Seguir

sábado, 31 de enero de 2015

VARUNA - Ibez Primer ASPECTO 23 de agosto de 2012.


VARUNA - Ibez

Primer ASPECTO

23 de agosto de 2012.


Saludos hermanos!

Me llamo Varuna, y soy uno de los Ancianos de Ibez.

Nuestro hermano Agnimitra pidió que retornase para trasmitir y compartir con ustedes, en un segundo momento con toda esta gente, estas informaciones, estas palabras que cargan la Vibración de Ibez.

Como lo había transmitido a nuestro hermano, en estos próximos días, nosotros trataremos los 7 Aspectos de Ibez. Para comenzar, me gustaría compartirles, una pequeña historia, o de algunos elementos históricos respecto de Ibez. Estos elementos históricos, no deben ser tomados como verdad absoluta, sino apenas como un punto, como una referencia, para crear una cierta intimidad, una cierta aproximación con esta Vibración de Ibez.

Tal vez ustedes estén apartados de estas referencias históricas, que se refieren al confinamiento de este planeta. Algunos eones atrás cuando la experiencia de falsificación o experiencia de olvido fue iniciado en este Universo local, mi familia, ésta familia de Orión fue convocada. Muchas de estas Conciencias, de esta familia de Orión decidieron participar de este experimento, que es el olvido de la realidad de Sí. Entonces estos hermanos asumieron almas, y fueron conducidos a determinados planetas para hacer esta experiencia. Junto claro, a otras conciencias y otra familias. Pero yo estoy aquí, enfocado en esta familia de Orión, para tratar con ustedes de estos elementos. 

Entonces, muchos de estos planetas que iniciaron esta experiencia de olvido, antes que la Tierra fuera sometida al confinamiento. Muchos de estos planetas... ¿Cómo podría decir?, fueron interrumpidos en su proceso, y allí el nivel de olvido llegó a tal punto, que el organismo planetario colapsó y fue disuelto, de modo que esas conciencias allí, aquellas almas, fueron reconducidas a otros campos de separación, para continuar su proceso de experiencia y de retorno a La Fuente, de Reconexión con su realidad Interior. 




Fue en ese punto que mi familia, este grupo de conciencias de Orión, que usualmente se manifiesta, en el sistema solar ligado a una de las estrellas de Orión, que tal vez ustedes conocen con el nombre de Alnitak*. En torno de Alnitak, giran algunos planetas, al menos es eso que la percepción separada daría a ver, si bien ese proceso de rotación, no corresponde a la realidad.

Pero allí alrededor de Alnitak, algunos planetas, campos de vida unificados, siguen su curso en la Danza. Y es desde allí que venimos, las conciencias de mis hermanos y hermanas que ahora estamos en Ibez. Es de ahí que venimos.

Fue allí que La Fuente nos convocó a prepararnos, para un servicio aquí en este planeta. Así, llegado un determinado momento algunos ciclos atrás, algunas decenas de ciclos atrás, estos ciclos de 52.000 años, nosotros vinimos a la Tierra, y asumimos cuerpos físicos aquí.

En aquel momento la Tierra era un paraíso, el famoso jardín del Edén. En aquel momento más de 300 familias cósmicas hicimos la experiencia en este planeta, completamente libres. Ángeles y Arcángeles inclusive, podían manifestar cuerpos aquí, para hacer la experiencia de tener un cuerpo carbonoso. Si bien fuera una experiencia fugaz, concedió a ellas plenamente la experiencia de tener un cuerpo.

Entonces la Tierra era un jardín, libre, una joya, una creación de ISIS. Y nosotros estábamos aquí preparándonos para asumir nuestro papel, a partir del momento del confinamiento. En aquel entonces, no había necesidad de ciudades que expresaran la vibración de los Centros planetarios. Cada conciencia en sí tenía total lucidez, de estas expresiones de Gaia, y fusionaba con ellas libremente. Cada conciencia era la expresión total de estos 7 Centros planetarios, de estas 7 frecuencias, y vías principales del Espíritu planetario. Pero a medida que llegaba el momento de la Tierra hacer su sacrificio, y ceder su cuerpo para hacer la experiencia de la separación, nos fue indicado por esta Fuente interior, que es común a todos nuestros Hermanos, que comenzásemos a unirnos en una fusión muy profunda, para generar los Vórtices que serian usados para el anclaje de estos Centros Planetarios, en una dimensión Intra- terrena.

Desde hace más o menos unos 37.000 años, llegaron a este planeta, algunas conciencias de 5 puntos específicos: doce Conciencia vinieron de Orión, doce Elohim Elementales. Otros doce Elohim Elementales vinieron de Altair. Otros doce Elohim Elementales vinieron de Sirio. Y otros doce Elohim Elementales vinieron de Vega de Lyra. Y aun otros doce Elohim Elementales vinieron de otro punto, que no tenían relación de Linaje con Gaia, pero que fueron convocados también por La Fuente, para hacer un servicio aquí. Estos doce Elohim Elementales, vinieron de la Nebulosa del Cangrejo.

Entonces, estos cuatro grupos, excepto este último de la Nebulosa del Cangrejo, llegaron aquí entre nosotros, tanto mi pueblo, así como las otras familias que estaban aquí, comenzaron a organizar e impulsar este proceso de fusión profundo, de los elementos, para generar los vórtices que serían los anclajes de los centros planetarios. Eso fue, un ciclo antes del proceso de confinamiento. Entonces, estos otros doce que vinieron de la Nebulosa del Cangrejo, tenían un papel un poco diferente. Ellos debían crear el primer vórtice, que sería la representación de todos los 7 centros. Estos doce Elohim, Elementales de la Nebulosa del Cangrejo, cuyo pueblo no pertenece a este universo local, vinieron a nuestro encuentro, a mi familia y fuimos encargados de permitir la expresión de un vórtice que hoy ustedes conocen como Ibez. Ibez fue la primera cuidad Intra-terrena que tenía el papel de acoger en sí, el Fuego Esencial de todo los otros 7 Centros planetarios.

Posteriormente a partir de Ibez, Iberah surgió como expresión de Gaia, el Espíritu Planetario, anclando en sí la totalidad de la Esencia del Fuego de Aquel, que ustedes conocen como Metatrón. Así es que Ibez, desde el principio asumió un papel de reunificación, de Fusión de estos Fuegos. Y desde entonces Ibez guarda para la conciencia humana, llaves de Reunificación. Vías de contacto con este Fuego, con estas 7 facetas de Gaia. De estos doce Elementales que con nosotros crearon este vortice de Ibez, seis se recogieron en la Intra-tierra, y los otros seis fueron encargados de permanecer en la superficie, y de someterse al proceso de olvido.

Durante los seis ciclos de confinamiento de la Tierra, cada uno de estos seis fueron liberándose. Sin embargo, dos permanecieron hasta este último ciclo. Para vivir su liberación en este último ciclo, y en cierto modo, anclar en la superficie la Vibración de Ibez, como reunificación de los siete Fuegos originales. Estas dos conciencias, aun están encarnadas. Están encarnadas en la superficie del Planeta. Bueno, están acompañando al Planeta en su proceso de Traslación.

Estos son algunos elementos históricos que deben tomarse como referencias, solo de aproximación con la Esencia de Ibez.

Ahora me guitaría iniciar, el verdadero motivo de estas intervenciones, que es tratar cada uno de estos Aspectos.

El primer aspecto del Fuego de Ibez, que es muy cercano a la conciencia humana, comienza a actuar cuando la conciencia encarnada, es sacudida por primera vez.

A medida en que la conciencia asume un alma en el olvido, y asume cuerpos en el olvido. Y a medida que la conciencia va profundizando en su expresión material, a través de esa identificación con estos vehículos, ella va creando zonas de conflicto. El inicio de estas zonas de conflicto, se da cuando hay identificación con la mente. La mente es una estructura que solo existe aquí. Aquí, me refiero en la experiencia de olvido de esta mente, por estar constituida de una materia que se cree separada, como otros hermanos ya trataron con ustedes, está basada en un mecanismo de separación y discriminación de todo lo que llega a su campo de percepción. Entonces, esta mente ofrece a la conciencia, o somete a la conciencia a una percepción separada. Mucho más que eso, hay una constante discriminación de los elementos en este campo de percepción. Incluso de juicio, o sea, la conciencia identificada con la mente, simplemente queda a merced de un sistema dual de interpretación de la realidad exterior. Y este sistema dual de interpretación de la realidad exterior, comienza a crear zonas de conflicto, en la expresión material de la conciencia.

Porque la mente reafirma ciertas cosas como buenas y otra cosas como malas, y en seguida eso cambia y produce un choque, que la mente pone en la experiencia de la conciencia encarnada. Este choque, este Fuego de fricción genera zonas de conflicto que van siendo almacenadas, juzgadas en este sub-consiente, o en este campo colectivo de la conciencia humana, y allí queda alimentando a cada conciencia que también interpreta este conflicto.

El primer aspecto del Fuego de Ibez, viene a sacudir-conmocionar justamente la identificación de la conciencia, con esta situación de interpretación dualista de la realidad. Entonces la conciencia encarnada, cuando es tacada en su esencia, por el recuerdo de su Eternidad, ella comienza a cuestionar ciertas identificaciones, comienza a cuestionar ese límite corporal, o su reducción a un ser humano. Ella comienza a cuestionar el propio funcionamiento de esta realidad exterior. Y esto al principio da acción a este Fuego Esencial. Este cuestionamiento del orden de las cosas. Este cuestionamiento de la propia limitación.

Pero cuando el Fuego de Ibez, este primer Aspecto, realmente se revela a la conciencia, él se revela como simplicidad. Esta Simplicidad actúa en la Conciencia, en el sentido de colocarla como un testigo de la vida. En vez de lanzarse a la experiencia a través de la identificación, la conciencia comienza a percibirse y va recogiéndose o recogiendo su atención, al punto de centrarse, hacia esto que ustedes conocen como percibidor. Y ella se coloca en esa posición de simple observador de la vida, o de la realidad exterior, de todo lo que la conciencia conoce como vida.

Esto genera simplicidad o posibilita que la simplicidad se exprese. Entonces, para nuestros hermanos que entrarán en contacto con estas informaciones, esta es una orientación muy básica. Comiencen a colocarse como simples observadores de la vida, cuestionen sus límites, cuestionen su identificación con la propia limitación. Cuestionen ésta identificación con este personaje que ustedes interpretan, comprendan que este cuestionamiento, o, este colocarse como observador de la vida, no requiere de ustedes algún conocimiento extraordinario. Cualquier ser humano, cualquier conciencia que cree ser ese ser humano, comienza a vivir eso sin conocimiento alguno. Para colocarse como observador de la vida, no es necesario grandes conocimientos, no es necesario practicar ese conjunto de formulas y de técnicas, que les prometen una liberación. Es un movimiento muy simple, es un movimiento de silencio, no un silencio austero, no un silencio mortificante, solo un silencio de aquellos que simplemente observan la vida.

Este es el primer aspecto del fuego de Ibez. Es colocar a la conciencia como un testigo de la vida. Y esto es muy simple, también permite que la simplicidad de Aurora, la Curación Cósmica de Aurora entre en acción. Porque, cuando la conciencia cuestiona esta identificación como personaje, de la realidad exterior, y se coloca como simple observador y testigo de esta realidad exterior, crea un espacio vacío dentro de su manifestación material, donde la vibración de Aurora y de aquel que conocen como Arcángel Rafael, van a entrar en acción, para disolver aquellos núcleos de conflicto a los cuales me referí.

Entonces esta simplicidad, va a actuar en estos conflictos mentales, de manea que al principio la conciencia portándose como testigo de la vida exterior, percibirá que la mente también hace parte de la realidad exterior, que sus emociones también hacen parte de una realidad exterior, que ella como testigo de la vida, está inclusive por detrás de la propia mente.

Y que colocándose como testigo de eso que la realidad visible presenta, o esta realidad exterior que puede ser invisible, como las emociones y la mente también presentan, ella crea un espacio que posibilita la acción de Aurora como curación Cósmica. La Curación Cósmica de Aurora, la simplicidad de Aurora, no actúa necesariamente en la sanación de los males físicos. Sin embargo, esto puede ser uno de los efectos de la Curación de Aurora. La Curación Cósmica de Aurora, actúa sobre uno de los grandes males de la humanidad, si podemos usar esta palabra, que puede ser interpretada negativamente por la mente. Pero no lo entiendan de esa forma, éste gran mal es el olvido, si la humanidad esta sufriente, ella está sufriente de una sola cosa, del olvido. Del olvido de Sí. Y es de este olvido que todos los comportamientos, desequilibrados que puedan aparecer ante los ojos, claro, se originan.

La curación de Aurora, entonces viene a sanar, el olvido. Y esta acción de Curación Cósmica de Aurora, como simplicidad, pues la conciencia tiene su Atención y su Intención centradas en su Esencia desconocida. Cuando la conciencia al cuestionar su identificación como personaje exteriorizado, esa identificación comienza a ser conmocionada por este cuestionamiento. Otra cosa se presenta a la conciencia, que es un Aroma de su Esencia desconocida. Y este Aroma que es la propia acción de Aurora, comienza atraer a la conciencia para colocar, su Intensión y su Atención en su propio Interior, intensificando aun más el proceso de auto-percepción.

En esto se basa la Curación Cósmica de Aurora, y es claro que cuando la conciencia comienza a colocar su Intensión y su Atención en su propio centro, esto que ustedes llaman corazón, puede ser que esas zonas de conflicto desaparezcan. Pero la conciencia no se preocupa por eso. La Atención de la conciencia está en saborear esta Esencia Divina.

Bueno, este primer aspecto del Fuego de Ibez: es transmitir a la conciencia simplicidad, simplicidad que es, ser solo un testigo de la vida, no envolviéndose en los procesos, teniendo control de las cosas, teniendo control sobre ellas. La conciencia hace una plena confianza, en este principio inteligente, que ella percibe o ella desconfía de los exaltados que se expresan como realidad exterior, a pesar de todos los desequilibrios que son percibidos o identificados por la mente, aun así, esta realidad exterior permanece conexa.

Esto significa que hay un principio inteligente actuando, hay una Danza que no se desvía en sus pasos. Entonces, cuando la conciencia es sacudida por el recuerdo inicial, ella se cubre ante este principio inteligente y confía en él plenamente para guiar esta Danza. Entonces, esta Simplicidad, este primer Aspecto del Fuego de Ibez, comunica a esta expresión exterior de la conciencia, una cierta Paz.

Porque, cuando la conciencia esta encarnada, comienza a colocar una distancia entro lo que ella es, y lo que ella cree ser, y se porta como testigo de la vida, incluso esta expresión exterior es alcanzada por esta Paz, y comienza a colocarse en un estado de serenidad, que es de la mayor importancia para profundizar en este despertar, para profundizar en la experiencia del Fuego de Ibez, o Fuego del Corazón.

¿Tienen alguna pregunta, respecto de todo esto que fue tratado?

Entonces aquí yo reafirmo, una vez más, para que quede grabado en la memoria de aquellos que entraron en contacto con esto, que el inicio del alineamiento, con su propia Esencia comienza cuando ustedes, se colocan como testigos de la vida.

Cuando ustedes deciden no ser nada más allá de un espectador. Porque ustedes abren un espacio, un espacio de silencio, para fusionar con esta Fuego del Corazón.

Bueno si no hay preguntas, entonces voy a retirarme. Queden en Paz. Queden, en este Fuego del corazón.

Sean bendecidos por este Fuego de Ibez.

Hasta pronto hermanos....

Bueno regresé para pasar una información que debió ser dada. El primer aspecto de este Fuego de Iberah, tiene una íntima relación con ese Centro planetario que ustedes conocen por, Aurora. Y aquí les transmito una orientación de orden práctico, para aquellos que necesitan de una forma concreta, y esto no es una crítica, es solo una circunstancia de cada conciencia, para iniciar este alineamiento o profundizar este contacto con su propia Esencia. Hay una llave mántrica de contacto con este primer Aspecto del Fuego de Iberah, primero en el sentido de orden, sí. Este aspecto de contacto, este aspecto del Fuego de Iberah que se traduce en Aurora; esta llave es: SEMEKH-RA

Entonces, esta llave vibratoria puede ser usada en los momentos de recogimiento para aproximarse o para profundizar esta fusión con el Fuego del Corazón que se expresa en La Aurora. Esta conexión de Ibez con Aurora, es la Curación Cósmica y es simplicidad.

Retorné solo para eso.

Queden en Paz, aun más en Paz!

Transmitido por Selén.

Traducido por : H. N.

http://www.escolaluzviva.com.br/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario