LAKE MORAINE se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.

LAKE MORAINE  se encuentra en el Parque Nacional de Banff, Canadá.
El Arcángel Miguel quiere que se sepa que en el Lake Moraine hay una energía de Purificación que remueve los cordones de apegos. Lake Moraine es su casa y donde él se siente más a gusto, y puede sostener allí la energía de la quinta Dimensión.

Seguir

jueves, 2 de marzo de 2017

RAM EL CORAZÓN ES UNIDAD 6 julio 2009

 

Soy RAM. Os transmito mi Paz. Recibid mi Amor y mis bendiciones. Soy el que os instruye y os permite encontrar el espacio de vuestro Corazón. Soy el Maestro del aire. Soy el que os va a dar los elementos concretos y prácticos para llegar a establecer en vosotros, esta Paz del Corazón. 

Vengo pues hoy entre vosotros, a continuar la misión que me ha sido asignada. El Corazón es el Templo, esto lo habéis entendido. El Corazón es el lugar donde se encuentra la Esencia. El Corazón es el lugar donde vosotros encontráis la Fuente. El Corazón es el lugar dónde nace la Alegría. El Corazón es el lugar donde se desarrolla la Paz. El Corazón es, tal como os ha anunciado Miguel, vuestra nueva fundación. Es en el interior de éste, donde se debe erigir y desarrollar vuestra nueva consciencia. El Corazón es un espacio de no dualidad. Escapa pues, a vuestro espacio dimensional. Así, algunas expresiones que existen en todas las culturas y tradiciones, como por ejemplo, decir que alguien tiene Corazón o no tiene Corazón, no tiene ningún sentido. El Corazón es Unidad. No participa de vuestra dualidad. Esto significa que a partir del momento en que vuestra consciencia se erige y se manifiesta en el Corazón no podéis ya participar de la dualidad. Salir de vuestro Corazón, en vuestras actividades corrientes en esta dimensión disociada, os impide vivir en el Corazón. El Corazón no tiene nada que ver con vuestros caminos. El Corazón nada tiene que hacer con el desenvolvimiento de vuestras vidas, en esta materialidad. El Amor mismo, con el que pronunciáis las palabras hacia una persona, no es el Corazón. El Corazón está más allá de la posesión. El Corazón está más allá de la declamación. El Corazón está más allá de la afirmación o de la negación. El Corazón es. Como Maestro del aire, inicio el movimiento que permite el no-movimiento. Por eso, me permito establecer en vosotros, lo que demanda la Fuente desde la eternidad. Las rondas de la vida, las rondas de vuestras vidas escapan al Corazón; sin él no habría ronda, no habría Unidad y ausencia de encarnación. Ahí está la paradoja, en vuestras vidas encarnadas, que es encontrar el Corazón que no pertenece a este mundo. El Corazón es Esencia. El Corazón es radiación. El Corazón no es palabra. El Corazón es estado. El Corazón es Alegría. El Corazón es Paz. El Corazón es (otra paradoja) acción y no acción, resolución de la acción en la no acción, y resolución de la no acción en la acción. Estas palabras son importantes. Significan el movimiento y la inmovilidad del movimiento. 

Encontrar el Corazón es encontrar su Esencia. Establecer la vibración del Corazón, crea en vosotros las fundaciones de la nueva dimensión. Establecer en vosotros la Verdad de vuestra Esencia os permite estar en la Verdad de acción, en conformidad con la Fuente que está en vosotros. Así, la Fuente no puede más que revelarse y despertarse. Vosotros sois la Fuente pero también, los niños de la Fuente. El Corazón permite comprender y resolver las paradojas. El Corazón no puede juzgar porque el juicio ha salido ya del Corazón. El Corazón no puede perecer, el Corazón solo puede ser. Ser en El Corazón es dejar transparentar el estado de ser a través del estallido de la mirada, a través del estallido de la vibración, a través del estallido del Ser, en su totalidad.

Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la Eternidad. Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la felicidad. Estableceros en vuestro Corazón es la llave de la Alegría, de la Paz y de la Verdad. No hay Verdad común a todos los seres más que en el Corazón. La Verdad de uno no es la Verdad de otro, sino Verdad. Estando en el Corazón, la Verdad de los unos y de los otros solo es Una. Es Amor y fraternidad. Entrar en relación por el Corazón es posible y deseable entre vosotros y todos vuestros hermanos humanos. La relación por el Corazón es posible y deseable entre vuestro reino y los otros reinos. La relación por el Corazón entre vuestro reino, entre vuestra evolución y otras vías evolutivas es posible y deseable. El aire está vinculado al movimiento. El movimiento participa en la inmovilidad. Es movimiento de los astros, en su curso en torno al sol, participa de la creación. El movimiento de vuestro satélite participa en vuestros humores y en vuestra propia creación, reflejando la Luz del sol. 

Así, la luna es la Luz del astro de ese pueblo maravilloso que, sin embargo no pertenece a los mismos linajes evolutivos que el vuestro, que la humanidad. Establecer la relación por el Corazón con los otros linajes evolutivos hace que no juzguéis, os permite vivir el asombro del instante y la Realidad del contacto con esos pueblos, con sus Verdades diferentes a las vuestras y que, sin embargo participan de la misma Verdad porque, estando en el Corazón, unos y otros, constataréis fácilmente por la vibración y por la visión real de lo que es, la Unidad de todas las cosas, en los diferentes mundos y linajes evolutivos. Los pasos que dais en el curso de esta vida están destinados a afirmar en vosotros, la Verdad del Corazón. Paradójico también, que incluso alejaros de esta Verdad esencial a través de las experiencias de vuestra encarnación, contribuye a haceros encontrar y reencontrar. Vosotros no podéis escapar a vuestra Luz. No podéis escapar a vuestro Corazón aunque lo creáis; esto solo es una creencia pero no es la Verdad. Todos vosotros, hermanos y hermanas de esta Tierra, seguid vuestros linajes directrices, seguid vuestra propia Verdad y vuestros propios linajes evolutivos. De igual forma que hay muchas moradas en la casa de Padre, hay muchísimos linajes evolutivos que participan de la expresión y de la expansión de la Fuente y de retorno a la Fuente porque, en definitiva, todo proviene y todo vuelve a Ella, a Él. Nosotros somos todos, sus agentes. Nosotros somos todos, sus manifestaciones a un grado diverso, según nuestro punto de vista, según nuestra mirada. Hoy, muchas puertas se abren, se hacen muchas revelaciones, dentro incluso de vuestro sistema solar, dentro incluso de vuestro cuerpo. Hoy, la apertura que se produce está asociada al movimiento: movimiento del sol, movimiento de la luna, movimiento de los planetas cambiando en su orbe y que permite, en vuestras estructuras físicas y etéreas, revelar vuestro Corazón. Repito, la paradoja, el cambio, el movimiento induce un nuevo movimiento que contribuye a establecer el no-movimiento. Vosotros sois los juegos y las danzas del Señor. Vosotros sois el Señor en otro tiempo que Él que está en Eternidad. La Paz es la puerta. La Alegría es la clave. El Corazón es asiento y el punto de impulso en el seno de la nueva Divinidad que debe aparecer y nacer en vosotros, para que reveléis la totalidad de vuestra Esencia en esta materialidad, para borrar las sombras creadas por vuestros caminos, en el curso de vuestras encarnaciones. La Sombra no existe como tal. Solo es la Luz no manifestada aun. El juego de la Sombra y de la Luz es un juego dual en el que la Luz no participa. La Luz habiendo sido, siendo, no puede participar en la lucha entre la Sombra y la Luz. Solo la Sombra cree que lucha. La Luz no lucha jamás. La lucha implica el movimiento. La Luz es movimiento, pero más allá del movimiento y no-movimiento; no puede de ninguna forma, participar en la lucha en esta dimensión. Solo los Arcángeles, en su ronda, en su movimiento, borran las zonas de sombra, que son zonas de ilusión. 

Pero no luchas, aunque a algunos de ellos los llamemos Guerreros de la Luz, no son los Guerreros de nada más que de las ilusiones creadas por el Hombre, creadas por la necesidad de experiencia. Así, vosotros mismos debéis obrar en vuestro Templo interior, en vuestro santuario. Debéis mantener, como decía el Cristo, vuestra casa limpia, porque Cristo viene, porque la Luz viene. No la busquéis fuera; ella viene a vosotros, para vosotros y por vosotros. No hay otro Cristo que Cristo. No hay otro Dios que Dios. No hay otra Verdad que la Verdad. Solo los movimientos de la inspiración y expiración os hacen creer que lo opuesto es posible. En vuestra intimidad, en vuestra Eternidad, sois seres de Paz. Los únicos combates están ligados al movimiento hacia el exterior; el combate cesa cuando os volvéis hacia el interior. Y cuando alcanzáis el interior, el movimiento cesa totalmente, el tiempo se para en el sentido en que lo entendéis vosotros. Esta dicotomía entre pasado y futuro no tiene ninguna influencia sobre vosotros porque vosotros encontráis el instante y el presente que es el instante de su Presencia.

Así, la Fuente se revela a vosotros en vuestra intimidad. Ella tomará, según vuestra mirada y según vuestro punto de vista, un aspecto diferente, pero el aspecto mismo de la Fuente solo es el reflejo de vuestras creencias últimas. Sin embargo, la Fuente tiene una forma. La Fuente, la más etérea posible tiene la capacidad de ser la más densa posible y habitar total o parcialmente, una forma. Así, la Fuente habiendo expresado el hecho de no haberos dejado jamás, es Verdad auténtica. Es por eso que todas las enseñanzas y todos los enseñantes de la Tierra os han pedido buscar el Reino de los Cielos dentro de vosotros, en el interior de vuestra Verdad y no en cualquier historia o en cualquier experiencia. Lo importante es vivir lo que sois. Lo que sois no es lo que creéis. Lo que sois no es lo que vivís. Lo que sois es la Realidad de lo que sois, en el momento en que no manifestáis ningún movimiento. La Realidad de lo que sois es independiente de toda creencia. La Verdad de lo que sois escapa a vuestros condicionamientos, a vuestros sufrimientos y a vuestras proyecciones. Os corresponde así, crear ese espacio de Verdad en vuestro Templo interior. Os corresponde crear en vosotros, ese espacio sagrado. Os he dado las claves, os daré otra llave esta tarde. Estáis en la jornada del aire. Mañana viene la jornada del fuego que hará falta, a continuación, encarnar en la Tierra y movilizar en el aire y en el agua. Hoy, el aire es lo que es propicio al establecimiento de la Paz; la respiración se serena. Cuando la respiración se despierta, se convierte en fuego. La fricción del aire da el fuego y alimenta el fuego. El fuego tiene un objetivo que es elevarse para permitir el descenso a la Tierra y el movimiento en el agua y, de nuevo, del aire. Cuando los elementos se revelen totalmente en vuestra manifestación, en vuestra corporeidad, permitirán el establecimiento del éter y por tanto, de la Verdad que os era ocultada. Esto es ahora. Esto se revela a vosotros, a vuestro ritmo, pero en el instante. Tenéis cita con el tiempo. Tenéis cita con vosotros mismos, tenéis cita con vuestra Presencia en el instante presente. Vosotros vais a revelar lo que sois, vais a comprender lo que sois, vais a vivir lo que sois. Pero para esto, es necesario hacer silencio y el silencio solo se encuentra en el Corazón. No se encontrará jamás en las palabras. No se encontrará jamás en la elaboración de conceptos, en la elaboración de ideas, porque la Fuente es la idea, la Fuente es la única idea que tiene Realidad, que tiene peso de Verdad y peso de densidad en vuestra manifestación. He aquí amadísimos hermanos, algunas palabras que tenía que daros pero, más allá de las palabras, voy a daros ahora, este discurso en forma de vibración. Ahora.

…Efusión de energía…


Voy a daros ahora la enseñanza por la Luz. La misma enseñanza.

…Efusión de energía…


Os doy ahora la misma enseñanza por el silencio.

…Efusión de energía…


Entonces, ahora, si lo deseáis, vamos a abrir un espacio de preguntas en relación con el aire y no en relación con vuestro camino en el exterior. Donde yo puedo ayudaros es en vuestro camino a la interioridad y nada más.

Pregunta: ¿el espacio entre la inspiración y la expiración es significante en los procesos de despertar?

Sí, la respiración del ser humano es trinitaria o tri-temporal. Entre la inspiración y la expiración, existe el silencio de la pausa. El silencio de la pausa es el equilibrio. El silencio de la pausa es no-movimiento y puede aparecer cómo el vacío y la nada, pero es el eje del mundo en el que se manifiesta la Fuente. La Fuente es radiación, pero la Fuente es vacío y la Fuente es plenitud. Irradiar la Fuente requiere encontrar el espacio vacío, como ha sido definido por la experiencia de la persona anterior.

Pregunta:
volando por el aire, me ha parecido que aire y agua eran ambos como un fluido.

El agua es el aire en otro espacio/tiempo. Así, ir por el aire, acelerando el movimiento hace aparecer el agua y la resistencia del agua. Esto es perfectamente lógico en el sentido que el engendrar los elementos, unos en los otros, participa de la misma Verdad. El agua, el fuego, la tierra, el aire, están constituidos en grados diversos de densificación diferentes, los Agni Deva, partículas Adamantinas. Se trata de un nivel de tiempo y de un nivel de espacio diferentes, participando en dimensiones diferentes y concretándose en vuestra dimensión. En la escala más etérea, los elementos son vehiculados y creados por los Cuatro Vivientes.

Pregunta: ¿cómo encontrar las sensaciones de pérdida de referencias, en vuelo, fuera del cuerpo?

Hermano amadísimo, tú buscas vivir tu presente en relación a una referencia situada en el pasado. Ahora, el presente es siempre nuevo. Mientras que quede la consecuencia de tu pasado, tú te alejas de la Fuente. Entonces, te conviene hacer tabla rasa de las experiencias pasadas. El referencial tiempo, solo existe en el instante. Toda referencia al pasado, sea cuál sea la calidad y la intensidad de la experiencia pasada, te aleja inexorablemente de la Fuente. La Alegría y la Fuente no se encuentran más que en el presente, desacondicionada y lavada de cualquier pasado y de cualquier anticipación. Esto es un aprendizaje. A partir del momento en que la consciencia se centra en el corazón, tal como os he explicado, no puede haber referencia al pasado en relación a la experiencia del instante presente. Tan solo evocar la experiencia pasada, te aleja de tu presente inexorablemente. Así pues, querer clasificar o seriar o referenciar a cualquier cosa existente, te aleja de la existencia del instante inexorablemente y, por tanto, te aleja de la Alegría y te aleja también, de lo que tú eres.

Pregunta: ¿qué significa “estar en el corazón” y cuál es la relación con las emociones?

El corazón es inspiración y expiración. El corazón es contracción y dilatación, en vuestro mundo, en vuestra manifestación. Pero en sentido espiritual, es entrega. Encontrar el Ser es entregarse a sí mismo, es dar, no es tomar. Dar totalmente es lo que os debe ocurrir, para dejar sitio a la totalidad de la Fuente. Así, ciertos conceptos, ciertas ideas sobre el corazón, están presentes en ti, como están presentes en todo ser humano. Sin embargo la emoción no es el corazón, aunque el corazón lata más rápido o menos rápido. El corazón, en su Esencia espiritual, es entrega. El corazón en su Esencia es Servicio. Servicio y entrega son dos vertientes de la misma palabra que es Amor. El Amor es entrega. El Amor es servicio. El Amor es dar. El Amor es no mirar jamás lo que se recibe, ni tampoco lo que se da. Los ideales mentales, los ideales espirituales no son la mente, no son lo espiritual. El Amor es totalidad de entrega. Entrega de sí. Entrega de todo. No podéis llenaros si no habéis dado todo. Dar todo requiere abandonar los miedos. Dar todo requiere abandonar todas las creencias, sin excepción. La Fuente tiene todo su tiempo para que viváis y aceptéis esto, en este ciclo o en otros ciclos. Yo os he dado las claves de la paz y de la Alegría en el corazón. Las claves de la Fuente, para que ésta se estabilice en vosotros totalmente, y se revele en vosotros íntegramente, es entrega y servicio, en su sentido más noble. Así, la emoción de la palpitación traduce la emoción de mi Presencia, pero también la emoción de tu Presencia, de Ti, en Ti. Sin embargo, encontrar el vacío requiere vaciarse para llenarse. No podéis ser llenados de la gracia de lo inefable si no os habéis llenado antes y el vacío se encuentra haciendo la paz, se encuentra encontrando la Alegría. Más allá de la Alegría y de la paz, se encuentra un espacio de vacío que es Alegría de la Presencia y momento inefable del encuentro de la Verdad de la Fuente. Los medios para llegar a este estado y esta revelación son múltiples, pero el nudo final es siempre el mismo: corresponde a la entrega total de Ti, a la entrega total de lo que tú crees. La filiación, vuestra filiación, vuestras filiaciones, no pueden revelarse más que con esta condición última. La llave última es pues el abandono, la entrega, la entrega de sí, al gran Todo. Solo con esta condición penetraréis en la Eternidad, si no, seguirá siendo experiencia. Pero la experiencia no está perdida nunca en forma de recuerdos, volverá a acosar vuestros días y noches, para permitir que madure en vosotros, el concepto y la idea y la emoción del abandono y la entrega. Y, un día, entraréis en el dar y en el servir para llenar el vacío así creado por la Presencia. No hay otra alternativa.

Pregunta: ¿a qué corresponden los perfumes de naranja y jazmín que siento en meditación?

La Fuente, cuando habla a unos y otros, os dirá que es la danza, que es el movimiento, que es la armonía y que es el perfume. El perfume es la Esencia de la Fuente más sutil, la más etérea, en vuestra manifestación. Evidentemente, algunas presencias etéreas, más cercanas a la Fuente, tienen su propio perfume. Pero la Fuente es vibración, la Fuente es color, todos los colores, todas las vibraciones pero sobre todo, el perfume. El perfume que manifiesta también la rosa en que te conviertes en el momento en que construyes la rosa que eres. Entonces, los perfumes se mezclan, se encuentran en el espacio sagrado de tu corazón. Y entonces, percibes el sabor, la textura. El reencuentro con la Fuente exhala un perfume.

Pregunta: ¿por qué esos perfumes son diferentes?

Es diferente según la hora. Es diferente según la intensidad y la calidad de la fricción, de la fusión entre la Fuente y vosotros. Así, un día es rosa, otro día es jazmín y otro es néctar. Toda la gama de perfumes agradables está en el orden de lo posible, en el curso de esos encuentros, en el curso de esas fusiones, en el curso de esos abrazos, en el curso de esas fricciones.

Pregunta: ¿es lo mismo cuando se sienten esos perfumes fuera de los espacios de meditación?

Sí. La meditación última no es ya meditación. Es la capacidad de vivir el estado interior más profundo, en vuestra manifestación externa. En ese momento, la revelación es total. Mientras que estéis obligados a recorrer espacios interiores para encontrar la Fuente, no habéis revelado la Fuente en vuestra manifestación habitual sino en un estado diferente. Así, la interioridad encontrada, manifestada y expresada en los espacios interiores debe invertirse, para emerger en vuestro mundo disociado, de vuestra realidad disociada. En ese momento, no vivís la experiencia sino que habéis realizado la experiencia.

Pregunta: ¿Cómo no encontrar viejos miedos al volver a sumergirse en la vida “exterior”?

Cuanto mejor se abran los espacios interiores, el miedo encontrará menos agarre y dominio en tu mundo exterior. Por eso la Fuente participa en la inspiración y la expiración, de igual forma. Y vivir la inspiración y la manifestación de la Fuente en los espacios interiores, debe saturaros de paz y Alegría para que llegado el momento, la experiencia se haga estado de Presencia. A fuerza de regar, a fuerza de cultivar en el interior, llega un momento en que la flor eclosiona en el exterior. En ese momento, no hay más miedo. No hay más que Presencia y Alegría en vuestro camino, en vuestro camino exterior. Esto viene de camino. No hay técnica, hablando propiamente. Solo saturando la Alegría en el interior, abriendo al máximo y totalmente lo que sois vosotros, a la Verdad de lo que vivís aquí, podréis esperar vivir esa reversión, aceptar e integrar en vuestra Verdad, sean las que sean las circunstancias de vuestro camino.

Vista la luz que se difunde de ahora en adelante, mi Presencia no tiene razón de ser en este espacio. Es tiempo de encontrar la Fuente, de la que yo solo soy un modesto empleado. Entonces, hermanos y hermanas, os transmito paz, Amor, bendiciones y os deseo en los espacios de la Alegría y la Eternidad. Os dejo ir en vuestro ser interior, vivid esto. Recibid mi paz y mi eterna gratitud.

www.autresdimensions.info
Canalización Jean-Luc Ayoun
Transcripción : Veronique Loriot

Nuevo grupo en google. 
Abrí un nuevo grupo donde compartiré mensajes espirituales y otros de interés. Este grupo reemplaza al grupo anterior que fue hackeado 
https://groups.google.com/forum/#!forum/ha-llegado-la-luz-ii


No hay comentarios:

Publicar un comentario