Seguir

jueves, 22 de enero de 2015

2015 - Kryon Canalización de Kryon por Lee Carroll en Sun Valley, Idaho, el sábado 10 de Enero de 2015 parte 1


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estas son las primeras palabras que les hemos dicho desde este canalizador en este año. Las mismas que hemos estado diciendo durante 25 años. Y vamos a hacer algo un poquito diferente. Vamos a hacer una ceremonia esotérica. Con esto queremos decir que ustedes pueden participar en ella con su mente. Como antes, esto depende de su creencia - si esto es real o no - y pueden participar en el grado que lo deseen. 


Quienes están en este salón, en abrumadora mayoría, están en sintonía. Están sintonizados con una verdad que es intuitiva; esto no los hace mejores que otro ser humano; los hace más viejos (se ríe).

El punto de vista de la humanidad; nosotros los vemos como una luz a través de los milenios. Ustedes miden sus vidas por nacimiento y muerte. Nosotros medimos por acción kármica. Conozco muy bien a quienes están sentados frente a mí. Ustedes han oído mi voz antes; tenían rostros diferentes, y ni siquiera lo saben.


Participemos en saludar a este año. Esotéricamente, quiero que formen un círculo. Quiero que se sienten en el suelo como hacen los indígenas. Como aquellos que vinieron antes que ustedes: sentados en la tierra. Nada de sillas, ni artificios, ni comodidades. Y en medio de todos se ha preparado un fuego, lo que ustedes llamarían una fogata, ardiendo lentamente durante horas. Ahora las llamas están altas y sienten el calor. El sol está descendiendo, el clima es agradable: ni mucho calor ni mucho frío; están cómodos. Y están aquí por una sola razón: para decirle gracias a la Tierra. Ahora bien, si esto les suena familiar (se ríe) es porque es todo lo que tienen.

Hubo un tiempo en que las almas antiguas, tan antiguas como las hubiera, se reunían como ancianos, incluso algunas veces desde múltiples tribus, y hacían ceremonias. A veces eran largas, a veces cortas, pero en las del comienzo de año participaba el Bastón de la Palabra. Éste era una batuta de sabiduría que pasaba de un anciano a otro, y cada uno decía una frase; la mayoría de esas frases eran un agradecimiento al amor del planeta. Esto es lo que ustedes están haciendo ahora, uno por uno, para saludar a este año. Hablaré más sobre eso esta noche. Sé lo que piensan sobre cómo comenzó, pero las cosas no siempre son como parecen.

Ustedes son parte de una evolución, de modo que quiero que comiencen agradeciendo al planeta por la evolución que ha comenzado. Uno por uno están haciendo esto. Cada uno es un alma antigua; no presten atención a la edad que tienen ahora; en el salón están los que son grandes y los que son jóvenes, pero eso no importa, porque han acumulado miles de años.


La ceremonia es significativa, y la Tierra los oye y el Espíritu los oye, y en el centro el fuego representa la vida, como lo hacía en los tiempos antiguos para los indígenas de todas las tierras. El fuego estaba en el centro de la vida; daba el calor que necesitaban para cocinar sus comidas, cocía sus alfarerías y mucho más. Ustedes saben cómo se desarrolló eso, en qué se transformó; si no lo saben les cuento. Ustedes comprenden que a veces no se podía llevar una fogata de aquí para allá y sin embargo ustedes querían hacer ceremonias que eran importantes, porque querían amar a la Tierra, querían hablarle al planeta, hablar a las estrellas; fue el comienzo de sahumar: no se puede tener humo sin fuego. De modo que eso es el simbolismo de la fogata. Incluso las pipas que fumaban, tenían ese atributo: el fuego. Porque no tenían cómo sostener una luz sin fuego. Lo que hacían los indígenas era producir humo, cada uno, y pasarla al siguiente, como una participación en el fuego del centro.


Hagan esto junto conmigo. Y quiero que lo sientan moderno. Puede que para ustedes sea antiguo; quiero decirles que en este año, esto es lo que queremos.
Algunos de ustedes están aprendiendo que se necesita un regreso al pensamiento original. Y hay dos cosas que les he dicho específicamente que esta sociedad no hace; los invitamos a aprender sobre eso, a disfrutarlo, y a apreciarlo, y la primera es: honrar al planeta. Porque está vivo, apoyándolos. Y si no lo creen, miren la información que les he dado antes sobre las rejillas, tantas veces.


Y la segunda cosa es honrar a los ancestros. Y esto es casi una broma, porque los indígenas no honraban a los que se habían ido antes; se honraban a sí mismos en una vida pasada. (se ríe) Están honrando a su propia divinidad. ¿Cuántas veces han estado aquí? ¿Quiénes han sido? ¿Tienen una ceremonia para honrar eso? La respuesta es no. Pero los indígenas sí lo hacían cada vez que honraban a sus antepasados.





Mi socio les ha mostrado imágenes de Rapa Nui, la isla en la costa de Chile, y las piedras gigantescas que ellos llaman moai. Los indígenas de la isla les cuentan que las piedras simbolizan a sus ancestros. Y que ellos impregnaban la energía de sus ancestros en las piedras, que permanecerían allí para siempre. Y que cuando visitaban las piedras se arrodillaban y hacían ceremonias. Eran zonas sagradas que no podían tocar ni ir, a causa de los ancestros. ¿Saben qué estaban haciendo? ¡Son inteligentes! ¡Estaban honrándose a sí mismos y lo sabían! (se ríe)

¿Cómo se honra una vida pasada? Especialmente en una isla a la que uno sigue volviendo. ¿Cuántas veces? Nadie lo sabe. Eso es inteligente.


Entonces tal vez estaban un tiempo lejos, podría considerarse así.


De modo que estamos en círculo, con fuego en el centro; ahora se ha puesto el sol, comienza la brisa y ustedes pueden quedarse tanto como lo deseen. Y si están muy callados y son sensitivos, pueden oír a la Tierra contestarles: ¡Buen trabajo, querida alma antigua! Eres amado sin medida. Tenemos mucho que hacer juntos. (se ríe)


Y ése es el mensaje para el año, para el día, para ustedes y para cualquiera que escuche, desde ahora en adelante.


Y así es.


Kryon

 

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1 comentario:

  1. Estamos rodeados de misterios aún no dilucidados Alicia. Muy buen trabajo. ¡gracias por estar!

    ResponderEliminar