Seguir

domingo, 13 de noviembre de 2016

MUSAFÁ DIÁLOGOS INTERDIMENSIONALES a través de Agnimitra

28 de septiembre de 2016

Un saludo a todos.

Participantes: Saludos.


Soy Musafá, sacerdote del pueblo intraterreno de Delta-Mar. Transmito un saludo a todos ustedes y nuestras bendiciones, incluyendo aquellos que nos leen a través de este medio. El espacio está abierto para compartir, y abierto a sus preguntas, si es que las tienen.

Pregunta: La sincronicidad es un síntoma del despertar espiritual?


Pues bien, la percepción de la sincronicidad es un síntoma del despertar de la conciencia hacia un nivel más amplio de sí misma, ella existe como realidad en la naturaleza. Todo está en sincronía. Observe la organización de su cuerpo. Su corazón trabaja de forma sincrónica con su pulmón, por ejemplo. De modo que en un plano objetivo, como metafísico, la sincronicidad es realidad. Ella puede ser percibida conscientemente o no, dependiendo del enfoque que la conciencia asume en encarnación.


Si este enfoque se amplía más allá del primer velo de su identidad, o de su cuerpo, o el segundo velo como puede ser la noción del ‘yo’ personal, entonces, la conciencia comienza a percibir la realidad como sincrónica, y a la sincronicidad como tejido de su experiencia. Si consideramos que toda experiencia surge de una interdependencia con todos los factores que componen el Universo, entonces, cada experiencia apunta hacia la sincronicidad de la vida universal.

Cada experiencia es en sí sola insustancial; cada experiencia tomada de forma aislada no existe en realidad. La experiencia de saborear un helado y sin papilas gustativas, sin cerebro que procese la información, sin la noción de un "yo" personal y limitado que haga un juicio de valor sobre el contacto ilusorio que parece estar ocurriendo entre los átomos; sin estos factores, la experiencia de experimentar un helado, de tomar un helado no existe. No hay tal cosa como experiencia por sí sola. ¿Pueden entender esto?

(No se oye por el paso de un coche). Ni eso existe por sí solo. Sin oídos para oír, sin alguien que presione el botón para reproducir la música, sin un dispositivo que amplifique el sonido, ¿cuál es la sustancialidad de la experiencia? ¿Dónde está sucediendo la experiencia? ¿Es posible señalarla? La experiencia es insustancial. Ella existe de manera interdependiente.

Y cuando contemplamos la interdependencia de todas las experiencias, entonces, podemos acceder a un nivel más profundo, un plano que nos conduce inevitablemente a la compasión. Si todas las cosas están interconectadas, si todas las experiencias son insustanciales por sí mismas, porque existen en una cadena sincrónica, una cadena de interdependencia, ¿qué es entonces la experiencia de un "yo"? ¿Qué es la experiencia de estar en un cuerpo? ¿Cuál es la experiencia del sufrimiento? ¿Cuál es la experiencia del placer? ¿Sino también cosas insustanciales?

Eso despierta en nosotros compasión. Una profunda compasión por la conciencia dormida en el escenario de sus proyecciones.

Pregunta: ¿La conciencia que ya puede vivir en auto-percepción, por qué continúa encarnada? ¿Es una misión de anclaje?

Veamos esto más de cerca; bueno, la conciencia encarnada vive la auto-percepción o la experiencia que llamamos conciencia de sí, como forma de neutralizar los venenos de la mente que llevan a la conciencia a identificarse continuamente con sus propias proyecciones. Estos mismos venenos que actúan sobre ella - y estoy usando la palabra mente como sinónimo de conciencia, como sinónimo de alma - esos mismos venenos que oscurecen la mente, la conducen a experimentar sus proyecciones de manera distorsionada.Porque, de la naturaleza pura, solo emanaciones puras surgen.

La raíz de la distorsión de estas emanaciones, tales como las experiencias, insustanciales es sí mismas no están en la naturaleza pura de la mente. Está en el oscurecimiento de la misma, es la confusión a la que la mente se entrega cuando toma su emanación como una realidad sustancial, como dotada de un 'yo' propio.

De este modo la conciencia, si logra mantener un estado de lucidez, ya que la auto-percepción debe conducir a lucidez... La auto-percepción es también una experiencia insustancial, ella no existe sin alguien que perciba y sin percibir. Así, la unidad o la insustancialidad de quien percibe y es percibido se determinan a través de la auto-percepción, y ésta desaparece. ¿Por que quién realiza la auto-percepción? Si no hay un "yo" para realizarla. Entonces, estar encarnado es una emanación pura, de la mente pura. La conciencia se establece en su propio plano de lucidez. Así que, estar encarnado es una emanación pura de la mente pura. Volvamos a la percepción de la experiencia como lo que realmente es: una exhibición mágica de la naturaleza pura de la mente.

Así empieza a darse cuenta cada vez más, ya que este estado de lucidez se instala, se establece, y empieza a comprender más a la Tierra como lo que realmente es: una emanación pura de la conciencia logoica: usted empieza a ver a sus hermanos y hermanas como realmente son: Budas sagrados, chispas de la divinidad. Entonces hermano, la cuestión no se plantea a la conciencia que se instala en lucidez, y cuanto más estable se mantiene su atención en sí misma, más estable se convierte la experiencia como emanación pura de la naturaleza pura, de una mente pura.

No entiendan la palabra pureza que estoy usando aquí, como un concepto moral, entiéndanla en un sentido más objetivo: homogeneidad. Como lo que no está mezclado. Cuando hablamos de una sustancia pura queremos decir que no tiene mezcla. La conciencia comienza a percibirse pura, no diferenciada, sin mezcla.

Pregunta: El número 7 aparece en todas las religiones, filosofías y culturas. ¿Es solo coincidencia?

No solo, "co-incidencia". Preste atención a la palabra coincidencia: incidencia conjunta, incidencia que se produce junta.

Ahora, ¿cuál es la razón, y el origen de esta coincidencia? Nosotros podemos ver la manifestación de la naturaleza en un estándar septenario. La refracción de la Luz genera un prisma de 7 colores. Incluso los movimientos psicológicos y orgánicos se pautan por 7 vueltas de la Tierra sobre su propio eje, la concepción que tienen de días, de modo que su semana, en algún momento, pasó a contarse de esa forma. 7 planetas sagrados eran reconocidos por las antiguas civilizaciones, al menos públicamente. Y así sucesivamente, podemos ver varias incidencias concomitantes en la naturaleza de un modelo séptuple.

Los antiguos rishis, sabios y videntes de las tradiciones al buscar más profundamente en la forma manifestada de la divinidad en su expresión humana, se dieron cuenta no sólo del modelo séptuple en las glándulas importantes para el funcionamiento de la forma biológica, si no encontraron que paralelamente a esto había un sistema de siete ruedas de energía preponderantes. Pues bien, la naturaleza apunta a un patrón de siete. La producción cultural humana, en cierto modo, perpetúa lo que la naturaleza muestra como un hecho.

Ahora, el número 7 tiene un carácter sagrado, por supuesto, no es sólo eso. El es la suma de 3 y 4. Y 3, obviamente, indica el momento en que la manifestación, ésta se estabiliza por la expresión del Logos Manifiesto. En el plano cósmico, tenemos el Logos Inmanifiesto, el espacio eternamente puro e incondicionado. Tenemos al Logos Oculto, el centro de vida, energía, voluntad, amor y conciencia. Y tenemos el Logos Manifiesto que es el Brama creador, que no es uno, sino la unidad en su multiplicidad, porque éste Logos Manifiesto- es el conjunto de todas las chispas en sus diferentes órdenes de expresión. Cualesquiera sean las órdenes creadoras, co-creadores de nivel macro-cósmico, hasta las huestes creadoras de nivel micro-cósmico como es el humano en este planeta, representando el nivel más bajo de esta jerarquía.

Esta trinidad, es un número muy sagrado para las antiguas escuelas de sabiduría, ya que contiene en sí todo este mecanismo. Así como en un plano metafísico, señala en el nivel humano la fase triple de la divinidad, que se manifiesta también como indivisibilidad de ese espacio puro, el centro de la sabiduría, o la capacidad cognitiva espiritual y sede de la divinidad, el alma misma. Esta trinidad que constituye el aspecto superior del hombre.

El cuaternario, apunta hacia la manifestación perfecta, la expresión material perfecta, completa, de los 4 elementos y sus expresiones objetivas en el plano de la manifestación. Y 3 más 4 da 7. Así que el iniciado antiguo, cuando miraba el número 7, no sólo veía un número que señalando fenómenos fisiológicos, astronómicos o psicológicos, porque éstas son todas claves de la sabiduría antigua para activar un símbolo. Si no, que a través del número 7, veían contada la historia del universo. Y esa es la diferencia cuando usted, por la auto-percepción, por la investigación del ‘yo’, a través de este proceso de pulir esa cubierta que oculta el brillo de su diamante, despierta en si la función intuitiva de su mente, el aspecto más sutil, mas interno de su mente. Y así, la vida es leída ya que ella es objetiva, es simbólica.

Pregunta: ¿La conciencia planetaria impregna todas las demás que se creen separadas o es la suma de las conciencias fragmentadas?

Desde una cierta perspectiva, podemos decir que la conciencia planetaria impregna toda conciencia humana así como todas las fases de expresión de la conciencia de los reinos infrahumanos. Es decir, la conciencia planetaria va más allá de la suma de unidades, unidades como fragmentos. De otro modo, podemos ver la conciencia planetaria como la unidad de estos fragmentos.


Ambos puntos de vista, son temporales para el aspirante. Son formas para que el aspirante flexibilice su mente, para flexibilizar sus estructuras mentales de conceptos, pero ninguna de estas visiones abarca la realidad. Porque cuando distinguimos la conciencia planetaria de la conciencia individual, ya estamos cayendo en la vieja historia, la historia que niega la interdependencia de todos los fenómenos.

No hay conciencia planetaria por si misma ya que no hay conciencia individual per se. Estas cosas no tienen existencia propia, ellas tienen una existencia condicionada, por lo tanto éste no puede ser el nivel real de la mente. No puede ser su naturaleza, son aun emanaciones puras de la mente. Sin embargo, para el aspirante, estos conceptos sirven para romper algunos ladrillos y poner estos en su lugar, que es lo que ustedes generalmente hacen, pero luego, esos ladrillos también son rotos.

En el plano de manifestación, en el plano relativo, podemos hablar de una conciencia planetaria, de una conciencia individual, de conciencias humanas. En un plano relativamente real. Pero si penetramos profundamente en la dinámica de la expresión de la conciencia, la conciencia es una. El espacio puro que es la mente primordial, es una, indivisible, e inseparable de sus emanaciones.

En las antiguas tradiciones espirituales (no porque ellas estén perdidas en el pasado, antiguas, porque surgieron para la humanidad hace mucho tiempo y son mantenidas), un proceso de afirmación y de negación, de afirmación y negación se suceden hasta el momento en que el aspirante logra acceder intuitivamente a la síntesis. Porque no ayuda afirmar la unidad y negar la multiplicidad. Es tonto! No podemos negar la realidad relativa.

Cuando yo digo que la experiencia es insustancial, no digo que es irreal en el sentido que ella no exista; digo que irreal es la comprensión, y la percepción de esta experiencia como teniendo una existencia propia. Ya que su existencia es interdependiente, está condicionada, no podemos decir que esta experiencia es real por sí misma.

Pero no negamos la existencia de este plano relativo. Sólo aspiramos a estabilizar una percepción de la experiencia como algo relativo, ya que es lo que en realidad es, así ya no estamos equivocados, y disolvemos el oscurecimiento de la ignorancia. Pero la unidad no niega la multiplicidad. La unidad solo dice: la multiplicidad tiene su existencia de manera interdependiente.

Pregunta: ¿Es saludable esperar un momento en el tiempo y espacio para la iluminación?


No voy a responder a su pregunta de forma directa, ya que es un tanto invasiva. Aprenda de mis palabras lo que sea de su interés.

La ignorancia, el oscurecimiento básico de la mente, ese oscurecimiento básico de la conciencia, de la presencia - todas estas palabras son sinónimos, recuerde que utilizo estas palabas: mente, conciencia, alma y presencia que son sinónimos - este oscurecimiento básico de la mente que es la ignorancia y la confusión de tomar un fenómeno como teniendo existencia propia, dotada de un "yo", un "yo" propio, personal, independiente; esta ignorancia crea apego, genera ignorancia, odio, aversión y esta tríada de oscurecimiento es el centro en torno al cual gira la rueda de la existencia cíclica ignorante: ignorancia, apego y aversión.

La ignorancia, apego y aversión dan lugar a un proceso sin fin de nacimiento, decadencia y muerte. Y esto viene sucediendo durante incontables eras. Aunque, en el plano de la no relatividad solo está pasando ahora, nunca había estado allí. Sin embargo, en lo relativo, por esta chispa de la conciencia universal que se identifica y se pierde en sus propias creaciones, son muchas épocas. Esperar por lo que está en usted no me parece muy sabio. Dedicar cada respiración, cada gota de sudor, cada minuto de su tiempo para erradicar el sufrimiento de su existencia y poder eventualmente, transformarse en una fuente de curación para todos los seres aún ignorantes, eso me parece sabio.

La iluminación no es algo por lo que ustedes deban esperar, la iluminación es algo de lo cual deben darse cuenta ahora. La iluminación no es algo que está fuera de ustedes. La iluminación es sólo un nombre para una experiencia que, siendo insustancial, no existe de forma independiente: la experiencia de la conciencia disuelve su oscurecimiento.

La iluminación es precedida por el darse cuenta, por aquello, que en su lengua se llama realización. Usted se da cuenta de algo más allá. Se da cuenta de que "creo que tengo que ir al oculista, no estoy viendo las cosas bien, no veo las cosas como son en realidad". Sólo que eso ocurre cuando madura un poco, y no tira la culpa fuera, porque ahí recuerda; el problema puede estar en mi ojo, no estar ahí afuera, tal vez el mundo ya es perfecto, y lo veo de forma distorsionada. Y en base a esta distorsión de la visión, crea y fortalece una realidad distorsionada. Y ahí usted recuerda ir al oculista.

El oculista es la enseñanza. Si la enseñanza - la instrucción, la sabiduría, es el oculista – ya sea que llegue a través de un ser, o a través de un libro, de una inspiración interna o venga a través un movimiento de la naturaleza, no importa, todo es emanación de la sabiduría.

Y usted podrá ver el optometrista para ver si, de repente, no es en su ojo que está el problema, de repente es su visión que está distorsionada. Si se da cuenta que el problema está en su visión, usted despertó. Ahí usted despertó. ¿Para qué? Vamos a ver. Veamos para qué despertó, que viene después de las indicaciones. Que viene después en su experiencia, no lo voy a decir ahora.

Pero si despierta, si se da cuenta de que el problema está en su visión y se compromete a no ceder más a la falsa imagen del mundo, que su visión distorsionada genera para que usted experimente, entonces, la iluminación es eso. Hasta el momento en que aquello que nubla su visión, y el oscurecimiento que entorpece la mente es completamente deshecho por la fuerza de su aspiración, su devoción y de su sabiduría práctica.

Así que, la iluminación no es algo como un pastel a ser comido de aquí a tres años. La iluminación es mucho más un proceso majestuoso de apareamiento. A partir del primer orgasmo, se repite infinitamente en sí mismo continuamente. Este apareamiento se produce entre conciencia, presencia y emanación pura. Percepción de sí mismo, ¿lo ve? Percibidor y percibido haciéndose una sola cosa. Trascendiendo la aparente distancia entre ellos; mejor, reconociendo que no hay distancia que los separe.

Cuanto más este oscurecimiento se disipa, más se da cuenta de que toda la historia está sucediendo ahora mismo. Entonces, la iluminación va estando más aquí y menos allá Contemple eso. Medite sobre estas palabras.


Pregunta: ¿Las enseñanzas cristianas se enseñaron de forma distorsionada o fueron entendidas de modo dual por la inferioridad que había en el planeta?

No existen enseñanzas cristianas, ni hay enseñanzas budistas, tampoco enseñanzas de Krishna o Shiva o de quien quiera que sea. Existe sabiduría y la sabiduría es la presencia. Las personas crean religiones, y etiquetan esa sabiduría, arrancan hojas del árbol eterno de la sabiduría y escriben en ellas sus palabras y sus pensamientos.

La enseñanza es universal, es emanación pura de la sabiduría. La sabiduría se viste de todas las formas necesarias para alcanzarse a si misma bajo el encanto de la ignorancia; de avidya*. La enseñanza cristiana, la llamada doctrina cristiana no es necesariamente lo que Cristo en su paso por el mundo en comunión con un alma humana, un evento del cual ustedes no saben mucho, no es lo que aquel ser emanó como expresión de la sabiduría. Porque lo que él emanó como sabiduría, fue lucidez y las palabras... Ah! Las palabras son flechas que apuntan a la lucidez, son flechas que apuntan hacia el Sol.

Usted debe conocer esa famosa alegoría del dedo apuntando hacia la Luna y el aspirante que mira el dedo en vez de mirar la Luna. La enseñanza es el dedo, la sabiduría es la Luna.

Use su dedo para mirar la Luna. Por supuesto, hubo todo tipo de distorsión, como existe hoy en día, ustedes lo hacen todos los días, adaptan toda la información que los rodea para justificar y hacer más cómoda su experiencia. Desde luego que ella existe. Esto no tiene nada que ver con la inferioridad del planeta, porque tal inferioridad no existe.


Pregunta: ¿Es posible que este mundo sea una ilusión?

Si usted entiende la palabra ilusión como efemeridad e impermanencia, entonces sí, todo es una ilusión, toda experiencia es ilusoria porque es efímera, es temporaria. Ahora bien, si usted está hablando de ilusión como una negación de la existencia de eso, no, no lo es.


Pregunta: ¿Tiene espacio para decirnos quién es Musafá y la gente de Delta-Mar?


Musafá soy yo. Musafá no es mi nombre, al menos no es con el nombre que me llaman cuando estoy con mi gente. De hecho, no usamos muchos nombres, pero Musafá es una resonancia de mi aura cuando entra en contacto con la de este canal y esa palabra designa la función que tengo aquí.


Así que la gente de Delta-Mar, lo que llamamos el pueblo Delta-Mar surgió hace unos 18 millones de años en este planeta - aquí estoy hablando de una cuestión relativa. No estoy hablando del Absoluto, ni acerca de la naturaleza de la mente, ni sobre la Presencia porque ella no tiene origen, ella es lo que Es y siempre fue. Ahora, esta emanación de la conciencia pura que es la gente de Delta-Mar, es un núcleo de la Fraternidad, que se manifestó en el planeta como pueblo, como una forma biológica ofrecida por este planeta para su encarnación hace unos 18 millones de años. Y este pueblo en el proceso de reencarnación experimentó un estado relativo de ignorancia y lo disipó, es decir, hizo la experiencia de un "yo" personal y se emancipó de él.

Se emancipó de ese estado y se mantuvo presente en este planeta como un núcleo de la Fraternidad Planetaria, como un núcleo de guardianes de la sabiduría del planeta y está presente aquí hoy en algunas bases de lo que llaman Intraterra, en los niveles subterráneos de este planeta y tiene también presencia fuera de este sistema solar.

Bueno, si usted tiene otra pregunta, una pregunta más específica sobre Delta-Mar, tal vez pueda responderla.


Participante: Yo no entendí muy bien la palabra ignorancia en el contexto de estos tres venenos, ¿sería lo mismo que indiferencia?

No. La ignorancia es la identificación de la mente con el fenómeno emanando de ella.


Pregunta: ¿Podría decirnos algo sobre el cuerpo de carbono cambiando a cuerpo cristalino?

Bueno hermana, esto es un cambio que no está garantizado, en realidad. Al menos no puedo afirmar sobre el programa de desarrollo de las formas biológicas en este planeta para los próximos millones de años, ya que este proceso duraría algún tiempo.

Un cuerpo de carbono no necesariamente se transforma en un cuerpo cristalino. Esto se refiere más a los períodos de manifestación de la vida biológica. En este planeta la vida existe con base de carbono, y la biológica también. ¿Ella puede alterarse en algún momento? Puede. Pero no veo cuál es la importancia, ya que esto está en el plano de la alternancia efímera. La alternancia efímera de la emanación. Mucho más importante es cuando la conciencia de carbono se transforma en conciencia cristalina, cuando ésta se reconoce como conciencia cristalina. Ah! Esto es más importante. Porque entonces no importa en qué cuerpo usted se manifiesta, porque será comprendido como una emanación pura de su propia naturaleza.

Pregunta: ¿De qué manera las matrices cristalinas son colocadas en la formación de los planetas?

Las matrices cristalinas son traídas para la formación de planetas, generalmente por civilizaciones, por grupos de conciencias que ya están funcionando y expresándose en un nivel mucho más expandido y más amplio. Almas, conciencias que abarcan sistemas solares. Estas matrices cristalinas son traídas al planeta por estas presencias, por estos seres, estos Dhyani Budas, seres que co-crean la realidad.

Estas matrices cristalinas no deben ser comprendidas como objetos. En el momento en que las matrices cristalinas se instalan en un lugar del planeta donde se está generando materia, estas matrices son arquetípicas, son estructuras sutiles y luminosas.
Alrededor de ellas el material planetario, la sustancia planetaria va uniéndose, va aglutinándose, cristalizando y objetivando estas matrices.

Pregunta: Siento que las personas que me rodean me conocen, logran leer mi pensamiento. ¿La telepatía explica que la relación como mi yo y la gente es ilusoria?

No sé lo que la telepatía explica en cuanto a si su relación con los demás es ilusoria o no. La telepatía es una capacidad de la conciencia, a través de un organismo con estas funciones activas, para comunicarse con base en aquella transmisión de ondas de que se produce constantemente. En lugar de estar sujeto a las ondas sonoras cuya producción es más desgastante y más lenta.

Pregunta: ¿Los arquetipos provienen de acuerdo a la matriz o viceversa?

No, las matrices son arquetipos, ellas son los arquetipos. Entonces, la sustancia en su disposición, en su forma de organización a nivel de las partículas y de la molécula obedece a ese arquetipo, obedece a esta matriz.


Bueno, hermanos y hermanas míos, tenemos unos minutos más y concluimos este espacio compartido. Si tienen más preguntas, aún nos queda algo de tiempo.

Pregunta: ¿Podría hablar sobre clarividencia y clariaudiencia?


Pues bien, la clarividencia puede entenderse de dos maneras: puede ser comprendida primero como poder psíquico, como capacidad psíquica para ver más allá de lo que los ojos físicos nos permiten, o sea, ver formas sutiles. La clarividencia también puede señalar la facultad de la presencia de acceder a experimentar directamente la emanación pura de su naturaleza divina y allí, en ese sentido, clarividencia es sinónimo de Prajna, de sabiduría primordial.


Clariaudiencia es la capacidad psíquica para percibir sonidos que no son físicos, objetivos.

Pregunta: Me gustaría saber cuál es la explicación para el término: programación neurolingüística.


Bueno, usted debe preguntar eso a aquellas personas que desarrollaron esta técnica. No tenemos ninguna relación con eso.


Pues bien, estén en paz entonces. Gratitud por la oportunidad, y por compartir.


Aní Maritumi.
*Avidya: significa ‘ignorancia’.

Transcripción hecha por colaboradores de la Agnisangha.
Mensaje canalizado por Agnimitra - http://www.agnisangha.com

Traducción: H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario