento. Yo les digo hasta siempre, les digo hasta pronto. Yo los amo.

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.

Mensaje canalizado por Selén - 
http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducción: H. N.



Madre Divina – Encuentros de Sanación con los Jardines de Lis.. Mensaje canalizado por Selén 30 de enero de 2015. Con audio. ¡Compartir!!!

Madre Divina Encuentros de curación con los Jardines de Lis 1 de febrero de 2015 con audio compartir  http://hallegadolaluz2.blogspot.com/2015/02/madre-divina-encuentros-de-curacion-con.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario