Seguir

miércoles, 2 de agosto de 2017

ANNA 17 de Mayo 2011


Hermanos y Hermanas, soy OD.

Las palabras que voy a pronunciar, esta tarde, son las palabras que os vais a pronunciar. Las Vibraciones que voy a entonar son vuestras Vibraciones. Así, lo que voy a decir, es lo que os podéis decir. En el seno de este espacio, en este mismo Instante. Las palabras que voy a pronunciar, serán vuestras propias palabras.

Aboliendo así la distancia y la separación. Prefigurando, en cierto modo, el establecimiento de vuestras Nuevas Fundaciones. Así que, pronunciare "yo", pero ese "yo" que voy a pronunciar, es vuestro propio "Yo". Voy entonces a expresar mis cualidades, en calidad del punto OD. Estas cualidades que también son vuestras, como los Arcángeles os dijeron y repitieron, ellos están en vosotros. Así como yo estoy en vosotros.

Soy OD. La nueva fundación de la Vida. Después de Transmutación y Transustanciación. Transito de una forma a otra forma. Transito de una manifestación a otra manifestación, de un estado a otro. De una Vibración a otra. De una gama a otra gama, cantando una Oda, proclamando otra Creación. La fundación es el fundamento del despliegue y expansión de la Vida.

Soy el OD, sobre el cual se apoya la nueva Vida. Soy el OD de la metamorfosis. Soy el OD de la Transustanciación. De una paleta de colores, paso a otro color. De la Vibración del fundamento, se fortalece la Vibración de las fundaciones, elevadas de una gama a otra gama, de un estado a otro estado. La Vida se edifica sobre unas fundaciones, y se despliega a partir de estas fundaciones. Soy la base. Soy el Dorso.

Entonces, cruzando la Puerta, la forma cambia. La Puerta de las Dimensiones, de Dimensión en Dimensión, eleva la Vibración. Sobrepasando los límites. De un marco a otro marco. De un Cubo a otro Cubo. Forma antigua y forma nueva. Rebasamiento y Trascendencia. Así, se crea y se recrea, lo que eleva, mientras se descrea lo que ya no necesita más en Ser, y debe ser rebajado.

OD. Transito. Soy el paso. Soy la herramienta. Soy el instrumento. El cuerpo es el instrumento. El cuerpo es el Templo, donde se edifica la nueva fundación de Vida, y se eleva la nueva Vibración. Gestación y construcción. El OD reemplaza el OM. El impulso de vida, inferior, se vuelve impulso superior de Vida. La vida de la carne se hace Vida del Espíritu. El Espíritu que tiene, él también, una carne, pero que no es esa carne. Otra estancia, otra Oda, otra frecuencia. Pasar, de uno al otro, es una preñez, una gestación y un parto.

Pasar de un estado a otro, de un elemento a otro. Pasar de la Tierra al Aire, y del Aire al Éter. Transmutación de la forma antigua. Y sin embargo, la misma Consciencia queda en la forma, cualquiera que sea la forma.

Niño del Uno, edificando su forma, en el seno de la antigua forma. El despojo es Despojamiento. El despojo de la antigua forma es lo que permite construir la nueva forma. Al amparo, al Interior, protegida, hasta su madurez. Llego la hora del Nacimiento.

Nacimiento en las Nuevas fundaciones. Elevación de la nueva construcción. Sois lo que yo soy. Somos la Unidad. La nueva forma está basada sobre las fundaciones, haciéndoos penetrar un tiempo nuevo.

Tiempo nuevo, donde no hay tiempo, ni limitación, ni espacio, tal como se concibe en la antigua forma. Fundación en la cual se edifica, durante la gestación, la nueva Consciencia. Consciencia elevándose, entre AL y OD, dando la línea directriz de la construcción y del despliegue. De la nueva forma, de la nueva gama, de la nueva frecuencia.

OD, se despliega. Se despliega y se eleva. Se eleva por KI-RIS-TI. Se eleva por VISIÓN.

VISIÓN más allá de la Ilusión. VISIÓN del Corazón. Corazón, donde se encuentra el Hijo Ardiente. Aquel del Sol, aquel que Sois, más allá de la antigua forma.

Nacimiento. Nacimiento a un nuevo canto y un nuevo despliegue donde el único límite, sólo existe en la creencia de este límite. Pasar de lo limitado a lo Ilimitado, es el cambio de canto. Cambio de canto y de frecuencia, creando y acabando, en la nueva forma no limitada, transmutable, y Transmutación.

OD, soy. OD es la base del Vuelo del Fénix. OD es el soporte del Ascenso del CRISTO. OD es la fundación sobre la cual la Nueva Visión se edifica. Visión Interior, y ya no proyectada, a través del órgano apéndice, llamado ojo.

OD, es la Fundación de la Nueva Visión. Visión, penetrante y esclarecedora, del Hijo del Sol, Niño del Uno, reencontrando su Libertad. En el Éter nuevo. En el canto nuevo. La carne se vuelve Resurrección. Carne del Espíritu, densidad diferente. Densidad de tiempo, densidad de forma, densidad de espacio.

OD, que lleva a AL. Lleva, por KI-RIS-TI y VISIÓN, a la nueva faceta de Vida, despliegue del Cuadrado y del Cubo. Sentamiento. Asentamiento Cuadrado, trascendiendo el círculo.

Llevando la Consciencia en lo Ilimitado. Transito. Rito de pasaje. Nacimiento. Transformación y Regreso. Lo que estaba dentro, se manifiesta, y se vuelve la Verdad. Lo que estaba escondido, es desvelado y revelado por la Vibración, se vuelve vuestra nueva Esencia.

OD, Superación de las antiguas fundaciones alteradas en Yesod (en la Cábala, Séfiroth del fundamento). Ya, es decir Yahvé o Yaldabaoth que transformo el OD de la Vida y de la Unidad, en Yesod, fundamento falsificado de la Luna.

OD, Fundación donde no existe ni padre, ni madre. Porque el padre y la madre, son él "yo", reúnen a: «Soy», «más allá del «Yo Soy». Es decir a la tri-Unidad: Padre, Madre e Hijo.

Nada es exterior. Nada está separado. No hay lazos. Todo está Unido y Libre.

OD, Paso de Yesod y su Ilusión, de la atracción de la visión, a la Visión Interior, y a la Visión del Corazón, donde CRISTO entrega su Luz, y canta la Oda a la Vida Una.

Soy OD. Soy el que ve atrás. No, por aliciente al pasado. Sino, simplemente, como restablecimiento de la Verdad, de la filiación original en la Fuente Una, a LA FUENTE, que Sois.

OD, Instante, donde se levanta, en vosotros, el canto de la Resurrección, acabando en la culminación de vuestra metamorfosis. Sustancia limitada, volviéndose Ilimitada. Milagro de la Resurrección. Nuevo Nacimiento. Paso de la Puerta que conduce a las Estrellas.

Estrellas Interiores. Simientes de Estrellas, germinando, y elevándose en el Templo del Corazón. Yendo a reunir ER. Yendo a reunirse con el Éter Uno. El Éter de Verdad.

OD, Espacio Sagrado. Más allá de las palabras. Más allá de la Ilusión de lo Sagrado. Ya no como imagen, ni como reflejo, sino Verdad. Alumbrada por sí misma, desde el Interior. Alumbrada de ella misma, por su propia Luz. Estrella.

OD, Eje y Pivote. De la Fundación y de la Elevación. De la nueva Dimensión y de la nueva Vida. OD es Fundación.

Fundación de Vida. De Vida, sin límite. De Vida, sin confinamiento. De Vida, sin sangre. De Vida, más allá de la carne, conocida aquí, donde también todos hemos pasados.

OD, momento en que el Vuelo puede realizarse. El Vuelo necesita apoyo. Este apoyo es enraizamiento en la Libertad, y ya no en la Ilusión. El enraizamiento en la Libertad confiere la Libertad y la Liberación.

OD, es el canto que se eleva. Celebrando la alquimia, de vuestro Retorno. Todo vinculo de la Ilusión se disuelve. Todo lo que era parecer, no existe más. Solo Ser, se hace el Canto y el Sonido de vuestra Libertad.

OD, invita, a ir más allá de la Ilusión de Yesod. Más allá de Malkuth (Séfiroth del reino material). Más allá de la duplicidad y de la dualidad.

OD, es el lugar donde se apoya y despega la Ley de la Gracia, poniendo final a la ley de dualidad.

OD, el primer Sonido de la Liberación, precediendo ER.

OD entrega la Esencia de ER.

OD da Potencia a ER. Potencia y no poder. Porque, en el mundo de la Libertad, ningún poder. Únicamente la Potencia y la Libertad, forman parte de la Gracia.

OD, está más allá de la voluntad. OD es la base, donde hay aceptación en el final de Yesod. Y pues, al final de la imagen y del reflejo.

La Luz, apariencia del parecer, vista desde fuera, vuelve a ser lógicamente, durante la Transustanciación Interior, esclarecedora y sin Sombra. La Sombra pertenece a Yesod. La Sombra pertenece a la Ilusión, a la acción y la reacción. La Unidad se basa en OD, y se manifiesta en ER. El Canto percibido y escuchado en el oído, se manifiesta cuando OD está establecido, y cuando cae Yesod.

Yesod, falsificación de OD, es la imagen y reflejo de la Luna, astro artificial, incorporado a este planeta. Encerrando y reproduciendo, en el seno de la Ilusión, otra Ilusión: el reflejo de la Luz, reflejo del Sol, es un astro artificial, como lo es Yesod.

OD, os hace penetrar el Esplendor y la Gloria de Tiféreth (Séfiroth de la Belleza). ER, Paso de Yesod a ER, por OD. Poniendo final a la fricción, y a la Ilusión, y al sueño. OD, dando el tono y la tonalidad, necesaria e indispensable, para el Vuelo. OM pertenece a Yesod. OD pertenece a Tiféreth. Luz de luna. Luz del sol. Luz directa, luz indirecta. OD os eleva en el Canto de la Creación. Sonido de Éter, acabando en la Fusión. De las polaridades y oposiciones. En la Unidad de la Dicha.

OD es Fundamento. OD es la base de todo despliegue. Poniendo final a Yesod. Enraizamiento, en la Ley del Espíritu, ya no la ley de la carne. Enraizamiento, en la Unidad, y ya no en la dualidad.

Soy OD. Elevando, en cada uno, el Sonido de la Libertad, el Sonido del Éter. Reemplazando a la palabra. Permitiendo elevarse hacia el Verbo y la Creación. Creación Libre y no más una procreación. Penetrar los Talleres de la Creación de la Unidad sólo puede hacerse por OD. Elevándose, luego, por ER, y demás frecuencias de la Liberación.

OD inicia el paso de 7 a 12. Paso de la dualidad a la Unidad y a la Tri-Unidad. OD es pues, Despegue. OD es lo que permite sacar la Ilusión. De salir de la Ilusión y de volver a ser Verdadero. Es la Puerta de la Integridad. La Puerta de la Intención. La que construye la Verdad Una, prefigurando la Ascensión. Sin OD, ninguna Ascensión. Pues, sin OD, hay encerramiento en Yesod.

Soy la Llave. Soy la Puerta. Soy la Vía, que os conduce a la Verdad, y a la Vida de Su Presencia. OD lleva a ER, donde se despliega KI-RIS-TI. OD es la base. El asiento de la Potencia, y no del poder. Yesod es poder en la Ilusión.

OD es Potencia en Tiféreth. Yesod es el poder de la dualidad. OD es la Potencia del Amor Revelado. Alumbramiento de la Verdad. Alumbramiento de vosotros mismos, más allá de la Ilusión. Más allá de la creencia. Yesod es el reflejo y la creencia. OD es la Verdad, el Esplendor y la Gloria de Tiféreth.

Soy OD. Vibración del Despegue. Vibración del transito. Acompañando, también, el paso de URIËL. Soy OD. En el cual se apoya MIKAËL, a fin de revelar Tiféreth y CRISTO-MIKAËL. En el seno de la Nueva Visión. Comprensión y vivencia de la Unidad, sobrepasando Yesod en OD. Entonces, puede desplegarse la nueva forma, y el nuevo Nacimiento.

Soy OD. Espíritu de la Verdad. Soy el elemento Tierra de la Nueva Tierra. Sois la Semilla. Soy la Semilla. Sois el fruto, soy el fruto. OD es todo esto. Sin OD, la Unidad no puede edificarse, y edificarse.

Pasar OD, es renunciar a Yesod. Es renunciar al reflejo, renunciar a la Ilusión. Renunciar a la acción y reacción. Es penetrar en la Unidad. Gloria, Esplendor y Verdad. OD es el sacrificio, el de la ilusión, permitiéndoos ver, verdaderamente, más allá del ojo, por el Corazón, la Verdad. Existiendo más allá del parecer y de la apariencia, predominando en Yesod.

OD os hace salir de la seducción, y de lo atractivo de la seducción, para penetrar la Firmeza y la Potencia. Allí, donde no existe ningún poder ni voluntad, de acaparar, de tomar, sino donde existe simplemente el Don. Porque OD y Don, tienen la misma raíz. La raíz de la Libertad, la raíz del Vuelo, la raíz de la Unidad.

OD es cuando aceptáis de morir, para nacer en la Verdadera Vida. Allí donde el parecer no existe más. Donde se apaga, de manera definitiva, el bien y el mal. Porque vuestra Morada está establecida, bien más allá del bien y del mal, bien más allá de Yesod y los ciclos lunares. Cruzaron, entonces, en ese momento, la Puerta del demonio de la luna, Astaroth, que os mantenía encerrados en vuestra propia Ilusión, de la carne encerrada debajo de OD.

Soy OD. Pasar y Paso. El pasado no es más. El futuro no es. OD 0s instala, y os prepara, al AQUÍ y AHORA, del Instante. OD os eleva. Más allá de la pasión, y más allá de los impulsos. En OD, el ego es crucificado. Entonces, CRISTO puede nacer en vosotros.
CRISTO que es entonces vuestra nueva forma, en la Libertad y Autonomía. Él no necesita más reflejo. No hay necesidad más de imagen, ni de creer. Hay simplemente a Ser. OD os eleva en las Moradas del Esplendor. En los Talleres de la Creación, no siendo más una procreación, sino una Creación Interior. Más allá de la filiación de la carne, sino en la filiación del Espíritu, y en el Espíritu de la Verdad.

OD reúne la Tierra al Éter. Lo que, en la materia, llamamos el licor al aéreo (lo que separa, y lo que se pone de través), el diablo, y el diafragma, no tienen más razón de ser. Porque nada esta separado. OD abre las Puertas. De la materia al Éter, y del Éter a la materia. El Aire y la Tierra se mezclan, dando un nuevo Éter. Así es OD.

OD os repone en la base, la comprensión, de vuestra Esencia, por vuestros Linajes, no de la carne, sino espirituales. Más allá de las memorias de la carne, pero en la memoria de vuestro origen, bien más allá de este mundo, bien más allá de Yesod.

OD es un Canto que os lleva por ER, hasta AL, y eleva entonces el fuego del ego hacia el Fuego del Espíritu, y hace nacer el Espíritu de Verdad, el Esplendor CRISTO.

OD es la Puerta. Soy OD. El Canto del Espíritu, El canto de Liberación y de Libertad, viniendo de La Fuente, llega por el Aire de la Tierra. OD se abre pues y deja pasar. Nacer y Resucitar. Al niño de las Estrellas. El Hijo de La Fuente.

OD es el Pilar. El Pilar de la Tierra sobre el cual se elevan los demás Pilares. Cuatro Pilares. Y cinco estados, cinco movimientos, conduciendo a la Ronda de las 12.

OD es el nuevo Centro de Gravedad. Donde todo es ligero. Donde todo es elevado. Donde ninguna atracción, ligada a una densidad, puede ejercitar. Donde la única Atracción es la de la Creación.

OD, Fundamento. OD, Fundación y Despegue. El Triángulo de la Tierra (remitiendo a lo Sagrado y al Sacro, Fuego de la Tierra) transmutando la Tierra, devolviéndola a su Éter, cambiando la forma. Vuestra forma.

OD es el Sonido de la Tierra. Que permite dar la señal de la Fusión del Éter, de la Tierra, en el Sacro. La Abertura de la Boca permite mostrar el Fuego de la Tierra y el Fuego del Éter, y lo eleva en el Corazón. Así nace el CRISTO INTERIOR, y CRISTO de la Nueva Tierra.

OD participa en la Resurrección. OD es la metamorfosis.

Soy OD. El Primer Sonido de la Libertad. Llamada de la Libertad. Impulso, más allá de los impulsos de Yesod, elevándoos hacia el Corazón. Alejándoos de la esfera de los deseos y de los placeres, para elevaros en la esfera de la Dicha, sin deseo. Bien más allá de los placeres, porque la Dicha no conoce ni límite, ni necesidad, contrariamente al deseo y al placer.

OD es la Potencia que permite esta alquimia. Más allá del cambio de forma, es el cambio de alma, conduciendo al Espíritu. Ahí, donde no puede existir ninguna frustración, ninguna falta, ninguna insatisfacción. Porque OD está más allá de todo eso.

OD concurre a estabilizar la Dicha. OD concurre a elevaros hacia ER, hasta AL. El sacrificio del ego está, solo, la Visión justa del Corazón, de la misma Ilusión del ego (en sus proyecciones, sus faltas y sus deseos, mantenidos por Yesod).

OD, momento en el que pasáis de las limitaciones, encierros, ilusiones, insatisfacciones, a la Dicha. Debéis escoger entre la Ilusión de Yesod, su seducción, y el Esplendor de OD.

MIKAËL os lleva a CRISTO, haciéndose CRISTO-MIKAËL. Aportando sanación de todo sufrimiento y de toda Ilusión.

Así, está inscrito en vosotros, por lo que digo (que de hecho, vosotros mismos se dicen), el Principio mismo de la Redención, que es Resurrección en la Dicha. Hay para eso, estar conforme del final de la Ilusión. Hace falta, para eso, la lucidez, y dejar lo conocido de la Ilusión, e ir hacia lo desconocido del Amor y de la Libertad.

Soy OD. La hora llego del Alumbramiento y del Parto, al mismo tiempo.

OD, Soy, la Libertad reencontrada y prometida. La nueva Fundación de Vida es todo esto. Reemplazando a la imagen y a la Ilusión. La Nueva Fundación de Vida os hace penetrar los mundos de la Eternidad, donde sólo la Verdad Una, está presente.

Donde no puede existir, ninguna insuficiencia, ninguna falta ni sufrimiento. OD os conduce más allá de Yod.

OD, os libera de Ya. OD os libera de Yod Eh Vav He (las tres letras que constituyen el nombre de Yahvé), del Arconte que encierra y que os has puesto en esclavitud del Amor falsificado. En esclavitud del miedo. No estaréis más la mano tendida hacia el Cielo, de Yod, sino que os volveréis el OD: el Fundamento estable de vuestra propia Libertad, de vuestra propia Liberación. Dejar Yesod, y dejar el Yod, permite elevarse, más allá de la Ilusión y de la prisión. ¿Quieren ser libre? Entonces, vivan el OD.

Las palabras que he dicho, son las palabras que os decís. Es el Canto de vuestra alma y el Canto de vuestro Espíritu, vueltos inteligibles. Hermanos y Hermanas, vuélvanse Libres, porque es vuestra naturaleza. Vayan más allá del fondo, salgan de la falsificación. El conjunto de los Cantos de la Libertad ha sido aportados por los Arcángeles y Ángeles. A vosotros de alimentarse de ello. A vosotros de escoger. ¿La Liberación y la Libertad, o la Ilusión? ¿Volver a ser maestro o someterse a un maestro exterior? Aunque fuese el Dios de la Ilusión, de Yesod y de Yahvé.

Sois los Niños del Uno. Como tales, heredáis de OD, que es vuestra naturaleza. Las palabras que dije, son las palabras que decís, y que Canta, en vosotros, el Espíritu de Libertad y de Verdad. El miedo sólo es el fundamento de Yesod y de Yod. En OD, no hay más miedo. No hay más seducción. Hay solo la Verdad.

Soy OD. Las palabras que han sido pronunciadas, son Vuestras palabras. Que estas palabras se vuelvan Verbo y Soplo de Nueva Vida. He aquí lo que juntos, deseo para vosotros. Y para cada uno.

Soy OD. Acojamos, ahora, el Triángulo de la Tierra, completado, por KI-RIS-TI. Libertad y Liberación. Corazón del Ser.

Soy OD. Y estoy en Vosotros, como estáis en Mí. Hasta pronto, en la Libertad. En el Amor del Uno, y en Vuestro Amor. Que se establezca, en vosotros, por OD, la Morada de Paz Suprema, Shantinilaya. 

OD os saluda y os ama.