Seguir

viernes, 28 de julio de 2017

OM AIVANHOV PARTE 2 JULIO DE 2017




Eh bien queridos amigos, vamos a poder continuar contestando a vuestras preguntas y aprovecharé para daros unos elementos que tengo que daros. Entonces te escucho.

Pregunta: cuando me despierto por la noche, o por la mañana, a menudo veo mis brazos negros, que desaparecen a veces en parte en esta negrura. ¿Cuál es el sentido de esto?

Esto corresponde simplemente a la desaparición del efímero. Ves tus brazos negros, ¿es la Luz negra o es una sombra negra? Tal y como lo describes, las palabras que usas me hacen pensar que ves tu cuerpo desaparecer. No ves el cuerpo de eternidad, ves directamente tu cuerpo físico que ha desaparecido, en todo caso esas partes. Puede estar ligado, y depende por supuesto si tienes unos mecanismos de dolor, por ejemplo al nivel de los hombros o sobre los chacras que son unos chacras menores, que están situados en los huecos de las axilas. Si hay un bloqueo de la energía, bien evidentemente, como hay una percepción cada vez más frecuente, como dije, de lo que es sutil y que era invisible hasta ahora, esto forma parte de las cosas que son completamente posibles de ver.

Pero si hay un bloqueo en la circulación de la energía vital, ves tu etérico, porque hay dos visiones posibles: o bien la visión etérica, con ausencia de luz con un aspecto negro, o bien hay desaparición del cuerpo físico. Pues aquí, no puedo zanjar entre los dos, depende verdaderamente de tu estado, depende de lo que sientes. Pero a menudo, lo que veis, es vuestro cuerpo de eternidad que está en superposición con el vuestro, en ciertas partes. Hasta incluso podéis sentir de hecho, y creo que ya lo dije el último mes, podéis sentir muy bien que movéis el brazo de Êtreté y no el brazo físico. Podéis sentir unas olas, unas vibraciones, que ya no están ligadas a la vibración de vuestro cuerpo físico o de los cuerpos sutiles sino que a la vibración de vuestro Êtreté. La diferencia, es a menudo como algo que pica, si queréis. Esto, es el cuerpo de Êtreté que está constituido, os lo recuerdo, de Luz adamantina.

La Luz adamantina, cuando es lo suficientemente importante en término de partículas, va a daros unas sensaciones, no necesariamente una inflamación sino como mínimo unas sensaciones de picores. No es una energía que circula, no es propiamente dicho una vibración, sino que es la superposición de lo que son vuestras estructuras efímeras y este cuerpo de eternidad, que engendra esas sensaciones. Pero a menudo, veis o sentís algo que se desplaza, por ejemplo sentís que vuestra pierna va a desplazarse en la cama cuando ella es inmóvil, porque como dije, vuestra conciencia pasa unos momentos cada vez más evidentes en el cuerpo de Êtreté, desacoplado, por así decirlo, del cuerpo físico. Es una forma de aprendizaje muy modesto, por supuesto, de vuestro cuerpo de Êtreté.

Os recuerdo que el aprendizaje, por así decirlo, de cómo manejar este cuerpo de Êtreté, corresponde a las enseñanzas Metatrónicas que se recibirán durante el período final de la Tierra, durante el período final de la ascensión de la Tierra y entonces de vuestra liberación.

 Otra pregunta.                                                                                                                                        
Pregunta: desde hace algunas semanas, tengo unos dolores en el oído izquierdo que me despiertan por la noche. Los sentí durante su intervención precedente. ¿Qué puede decir al respecto y por qué el oído izquierdo?

Entonces, bien evidentemente, ya hubiese podido ser un problema de salud, pero el hecho que describes, el mismo proceso en tu sueño y al escuchar mi agradable voz, significa que estás en contacto con tu cuerpo de eternidad pero que existe, en el seno de tus estructuras efímeras, un proceso de negación de oír algo. Sin embargo ¿qué pasa al nivel del oído izquierdo? No hablo de oír las voces humanas, los ruidos de este mundo, pero hay lo que fue nombrado el canto del alma, los Siddhis, si queréis, y también el Antakarana, que ha sido rebautizado Canal Marial desde la presencia de la Luz vibral. Todo esto lo sabéis.

Y por supuesto, en esta particular fase de liberación que vivís, hay unos mecanismos de resistencia, como se ha dicho, que están ligados a vuestras costumbres, ligados a este mundo, a la experiencia de este mundo, que pueden manifestarse por diversas sensaciones. Los procesos inflamatorios o de dolores que están situados en la parte más alta del cuerpo, es decir el cuello y la cabeza, siempre están ligados a unos mecanismos de resistencia, a menudo inconscientes, ligados a las costumbres, a los orígenes estelares y a los linajes donde se habían colado, históricamente, por así decirlo, unos mundos, unos elementos ligados a lo que se ha llamado la depredación, es decir la ausencia de libertad del otro.

Así que vivir unos procesos al nivel de los órganos de los sentidos, que sea el oído izquierdo, el oído derecho, las fosas nasales, los ojos, los orificios de la cara como se suele decir, señalan, en este período, por supuesto exceptuando todo lo que es propiamente dicho un problema médico, unos procesos de alquimia que están, de momento, en la zona en cuestión, donde haya unas resistencias por las costumbres del cuerpo efímero. El oído, por supuesto, izquierdo, no es únicamente la audición, no es únicamente escuchar, no es únicamente oír, es también oír la Eternidad, y entonces esto traduce de alguna manera, sobre todo en el lado izquierdo, una especie de resistencia o una especie de dificultad a dar rienda suelta a la Eternidad. Es lo que puedo decir al respecto, una vez más, si por supuesto no hay ningún problema de salud.

Pero la interacción de la Luz sobre algunas zonas de vuestro cuerpo efímero puede efectivamente a partir de ahora desencadenar unos procesos, como dije, alérgicos, inflamatorios o de resistencia, es la misma cosa, al nivel de esas zonas, y que os reenvían, no a algo que hay que comprender o explicar sino a algo que hay que atravesar en total humildad, con el fin de que no se instale de manera duradera.

En cambio, me parece que has hablado de varias semanas, me parece, en la pregunta, ¿no?

Pregunta: desde hace algunas semanas.

Algunas semanas. Los procesos que sobrevienen hoy a vuestra conciencia ordinaria, en este cuerpo físico, en general tienen las características siguientes: aparece brutalmente, desaparece a menudo también brutalmente, cuando no hubo unos daños orgánicos demasiado importantes, pero si dura, quiere decir que el trabajo de la Luz, y no tu trabajo, no se ha finalizado todavía en esa zona.

Como os dije, la Luz adamantina ya no penetra solamente por los chacras, ya no penetra solamente por la Onda de Vida o el Canal Marial, o por las Puertas y las Estrellas, ahora penetra en unas zonas donde no hay otra cosa que unas funciones fisiológicas, que os reenvían también, diría yo, a un arquetipo espiritual. Los oídos, es escuchar y oír, quiere decir que hay algo que no quieres oír. Pero en tu interior, no es oír el exterior, como alguien que te dijera algo, o la vida que te mostrase algo, eres tú contigo mismo, en tu confrontación, el cara a cara del que hablamos, entre tu efímero y tu eterno, si prefieres entre el miedo del efímero y el Amor de la Eternidad. El miedo cristaliza y paraliza, no solamente la conciencia sino también el cuerpo. El Amor, la humildad, la simplicidad, la transparencia, la Vía de la Infancia, crean la transparencia propicia para la instalación total de la Luz y de la Verdad que sois, aquí mismo en esta tierra.

Si la Llamada de María se hubiese realizado antes de las Teofanías, todos los procesos que vivís ahora hubiesen ocurrido de una manera, digamos, mucho más invasiva durante los tres días. Pues es en este sentido que los días que pasan, las semanas que pasan son una gracia providencial para vivir lo que tenéis que vivir, lo que os queda en cierto modo para finalizar, para descubrir de vosotros mismos, es decir que sois la Luz.

Así que no pierdas tiempo con esta noción de resistencia aunque sea doloroso y aunque sea inflamatorio, ocupaos de ello de manera orgánica, física, energética, psicológica, pero sin referiros a nada que viniera de algún pasado. Es el estado actual, el estado actual es necesariamente el resultado del pasado en el seno de este mundo encerrado, pero encontrar el presente, a partir de ahora, no puede hacerse solucionando ningún elemento del pasado. La solución está también en el instante presente, en la plenitud, en la felicidad, y en la paz de la Luz reencontrada.

De hecho constataréis que actuar a nivel material y corporal, por supuesto que es factible, pero actuar por el Espíritu, por la conciencia, si preferís, a través de unos mecanismos de comprensión, de explicación, y de resolución, sólo os reenviará a otros problemas más graves. Es exactamente lo que pasa con algunos de vosotros que han empezado a tener unos problemas, por ejemplo, en los pies, y particularmente en el pie derecho, en el tobillo derecho, luego ha subido por la pierna, ha podido provocar unos dolores de espalda, unos dolores de garganta, y ahora al nivel de los órganos de los sentidos. Veis, hay una progresión, tanto de la Luz como también de la revelación de las resistencias que están inscritas en vuestra estructura efímera.

Esas resistencias, lo vuelvo a apuntar una vez más, ya no podéis actuar por vosotros mismos por el Espíritu o por la conciencia, estáis obligados a usar unas terapias convencionales, que sea unas medicinas, químicas u otras, que sea el magnetismo, que sean los cristales u otra cosa, pero no por vosotros mismos, por vuestra conciencia. Porque el dolor mismo, que llega brutalmente y desaparece brutalmente, las inflamaciones que aparecen también súbitamente y desaparecen, y a veces tardan efectivamente unas semanas pero es raro, sólo están allí para que soltéis lo que tenéis, es decir vuestra identidad, vuestra persona y vuestro miedo camuflado, por así decirlo, de vuestra propia desaparición, aunque desaparezcáis con facilidad durante vuestras alineaciones o incluso durante el sueño. Pero hace falta también que, durante la actividad de la persona, incluso las más comunes, la persona desaparezca también.

Es totalmente diferente, como dije en una respuesta anterior, de preparar la comida pensando en otra cosa, que de preparar la comida en conciencia. Los resultados no son los mismos, y es igual para todo. Es decir que la conciencia necesita estar presente incluso en los automatismos que habían vuelto a ser inconscientes, porque es así como magnificáis vuestra eternidad y que la dejáis aparecer en totalidad en el mismísimo seno de vuestro efímero, con el fin de que tome todo el sitio.

Pues todo esto es muy coherente, si queréis, y todo esto es perfectamente explicable por una única cosa que no depende de vuestra historia, pero como dije durante años, el miedo o el Amor, y a menudo son unos miedos inconfesados que están camuflados por unas estrategias de defensa, de evasión, que habéis construido a lo largo de vuestras vidas. Sin embargo, tan pronto haya unas estrategias de evasión o una adaptación a algunas situaciones, ya no sois libres ya que estáis condicionados por unas estrategias y no dejáis ninguna libertad para el instante presente porque o estáis en el futuro, o estáis reflexionando sobre algún pasado para todo lo que os pasa en vuestra vida, agradable como desagradable.

Así que todas las circunstancias de vuestras vidas, actualmente, sin ninguna excepción, sólo están allí para haceros descubrir quiénes sois, sino se ha hecho ya, y con una intensidad que a veces viene a entorpecer, efectivamente, tanto la Eternidad como la conciencia efímera, pero es querido por la Luz y resulta directamente de esta interacción en lo más íntimo del efímero y del Eterno, o del Amor y del miedo, lo que al final es lo mismo.        
                                
Otra pregunta.

Pregunta: tuve un sueño en semi-conciencia. Avanzaba en posición sentada en un vehículo, atravesando un espacio negro como la tinta. Duró un buen momento, no había ninguna resistencia. Desemboqué en una masa de agua que debía de ser el mar, avanzando con total fluidez. Llegada a un estuario, remonté un gran río y me he oído decir: « Ya está, estoy de vuelta en casa. » Paró, estaba totalmente despierta y en una paz indescriptible.

Te agradezco este testimonio, pero tengo que decir que sois cada vez más numerosos, es cierto que con unas palabras diferentes, en vivir este proceso. Está directamente ligado, como dije, a las Teofanías que se generalizan en la tierra, incluso diría independientemente de cualquier voluntad de realizar una Teofanía. Es lo que María ha llamado la Teofanía espontánea y perpetúa o permanente, es la misma cosa, y es a través de la instalación de esta Teofanía permanente que descubrís, a través de dolores, a través de tomas de conciencia, que ya no podéis funcionar como antes, cualesquiera que hayan sido vuestros antecedentes.

Estáis obligados, de alguna manera, a adaptaros totalmente al instante presente y a ser libres en el instante presente, lo que no puede ser el caso si vuestro instante presente está condicionado por una proyección en el futuro o por una reminiscencia de algo del pasado. Ahí está la única verdad de lo que ahora ocurre, de manera colectiva una vez más, que seáis conscientes de eso o no. Todo se alumbra, nada de lo que estaba oculto, en vosotros y no únicamente en la superficie de este mundo, en la sociedad, puede seguir oculto. Es esta iluminación que hay que aceptar, no el hecho de querer comprender o hacer desaparecer o explicar. Es totalmente, diría yo, nuevo para muchos de vosotros con respecto a la manera habitual del funcionamiento de la conciencia efímera, aun cuando ya erais vibrantes o liberados vivientes.

Gracias por este testimonio, me ha dado la posibilidad de dar unos elementos, podemos seguir.

No hay más preguntas escritas.

Entonces pasemos a las preguntas orales si algunos están todavía despiertos.

Pregunta: vivo en París y puedo evadirme al campo y estar en la naturaleza. Vuelvo siempre muy contenta de regresar París, aunque la vida se haga cada vez más difícil. Podría quedarme en el campo y no sé lo que me empuja a volver, es como si tuviera el deber de quedarme en París.
¿Debo repetir?

He oído, pero puedes repetir para que sea más claro, brevemente, para que quede grabado.

Pregunta: vivo en París, pero tengo la posibilidad de ir al campo…

Ella dijo «evadirme al campo». Evadirse, no es ir al campo, así que ella se siente encarcelada en París. Cuando alguien usa esas palabras, aunque tenga el sentimiento, como ella dijo, de deber quedarse en París, sabe que está encarcelada en París, ves.

Pregunta: tengo la posibilidad de vivir en el campo pero siempre algo me empuja a volver a París.     
                                  
¿Qué es lo que te empuja a regresar a París? ¿Es el niño interior, la intuición, la Luz, o es, diría yo, algunos apegos y una alguna proximidad con unos elementos familiares? Eres tú la que tiene que contestar.

Pregunta: no, estoy sola ahora en París, no tengo más familia, y yo…

¿Y no tienes ningún antecedente masoquista, de una manera u otra?

Pregunta: no pero un día, algo me hizo sentirme como un pilar de algo, y durante las radiaciones arcangélicas, sentí tres golpes violentos al nivel del sacro.

¿Y estabas en París en ese momento?

Pregunta: sí, durante las radiaciones arcangélicas, y me pregunté si tenía que ser un pilar. Conozco mucha gente, me siento bien en París y tengo la suerte de vivir cerca de un parque. No me siento obligada, es algo que viene de muy profundo en mi interior.

Entonces llamo tu atención sobre la noción de parque, porque podemos pensar que cuando se habla de un parque, de un jardín, es como estar en la naturaleza. Pues, no es como estar en la naturaleza, porque parque, quiere decir parquear, quiere decir encerrar, delimitar, separar, pues aunque sea mejor que nada, no es la verdadera naturaleza. En medio de una ciudad, aunque sea agradable de ver, puedes imaginarte que no hay las mismas cualidades de aire y de luz en París que en el campo. Esto, es más que evidente para todos aquellos que tienen la posibilidad de estar tanto en las ciudades, y al mismo tiempo de poder evadirse, escaparse, como decías, el fin de semana.

Ahora, una vez más, lo que sientes es tal vez totalmente verídico, pero es tal vez también totalmente falso. Justamente, tiene que ver con lo que intentaba decirte. Si no hay ningún vínculo afectivo, ya que estás sola en París, tal vez haya unas costumbres sociales, simplemente, con el entorno habitual de vida, ya que tú misma dices que es muy duro y al mismo tiempo te sientes bien allí.

Pregunta: Sí, me siento bien en casa.

Entonces puede tratarse de la noción de capullo, del nido familiar donde has vivido antes con más gente, ¿no?

Pregunta: No; me siento libre en relación con mi marido que murió, en relación a mi familia. Estoy sola, en silencio, en soledad.

Lo importante es cómo te sientes en el interior. Lo que me ha extrañado es la expresión: “me escapo”, como ves. Vuelvo sobre eso una vez más porque no es trivial decir eso, ¿eh? Por supuesto, cuando se vive en la ciudad, escaparse el fin de semana es normal y algo muy frecuente.

Pero en el sentido de tu pregunta, no hay elementos de respuesta. Si no hay noción familiar, si estás en la soledad que asumes, quedan no obstante los hábitos de tu cuerpo relativos al lugar, a la ciudad. Alguien que ha vivido siempre en una gran ciudad, si se encuentra en otra gran ciudad que no tiene el mismo funcionamiento, por ejemplo, de otro país o en el mismo país en otra ciudad donde no se vive de la misma forma, puede sentirse también, muy desestabilizada, porque esas costumbres no son únicamente comportamentales, son hábitos que calificaría de energéticos. Cuando estamos en casa durante mucho tiempo, en general, uno se siente en casa, aunque no haya un entorno demasiado agradable, ¿no es así?, pero tú has dicho que te encontrabas en circunstancias muy agradables, ¿no?

Por consiguiente, es a ti a la que corresponde seguir con claridad y trasparencia, como haces ahora; pero cuando dices que te escapas y regresas, en general, y lo has dicho tú misma, eso dura un fin de semana o algunos días. Quizá la duración no es suficientemente larga para cortar con las costumbres más perjudiciales. No he dicho que fuera malo quedarse en París ya que tal vez es tu voz interior la que te obliga, de alguna manera, a permanecer en París. Así que no puedo responder de manera formal, es a ti a quien atañe preguntarte y comprobar tu estado interior, tu ligereza, tu humor, independientemente del hecho de encontrarte en casa para plantearte claramente si el campo o París y ver lo que desencadena en ti. Pero en el momento, no en la costumbre; la respuesta es instantánea. Es la respuesta del corazón, ya lo he dicho, pero también la respuesta directa de la conciencia.
Así que, no te fijes en lo que sientes como persona, aunque es válido; no repares en las costumbres; plantéate claramente y observa lo que sucede dentro de ti, en los dos lugares, no te llevará más de una hora. No lo relaciones con lo que puedas ver, con el concepto de hogar, con la noción de agradable, de naturaleza o de ciudad, sino con lo que te dice tu cuerpo. ¿Cómo reacciona en el momento presente dependiendo de lo que eres, por ejemplo, si estás instalada en París o si estás instalada en el campo? Puede haber diferencias, pero una vez más, no puedo más que reenviarte a ti misma en cuanto a las decisiones.

Pero no olvides que, en este período, la Luz, cuando decide algo, es decir, que tu eternidad tome su espacio sobre lo efímero, es imparable, es decir, que es un mandato. Si eso se refleja al nivel del cuerpo, es lo mismo que al nivel psicológico o mental; es a ti a quien incumbe ver si existe diferencia no solo en la alineación sino también en tu cuerpo según el lugar donde estés. Y eso no depende del lado práctico de la naturaleza o de la pesadez exterior del apartamento, eso depende únicamente de lo que dice tu conciencia según el lugar donde te encuentres.

Todos sabéis muy bien, por nuestros amigos que vienen a menudo y que me conocen, que hay una diferencia entre vuestra casa y los lugares que frecuentáis: la montaña, la naturaleza, el mar, y aquí cuando estamos reunidos. Eso os hace ver, os hace vivir donde está la Verdad y, en un momento dado, no podréis oponeros a la Verdad. No estoy hablando de la verdad de tus elecciones, sino de la verdad de la Luz. Es eso lo que hay que observar, ser el testigo.

El comportamiento de lo que soy en Eternidad, según los lugares, según las relaciones hasta lo que comprendes y vives realmente dondequiera que estés, no es diferente, aunque efectivamente y especialmente ahora y sobre todo mañana, es mucho más fácil vivir en medio de la naturaleza que en una ciudad. Cuando digo “mañana” quiero decir mañana o pasado mañana, no “el día de mañana”, ¿eh? Veo aquí que ya se están haciendo planes sobre las fechas, pero repito, la respuesta está en ti, porque este tipo de decisión esto no se trata de la interpretación de un sueño; no puedo aconsejarte nada, además, el consejo… y los asesores no son los contribuyentes, por supuesto.

Así que hay que tener en cuenta no solo las circunstancias reales, las obligaciones reales, aunque dices que no tienes obligaciones, sino tu estado interior. Además, has dicho bien que a pesar de todo tú estabas bien en tu casa, es decir, en la ciudad, aunque es difícil. Tal vez llegue el momento en que el hecho de estar bien, sea perturbado por las ondas, no de tu apartamento, sino por los egregores de la ciudad. De momento la ciudad es todavía agradable, aunque haya bullicio, es práctica para comprar lo que quieras, para salir, para vivir. En el campo…, hay tranquilidad y, a veces, más obligaciones; pero lo que parece fácil hoy, todavía fácil hoy, tal vez no sea fácil mañana por tanto debes adaptarte.

Por consiguiente, no hay duda, no tengo ninguna vacilación, porque tal y como lo presentas, estás bien en los dos lugares. Así que, por ahora, valen los dos. Después, las circunstancias de la vida colectiva y tus circunstancias personales, así como la Luz, podrán reorientar tu decisión. Pero en tu caso, no es necesario elegir entre lo uno o lo otro.

Sabéis que hoy hay hermanas y hermanos encarnados que viven solos y que están encerrados en sus casas. No porque tengan miedo, es porque ellos están bien con ellos mismos y con su eternidad y no consideran nada más. Hay hermanos y hermanas que se enfrentan a la pérdida de un lugar, a la pérdida de un marido, a la pérdida de la mujer, sin haber decidido. Es el mandato de la Luz el que lo hace si os oponéis a las órdenes de la Luz, y vais a daros cuenta que vuestro cuerpo no está contento verdaderamente, diga lo que diga vuestra conciencia habitual y encuentre lo que encuentre como justificación. Pero el cuerpo no puede engañaros a ese nivel, por tanto, estad atentos. Debéis ser el testigo y el observador, romper el círculo de las costumbres, romper el círculo de las cosas adquiridas y ser nuevos a cada instante para escuchar lo que dice la Luz o el niño interior si queréis. 

Otra pregunta.

Pregunta: Cuando tengo un pensamiento persistente, ¿cómo diferenciar la intuición de la proyección?

Un pensamiento persistente, no será nunca una intuición. Cuando hablo del mandato de la Luz, es algo muy abrumador. El pensamiento no puede, en ningún caso, venir de la Luz, el pensamiento viene siempre de tu capullo, es decir, de… no eres tú el que piensas y eso lo saben perfectamente todos los místicos que viven la liberación del mental, que son Liberados Vivientes. Todo pensamiento nace dependiendo de la interacción de muchas cosas. No eres tú quien piensa ni eres lo que piensas. Por consiguiente, los pensamientos son parásitos. El que vive la Libertad se sirve de su mental para hacer cosas concretas, pero no está sumido a los pensamientos; está vacío. Está en la vacuidad. Puede tener ideas, generalmente deslumbrantes; ahí está la intuición o la voz del niño interior; pero un pensamiento insistente, la Luz no procede así. Ella procede especialmente hoy, con fulgor y evidencia.

Eso no quiere decir que ese pensamiento no sea justo, eso quiere decir simplemente que ese pensamiento no viene de la Eternidad. Un pensamiento es pasajero, aunque sea persistente. Por el contrario, a veces, hay mandatos de la Luz y en ese momento habrá manifestaciones físicas, intuiciones, pero una intuición no necesita ser un pensamiento persistente. Es un fulgor que se impone y, estando impuesto en la primera luz, no necesita reproducirse.

El problema de la persona es que está siempre persuadida de que ella es la que piensa. Ella tiene ideas, ella piensa… Pero no, no hacéis más que interactuar dentro de lo efímero y de esta interacción nacen los pensamientos. ¿Es que habéis observado ya un pensamiento en el cerebro? No hay. Los pensamientos se adhieren a la periferia del cuerpo mental. Los reconocéis como vuestros, pero ellos no proceden de vosotros. Ellos están vinculados a la interacción de todo lo que está presente en vuestra vida, las energías, las situaciones, vuestras proyecciones, vuestra historia, etc.

Desde luego, el Liberado Viviente, puede pensar, pero sabe muy bien que sus pensamientos no proceden de él. Es toda la diferencia como os hemos dicho entre la palabra y el Verbo; es toda la diferencia entre lo que es cavilado, reflexionado y lo que es directo y espontáneo. La intuición es un fulgor, ya sea en forma de flash, que puede repetirse muchas veces, pero no permanece en el pensamiento. Entonces, puede ser que también el pensamiento esté creado y se haya cristalizado. Pero los que ven las auras, incluso los capullos efímeros, ven muy bien cómo se manifiesta un pensamiento; no vienen del interior ni de la cabeza.

Es algo que se ha colgado en el borde del aura mental y, además, cuando tenéis pensamientos reiterativos, persistentes, eso se ve al nivel del aura mental, como sabéis, el huevo áurico que está en la parte alta del cuerpo, ¿eh?, solamente para el aura mental donde están injertadas especies de bolas de diferentes colores que son los pensamientos persistentes o reiterativos que se pegan porque encuentran un terreno propicio para manifestarse, como una entidad, es lo mismo. Y según vuestra afinidad vibratoria, según vuestra conciencia efímera ordinaria, vais a tener pensamientos que se peguen aglutinándose. A ese nivel es donde se encuentran esas fuerzas, incluso a nivel individual, como el sistema de control del mental humano, del que he hablado ahora y del que hemos hablado extensamente hace muchos años.

El mandato de la Luz no puede dejar lugar a dudas porque es breve, es rápido y no admite cuestionamiento, así que el pensamiento persistente te implica en los razonamientos para saber, si es justo o no. Sin contar que un pensamiento que pasa puede convertirse realmente en una intuición y una intuición que se cuelga, puede convertirse en un pensamiento persistente. Así que hay cuatro casos, pero recuerda que la intuición no es un pensamiento, es una evidencia que se impone en forma visual, en forma de vibración, en forma de paz, pero que no tolera la disidencia. Todo lo que niega o cuestiona, procede del mental o de la persona. La Inteligencia de la Luz, la evidencia de la Gracia, corresponden al sacrifico y al Abandono a la Luz.

Fijaos en vuestra vida, cuando tomáis un camino y os dais cuenta que todo se hace con facilidad, sin esfuerzo, sin consumición de energía, sin aprensión, sin miedo, es evidente; mientras que cuando se trata del mental, está siempre golpeando, siempre está resistiendo y, sobre todo, será cada vez más inflamatorio al nivel del cuerpo físico. Es inevitable, al menos, hasta la Llamada de María.

Repito, y como he dicho últimamente, espero que eso no dure demasiado tiempo porque os daréis cuenta que, por la activación del Verbo Creador, los pensamientos que no son los vuestros, que solo son pasajeros, van a volverse eficientes al nivel de vuestro cuerpo. Si decís: “tengo miedo”, hay un pensamiento de miedo y vuestro cuerpo va a traducirlo enseguida. Por lo que no es psicosomático, por ejemplo, cuando estáis bloqueados, tenéis un nudo en el vientre o en la garganta. Hablo aquí de mecanismos realmente encarnados, es decir, de manifestaciones no de eliminación sino de inflamación o alergia en ciertas regiones del cuerpo. Y, por eso, yo decía, que esperamos que eso no dure demasiado tiempo porque tener un pensamiento operativo o creador que no está conforme con la Luz se reflejará en agresiones corporales.

Hasta ahora, sabéis muy bien que podíais por ejemplo tener angustia, pero no por eso se os generaba una úlcera de estómago en un minuto; eso lleva un tiempo, ¿no? Hoy, si no estáis de acuerdo con la Luz y habéis vivido la Luz de una forma u otra, la menor experiencia, incluso la Luz aportada aparentemente desde el exterior, de las vibraciones de la Corona, del Corazón radiante, del Fuego Ígneo, todo lo que tal vez conocéis, todo eso, en un momento dado cuando el Verbo Creador entre en acción de manera total y visible, veréis por vosotros mismos que algunos comportamientos, ciertos pensamientos y ciertas palabras, no os caen bien. Y eso será tan inmediato que comprenderéis rápidamente la relación.

Y así, están también los mandatos de la Luz para hacer la Paz, estar en Paz con vuestra eternidad, para estar en paz con todos, estar en paz con vuestro cuerpo, estar en paz con el fin de los tiempos. Diría incluso que hoy, estar en paz es más importante que tener buena salud, porque si estáis realmente en la Paz del corazón de la Eternidad, independientemente de los problemas de salud, sin ninguna excepción, notaréis cambios muy importantes en vuestra forma de ver esos problemas de salud y vivirlos incluso, desaparezcan o no. Y eso es muy diferente.

Así que, en tu caso, si hay un pensamiento persistente, de cualquier naturaleza, porque no me has hablado, y es muy importante, sobre este pensamiento persistente, ¿estás en paz o no estás en paz con este pensamiento?, ¿es que te va a llevar al mental con la necesidad de reflexionar, de controlar ciertas acciones, de tomar algunas decisiones o no? Es toda la diferencia entre la intuición y el pensamiento. Un pensamiento puede tener también imágenes. 

Otra pregunta.

Pregunta: Una ducha, ¿puede eliminar pensamientos persistentes?

Las duchas ¿de qué?

Pregunta: Las duchas de agua.

Sí; pero ¿hablas del cuerpo?

Pregunta: Sí; hablo del cuerpo.

Una ducha de Luz, sí; pero una ducha de agua, lo dudo mucho. Ya habéis oído que el agua puede lavar los recuerdos, además, creo que Un Amigo o no sé quién, la última vez os dijo que dejarais correr el agua a lo largo de los brazos para drenar precisamente ciertos enquistamientos al nivel energético. O también, tendréis que colocar la cabeza en una bandeja de hielo, tal vez. En todo caso tú.

Es diferente con el agua de mar, preciso, porque el agua de mar es el medio arquetípico y vuestro cuerpo es agua de mar, en algún sentido, aunque haya moléculas, células en la sangre, en la linfa. Inicialmente, el suero, el plasma, creo, tiene la misma osmolaridad que el agua de mar. Es el recuerdo del agua, por supuesto, pero nunca se ha visto que una ducha haga desaparecer los pensamientos, salvo si es demasiado fría o demasiado caliente, pero entonces piensas en otra cosa, es decir, cerrar o abrir el grifo. Solo es posible lavar la energía con el agua, no lavar la cabeza, el mental.

Por el contrario, tenéis técnicas que os han sido comunicadas durante mucho tiempo. No sé si las recordáis, pero en un momento dado algunos de vosotros debíais daros baños con aceites esenciales, empapando todo el cuerpo. Ahí sí, es una acción sobre el mental; pero darse una ducha como has descrito, lava el cuerpo, pero no la cabeza, si no, me parece que se sabría. Se puede lavar la energía con el agua, sí; pero no se pueden lavar los pensamientos o el mental. Especialmente, cuando veis el aura mental, veis esas famosas bolas que son los pensamientos que llegan del exterior, porque mientras está el mundo en vosotros al nivel de la Luz, al nivel de “Todo es Uno”, el mundo de los pensamientos, no tiene nada que ver con el Corazón. El mundo de los pensamientos es el aura mental y es la cabeza, y no toda la cabeza, sino ciertas zonas de la cabeza.

Pero ningún pensamiento procede de vosotros. Y sé que muchos seres alardean, en Occidente, de ser pensadores, filósofos y escribir historias, libros de filosofía, todo lo que pueden imaginar que existe en la Tierra, pero no hay nada nuevo dentro. Es diferente con los matemáticos, ¿eh? Es diferente con la Física, pero al nivel de los pensamientos, los escritos son totalmente opuestos.

Por el contrario, hay técnicas que permiten lavar el capullo mental, por supuesto, y hablé hace mucho, mucho tiempo en otros lugares y en otras circunstancias. Podéis utilizar cristales, podéis hacer uso de una onda de forma como, por ejemplo, la vieira y, realmente laváis el mental, pero no con el agua. El mental es muy sensible a la imagen y a la forma. Además, en los sistemas de control del mental humano, todo pasa por la imagen. Es una programación inconsciente. Os he dicho ya en muchas ocasiones que recordéis o volváis a leer lo que decía Hermano K sobre la noción de imagen.

Por otra parte, todos sabéis que somos seducidos por las imágenes, la publicidad, algo que es armonioso por no hablar de la belleza. Vosotros os sentís atraídos por una obra de arte, por una pieza de música. Eso es una interfaz, aunque sintáis la vibración, que pasa por dos aspectos muy etéreos, es decir, el cuerpo astral y el cuerpo mental, aunque no por el cuerpo etérico. Por supuesto, la música puede inducir a modificaciones instantáneas de la energía, pero no duran. Es una energía pasajera, una energía electromagnética, lo que no es el caso con las ondas de forma o con una imagen. Así que, si quieres lavar tus pensamientos, limpia tu aura mental, pero no con agua, sino con un cristal, con una vieira o con otros tipos de ondas de forma.

Pregunta : el agua de mi ducha pasa por un filtro con once cristales diferentes.

Sí, vas a lavar tu etérico pero no vas a lavar tu mental, sin esto, dime pues qué es lo que yo vería como limpieza al nivel de tu aura mental. Claro que el agua actúa, ella actúa sobre el inconsciente. Ella actúa, cuando está perfumada por aceites esenciales, actúa sobre cosas mucho más sutiles que el agua, actúa sobre la conciencia, pero el agua del grifo, incluso informada con cristales, hasta purificada con todas las técnicas que conocéis hoy, no va a lavar tu mental. Sin esto, si sales de tu ducha, vas a sentirte sin pensamientos, sin embargo dudo mucho que esto se produzca.

Lo que no es el caso, por supuesto, si limpias, si lavas tu aura mental por ejemplo con un cristal, pero esto puede hacerse con el magnetismo, esto puede hacerse en cierta medida con ciertas frecuencias y ciertas músicas, y también por ejemplo con una onda de forma. Y tú tienes más probabilidades, por otra parte, de limpiar tu aura mental utilizando por ejemplo una imagen, una imagen real, no hablo de ninguna imagen imaginada. Tomas por ejemplo un arcano del tarot y vas a pasarlo sobre tu aura mental y vas a ver que entonces, esto actúa realmente sobre tu mental. ¿Pero ya observaste que tomar una ducha te vaciaba la cabeza?

Pregunta : esto me pone en un estado de bienestar.

Estamos bien de acuerdo, pero en este bienestar, ¿has constatado que ya no hay mental, no hay más pensamientos?

Pregunta: esto vuelve después.       

¿Después de qué?

Pregunta : después del pensamiento de que me siento bien saliendo de la ducha.

Pero esto, sentirse bien, no quiere decir no tener ya más mental, no tener ya pensamientos, porque cuando ya no tienes más pensamientos, estás en la Alegría total, en la vibración del corazón, no es solamente bienestar. El agua limpia el etérico y puede limpiar, en cierta medida, ciertas emociones que no están encerradas por el mental y los pensamientos, porque a menudo se habla de complejo astral-mental, el cuerpo astral que es tu cuerpo, y el cuerpo mental con el aura, que está en la parte superior del huevo áurico astral. Y en ciertos casos, hay emociones que están acopladas al mental, por lo tanto en este caso, efectivamente, el agua puede lavar un poco ciertas emociones, pero te prometo que esto no hará nada a nivel mental. Intenta con cartas de naipe, con el magnetismo, con cristales, aquí hablo de trabajar en el aura, no hablo de trabajar en los chakras, ¿eh?, porque la acción, aquí, la verás en seguida.

Os señalo por otra parte que en los pueblos de 3D unificada, lo que es utilizado, ya sea en mi origen estelar por los pueblos de Vega, ya sea por los Arcturianos, ya sea por otros, los Andromedanos por ejemplo, todos estos pueblos, cuando ellos se lavan, no utilizan el agua. Ellos se lavan con la Luz concentrada. Hay duchas de Luz que crean por otra parte una regeneración total, y esta concierne tanto al físico como a las envolturas sutiles, porque el mundo llamado carbonado, encerrado o libre, aparte del encierro, incluso en los mundos libres, es un nivel de densidad rígida y es la rigidez que fue buscada por los que quieren experimentar la 3D unificada. Esto es crear algo, una forma que sea fija, crear una forma fija, por ejemplo con una escultura, es decir, materializar el Espíritu.

Pero desde el instante en que habéis sido, o hemos sido encerrados y que el Espíritu ha sido ocultado en el Sol, ya no había ningún interés en quedarse en la materia, porque la materia carbonada, incluso libre, en alguna parte, tiene resistencias ligadas a este nivel de densidad, incluso si no hay ningún encierro. Es decir que la forma, lo sabéis, no puede cambiar, incluso si hay inmortalidad, incluso si las duraciones son muy largas en un cuerpo de carne, en otros sistemas solares vamos a decir, o en otros universos o multiversos, pero sin embargo es la sola dimensión donde la forma es fijada. ¿Y cómo fijamos la forma? Con lo que es llamado ondas de forma e imágenes, es toda la programación mental hecha inconscientemente sobre la humanidad desde hace 300 000 años. Es lo que hicieron las religiones, es lo que hicieron todas las creencias, es lo que hicieron todos los sistemas sociales, ya sean de Oriente o de Occidente.

Pregunta : ¿cómo se hace para tomar una ducha de Luz ?

No tienes la tecnología a tu disposición aquí sobre la tierra porque esto reúne conocimientos que son muy particulares sobre lo que se llama los taquiones, pero es muy complicado entrar ahí. Simplemente, los pueblos de 3D unificada tienen también tecnologías muy superiores a las vuestras. En estas tecnologías, efectivamente, hay… ¿cómo tomar un ejemplo que os sea accesible? Hoy, tenéis la posibilidad de limpiar objetos por los ultrasonidos, por ejemplo, es una frecuencia que va a limpiar, no es el agua, no es el hecho de limpiar con un trapo, una esponja, sea lo que sea, algo, es el ultrasonido el que va a actuar. Cuando estáis en estos pueblos de 3D unificada que utilizan la tecnología taquiónica, pueden quedarse vestidos o no, se ponen bajo una ducha real de Luz y vemos la Luz que trabaja. Es la Luz vibral.

El mejor modo que tienes para lavar tu mental hoy, es ir a la naturaleza y apoyar tu cabeza contra un árbol. Así, sí. Porque como sabéis, los árboles son unos intermediarios de la Luz vibral. Hablé de eso otra vez hace muy poco tiempo. Es en la naturaleza donde tenéis los primeros vórtex, independientemente incluso de los pueblos de los elfos, o de las comunidades de dragones, o de los pueblos de los gnomos, o en el agua de las ondinas. La Luz se localiza en los árboles, en los bosques. Por otra parte, no es por nada si se os quitó tantos bosques, ¿sabéis? La destrucción del bosque amazónico, no es únicamente por el dinero, es sobre todo para privaros de Luz.

¿Sabéis?, los chicos malos tienen siempre ideas muy raras, ¿eh?, para bloquear la Luz. Ellos encontraron que desforestar permitía evitar la progresión demasiado rápida de la Luz, como las vaporizaciones de los chemtrails, como la fluorización del agua, como los pesticidas en la alimentación, como las religiones, como las organizaciones, las sociedades – os había hablado de ello también el Hermano K, con palabras mucho más evidentes que las mías, por otra parte. La espiritualidad no puede ser organizada. La verdadera espiritualidad, no hablo de la estafa espiritual luciferina, se vive a solas, independientemente de cualquier energía exterior o de cualquier referencia a una historia, sea cual sea.

Por otra parte, la mayoría de los hermanos y de las hermanas que están en esta espiritualidad New Age, como decís, luciferina, están obnubilados y apegados a la materia. Es una ilusión. Cristo lo dijo, nuestros hermanos orientales que han venido a hablaros, o a hablar de su vivencia, siempre lo dijeron, que este mundo era una ilusión. Cristo decía: «Mi Reino no es de este mundo.», «Estáis en este mundo, pero no sois de este mundo » Claro que hay numerosas moradas en la casa del Padre, son lugares de experiencia de la conciencia.

Por tanto no puedo decirte cómo funcionan estas tecnologías, para volver a nuestros asuntos, pero esto existe en todas las dimensiones de 3D unificada. Lo que explica por ejemplo que veis cada vez más naves que cambian de forma, que parecen teletransportarse de un punto a otro, que cambian de tamaño, de color. Son las tecnologías taquiónicas, es decir supraluminosas de los pueblos unificados.

Vamos a tener que terminar.

Entonces, queridos amigos, voy a transmitiros todas mis bendiciones y creo que tendré tiempo de ocupar, de volver a ocupar un poco de tiempo con vosotros al final.

Os transmito todas mis bendiciones y os deseo buenas duchas de Luz en la naturaleza.

Gracias por vuestra atención, por vuestra escucha, vuestros testimonios y vuestras preguntas, porque más allá de serviros a vosotros, sospecháis que en este período de gran interrogación que viven los hermanos y las hermanas que no están al tanto de los acontecimientos que vienen, si puedo decirlo, o bien que los temen, o bien las que los esperan y se desesperan de no verlos, no tienen la misma tranquilidad que los que están instalados en la paz del corazón. Pero esto viene, vais a observar alrededor de vosotros, incluso gente que estaba completamente “atascada”, que va a abrirse instantáneamente.

Pero hay todavía una cierta dificultad también para otros, porque el hecho de vivir la totalidad del corazón os pone en condiciones de Amor, pero os muestra por supuesto toda la falsedad de este mundo. Incluso si os quedáis en el Amor, no podéis evitar ver la verdad, incluso la ilusión de este mundo, y a veces es inconfortable. Afortunadamente, están las Teofanías, que nos permiten zambullirnos de nuevo a voluntad en este estado de paz. Estas serán mis últimas palabras hoy, os estrecho a todos sobre mi corazón y os digo hasta pronto.

***