Seguir

viernes, 24 de febrero de 2017

RAM "LA TRANSMISIÓN DE LA IRRADIACIÓN DEL AMOR" 17 marzo 2009



Yo soy RAM. Reciban mi Paz. Reciban mi bendición. He venido hoy para informarles sobre un punto capital que es el Amor. El Amor que se deletrea, el Amor que se habla no es el Amor. El Amor es ante todo una transmisión de radiación. Mientras que el ser humano ama sin que haya transmisión de esta radiación, no se trata de Amor, se trata de una desviación del Amor ligada al poder, ligada a la posesión, ligada al deseo pero, en ningún caso, del Amor. El Amor es ante todo una energía. Antes incluso de ser una palabra, un concepto, es ante todo una radiación. Entonces, si ustedes así lo quieren, y en función de lo que ya les he dicho, de lo que ya les he hecho sentir y vivir, voy a comenzar por la transmisión de la radiación del Amor, y luego, en un segundo tiempo, pasaré a las explicaciones por las palabras de lo que eso es y de lo que no es. Entonces, bien amados hermanos humanos, primeramente, acepten la ofrenda de la transmisión de la radiación del Amor desde mi plano.

... Efusión de energía...


En ese estado de transmisión de radiación vamos a poder ahora poner palabras. El Amor que no expresa la radiación no es Amor. El hombre no puede expresar Amor mientras que él mismo no haya realizado el Amor, mientras que no haya encontrado su Esencia, su centro, su corazón. Todo Amor que se manifieste sin haber encontrado la Esencia no puede ser Amor (en el sentido más noble) sino que es un Amor descarriado que mantiene el poder, la posesión, el deseo y que mantiene, ante todo, el ego. El Amor, en ese caso, no es una transmisión de radiación sino es simplemente una proyección del mental. La mayoría de la humanidad vive en esta visión deformada del Amor. La paradoja es la siguiente: no pueden encontrar el Amor fuera del corazón, no pueden expresar el Amor mientras que no hayan encontrado el Amor en ustedes. Así, cuando ustedes dicen que aman esto o aquello, cuando dicen que aman tal persona, eso solo es una proyección de vuestros miedos o de vuestros deseos. El Amor es pues, ante todo, una vibración y la transmisión de esta vibración pero ustedes no pueden transmitir lo que no conocen y lo que no viven. En esto, las enseñanzas que les he dado permitiendo encontrar la Esencia de vuestro ser, es la condición previa e indispensable a la cualidad de la radiación del Amor y a la transmisión de la radiación del Amor. Mientras que no hayan encontrado eso, todo lo que ustedes llaman Amor no es Amor. Queda en palabras, queda en poder, queda en posesión y queda en miedo. El amor no puede poseer. El Amor se da pero ustedes no pueden dar lo que no han encontrado sino es una forma de posesión, con todas sus variantes sutiles, más o menos dolorosas, ligadas al poder sobre el otro. La mayoría de la gente, la mayoría de la humanidad, habla de Amor sin saber de qué se trata exactamente. El Amor es el más gran problema en integrar, en comprender y en experimentar. Mientras que el Amor queda exterior a ustedes, no pueden estar en el Amor. Mientras que amen algo exterior a ustedes, no están en el Amor. Solo en la realidad de la apertura del corazón ustedes pueden realmente amar, en Verdad. El Amor es una transmisión de radiación.

El Amor no es una palabra, el Amor no es un chantaje, el Amor no es un ideal, el Amor no es una voluntad sino que el Amor es un estado de ser particular en el cual el que transmite esta radiación ha realizado su dimensión interior y la realidad de su Esencia. Entonces, el Amor que se escribe no es el Amor. El Amor que posee, no es el Amor. El Amor que cela, no es el Amor. El amor que quiere hacer suyo no es el Amor. El Amor está más allá de las palabras y sin embargo cuánta tinta y cuántas palabras han sido pronunciadas en su nombre, en todas las religiones y en todas las tradiciones. La mayoría de los que viven lo que ustedes llaman Amor solo lo viven en un estrato que no es ciertamente el del corazón sino el de la cabeza que divide, que se apropia. El Amor es, ante todo, la vibración de la Esencia encontrada de vuestro ser espiritual y de vuestra Divinidad. Ustedes no pueden acceder al Amor mientras proyecten al exterior de ustedes lo que llaman Amor sino éste queda en una proyección como no hayan encontrado el corazón y la Esencia de vuestro ser. Sin embargo, encontrar su Esencia, encontrar su corazón, es la realidad última que ustedes deben realizar en encarnación. Esta realidad última, una vez que ha sido tocada, una vez que ha sido experimentada, debe pasar a una etapa superior. Esta etapa superior es la que va a permitir realizar la autenticidad del Amor y vivir permanentemente este estado de ser. Vivir permanentemente ese estado de ser puede ser asimilado a la superación de la dualidad, a la superación de la ilusión de este mundo, a la superación de la ilusión de los apegos y de vuestra condición efímera. Esta segunda etapa, yo la llamaría, si así lo quieren, transmisión de la radiación de Amor. Pero comprendan bien que no pueden transmitir nada más que una proyección mientras no hayan realizado la verdad del Amor en ustedes y esto pasa necesariamente y obligatoriamente por la apertura completa de la puerta del corazón y de lo que ustedes llaman el chakra del corazón.

Ustedes solo pueden tocar a vuestra Esencia, pueden transmitir esta radiación si la han realizado en ustedes y abierto, en ustedes, todas las puertas que conducen a ella. Tengan cuidado de los que les dirán que ellos están en el Amor si ustedes no sienten la transmisión de la radiación. Esta transmisión de radiación es capaz de hacerles acercar al estado de Amor ya que evoca, en ustedes, irresistiblemente, lo que buscan sin saberlo pero que buscan en un lugar que no es el buen lugar. Así, una vez la puerta del corazón abierta, una vez realizada en vuestro corazón la dimensión de la vibración de la Esencia, se vuelve entonces posible pasar a la transmisión de la radiación del Amor. Este estado genera alrededor de ustedes, a nivel de vuestra aura y a nivel de la Tierra entera (y cuando digo “de la Tierra entera”, no exagero) una dimensión vibratoria capaz de tocar todas las formas de vida, cualesquiera sean. Solo en ese estado de transmisión de la radiación del Amor, ustedes se vuelven seres enteros. Antes de eso, cualesquiera sean las aperturas espirituales, cualesquiera sean vuestras percepciones, cualesquiera sean vuestras visiones, cualesquiera sean vuestros contactos con las realidades espirituales, ustedes son seres profundamente incompletos y no realizados. La transmisión de la radiación de la vibración del Amor que se hace una vez que las puertas del corazón han sido abiertas, debe hacerse por un acto consciente. 


Deben ser capaces de transmitir esta radiación de la vibración del Amor a toda forma de vida, sin distinción, y sobre todo deben ser capaces de emitir esta transmisión de la vibración de la radiación del Amor al que ustedes llamarían vuestro peor enemigo. Mientras no sean capaces de esto ustedes son seres fragmentados, son seres divididos y en búsqueda. Cuando ustedes entran en la transmisión de la vibración de la radiación del Amor, son lo que deben ser.

Es en los tiempos que vienen (en los momentos que vive cada ser humano de vuestra humanidad encarnada que son tiempos preciosos), tiempos cortos a nivel de vuestras encarnaciones, y es en estos tiempos cortos que deben realizar la totalidad de vuestro ser. La transmisión de la radiación del Amor es la etapa última que les permite conectar lo que se llama el Espíritu de Verdad, que está en ustedes, y conectar la Fuente última que está más allá de la Luz, que es lo que se podría llamar el corazón de Dios. Ustedes son una parcela de la Divinidad y deben para eso, realizar la Divinidad en ustedes. La primer etapa es aquella que les he descrito en numerosas entrevistas con los ejercicios que les he dado (ver “meditación sobre el corazón” en los protocolos de este blog). Es tiempo ahora, a través de los tiempos que van a vivir muy próximamente, de entrar en esta transmisión de la radiación del Amor. Cuando entren en la transmisión de la radiación del Amor, el estado vibratorio en el cual están no permite más el juicio, no permite más la apreciación real y objetiva de la persona que está frente a ustedes ya que, estando en ese estado de transmisión de la radiación, están con el que está frente a ustedes, o el que está al otro punto del planeta, en comunión o en Unidad. Deben realizar eso ahora y esto solo puede ser realizado a partir del momento donde ustedes hayan descerrojado los puntos de acceso a vuestro corazón. No pueden pretender transmitir la vibración del Amor mientras la primera etapa no es realizada sino corren el riesgo de estar en la ilusión del Amor y en la ilusión de la Luz, cosa que, desgraciadamente, muchos humanos experimentan. No basta decretar el Amor. No basta realizar buenas acciones ya que las buenas acciones, como las malas acciones, tienen un peso y ese peso impide la apertura del corazón. Mientras que ustedes funcionen así, funcionan según el principio de acción / reacción. Mientras que, cuando han abierto vuestro corazón y entran en la transmisión de la vibración del Amor, en ese momento, entran en la acción de gracia. La acción de gracia no arrastra reacción. La acción de gracia no arrastra karma. La acción de gracia es un estado de ser que permite al universo entero abrevarse a la Fuente que ustedes se han vuelto. No hay más límite dimensional a vuestro estado de ser. Solo en esta calidad de radiación encontrarán la paz. Solo en esta calidad de ser realizarán lo que tienen que realizar sin obstáculos, sin obligaciones ligadas a cualquier karma. La transmisión de la radiación del Amor se realiza espontáneamente. Eso era la enseñanza a través de las palabras. Si ustedes así lo quieren vamos a vivir ahora esta enseñanza a través de la vibración y de la Luz.

... Efusión de energía ...


Aún algunas palabras, si lo quieren bien sobre este fenómeno de transmisión de la radiación del Amor. La primera vez que sean capaces de establecer esta transmisión, se darán cuenta de que es muy tenue, que basta que un pensamiento llegue para que la transmisión se interrumpa, que basta que ustedes emitan un pensamiento o una intención para que la transmisión se interrumpa. Es necesario comprender que esto es normal, que esto forma parte del camino.

Sin embargo deben habituarse a vivir sobre los períodos cada vez más largos en este estado de vibración de transmisión de la radiación del Amor. En efecto no podrán realizarlo que a través de la repetición de la experiencia, que a través de experiencias múltiples que van a ustedes a realizar. Traten primero, una vez que hayan encontrado vuestro ser interior, vuestra Esencia y vuestro corazón, de vivir esto alimentando no un ser humano sino dirigiendo sin intención esta transmisión de radiación del Amor, a nivel de la naturaleza, a nivel de los vegetales. Poco a poco ampliarán esta transmisión de la radiación del Amor a las formas de vida las más elementales, después a los animales y finalmente a los humanos. Y habrán llegado a la iluminación definitiva en el momento donde, en cada pensamiento, en cada intención que emitan hacia una persona, cualquiera que sea, sentirán la transmisión de la radiación del Amor casi automática, casi permanente. Esto es realizable de manera mucho más fácil por las efusiones de energía que han les transmiten las entidades espirituales las más elevadas que intervienen actualmente sobre el plan de la Tierra. Recuerden que el Amor no es una palabra, que el Amor no es un deseo, que el Amor no es una posesión, que el Amor es simplemente la transmisión de la radiación del Amor y que esta radiación parte de vuestro corazón abierto y estabilizado. Este es el camino, esta es la Verdad, esta es la vía, no hay más. Toda otra definición del Amor pasando por los conceptos humanos, pasando las nociones de abstracción y de repulsión no es del Amor sino la apropiación del Amor por el ego. He aquí la respuesta a lo que vine a decir, a nivel de la transmisión de la radiación del Amor.

...Efusión de energía...


Continuamos, si lo quieren bien, a medida de que hagan el aprendizaje de la transmisión de la radiación del Amor, a medida que lleguen a instalar este estado de ser, se darán cuenta que los pensamientos se alejan de ustedes, que las emociones se alejan de ustedes y que las intenciones se alejan de ustedes. En este estado de ser de transmisión de la radiación del Amor, no hay ya deseos, no hay ya voluntad. Hay simplemente un estado de ser.

Este estado de ser es el ser total realizado en el Amor. Esta vibración parte, les recuerdo de vuestro corazón y va a tocar al conjunto de la creación. A medida que estabilicen esta irradiación, se darán cuenta que efectivamente moran en la alegría. Una alegría que nada puede socavar y sobre todo las circunstancias exteriores de sus vidas, cualesquiera que ellas sean. Se darán cuenta que, poquito a poco, devienen independientes de las circunstancias de vuestras vidas. Tocan allí el fundamente mismo del mensaje de aquel que ha sido llamado el Cristo. A partir del momento donde la transmisión de la vibración del Amor se establece de manera cuasi permanente, se darán cuenta que absolutamente nada puede afectarles, ni del interior de vuestro cuerpo físico, ni del exterior, de todo lo que hace vuestro medio ambiente. Ustedes devienen impermeables pero devienen transparentes. La transparencia es el estado del ser realizado. Ustedes devienen un cristal retransmitiendo la Luz de lo más alto, sin colorearla por vuestros deseos, vuestras emociones, vuestros pensamientos, vuestras acciones o vuestros anhelos. En este estado de ser, se darán cuenta que todo es fluido, que todo deviene importante, pero que nada tiene importancia. En este estado de ser, se darán cuenta que la alegría los invade, que ningún sufrimiento puede alcanzarlos y, sin embargo, no están insensibles pero la transmisión de la radiación del Amor transforma instantáneamente todo sufrimiento, toda carencia en ustedes y en los demás. Aquellos que se les acerquen, aquellos que pensarán en ustedes (animales, humanos, vegetales) percibirán instantáneamente la cualidad y la intensidad de lo que son. En este estado, ustedes son invulnerables porque han devenido la irradiación del Amor y han perdido lo que hacía vuestro ego y vuestra encarnación, manteniendo la encarnación. Están aún en la dimensión de la encarnación y sin embargo tocan a la Divinidad. Entonces, antes de darles la palabra (si tienen preguntas en relación a esto) les propongo un momento de transmisión de la radiación del Amor desde mi plano.

...Efusión de energía...


Aquí bien amados hermanos humanos lo que tenía que transmitirles, en este día. Si tienen ahora las interrogaciones en relación a esto, quiero tratar de responderles.

Pregunta:
¿Cuáles son los elementos que nos permiten saber si las puertas del Corazón están abiertas?

Esto es muy simple. Muchos seres humanos reciben la vibración y la Luz y sienten, por esto, los chakras situados en lo alto del cuerpo. La vibración y la Luz que llega a nivel de vuestra cabeza, debe abrirse, en el interior de vuestras estructuras, un camino, descendiendo así a lo más profundo de vuestro ser, a fin de despertar una serie de fuerzas. Pero allí no es el objetivo, esto es solo el medio. Una vez que esto es realizado, tienen la posibilidad, por un trabajo de meditación que les he dado, hace varios meses, de focalizar vuestra conciencia, vuestra atención sobre el corazón (Nde: “la meditación sobre el corazón en los protocolos”) ¿Qué pasa en el momento donde tocan vuestra –esencia en medio de vuestro corazón? En ese momento allí, una vibración, pudiendo ser sentida como un peso, como un calor, o como una vibración aparecerá en medio de vuestro pecho. Esto firma indiscutiblemente que han tocado vuestra Esencia. A partir de este momento podrán comenzar a poner en obra la transmisión de la radiación del Amor. Se trata entonces de una vibración que es previa. La misma vibración que ustedes sienten en el punto superior de vuestro ser y el punto inferior de vuestro ser debe manifestarse, de la misma forma en medio de vuestro ser. A partir de este momento, podrán comenzar el proceso de la transmisión de la radiación del Amor.

Aquí la respuesta ahora del silencio.

...Efusión de energía...


Otra pregunta

Pregunta: ¿hay una diferencia entre la radiación de la vibración del amor y las energías que descienden en este momento?

Sí. Mientras ustedes perciban, a través de la transmisión de la radiación del Amor que yo emito, la misma energía a nivel de la vibración, como a nivel de la localización, que la que reciben habitualmente, eso significa que la energía los alimenta a nivel de la cabeza pero todavía no ha llegado a nivel del corazón. Sin embargo, esta afluencia de Luz, esta afluencia de Amor percibida en la cabeza y recibida en la cabeza, es una primera etapa. Mientras que no hayan abierto las claves que descerrajan las puertas de vuestra Esencia, las puertas de vuestro corazón, ustedes perciben las energías a nivel de la cabeza pero eso es, ya, un primer gran paso. He aquí la respuesta de la vibración.

... Efusión de energía...


Otra pregunta.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Entonces, hermanos humanos en encarnación, les transmito una vez más mi Paz y mi bendición y volveré muy pronto, no sobre las técnicas sino sobre los medios, a nivel de la conciencia, que les permitirán ajustar mejor este estado de ser particular. Reciban todo mi Amor por la transmisión de la radiación del Amor.
www.autresdimensions.info
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot
Traducción : A.I. y OD.


Nuevo grupo en google.

Abrí un nuevo grupo donde compartiré mensajes espirituales y otros de interés. Este grupo reemplaza al grupo anterior que fue hackeado
 
https://groups.google.com/forum/#!forum/ha-llegado-la-luz-ii

No hay comentarios:

Publicar un comentario