Seguir

lunes, 7 de noviembre de 2016

EL IMPERSONAL Parte 3 Octubre 2016


Aquí estoy nuevamente en este lugar donde el Fuego Ígneo prevalece, ahí donde la Gracia del Amor es inalterable e inquebrantable. Mi amigo, mi hermano, recibámonos. Fusionemos, más allá de cada uno, tu llama que jamás puede apagarse te abraza de nuevo. Entonces escúchame, así te oirás, cualquiera que fuese la agitación en tu mundo – porque al permanecer en el seno de esta morada, que es tuya de toda eternidad - te mantienes inquebrantable e inalienable.

Así el Fuego Ígneo prosigue su obra pues, como ya dije, todo está cumplido en tu eternidad. Falta simplemente clausurar la escena final en la que cada uno, frente a sí-mismo, se reconocerá en toda circunstancia en lo que él es, más allá de cualquier rol y de cualquier acontecimiento sucediendo en tu efímero.

Estás en tu lugar, el único válido porque nunca varía. Cualquiera que sea el juego que quizás aún deseas seguir jugando, solo habrá una única regla, una única ley, que es la ley del Amor y de la Libertad, que no requiere de ninguna prohibición ni de ninguna restricción.

Páusate nuevamente y escucha el crepitar del Fuego que no es otro que el Coro de los Ángeles y el canto de la Vida que cantan en ti y en este mundo ahora, tocando la retirada final del efímero y el ángelus de la Eternidad.

Deja que las Trompetas sacudan y derriben los muros de la razón de este mundo, que solo son pretextos engañosos resultantes de la reclusión.

Mantente libre en tu llama, fuese lo que fuese lo que te encuentres, y juego que acontezca en la escena final de este mundo.

Deja que la alegría de tu corazón suplante todo rencor, poniendo final así a cualquier lamento que sea, y a cualquier falta que sea.

Y ahí, en ese lugar que es el tuyo, ya has sido llamado de toda eternidad, aunque no hayas oído tu nombre. Está inscrito en el Libro de la Vida que no es el libro de este mundo. Todo es perfecto porque todo se ha cumplido.

… Silencio…

Tu cuerpo, puesto en este mundo, reconoce la llamada del Corazón, el canto de la Libertad, la llama de la Eternidad.

… Silencio…

Tú que eres lo que eres, que es aquel que ha sido y que será, si necesitas todavía de componer a los tres tiempos el tiempo de tu Presencia, pasado, presente y futuro – según los conceptos de tu mundo – te han dado cita y esta cita es ahora

… Silencio…

Date cuenta de la evidencia de lo que vives y de la primacía de eso en lo que te da a vivir este mundo todavía. Eres la Vida y no simplemente la vida en este mundo. Eres la Verdad que no conoce la materia, cualesquiera que sean las leyes y la densidad de este mundo. Eres el Camino, que tal vez ha recorrido todos los caminos de este mundo, pero que jamás fueron el Camino. Date cuenta, nadie te pedirá de rendir cuentas, no tienes cuentas que rendir a ninguna autoridad que no sea la Vida que tú eres.

… Silencio…

Deja esta evidencia consumirte por completo a fin de que ningún ímpetu de tu corazón sea refrenado ni ensombrecido.

Mi Verbo no hace más que seguir la intensidad de tu Fuego dando el ritmo y el compás, ahí donde no hay necesidad de nadie pues no hay nadie, solamente está la Vida que canta y baila en su inmutabilidad, en su impermanencia y en su permanencia.

Lo sutil se torna densidad en ti mientras la aparente dureza de este mundo no puede subsistir más en ningún recoveco de tu ser. Tu cuerpo de Gloria ha despertado, tu cuerpo de Gloria es ascendido a las moradas de la Libertad. Solo quedan fragmentos del encierro, fragmentos de los sufrimientos pasados que están consumiéndose, ellos también, en este preciso momento, por el canto del despertar. Escucha y oye lo que te dice el Fuego Ígneo. Reconócelo y despósalo, fusiona con él en la libertad absoluta porque ahí, en este lugar, nada puede obligarte, ningún deseo puede ser proyectado, porque todo está presente.

En este lugar de donde me escuchas y me oyes, sólo puedo decirte: sí, has despertado. Ningún adormecimiento podrá hacerte olvidar lo que eres, ninguna herida puede disfrazar esta verdad, ningún dilema puede siquiera ser pensado o evocado.

En este Fuego Ígneo está el «sí» a la Vida eterna. ¿Entonces, quieres ser libre? ¿Qué puedes perder fuera de los sufrimientos y la densidad? ¿Qué perfección persigues tú que naciste perfecto más allá de ese cuerpo, porque nunca naciste y jamás moriste?

Escucha y oye el Fuego Ígneo de tu corazón, escucha y oye el canto de la Vida y el canto del Silencio, acompasados por el Verbo y por tu aliento.

Respira libremente. Cualquiera que sea la edad de tu cuerpo, y la cantidad de vidas en el seno del encierro, no quedarán ninguna marca, ni algún pesar, el Fuego Ígneo los consume también.

Entonces nuevamente descansa en tu llama, tú que en lo sucesivo eres colmado de Amor y de Gracia, en la plenitud del corazón, donde el Corazón del Corazón está presente en cada punto de tu Presencia en este mundo, en cada lugar de tu cuerpo.

Reúnete contigo, no te separes de ti nunca más.

Diga lo que diga la voz de tu mente, digan lo que digan las memorias de tus sufrimientos, serán consumidas en este lugar.

Compartamos nuestro Fuego, pues es el mismo en cada uno, no hace ninguna diferencia ni pone barrera, ni algún límite. Tú que eres infinito e indefinido, tú que eres el Alfa y el Omega – y mucho más que eso – estas despierto. Quizás tu corazón se despierte de un largo descanso, de un largo sentimiento de ausencia o de carencia, quizás hayas entendido ya lo que eres, poco importa. No hay ni distancia, ni diferencia alguna entre cada uno de nosotros.

… Silencio…

Mientras que en el alboroto del mundo se cumplen las visiones de los profetas, no te atañen en nada, en el Fuego Ígneo, ahí está tu hogar. En este Fuego de Verdad todo se esclarece, al mismo tiempo que todo desaparece de lo que has conocido en este mundo y en los juegos que has jugado, dejando el Amor al desnudo, ese Amor lo es todo. No es mañana, no está en otra parte que en el lugar donde estás, en el que me oyes o me lees.

… Silencio…

En el Fuego Ígneo, ningún lazo puede resistir y ninguna traba puede manifestarse. E incluso en mi Verbo, qué puedas aún identificar que no sea el Verbo de Amor? No soy nadie, pero yo soy tú – que también es nadie. Sólo permanece la llama del corazón, todo lo demás solo es juego y Libertad.

Descansa ahora en este Fuego Ígneo, sin importar lo que te quede aún por recorrer, a descubrir o a concienciar. Sin importar lo que te atraviese, mantén este Fuego, porque él es el agente operador y transmisor, él es el catalizador del Amor, él es el Fuego del Sol, aquél que te devuelve tu ardor y tu pureza.

En esta llama, ninguna identificación puede seguir o resistir, porque el Júbilo lo borra todo y lo consume todo. Tú mismo eres la bendición.

Entonces, en ese lugar, te das el Fuego, no aquel de la espera o esperanza, sino aquel del instante, instante de verdad que no puede ser detenido ni frenado siquiera.

… Silencio…

Escucha tu Verbo que no requiere ni de cronología, ni de circunstancias, ni de causalidad.

… Silencio…

El perfume de este Fuego es la rosa mística del Amor, la de mil fragancias y de mil delicias, que no pueden ser equiparadas con ninguna de las delicias de este mundo.

Estás despierto, revestido de tu túnica de Gloria, eres llamado a la Eternidad, llamado al corazón mismo del Amor.

… Silencio…

Recojámonos, todos unidos y libres, en cada lugar en el que estás, dejando este Fuego embrazar más y más los estratagemas de este mundo.

… Silencio…

Tú que has sido marcado, quizás desde hace años, en la frente y en el corazón, tú que eres el elegido ante todo de tu propio Corazón, el Amor te habla, el Fuego vibra.

… Silencio…

Las estructuras de tu Ascensión arden, ellas también sin consumirse, sino esclareciéndose por sí mismas.

Unos campos áuricos de un blanco virginal te rodean desde ahora en adelante. Tu vehículo de Luz está a tu disposición.

Ahí donde circula la Luz y su Inteligencia, ya no tienes que dudar, ni siquiera elegir, solo hay a dejar que se haga lo que debe hacerse. No debes pedir ni solicitar nada, sino simplemente a orientar, sin voluntad alguna, lo que acontece en ti.

… Silencio…

Ya estás libre, antes siquiera de la libertad efectiva de este mundo. Ya estás de pie a fin de que nunca más ningún yugo pueda obligarte.

… Silencio…

En lo que acabo de argumentar a tu corazón, puede que queden unos residuos o unos restos de lo que es pasado y sin embargo muerto. El Fuego Ígneo los consumirá del mismo modo en este mismo instante, o en cada instante según el ritmo de este mundo, desde el instante en que sigas el ritmo de tu Corazón.

… Silencio…

Deja que la llama de tu corazón arde y consuma también todo cuanto es encontrado sobre este mundo. Eso no requiere esfuerzo ni incluso de energía, solo hay a permanecer en este lugar.

… Silencio…

Entonces comulguemos juntos en la Nueva Eucaristía y según las dos nuevas especies: el Fuego Ígneo y el Amor Uno. Acción de Gracia permanente.

Entonces te digo: ve en paz pues te doy mi paz en la medida en que te la otorgas a ti mismo.

Jamás hubo falta ni error, solamente te olvidaste e incluso en eso, no eres responsable ni culpable. No mires más lo que está muerto o está por morir, pues es efímero, ved el instante en este lugar, ved el instante presente. Es tu única referencia, tu única marca.

… Silencio…

Mi Verbo se hace a un lado mientras el tuyo ocupa todo el espacio.

… Silencio…

Ámame con tu Llama Ígnea.

Nada te pido. Sólo eso.

Con la misma medida que me das, te das a ti mismo. Nada guardes, por favor.

… Silencio…

Te doy mi paz, te doy mi Fuego.

Hasta pronto para las preguntas relativas a lo que vivimos en este lugar.

Te doy el Gozo, en nombre de la Verdad y en nombre del Amor. Bendito eres, tú el renacido de nuevo.

Descansa. Tus ojos se han abierto. Tu corazón es un flujo radiante permanente, si así lo deseas, si así lo mantienes.

Te saludo en Cristo, te saludo en el Espíritu del Sol y el Coro de los Ángeles.

… Silencio…


Hasta luego.


 
MARÍA LINK
EL IMPERSONAL Parte 1 LINK
EL IMPERSONAL Parte 2 LINK
EL IMPERSONAL Parte 3 LINK
EL IMPERSONAL Parte 4 - Preguntas / Respuestas LINK
EL IMPERSONAL Parte 5 - Preguntas / Respuestas LINK
O. M. AÏVANHOV Parte 1 - Preguntas / Respuestas LINK
O. M. AÏVANHOV Parte 2 - Preguntas / Respuestas LINK
O. M. AÏVANHOV Parte 3 - Preguntas / Respuestas LINK
O. M. AÏVANHOV Parte 4 - Preguntas / Respuestas LINK
ERIANE - Reina de los Elfos  LINK

No hay comentarios:

Publicar un comentario